Álvaro Ojeda deja en evidencia al grupo feminista afín al separatismo catalán

‘Xarxa Feminista’ calla cuando se le pregunta por una paliza contra dos chicas en Barcelona

Xarxa Feminista es un colectivo de mujeres catalanas que apoya las tesis de la ideología de género y el aborto, y que también viene apoyando al movimiento separatista catalán.

Justicia para las seguidoras de la Selección Española agredidas
El separatismo no condena la brutal agresión a las jóvenes y habla de ‘montaje’
Lo que pocos cuentan: el origen ideológico totalitario del actual feminismo de género

La ‘Xarxa Feminista’ clama contra la violencia contra la mujer…

Cada 25 de noviembre esa entidad celebra el Día de la No Violencia contra las Mujeres. Con motivo de esa fecha, en la web de la Xarxa Feminista publicaron un manifiesto en el que se decía: “queremos manifestar el repunte de la violencia contra las mujeres en todo el mundo amparado por la falta de respuestas institucionales y por la irrupción de los neomachismos al discurso público.”

… pero calla ante la agresión a dos seguidoras de la Selección española

Pues bien: como ya sabéis, la semana pasada dos chicas que recababan firmas en apoyo a la Selección española fueron agredidas por cinco energúmenos que las llamaron “putas españolas”. Muchos hemos echado de menos que las organizaciones feministas hayan criticado dicha agresión, cometida por cinco hombres contra dos mujeres. Uno de los que han denunciado ese silencio ha sido el popular youtuber gaditano Álvaro Ojeda. Okdiario ha publicado este vídeo en el que vemos la conversación que ha tenido Ojeda con Xarxa Feminista cuando ha llamado a esta asociación para pedir que se pronunciase sobre esta agresión:

Como podéis ver en el vídeo, la representante de Xarxa Feminista no pronuncia ni una sola palabra de condena a la agresión. Se limita a decir que toman nota de la queja, con la misma indiferencia que podrías encontrarte en la ventanilla de un Ministerio si le preguntas al funcionario de turno si le gusta la última película de “X Men”. Finalmente, ante la insistencia de Ojeda, la representante de Xarxa Feminista acaba colgándole el teléfono.

¿Separatistas antes que feministas?

De la vergonzosa callada por respuesta de esa asociación al ser preguntada por una agresión de cinco hombres a dos mujeres, ¿hemos de deducir que cuando la Xarxa Feminista denuncia la violencia contra la mujer, se refiere sólo a la mujer que no sea agredida por separatistas? ¿La violencia contra la mujer es legítima, acaso, cuando el agresor es un separatista catalán y la agredida una mujer que discrepa del separatismo? ¿En casos así antes que feministas son separatistas?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JOSE IGNACIO LESACA ESEVERRI

    Es tremendo que, después de tantas prédicas contra la violencia sexista, estas gentes sean incapaces de condenar un caso tan claro de violencia contra las mujeres. Esa actitud suena a hipocresía o a fanatismo ideológico. No sabría decir cuál de las dos cosas es. Pero, sea lo que sea, es una actitud repugnante.

  2. JOSE IGNACIO LESACA ESEVERRI

    Pero, al menos, como pasa en tantos casos que lamentamos, esto ha servido para desenmascarar a gentes como esas de Xarxa Feminista. Este tipo de sucesos sirven, al menos, para ver dónde está de veras cada cuál. No digo que, antes de ahora, hubiera que fiarse mucho de un grupo feminista radical. Evidentemente, no. Pero, bueno, ahora han quedado con el culo al aire. Y, como ellas, y antes de ahora, habían quedado igualmente otras personas, tras otras agresiones, verbales o físicas, a mujeres que no eran de su “cuerda”.

  3. pacococo

    Lo verdaderamente triste e importante es la cantidad de gente que les vota, ellos son mercenarios, hacen eso por dinero o por cualquier otra compensación.

    Los votantes son porque lo sienten y que varios millones d epersonas sientan de esa forma es muy triste.

  4. sanabria

    Mujeres son solo las catalanas ,las demas no lo son .que son ?ahora hay hombres ,mujeres ,lesbianas ,gays y un nuevo grupo “mujeres catalanas”son una raza especial .Pues nada seguir votando independentismo .

  5. Luis Miguel López

    Todos estos grupos, todos ellos cargados de incoherencia y sectarismo; impostores y farsantes, y un largo etcétera de calificativos por el estilo, han calado en la sociedad por falta de una respuesta contraria adecuada. Ignoro si esa respuesta no se ha producido por desgana, por desinterés, por que se pensaba que eran cuatro locos o yo que sé; lo cierto es que tienen predicamento entre la sociedad y ahora es difícil rebatir sus argumentos sin ser tachados de ultraderechista casposo, etiqueta que nadie quiere que le pongan por complejos ridículos que consentimos que nos inocularan sin decir ni mu.
    Ya es hora de manifestar nuestras posturas sin ningún tipo de complejo y desenmascarar a toda esta fauna de habitantes del Mundo al revés.
    Saludos

  6. Sharovarov

    “¿Hemos de deducir que cuando la Xarxa Feminista denuncia la violencia contra la mujer, se refiere sólo a la mujer que no sea agredida por separatistas? ¿La violencia contra la mujer es legítima, acaso, cuando el agresor es un separatista catalán y la agredida una mujer que discrepa del separatismo? ¿En casos así son separatistas antes que feministas?”
    Y eso si sólo hablamos del tema separatista/no separatista, claro, porque si, por ejemplo, una mujer agredida fuera partidaria de eliminar el agravante delictivo por ser hombre en la LIVG y tuviera que ser defendida por la Xarxa ésta teniendo en cuenta que este colectivo feminista defiende las tesis de la ideología de género…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.