Arde el norte de Portugal

Ayer, desde la Sierra del Galiñeiro se veía una gran nube gris hacia el sur, en medio de un cielo despejado. Aquí entran los frentes nubosos desde el noroeste, así que supusimos de inmediato lo que era.

A punto de ponerse el Sol, fuimos al Monte Aloya y se confirmaron nuestras sospechas: varias columnas de humo se alzaban sobre sendas filas de fuego que rasgaban el norte de Portugal. Cuando bajamos del Aloya, los incendios brillaban en medio de la noche. Espero que hoy lunes consigan apagarlos, pues varios de ellos estaban ya al borde de zonas habitadas.

Quienes conozcan el sur de la provincia de Pontevedra y el norte del país vecino ya sabrán que uno y otro lado se distinguen porque el río Miño se cruza entre ellos, y poco más. Ver arder el norte de Portugal es ver quemarse un paisaje idéntico al nuestro, unos montes que nos resultan muy familiares y una tierra habitada por gente con la que compartimos religión, fiestas, compras, raíces culturales y no pocas costumbres, aunque nos separe la nacionalidad y el idioma. Desde aquí mi solidaridad para nuestros vecinos portugueses ante un mal que, por desgracia, los gallegos conocemos demasiado bien. Podéis ver aquí las fotos que hice desde el Aloya.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ya sé que es una barbaridad lo que voy a decir, pero yo a los pirómanos y a los que queman bosques intencionadamente les aplicaría algo parecido a la ley antiterrorista. En mi opinión lo que hacen es “terrorismo ecológico”. Y no pueden irse de rositas como hasta ahora, que incluso cuando los pillan dejan de ser noticia y nunca más se supo.

  2. Creo que detrás de esos incendios y los de años pasados, existe alguna intención, aunque no me cabe en la cabeza cuál puede ser.

  3. Aguador, coincido plenamente contigo. Desde luego, los incendios de ayer se veía claramente que eran intencionados. Tantos frentes distintos e incluso focos aislados es algo demasiado cantoso.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.