Rush

Ayer fui a ver esta película dirigida por Ron Howard sobre carreras de Fórmula 1, más concretamente sobre la rivalidad entre dos pilotos: el británico James Hunt y el austriaco Niki Lauda en los años 1975 y 1976.

Aunque había leído buenas críticas sobre la película, no lo tenía muy claro debido a la firma del director. De Howard he visto en los últimos años dos películas de una calidad muy desigual: la excelente “Cinderella man” (2005) y la pésima y aburrida “El Código da Vinci” (2006). En este caso, como en la película sobre el boxeador irlandés, sabía que iba a ver una película sobre un tema que no me llama la atención: soy tan poco aficionado al boxeo como a las carreras de Fórmula 1, aunque éstas me resultan más agradables de ver, claro. Como en el caso de “Cinderella man”, aunque sin llegar tan alto como esa película, “Rush” ha conseguido que me emocione viendo unas carreras de la que la mitad de los términos técnicos que se oyen me suenan a chino. Una buena película, ciertamente.

En cuanto al reparto, especialmente buena me ha parecido la interpretación y sobre todo la caracterización de Daniel Brühl en el papel de Niki Lauda. Chris Hemsworth no lo hace mal, pero no puedo evitar pensar que estoy viendo a “Thor” pilotando un coche de carreras… Por lo demás, un apunte para padres aficionados a la Fórmula 1: os aconsejo que no vayáis con niños a verla, la película tiene escenas que no son nada adecuadas para ellos.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Como aficionado al cine y a la Fórmula Uno 😉 me ha gustado bastante. La ambientación y la fotografía excelentes. Y las interpretaciones, muy buenas. Película muy recomendable y toda una sorpresa.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

¿Cómo se origina una leyenda? Es una pregunta que no resulta fácil de responder. Pero a veces podemos hacernos una idea revisando ciertos casos.

La izquierda tiene muy mal perder, y la extrema izquierda lleva este defecto hasta unos extremos puramente hilarantes, como se ha visto hoy.

La alimentación de los soldados es un aspecto importantísimo de las operaciones militares. Y en este asunto, España ha venido sacando buena nota.

El consenso progre da por hecho que se puede criminalizar a la mitad de la población por su sexo, pero que no se puede criticar siquiera a ciertos colectivos.

La capital de Ucrania es hoy noticia a diario por la invasión rusa de ese país iniciada hace ahora tres meses, en la que ha sufrido frecuentes ataques aéreos.

Rotunda respuesta de Juan García-Gallardo, procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, a las manipulaciones y mentiras de La Sexta:

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.