Riéndose con Dios

Estos últimos días he tenido este vídeo expuesto en el videoblog de la tercera columna de Contando Estrelas, un espacio que actualizo con poca frecuencia porque me gusta dedicarlo a cosas especiales. La chica que veis en este vídeo se llama Regina Spektor. Es una judía rusa a la que no conocía hasta hace una semana. Nacida en 1980 en una familia apasionada por la música, emigró de Rusia junto a sus padres aprovechando la Perestroika, en 1989.

Actualmente Regina Spektor vive en Nueva York, donde en 2006 lanzó su primer disco con la Warner: “Begin to Hope”. Dos años más tarde apareció en la banda sonora de la segunda entrega de “Las Crónicas de Narnia”, con el tema “The Call”. La primera canción de ella que escuché es “Eet”, el segundo single de su último álbum, “Far”, aparecido en junio y que es tan bueno como el resto del disco, además de ofrecernos un videoclip excelente.

Poco después llegué a otro tema, titulado “Laughing With”, cuyo videoclip es el que encabeza esta entrada, que motiva estas líneas y que ha causado cierta polémica. Y es que Regina es hija de uno de los pueblos que más han sufrido por su raza pero también por conservar su fe, y buena parte de su infancia la pasó en un país donde la religión había estado proscrita durante siete décadas. Ahora, en una Nueva York donde estas cuestiones se tratan desde la distancia, el desprecio o el escepticismo, Regina sale en defensa de la figura de Dios frente a quienes le desprecian o se ríen de Él. Para ello Regina se vale de esa tendencia que tiene ella al sarcasmo, ironizando sobre el trato que se le da a Dios en nuestra sociedad, que sólo se acuerda de Él cuando las circunstancias de la vida nos enfrentan a momentos de dificultad, momentos en los que el misterio de la muerte se abre paso entre cualquier frivolidad: “Nadie se ríe de Dios en un hospital, nadie se ríe de Dios en una guerra, nadie se ríe de Dios cuando está muriendo de hambre o de frío o de pobreza”, dice esta canción.

Regina también se ríe en su canción de quienes dicen que “Él nos odia”, de aquellos que buscan un provecho económico a Su costa y de quienes le identifican simplemente como “un genio que hace magia” y “concede deseos”. En fin, una canción bella y valiente en una sociedad que desprecia la idea de Dios, cuando no la trivializa o sólo se acuerda de Él por pura conveniencia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. chiribuso

    Hace tiempo que descubrí a esta cantautora. Es muy gratificante encontrar este tipo de mensajes…

  2. Me ha encantado la cancion, pero Elentir, tengo que confesarte que me rechiflo mas tu comentario. Se lo he leido a mi hijo Ramiro ,15 años, que estudia religion en un instituto publico por decisiçon propia. Le a parecido total.
    Un cordial saludo
    Pilar

  3. Me alegro de que os guste la canción, os recomiendo escuchar también el resto del disco si podéis conseguirlo, es muy, muy bueno.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.