Enric Sopena ya no se conforma con el reciente cambio en la Cadena COPE

“Ni se han arrepentido los máximos responsables de la COPE ni han hecho un acto de auténtica contrición para obtener el perdón por sus pecados.” Ésta es una de las muchas y cómicas lindezas que se pueden leer en un artículo de Enric Sopena publicado ayer en ese panfleto digital que se llama El Plural. Hace dos meses Sopena piropeó a Nacho Villa por el “cambio” en la COPE. El periodista zapateril dice ahora que la salida de Federico Jiménez Losantos y César Vidal de la COPE se debió a que “ya no les interesaba del todo a los obispos y cardenales mantener un pulsito cotidiano con el Gobierno Zapatero” ni “con Mariano Rajoy”, pero don Enric ya no se conforma con ese cambio.

Ahora dice que las diferencias entre Losantos y Villa son “puro teatro”. Y es que para Sopena la COPE tiene que pedir perdón por no ser un medio de izquierdas y haberse atrevido a desafiar al gobierno, como se deduce de la divertida filípica que ha publicado ese periodista afín al PSOE. Desde luego, no es casualidad que el alegato inquisitorial de Sopena llegue pocos días después del 17-O, una manifestación que dejó en evidencia la fuerte contestación social que tiene el “proyecto estrella” de Zapatero, manifestación que la COPE retransmitió a través de sus emisoras y también por su canal de televisión, Popular TV.

Era previsible que esto ocurriría. Se ha escrito mucho sobre lo inútil y peligroso que es el apaciguamiento frente a quienes desprecian la libertad de los demás. La historia está llena de ejemplos, pero algunos aún creyeron que cediendo parcelas de su libertad ante los totalitarios conseguirían su propósito de “hacerse perdonar” por quienes no conocen otra forma de “consenso” que la sumisión ante sus dictados y caprichos. No han pasado dos meses y ahí está el resultado. Ya no les basta con que la COPE haya echado a sus dos locutores con más audiencia, ni tan siquiera les llega con que la emisora católica se haya descafeinado de forma bien visible. Ahora quieren que la COPE se ponga de rodillas y pida perdón por no ser un simple órgano de propaganda al servicio del poder. Ceder ante los que desprecian la libertad ajena siempre tiene este resultado: los totalitarios son insaciables.

(Foto: La Razón)

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Peleón

    Normal, al final, lo cierto es que la Cope no ha cambiado de planteamientos, sólo ha sustituido locutores. Yo la sigo escuchando y la línea editorial sigue siendo la misma, y Nacho Villa sigue metiendo la misma caña al gobierno que hace un año, cuando presentaba las noticias. Aunque sé que mi comentario aquí no será muy bien recibido, incluso lo prefiero a EsRadio.

  2. Que la COPE ha cambiado es algo que se puede comprobar escuchando el antes y el después de Nacho Villa:

    http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=138

    Por supuesto, eres muy libre de escuchar la radio que quieras. Yo escuchaba antes la COPE y como no he cambiado de idea -cosa que como puedes oír en ese audio, Nacho Villa sí que ha hecho-, pues me pasé a esRadio.

  3. Peleón

    Elentir, por favor, si quieres, pon ahora mismo la Cope (la estoy escuchando en estos momentos) y dime si ha cambiado. Las expresiones que emplea sigue siendo las mismas (un gobierno que no da más, un ejecutivo que se agota, etc.). Es cierto que durante los primeros días del mes de septiembre, me figuro que por novatez, era mucho más aséptico, al igual que las noticias del último periodo (que también eran más asépticas, sin comentarios personales). Sin duda existen cambios positivos, como su entrevista a políticos de todo signo (cosa que hay que agradecer, con los socialistas son tales sus incongruencias que caen por su propio peso y los colaboradores van a degüello) o tiene comentaristas de distintos signo político (cosa que también agradezco, las tertulias con Federico eran cansinas con su continuo intervencionismo y no dejar hablar), el no apoyo incondicional a una abortista como Rosa Díez, como hacía Federico, etc.

    Que por cierto si queremos hablar de cambios, podríamos hablar del nuevo anticlericalismo de Federico. Aunque quizás no es cambio, ya lo tenía cuando trabajaba en Diario 16. O de su apoyo al aborto. Aunque quizás ahí no ha cambiado, tuve la ocasión de escucharlo, no sólo defendiéndolo con la legislación actual, sino con la difamación de que la iglesia lo había apoyado para la violación de monjas (algo radicalmente falso).

    Y por supuesto que soy libre de escuchar la radio que quiero como lo eres tú. A mí me excluyo Federico el día que en su bitácora expresó su mayor desprecio hacia los católicos cuando los llamó meapilas. A partir de ese día, incluso, dejé de leer Libertad Digital. Medio por cierto que realizó ilegalmente al violar la obligación que tiene todo trabajador de no competir contra la empresa que le paga (en este caso Cope, contra la que compitió trabajando en ella con Libertaddigital.com, que competía con Cope.es, con Libertad Digital televisión, que competía con Popular TV, y finalmente cuando compró EsRadio que competía directamente con Cope radio).

  4. Siempre la misma retaíla de trolas sobre Federico: que si insultó a los católicos, que si se ha vuelto anticlerical, que si es abortista… Mira, sinceramente, este gusto por la difamación de algunos que se dicen católicos me indigna y me harta.

    Por cierto, eso de acusar a otros sin pruebas de cometer ilegalidades es muy atrevido. Ése es el sentido de la caridad que tú buscas en la nueva COPE, ¿no?

    A propósito, supongo que en el lado positivo de la nueva COPE también incluyes que hayan metido en la tertulia de los viernes a un abortista y fan del fascismo lingüístico como Anxo Quintana, ¿no? En fin, si es que a algunos se os descubre a kilómetros…

    P.D.: el que quiera utilizar este blog para difamar a alguien, por favor, qué se ahorre el esfuerzo de escribir el comentario. Ya estoy harto de esa falta de escrúpulos para echar mierda sobre otros.

  5. Peleón

    Muy bien Elentir como quieras. Si te apetece miras su bitácora (viene ahí lo de los meapilas), si te apetece consultas la hemeroteca de Diario 16 (aquí la tienes, en un medio no precisamente afín a mí, pero que contiene artículos firmados por Federico: http://hispanidad.com/noticia.aspx?ID=15932). Y si te apetece consultas el artículo 21 del Estatuto de los Trabajadores y las obligación de no competir contra el empresario. Y si te apetece escuchas la fonoteca de Cope y lo escuchas diciendo la injuria de las monjas violadas a las que el Vaticano aconsejó abortar. Si te ha apetecido mirar eso verás que no he mentido en ningún punto, ya que fui seguidor de Federico muchos años, y durante ese tiempo me autoengañaba y lo disculpaba presisamente por ser un gran comunicador (cosa que jamás he puesto en duda) y porque indudablemente tiene algunos puntos positivos. Pero vamos, si te apetece me censuras (me daría pena porque sigo mucho tu bitácora por su posicionamiento contra el aborto, he pasado a mucha gente tus artículos, pero es tu bitácora y tu decisión y eres libre de hacer lo que quieras).

  6. El más reciente de esos artículos que salen en el enlace de Hispanidad que pones en tu comentaruo es de 1987. De hace 22 años. Hace menos tiempo Cristina López Schlichsting era abortista, como ella misma ha reconocido en varias ocasiones, y otros intelectuales de derechas de hoy en día militaban en la izquierda. Pero bueno, lo dicho: parece que para algunos cristianos la posibilidad de enmendarse y de cambiar de parecer no vale nada al lado de la pureza de origen. Con defensores así, desde luego, la Iglesia lo tiene muy, pero que muy complicado.

  7. Peleón

    Elentir, lo de las monjas violadas es de su última temporada en la Cope, y su defensa en Cope de la actual legislación del aborto es también de esa época. Si ha cambiado desde aquel entonces me parece perfecto, no lo sigo en EsRadio, pero si me dices que en su programa ha afirmado que se opone a cualquier tipo de aborto, te creo. Yo ya no voy a insistir más. Te entiendo perfectamente porque, te repito fui seguidor de Federico hasta hace bien poco, y lo disculpaba de todo. Lo que me extraña es este afán tuyo contra mí, pero no te preocupes, si así lo deseas dejaré de participar en tu bitácora, me lo dices y ya está. Es tuya y tú pones las normas. Aunque reconozco que me daría pena.

  8. Epiro

    —Ni se han arrepentido, ni han hecho contrición—

    Me ha encantado la frase, es muy típico de la izquierda patria. Según la secta, no sólo hay que arrepentirse, además hay que hacer acto de contrición, y ya de paso…¿Qué tal unos latigazos?

    A ver si la derecha despierta de una vez y le dice a esta gente que no tienen que pedir perdón de nada, que aquí los únicos que tienen que pedir perdón son los que tienen un pasado lleno de golpes de estado, terrorismo de estado, corrupción y un presente con un moratinos que va arrastrándose a Cuba a pedir la unción de los castro, cuando no está con el tirano Chávez o con Ahmedinayad en la alianza de civilizaciones.

    Así que pide perdón tú Sopena por ser tan sectario y estar con gente tan poco demócrata.

  9. pedro

    la izquierda tiene la habilidad de hacer sentirse culpables a todo el que no piensa como ellos. Juegan con el sentimiento de culpa permanentemente. Pero ellos no se sienten culpables de haber defendido durante años la represión, la violencia, el totalitarismo o la mentira, a la que Lenin definió como “arma revolucionaria”. Miden siempre con distinto rasero. Dicen que la Iglesia no condenó el nazismo (mentira) pero olvidan que Stalin se alió con Hitler… hasta que Hitler les traicionó. Critican a la Inquisición española con 4.000 sentencias de muerte en tres siglos y medio y se olvidan de los 20 millones de muertos en la Unión Soviética. Aquí, atacan a la Iglesia por el tono que emplea Losantos cuando la agresividad con que se emplean contra la derecha y la Iglesia es muy superior.

    Discrepo con Elentir en una cosa. Me parece bien que Nacho Villa haya cambiado su tono porque no se debe caer en lo que uno critica. Ahora, lo del señor Sopena es muy gracioso porque lo que pretende no es que se cambien las formas (como pedía antes) sino que la gente piense como él y difunda sus ideas. Hay que ser soberbio…

  10. Pedro

    Peleón, en la tertulia de Cristina hay una defensora del aborto: Julia Navarro. Yo le he oído decir que la regulación actual es buena.

    La misma Cristina, en vísperas de las elecciones europeas, entrevistó a candidatos abortistas, como Francisco Sosa Wagner, de UPyD, y Ramón Jáuregui, del PSOE. En cambio no entervistó, por ejemplo, a Rafael López-Diéguez, de AES, al que entrevistó César Vidal (Añado que no he votado a AES en las europeas.)

    Así que en la COPE unos pueden entrevistar a abortistas y contar con tertulianos del mismo palo y otros no…

  11. aln

    Se comprueba lo que decía Churchill: “Un apaciguador es alguien que alimenta a un cocodrilo con la esperanza de que a él le devore el último”.

  12. Jandro

    A lo mejor se da cuenta así Nacho Villa de lo que pasa cuando se hacen las cosas así. Inexperiencia, supongo.

  13. yomismo

    Peleón, si tener a un tío como Anxo Quintana de contertulio en la COPE no es cambiar…
    Por otra parte, me da a mí que estos cambios no son para evitar los ataques de la izquierda, sino más bien para quedar bien con elPP.

  14. Es lo que sucede siempre con aquellos que intentan quedar bien con todo el mundo. Espero que aprendan la lección.

  15. spartan

    La COPE de ahora es anodina, la he puesto a veces por la noche y no tiene ritmo, no presto atención a lo que dicen y la quito al minuto.

    Pero bueno, prefiero esta COPE que la SER. O por lo menos la prefería cuando empezó VIlla con las campanitas, ahora con el fichaje de Anxo, ya no se que pensar. Pero bueno, son libres de poner a quien quieran. Ellos verán y yo pondré a Herrera o Alsina en el coche y a FJL y cía. cuando esté conectado, o Intereconomía.

    Pregunta (si me lo permite Elentir): ¿que os parece E. de Diego? Yo oigo “A fondo” (21.00 h) por oír a Roberto Centeno. Y el tema ese de las clases medias, ¿lo conocéis?

    Saludos

  16. Peleón, ¿te refieres a esa ley del aborto que el 6 de octubre Cristina López dijo en antena que se había hecho por consenso? Si eso lo hubiese dicho FJL le estarían poniendo de abortista para arriba. Lo dice la catoliquísima Cristina, y ni pío.

  17. Afrikaner

    Sopena es el periodista más repugnante que escribe y aparece en los medios de comunicación en España.
    Creo que Sopena ha nacido en el tiempo y lugar equivocado; tenia que haber nacido en la URSS
    de Stalin a tiempo para lucirse en los procesos de
    Moscú y en el gran terror rojo de los años treinta.

  18. Afrikaner

    El cambio del tono y del estilo de la COPE
    sin Jimenez Losantos y sin cesar Vidal es evidente.
    Es cierto que siguen criticos con el gobierno y con la izquierda en general, pero han suavizado mucho el tono de sus criticas.
    Personalmente, escucho tanto la COPE cómo Esradio
    y puedo constatar que me convence mucho más la segunda.

  19. Carlos56

    Pues posiblemente hayamos ganado al haber aumentado el número de medios que se dirige a un espectro político concreto, pero variado en su composición. Posiblemente para la COPE sea ahora más fácil perfilar su mensaje católico y para el equipo de EsRadio sea más cómodo el mantener su independencia. Los oyentes tendremos la posibilidad de encontrar más y diferentes matizaciones en la opinión.
    Por lo demás, aclarar que el compromiso del actual equipo de EsRadio con la COPE lo fue con COPE Radio y no con ninguna otra sus versiones electrónicas o televisivas. De hecho nunca se consideró falta de lealtad por la empresa (que yo tenga noticia) y como tampoco lo fueron sus columnas en la prensa o la actividad literaria.

    Respecto al Plural… pues que si alguien busca su aprobación va listo: No han admitido ni admitirán la discrepancia. Eso fue todo y lo seguirá siendo.
    Un saludo a todos. Carlos56

  20. Estego

    Pues yo hace unos días, en un ataque de masoquismo, me di una vuelta por el plural ese. Te garantizo que lo que pueda decir Sopena o cualquiera de la cuadrilla que escribe (por no decir vomita) en ese panfleto digital me trae al pairo. Sólo lei una mínima parte de un artículo de opinión sobre el 17-O y casi me dió un ataque. Me parece increible que a estas alturas queden personas que puedan pensar como esa “señora”. Ni en un blog “facha” encuentras disparates del calibre que allí.
    Así que no vuelvo a perder un segundo de mi tiempo en ese bodrio.
    Un saludo.

  21. Drago Milenario

    Yo siempre he sido oyente de COPE, y lo sigo siendo, porque considero que es de los pocos medios de comunicación que no se deja llevar por el pelotilleo generalizado a este des-gobierno y a las ideas políticamente correctas que nos impone. Cierto es que a todo cambio hay que acostumbrarse. Federico ha sido y es criticado por decir lo que piensa (¿no es un derecho que está contemplado en la Constitución…?); sin embargo, ha habido y hay muchos politicuchos del pensamiento políticamente correcto, léase Alfonso Guerra, Rodríguez Ibarra, etc… que han dicho y dicen lo que piensan,a veces incluso con insultos, y nadie ha puesto el grito en el cielo. Pero es que no se mide con el mismo rasero a unos y a otros, y eso es muestra de que, de tolerancia, cero pelotero.
    La COPE, aunque con formas más “suaves”, sigue en la misma línea, veraz y coherente. Para los que nos gusta federico, podemos tenerlo en Libertad Digital. Cambios los hay doquiera que vas, no sé a qué tanto revuelo… ¡Ah, claro! Es que, como se trata de un medio de comunicación políticamente incorrecto, es distinto, ¿no…? Ánimo a la COPE.

  22. Juan Español Español

    Nada, nada, la solución está en echar a Nacho Villa y que el Sr. Coronél de Palma nombre en su lugar al Sr. Sopena, y pelillos a la mar.

    Yo le daría un programa que se llamara, no ya “La Mañana” si no las “24 horas” para que este pobre mesíanico comprendiera de una vez que no le sigue casi nadie.

    Sopena, vaya chollo que has encontrado con esta patulea de “democracia”. ¡¡geta, que eres un geta!!. Si te muerdes la lengua te envenenas, EnriC.

  23. ramón

    Es que el está estreñido. Por eso tiene esa cara de amargado siempre. Encima de que tienen todo el poder, también les molesta que alguien les lleve la contraria. Al final, todos borregos.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.