No es cosa de convivencia, sino de libertad

Tras el informe del Departamento de Estado de EEUU que denuncia las violaciones de los derechos lingüísticos en Cataluña y Baleares, Zapatero ha declarado que comunicará a EEUU que no hay discriminación lingüística en España. Es decir, que mentirá por enésima vez en su mandato. A estas alturas ya es un insulto a la inteligencia de la gente negar los atropellos del PSOE y de sus aliados nacionalistas contra los castellanohablantes en Cataluña y Baleares, unos abusos que han tenido expresiones tan fascistas como las multas a comerciantes por no rotular sus negocios en catalán o que se impida a los castellanohablantes escolarizar a sus hijos en su lengua materna, una fórmula liberticida ya usada por el régimen racista del Apartheid en Sudáfrica.

Zapatero ha rechazado las críticas de EEUU escudándose en “una convivencia que funciona bien”. Esta respuesta es tan cínica como el argumento usado por el franquismo para eludir las críticas a la falta de libertad, según el cual los españoles vivían en paz desde el final de la Guerra Civil. Tanto entonces como ahora, millones de españoles han tenido que aguantar que el poder político vulnerase sus derechos más básicos valiéndose para ello de toda la capacidad de coacción del Estado. Tanto entonces como ahora, el problema no ha sido tanto la convivencia social como la falta de libertad impuesta desde el Estado. Y tanto entonces como ahora, quienes se han atrevido a protestar contra los abusos del poder han sido señalados por éste como desestabilizadores, crispadores y otras descalificaciones destinadas a transmitir una idea colectivista y antidemocrática: que la libertad individual y la convivencia social son términos incompatibles.

Tengo 34 años y nunca he visto a nivel de calle a dos gallegos de distinta lengua materna discutiendo o peleando porque el otro hablaba en castellano o gallego (salvo una minoría nacionalista muy intolerante, claro). La convivencia es buena. El problema lo crean quienes quieren imponer a unos la lengua de los otros a golpe de leyes y decretos, primero con la discriminación de los gallegohablantes durante el franquismo y de unos años a esta parte con la discriminación de los castellanohablantes a manos de gobiernos que se dicen democráticos pero que usan los mismos métodos de imposición que la dictadura. Tanto antes como ahora la clave es la misma: impedir que los ciudadanos elijan libremente el idioma en el que desean escolarizar a sus hijos o hacer sus negocios. Tanto antes como ahora, el Estado se empeña en meterse en nuestras vidas y en decidir por nosotros, usurpando nuestros derechos: un caso de continuismo liberticida que tenía que acabar provocando escándalo en el exterior.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. eos

    Asi es este estado cada vez se toma más potestades que no tiene o no debería tener y recorta más libertades, ya no tenemos derecho a nacer, no tenemos derecho a educar a nuestros hijos segun nuestros principios y creencias morales, no tenemos derecho a hablar y rotular en Español, aqui en Asturias no están intentando imponer una legua artificial del todo, aunque de momento resistimos… Y así sucesivamente …

  2. aln

    Como dato curioso, podemos señalar que en EE.UU. no hay una lengua oficial, aunque por supuesto la mayoritaria es el inglés, porque precisamente tienen muy claro que cada ciudadano tiene derecho a utilizar la que desee.
    Alguno se preguntará cómo funcionan entonces las administraciones públicas y las empresas. Muy sencillo: se siguen criterios de practicidad. Si hay un número apreciable de personas que p.ej. hablan español, se pone personal que hable ese idioma para atenderles debidamente, que es de lo que se trata.
    Y no es que los norteamericanos sean poco patriotas, sino que su patriotismo está anclado en los ideales fundacionales, no en el folklore como ocurre con estos nacionalismos alpargateros que tenemos por aquí.

  3. Eos, lo de Asturias lo vi hace unos años, concretamente en Gijón (o “Xixón”, que ponían los letreros). Me pregunto cuándo se ha hablado el bable allí… Pero, al margen de eso, ¿es que acaso pretenden sustituir el castellano por ese “neobable” que se han inventado?

    Aln, coincido contigo. De hecho, en España no teníamos ninguna necesidad de instaurar idiomas oficiales, creo que esto fue un error de la Constitución de 1978. El problema es que aquí las leyes y las decisiones políticas no se toman teniendo en cuenta los derechos individuales de los ciudadanos, sino los intereses de los políticos o de sus partidos. En el caso de regiones como Galicia, Cataluña, Baleares, Valencia o el País Vasco, esto está perjudicando a mucha gente, en especial a niños que se ven desarraigados de sus propias raices familiares por un Estado que se cree propietario de los hijos de cada familia, hasta el punto de decidir por sus padres en qué idioma han de escolarizarse. Es algo propio de una dictadura.

  4. El Tíol Bastón

    De unos cuantos años a esta parte, ya no es la primera vez que España figura en informes negativos del departamento de Estado norteamericano.

    Por cierto, haces una comparación poco ajustada. El argumento al que te refieres de Franco podría ser cínico, pero al menos era cierto. Si echas un vistazo a toda la historia de España desde un siglo antes, cuando Fernando VII llega al poder (e incluso desde anteriormente), nunca había habido un período de paz tan largo. En cambio, el argumento de Zapatero es también cínico, pero además es mentira (para variar): por culpa de cuestiones como ésta, la convivencia se está deteriorando en España y esto amenaza con colocarse de nuevo en niveles anteriores al régimen de Franco.

  5. Espectador

    Hay varios aspectos en la cuestión. Uno es que la nula credibilidad de Zapatero dentro de España, es ya mundial: Que el Departamento de Estado USA dé un tirón de orejas de este tipo sobre violación de Derechos Humanos es algo reservado hasta ahora a las Repúblicas Bananeras (“es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”, decían de Somoza). Gracias a la Conjunción Planetaria, hemos ingresado en ese club. Imaginen el choteo con el que van a recibir los desmentidos de ZP, frente a las informaciones recogidas por sus propios servicios.

    La otra es que la locura nazionalista perjudica sobre todo a los habitantes de los territorios en los que se manifiesta. El idioma español, hablado por cientos de millones de personas como primera lengua y probablemente la segunda lengua no nativa, después del inglés, es una riqueza no digo ya cultural, que eso les trae al pairo, sino comercial. No recuerdo las cifras, pero una organización comercial (seguramente pagada por el imperialismo castellano) estimaba en un montón de millones la ventaja que da hablar un idioma tan extendido, frente a otros que solo se mantienen con la subvención y la imposición.

    Y puede que los nazionalistas puedan chantajear a alguien como ZP, que por otro lado no necesitaba especiales estímulos para traicionar sus obligaciones como Presidente del Gobierno de toda España, pero no pueden obligar a los extranjeros. Han recibido ya varios avisos; compañías de cine que se niegan a doblar en catalán, compañías aéreas que se niegan a poner azafatas catalano-hablantes, …, no por motivos ideológicos, sino por puro cálculo comercial, que es lo que les duele. Y la cosa irá más; imagínense un ejecutivo japonés que piensa aprovechar su traslado a Europa para que sus hijos estudien parcialmente en español (en un colegio japonés), y se entera de que si domicilia en Cataluña les enseñarán catalán en vez de español; eso explica porque últimamente más de un 60% de las compañías extranjeras eligen Madrid para instalarse, frente a creo que un 16% que eligen Cataluña.

    Pero bueno; allá ellos y su locura. Lo único que deseo es que nos dejen de una vez en paz con sus monsergas. Si tuviéramos tanques en funcionamiento, cosa que después del paso de Carma Chacón por el Ministerio dudo, habría que emplearlos para evitar la inmigración ilegal desde una Cataluña fuera de la Comunidad Europea, al estilo de lo que les pasa a los EEUU con Méjico. Tanto tiempo criticando a “la Migra” (policía de inmigración y fronteras USA) y al final vamos a tener que recurrir a algo parecido.

  6. Tíol Bastón, hasta que Hitler y Mussolini se metieron en guerra, sus países también vivían en paz. Que un país no sufra una guerra en un largo periodo de tiempo no significa que internamente todo vaya muy bien, ni que sus ciudadanos sean libres.

  7. Anónimo

    Elentir, por si no lo sabes el mismo hecho de ser del Real Madrid te convierte en un peligro para la identidad catalana. En serio, es increíble la obsesión que tienen por ese equipo. Es que incluso ganándolo todo atacan una y otra vez a los blancos con un odio y un resentimiento dignos de un psiquiátrico.

    Y si te parece indignante lo del uso del catalán es porque a ti no te han llegado a suceder cosas como que en mitad de la calle te tapen la boca cuando de ella acababa de salir la palabra “Cope” como lo hicieron conmigo “por si me oía la gente”, te hayan llegado a mirar como si fueses un delincuente porque paseabas con un amigo hablando en castellano y con pintas de mesetarios (es que por lo visto los catalanes tienen que vestir todos igual) o que incluso el Parlamento de Cataluña te atendiese en catalán a sabiendas de que eres exclusivamente castellanoparlante como me ocurrió a mí.

    Es lo que llaman el “proceso de construcción nacional”. Una estrategia basada en repetir hasta la saciedad que el catalán corre peligro de desaparecer por culpa de los mesetarios y que es necesaria la “Normalització Lingüística” en favor del catalán regularizada por consorcios de los que me voy a ahorrar comentarios. Lo que sí es seguro es que cuerpos como la Policía Nacional ya no pintan nada en Cataluña, el hecho de no saber catalán te priva de poder acceder a cualquier puesto importante a nivel empresarial (no sólo a oposiciones) y que esto llega incluso a la enseñanza, ya que al existir libertad de cátedra, algunas asignaturas universitarias se imparten y se evalúan exclusivamente en catalán

    Pero si es que incluso la Universidad de Barcelona pierde cada año una burrada de Erasmus por la imbecilidad de que el idioma de acogida para éstos es el catalán y no el castellano. Y hasta se comprometen a enseñárselo y por no fomentar el castellano. Así que tienes dos opciones: o te catalanizas o te vas.

    Yo amo con toda mi alma a Cataluña y forma parte de mi corazón, pero parece que ahora ser catalán o gustarte su tierra significa necesariamente ser catalanista y odiar a España y si no pasas por el aro tu único derecho es el de largarte. Pero ya sabes, con la actual ley electoral esté el que esté en el poder depende de la clase política catalana y ésta se dedica a provocar y a insultar a los españoles, y si éstos reaccionan van y sueltan dentro de Cataluña que los españoles odiamos a los catalanes. Y nadie lo cuestiona por culpa por cierto de la prensa de allí, quizás la más servil de todas las existentes en territorio nacional.

    Vamos que los nacionalistas son como Eva Perón, que aquí resulta que los Laporta, Carod-Rovira, Pujol, Maragall o Montilla no son políticos o representantes de partidos, sino Cataluña, y no tragar con sus memeces significa, no censurarlos a ellos, sino a su “nación”. Claro, ¿a quién le importan cosas como el cómo es posible que el Barça tras haber ganado todo que ha ganado deba más de 500 millones de euros? ¿o en qué se invierte todo el dinero de las arcas públicas que se destina al Gobierno Autonómico Catalán y nadie sabe después qué ha sido de él? Ésas son cuestiones que no importan, sólo importa que el Constitucional ha dicho que unos pocos artículos del “Estatut” son inconstitucionales y OH, ALGUIEN LES HA DICHO QUE NO A UNO DE SUS ANTOJOS.

    Por cierto Elentir, ¿sabes que si estudias Derecho no podrás nunca ejercer en Cataluña como abogado porque por tener hasta tienen SU PROPIO CÓDIGO CIVIL?

  8. Espectador

    Hay varios aspectos en la cuestión. Uno es que la nula credibilidad de Zapatero dentro de España, es ya mundial. Que el Departamento de Estado USA dé un tirón de orejas de este tipo sobre violación de Derechos Humanos es algo reservado hasta ahora a las Repúblicas Bananeras (“es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”, decían de Somoza). Gracias a la Conjunción Planetaria, hemos ingresado en ese club. Imaginen el choteo con el que van a recibir los desmentidos de ZP, frente a las informaciones recogidas por sus propios servicios.

    La otra es que la locura nazionalista perjudica sobre todo a los habitantes de los territorios en los que se manifiesta. El idioma español, hablado por cientos de millones de personas como primera lengua y probablemente la segunda lengua no nativa, después del inglés, es una riqueza no digo ya cultural, que eso les trae al pairo, sino comercial. No recuerdo las cifras, pero una organización comercial (seguramente pagada por el imperialismo castellano) estimaba en un montón de millones la ventaja que da hablar un idioma tan extendido, frente a otros que solo se mantienen con la subvención y la imposición.

    Y puede que los nazionalistas puedan chantajear a alguien como ZP, que por otro lado no necesitaba especiales estímulos para traicionar sus obligaciones como Presidente del Gobierno de toda España, pero no pueden obligar a los extranjeros. Han recibido ya varios avisos; compañías de cine que se niegan a doblar en catalán, compañías aéreas que se niegan a poner azafatas catalano-hablantes, …, no por motivos ideológicos, sino por puro cálculo comercial, que es lo que les duele. Y la cosa irá más; imagínense un ejecutivo japonés que piensa aprovechar su traslado a Europa para que sus hijos estudien parcialmente en español (en un colegio japonés), y se entera de que si domicilia en Cataluña les enseñarán catalán en vez de español; eso explica por qué últimamente más de un 60% de las compañías extranjeras eligen Madrid para instalarse, frente a creo que un 16% que eligen Cataluña.

    Pero bueno; allá ellos y su locura. Lo único que deseo es que nos dejen de una vez en paz con sus monsergas. Si tuviéramos tanques en funcionamiento, cosa que después del paso de Carma Chacón por el Ministerio dudo, habría que emplearlos para evitar la inmigración ilegal desde una Cataluña fuera de la Comunidad Europea, al estilo de lo que les pasa a los EEUU con Méjico. Tanto tiempo criticando a “la Migra” (policía de inmigración y fronteras USA) y al final vamos a tener que recurrir a algo parecido.

  9. Como quien dice, de mal en peor.
    Abrazos

  10. El Tíol Bastón

    Elentir:

    Es cierto lo que dices, pero no entiendo el razonamiento al que pretende apoyar como premisa. Durante más de cien años, ni las cosas fueron bien internamente en España, ni hubo paz, tanto en los momentos de dictaduras como en los de supuesta libertad (pues mira: nuestras “democracias” anteriores a Franco fueron el rosario de la aurora. No pretendo defender a Franco, que no lo estoy comparando con ellas, sino que insto a que quien quiera ver, que vea). Por tanto, en el tema de ir las cosas bien por dentro, el régimen de Franco tampoco supuso una excepción. Sí, en cambio, en el de la paz hasta entonces, que es la citada como excusa “cínica”. Pero es más: yo añadiría un hecho que me parece muy grave, y es que en lo de ir las cosas mal internamente, la situación actual ya tampoco me está empezando a parecer una excepción.

  11. Anónimo

    Bueno, es que resulta que con Franco ocurrían cosas como que si querías trabajar podías hacerlo en condiciones dignas, ya fuese aquí o en Alemania, la gente tenía un mínimo de sentido común, podías hacer cosas como crear una familia sin que tu mujer se divorciase de ti por la primera imbecilidad y te denunciase falsamente por malos tratos y abusos sexuales a tus hijos, los menores no eran delincuentes en potencia, la gente entraba en la Universidad si era digna de ello o al menos sabiendo escribir su nombre, tenías los mismos derechos y deberes en todo el territorio nacional, podías independizarte de tus padres si querías y muchas más cosas. Si hacemos un balance de su gestión y la comparamos con la mierda que ha hecho el PSOE en este país, que podemos resumir en guerracivilismo, opresión, separatismo, feminazismo, hambre, paro y miseria, no sólo es que queda resarcido de cualquier crítica sino que casi habría que canonizarlo. Y eso sin contar con las majaderías perpetradas por el PP como su maldita Ley del Menor.

    Sobre ese argumento que enarbolas Elentir: “hasta que Hitler y Mussolini se metieron en guerra, sus países también vivían en paz” sabes perfectamente que no es cierto. De hecho la estrategia de ambos pasaba, entre otras cosas, por el hecho de hacer que su sociedad viviese en un permanente estado de máxima alerta en el que encontraban legitimidad para hacer lo que les daba la gana, como bien demuestra la “Noche de los Cuchillos Largos” en la que Hitler ejecutó a los miembros revolucionarios de su partido y a ciertas personalidades alemanas que le molestaban impunemente.

    Por último, y sobre el tema de Franco y el gallego, fue muy famosa aquella escena de La Casa de la Troya que fue censurada porque la mujer se puso a cantar en aquel idioma por el simple hecho de usar dicha lengua. Es verdad, había veces que la obsesión de los franquistas por el uso de otros idiomas era excesiva, pero también había que pensar que en tiempos de la Segunda República el uso público de lenguas como ésa o especialmente el catalán había sido fundamentalmente político y destinado a la implantación de independentismos y de ahí ese tipo de actuaciones.

    También es cierto que el uso del gallego en Galicia fue siempre algo pacífico hasta que los señoritos del BNG llegaron a formar parte del Gobierno autonómico gracias al PSG y comenzaron a imponer sus majaderías. Todo lo contrario que en Cataluña, donde el catalán se ha usado de un modo impresentable como una herramienta de discriminación y como una forma de echar a mesetarios y a catalanes que no fueran catalanistas del suelo catalán. Otra cosa fue lo que hizo Fraga en una de sus muchas campañas para hacerse perdonar por ser ministro de Franco cuando empezó a hacer un uso excesivo del gallego en temas como el de la enseñanza, pero eso ya sería un tema aparte.

  12. Anónimo, es cierto que Hitler y Mussolini se valieron de una estrategia de tensión para cometer todo tipo de atropellos. A lo que me refiero con lo de que sus países estaban en paz es, simplemente, a que no habían entrado en guerra. La paz, por supuesto, era tan relativa como esa convivencia tan idílica que dibuja Zapatero en sus discursos, después de tirarse seis años dedicado a generar esa “tensión” que tanto le interesa para enfrentar a los españoles y sacar tajada de ello.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.