Argo

Esta noche he visto la última película dirigida y protagonizada por Ben Afleck, ambientada en la revolución islámica en Irán en 1979 y en la famosa crisis de los rehenes de la Embajada de Estados Unidos en Teherán.

La película está basada en hechos reales, aunque en algunos momentos, por lo rocambolesco del mismo planteamiento de la Operación Arco de la CIA, resulte difícil de creer. La ambientación es perfecta, hasta tal punto que tiene detalles que parecen sacados de un documental de aquel momento. Incluso la caracterización de los “huéspedes” del embajador canadiense es excelente (como se puede ver al final de la película, cuando pasan las imágenes de los actores junto a las fotos de los protagonistas reales de esta historia). Lo mejor es que Afleck ha sabido contar esta historia sin caer en el thriller político, aunque he echado de menos alguna mención al apoyo inicial ofrecido por Carter al régimen de Jomeini, en uno de los mayores errores de la política exterior estadounidense de las últimas décadas. Tampoco se dice que ese hecho y la posterior crisis de los rehenes -incluido el desastroso resultado de la Operación Eagle Claw para rescatarlos- le costó a Carter la reelección. Digo esto porque al final de las películas se oyen unas palabras de Carter recordando los hechos… o más bien la parte que a él le conviene.

Por lo demás, la película me ha parecido mejor de lo que me esperaba. Incluso Afleck, que tiene fama de mal actor, hace un muy buen papel principal como agente de la CIA. En fin, que os la recomiendo.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

Estados Unidos es uno de los países que más invierte en defensa, y en su territorio hay multitud de bases militares, algunas de ellas ya abandonadas.

Hay hazañas bélicas que demuestran hasta qué punto es valioso el hecho de tener un comandante hábil y muy motivado frente a una invasión de su país.

Los promotores de la eutanasia y del suicidio asistido están promoviendo una idea infame y peligrosa: la de que hay ciertas vidas que no merecen ser vividas.

Estos últimos días, con motivo de la visita del Rey Emérito a Galicia, se ha hablado mucho de la localidad pontevedresa de Sangenjo. Sí: Sangenjo.

Siempre digo que España es un país lleno de sitios interesantes y en el que compensa hacer el llamado turismo alternativo. Hoy veremos aquí otro ejemplo.

El régimen de Putin sigue lanzando a ataques contra objetivos civiles en Ucrania. Su último objetivo ha sido un importante centro cultural.

Uno de los hechos más sorprendentes de la invasión rusa de Ucrania es la enorme cantidad de vehículos que los ucranianos están capturando a los invasores.