Todo vale para los medios progres: cotilleo en portada y a cuatro columnas en El País

Atentos a la lección de rigor informativo y de ética periodística que da hoy PRISA. El País la publica en portada y a cuatro columnas sobre el presidente del Poder Judicial: “Dívar apela a sus creencias para impedir el informe sobre el aborto”. Yo esperaba a Dívar proclamando que su voto no se debió al Art.15 de la Constitución (“Todos tienen derecho a la vida”), ni al Art.3 de la DUDH (“Todo individuo tiene derecho a la vida”) ni a la Sentencia 53/1985 del TC (“la vida humana es un devenir, un proceso que comienza con la gestación”), sino al 5º mandamiento (“No matarás”). Nada de eso: según El País, su titular de portada corresponde a algo que Carlos Dívar “comentó a personas de su entorno”. Flipante.

Ésta es la frase en cuestión que recoge El País:

“Dívar, que no hizo declaraciones públicas, comentó a personas de su entorno que su conciencia no le permitía hacer otra cosa.”

Atentos al dato: El País atribuye en portada a Dívar algo que ha sacado de terceras personas cuyo nombre no da, lo cual puede ser cierto o no, y además lo manipula, convirtiendo una cuestión de conciencia en una apelación a las creencias. Esto es alucinante, en fin. Con este tipo de actuación, mañana mismo El País podría publicar que Rajoy ha comentado a personas de su entorno que es musulmán, o que Esperanza Aguirre ha comentado en privado que en realidad es una socialista revolucionaria. Desde el momento en el que ese periódico lleva un simple cotilleo a su portada, ¿qué distingue a El País de cualquier revistilla de cotilleos?

Parece, desde luego, que los medios progres están haciendo una carrera para ver cuál de ellos es capaz de caer más bajo. El pasado domingo, sin ir más lejos, Público lanzaba una noticia-bulo sobre el Instituto Juan de Mariana, haciendo contra esta entidad liberal unas acusaciones basadas en datos falsos o abiertamente manipulados. Ahora El País le saca ventaja con una forma de hacer periodismo que parece empeñada en demostrar que para los medios progres el fin justifica cualquier medio, especialmente cuando ese fin es descalificar a quienes no opinan como ellos.

Artículos relacionados:

El País ataca a quienes no son creyentes, por Daniel Rodríguez Herrera
Varapalo al Gobierno: el CGPJ no aprueba el anteproyecto proabortista, por CFuencisla
Tu voz y otras 79.999 se oyen en el CGPJ, por Gádor Joya e Ignacio Arsuaga
¿A qué se siente vinculado el Gobierno?, por Gádor Joya
El Consejo General del Poder Judicial, sobre el aborto, ni tiene voz ni le interesa tenerla, por Eleuterio Fernández Guzmán

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Una vergüenza más en la larguísima saga de vergüenzas de ese pasquín con ínfulas.
    Con tu permiso, Elentir, voy a reproducir tu post porque me parece excelente.

  2. Gracias, Aleon, y no te hace falta mi permiso, todo el que lo desee es libre de difundir los contenidos de este blog mientras cite la fuente. 😉

  3. Maite C

    Tu post-denuncia, muy bueno.
    Les ha sentado como un tiro nuestro triunfo ante la ley del aborto.

    ¡¡Me alegro un montón!!

    Vamos a por todas. Que se esperen estos periodistas de pacotilla el 17-O…

    Elentir, un abrazo por el éxito que de momento
    hemos tenido, y a continuar…

  4. Sokal

    Es un rasgo muy característico de la izquierda y de una vulgaridad repugnante ese de autodarse la razón. Como verduleras o adolescentes de barrio bajo autoconvenciéndose de cualquier chorrada dando voces por la calle, pero ahora cuando las verduleras y las adolescentes de barrio bajo están dejando esa costumbre.

    No sé dónde está exactamente lo que es una degeneración, si en el lector o en el redactor. Es decir, si es que El País está degenerando o son los lectores los que lo piden. La izquierda, cuanto más de la pasta, más, siempre ha cultivado la vulgaridad (en sus momentos y a sus horas) como expresión de cercanía “al pueblo”, pero como a la vez es de una mediocridad intelectual como se ven pocas, no es de extrañar que por pura costumbre adopten como método genuino de argumentación ese onanismo argumental tan desagradable.

  5. Y sin embargo, la gente sigue comprando El País y Público, y ambos, sobre todo el primero, gozan de un prestigio descomunal como garantes de la libertad de opinión, el pluralismo, la democracia y bla, bla, bla.

    En cuanto a lo del aborto…, yo soy pesimista. Creo que terminarán saliéndose con la suya. Darán su brazo a torcer en la burrada esa de niñas con 16 años abortando sin el consentimiento y conocimiento de los padres. Lo venderán como que “fíjate que buen talante tenemos y que dialogantes somos”, pero colarán el aborto hasta la 13ª semana. El CGPJ se acabará bajando los pantalones y haciendo lo que diga Zapatero.

    Saludos.

    S. Cid

  6. Por las teles del ramo dijeron lo mismo.
    Ni tienen vergüenza ni la conocen.
    ¿Pretenderán que los católicos nos escondamos como si fueramos terroristas?.
    Pues lo llevan claro esa panda 🙂
    Saludos.

  7. Todo lo que no saben de economía lo dominan en el arte de la manipulación de las palabras.

  8. Randall

    Yo de esa gentuza ya me creo cualquier cosa.

  9. elpis

    El pis lo leen los de la secta, no importa lo que diga, los lectores, solo leen los titulares, lo dan por bueno.

    Es una forma de alimentar las mentes adictas y acríticas. Dede ese punto de vista es lo esperado y no hay que darle mayor importancia. Pero es importante denunciar este lavado de crerebro constante.

  10. “Mi conciencia no me permitía hacer otra cosa” Es una frase que casa perfectamente con la actuación de un juez, creyente o no, que vota en contra de un informe que no se ajusta a la doctrina del tribunal constitucional. ¿O es que a los jueces no creyentes la conciencia les permite emitir juicios en contra de sus convicciones jurídicas o adaptar sus convicciones jurídicas a las “conveniencias” o a sus gustos?

  11. Pues si la noticia de El País es delirante, no os perdáis el editorial:

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Consejo/cumple/elpepuopi/20090724elpepiopi_2/Tes

    A este paso veremos a estos fanáticos laicistas de El País pidiendo que se excluya a los católicos de todo cargo público. Al tiempo.

  12. Jandro

    Elentir:
    Desde el momento en el que ese periódico lleva un simple cotilleo a su portada, ¿qué distingue a El País de cualquier revistilla de cotilleos?

    Que las revistillas de cotilleos no mienten tanto, ésa es la diferencia. ¡Pero qué basura de periódico El País! Público, de lo malo malo, tiene un prestigio acorde a su patético panfletismo, pero como han dicho por ahí, El País está bien considerado, lo cual es tan inexplicable como desesperante.

    Y pregunto yo: ¿acaso Dívar no podría tomar una postura con arreglo no ya a su conciencia, sino a sus creencias? ¿Es que nos tenemos que creer que los demás han dejado de lado sus creencias respectivas (religiosas o no) a la hora de votar?

  13. Luna

    Titular que doy yo a esta entrada:
    “EL GRUPO PRISA APELA A SU INFORME PARA IMPEDIR CREENCIAS ADVERSAS AL ABORTO”.

  14. Juan

    Llevas toda razón en que Divar tiene todo el derecho del mundo a votar según su conciencia, y a ser católico, por supuesto. Pero de la misma manera, El Pais tiene todo el derecho del mundo a escribir un editorial diciendo que le parece mal eso.
    Conozco muchos lectores del País, y ninguno piensa que sea un medio objetivo. Es un medio de izquierdas, y cercano al gobierno. Y sus lectores lo sabemos. Igual que sabemos que Público es más e izquierdas aún, que El Mundo es de derechas, y la Razón aún más. Las tendencias de los medios en España están claras. Y mientras sean medios privados, es perfectamente ético que apoyen a quien quieran.

    Dices: “Con este tipo de actuación, mañana mismo El País podría publicar que Rajoy ha comentado a personas de su entorno que es musulmán, o que Esperanza Aguirre ha comentado en privado que en realidad es una socialista revolucionaria.” Decir eso sería mentir, lo otro es sacar una conversación privada (pero real) en portada.

    Y siguiendo con la libertad, los ciudadanos cuando votan, o un partido político si le toca designar un cargo, es igualmente libre de elegir o no a alguien en función de sus creencias religiosas. Por supuesto.

  15. Juan: “Llevas toda razón en que Divar tiene todo el derecho del mundo a votar según su conciencia, y a ser católico, por supuesto. Pero de la misma manera, El Pais tiene todo el derecho del mundo a escribir un editorial diciendo que le parece mal eso.”

    Esto es como decir que El País tiene todo el derecho del mundo a pedir que se violen los derechos de otra persona, en concreto el derecho a no ser discriminado por tus creencias religiosas (Art.14 de la Constitución). Vamos, que tu equiparación es parecida a la que hacen algunos entre criticar el racismo y promoverlo.

    En cuanto a lo que dices de que lo que ha hecho El País es “sacar una conversación privada (pero real) en portada”, ¿quién te dice a ti que es real? El País no aporta ninguna fuente que suscriba ese chisme, y el propio interesado no ha declarado eso en público. El País se puede haber inventado sin problemas ese chisme para desprestigiar a Dívar. Es más, no habiendo declaraciones públicas de Dívar en ese sentido, no hay nada que me permite fiarme de ese chisme que publica El País. Es lo que tiene publicar rumores, chismes y cosas por el estilo. Desde luego, si como lector de El País te parece que eso es hacer un trabajo periodístico serio e informarme con rigor, pues nada, Juan, yo como que lo flipo. 😯

    Marcial, Pedro es un lector habitual de este blog, y yo lo soy del suyo (es uno de mis blogs favoritos). Mil gracias a Pedro por hacerse eco de esta entrada, por cierto. 😉

  16. apátrida

    Juan: “Igual que sabemos que Público es más e izquierdas aún, que El Mundo es de derechas, y la Razón aún más”.
    Con esta frase ya demuestras lo repugnantemente sectarios que sois los sociatas, comparando La Razón con el Púbico. Claro que sí, el 18 de julio La Razón tenía en su portada: “Arriba España” y debajo: “Como hace 73 años, tomemos las armas y matemos a los rojos”.
    De verdad que sois patéticos, vais de justos y sois lo más rastrero y mentiroso que he visto en mi vida. Hitler y Stalin deben estar orgullosos de vosotros en el cielo laico.

  17. apátrida

    Por cierto, Juan, que algo salga en el Pravda no quiere decir que sea verdad.

  18. Juan

    Elentir, estoy de acuerdo contigo en que sacar un rumor en portada es periodismo cutre.

    Lo que no estoy de acuerdo es cuando comparas el no votar a alguien por ser católico, con el racismo. No tiene mucho que ver. Para empezar, la raza no es algo que se elige, si no que se nace con ella. Las ideas (política, religiosas, sociales) se eligen, y cuando votamos a alguien las tenemos en cuenta todos. Seguramente tu preferirías votar a un candidato católico que a uno musulmán. Y estas en tu derecho de hacerlo. Por la misma razón, hay gente que puedo no querer votar a un candidato católico, por que no comparte sus ideas.
    Discriminar a alguien por su religión sería no darle un trabajo en una empresa, o no dejarle subir al autobús. Pero en el caso de un político, las ideas religiosas son muy importantes en las decisiones que toma, y el votante así lo tiene en cuenta.

    Apátrida, igual que he dicho antes del País, tengo amigos lectores de La Razón, y ninguno niega que sea un periódico de derechas, y más a la derecha que El Mundo o ABC.

  19. Juan, la Constitución dice lo que dice en su Artículo 14. Cuando. El País cargó contra Dívar dejando clara su oposición a la designación de un católico para ese cargo, lo que hizo fue reclamar sin rodeos que se violara ese artículo constitucional. Artículo, insisto, que rechaza discriminaciones por religión igual que las rechaza por motivos raciales. Y aquí no estamos hablando de un político, ni de lo que vota un ciudadano, sino del derecho de cualquiera a acceder a un cargo con independencia de cuáles sean sus creencias, que es lo que El País no admite en el caso de los católicos.

  20. apátrida

    Juan, yo no estoy diciendo que sea o no de derechas, simplemente que lo has puesto a la misma altura que Público, ese diario que hace apología del terrorismo, ¿o no?
    Por cierto, vete a la entrada que ha puesto Elentir sobre la del blog de Escolar y me explicas esa actitud anti-libertad, cuando a tía te parece bien que un periódico publique mentiras.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.