El digital de Sopena se da por aludido y compara al clérigo católico con Lutero

Un medio arremete contra un cura porque dijo que es pecado crear o propagar noticias falsas

“El Lutero de Albacete”. Así ha apodado el diario digital de Enric Sopena a un sacerdote católico que colgó en su parroquia una lista con los pecados que impiden recibir la comunión.

40 medios silencian la quema de una iglesia tras informar de bengalas ante una mezquita
Si eres gallego y hablas en español, para Enric Sopena eres como Francisco Franco

El Plural habla del Catecismo sin habérselo leído

El Plural señala escandalizado en su entradilla que entre los que no pueden recibir la comunión están los que “se inventen noticias falsas”. Concretamente, el párroco señala como pecado mortal “inventar o difundir noticias falsas, chismes y calumnias”. Y con razón. Este sacerdote no inventa nada, sino que se limita a recordar la doctrina de la Iglesia Católica. Seguramente en El Plural no se han leído el Catecismo y por eso convierten en noticia algo así. Y cuando digo “seguramente” es porque lo demuestran: dicen que “en su lista no sólo hay cabida para pecados recogidos en el catecismo”, y a continuación afirman que también considera pecado que “no paguen sueldos, impuestos y cargas sociales conforme a lo que es justo”. El caso es que esto sí que figura en el Catecismo:

El séptimo mandamiento prohíbe ante todo el robo, que es la usurpación del bien ajeno contra la razonable voluntad de su dueño. Esto sucede también cuando se pagan salarios injustos, cuando se especula haciendo variar artificialmente el valor de los bienes para obtener beneficio en detrimento ajeno, y cuando se falsifican cheques y facturas. Prohíbe además cometer fraudes fiscales o comerciales y ocasionar voluntariamente un daño a las propiedades privadas o públicas. Prohíbe igualmente la usura, la corrupción, el abuso privado de bienes sociales, los trabajos culpablemente mal realizados y el despilfarro.”

El Plural fue condenado en 2012 por difamación

El digital izquierdista apostilla lo del pago de salarios impuestos de esta forma: “Un hecho mucho más antisocial en pleno siglo XXI.” Es curioso, porque en la lista figuran pecados como matar, secuestrar, poner en peligro vidas ajenas, mentir gravemente, dar falso testimonio… ¿Todo esto le parece menos “antisocial” a El Plural? A lo mejor el enfado de ese digital con el sacerdote por su rechazo a la mentira, a la calumnia y a las noticias falsas tenga alguna relación con la condena dictada por el Tribunal Supremo contra Enric Sopena y El Plural por publicar noticias falsas para difamar a Francisco José Alcaraz, entonces presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), una excelente persona que fue víctima de las iras de ese digital afín al PSOE porque se atrevió a denunciar la negociación secreta del gobierno socialista de Zapatero con la banda terrorista ETA.

En el digital de Sopena tampoco han leído a Lutero

De hecho, en el digital de Sopena parecen haber olvidado que Lutero fue el fundador de la reforma protestante, una reforma que suprimió el sacramento de la penitencia, es decir, el perdón de los pecados. Frente a la doctrina católica, que señala la necesidad de las buenas obras para lograr la salvación (porque el hombre es libre y, por tanto, responsable de sus actos), Lutero afirmaba que “el cristiano no necesita para su salvación de ninguna obra, de ningún mandamiento, sino que está liberado de todos los preceptos” (La libertad del cristiano, 1520). Con su doctrina Lutero abrió las puertas al subjetivismo y al relativismo moral. Basta con ver lo que pasa hoy en día con el llamado protestantismo liberal, que incluso ha convocado jornadas de oración a favor del aborto.

Si no cree en Cristo ni en la salvación, ¿qué pinta en esto Sopena?

En este sentido, el párroco de la Iglesia de San Bartolomé de Viveros no hace más que predicar la necesidad del arrepentimiento y del perdón, y la exigencia de las buenas obras para alcanzar la salvación. Un tema que al digital cristianófobo debería importarle un pimiento, pues no cree ni en la salvación, ni en Cristo ni en nada que se salga de los dogmas ideológicos de la secta progresista. Quien parece estar más cerca de Lutero es, precisamente, El Plural, al menos en lo relativo a que cada uno interprete las escrituras como le venga en gana (lo que el reformador llamaba “libre examen”), pero si nos referimos al aborto, es evidente que hace falta estar tan desprovisto de escrúpulos morales como el citado digital izquierdista para aprobar semejante monstruosidad. Hoy los cristianos evangélicos rechazan esa barbaridad igual que lo hacemos los católicos. Y en este sentido, y a pesar de que la figura de Lutero no me despierta ninguna simpatía, desde luego que me siento, como cristiano católico, más próximo a los cristianos evangélicos que a tipos como Enric Sopena, que pasó de ser miembro del Opus Dei a ser un cristianófobo de tomo y lomo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. sanabria

    Pues basta con no leerlo.yo no lo hago

  2. Sharovarov

    Lo peor de todo es que parece que la secta progresista ha conseguido una vez más su objetivo: al parecer el párroco lo ha retirado cediendo a las presiones de dicha secta, ¿no?

  3. pacococo

    El párroco lo retiró diciendo que donde manda patrón, no manda marinero. No sé quién es el patrón.

    Aquí si tienen gran parte de culpa los curas, que se dedican en las homilías a hablar del amor y que debemos ser buenos y que todos nos salvamos, cuando deberían hablar de los pecados, que al final la gente se olvida de los matices. Lo que pasa es que si nos ponemos a matizar, a lo mejor se va la clientela. Porque es muy cómodo no pensar en los pecados, se vive muy feliz.

  4. Señal de que le llamó su obispo, tal vez porque este tema también lo trató la Ser. Si es verdad que le llamó el obispo, es como para preguntarle al señor obispo si no tiene nada mejor a lo que dedicarse que a corregir a un párroco por recordar la doctrina de la Iglesia.

  5. pacococo

    Eso me figuré yo, pero es un asunto muy gordo, de ser cierto, para tratarlo sin pruebas, aunque blanco y en botella…

  6. Maite

    No me parece digno de un buen católico hablar mal de aquellos que están puestos como Pastores. En lugar de eso, deberíamos rezar por ellos.
    No sólo la calumnia es pecado, también lo es la murmuración. El cuarto mandamiento incluye el respeto a los superiores y con mucha más razón a los sucesores de los Apóstoles.

  7. Maite, hablas de un país donde hemos tenido a Obispos nacionalistas como Setién, Uriarte y Sistach, y donde aún tenemos a Obispos tan descaradamente separatistas como Novell. Y recuerdo que el cuarto mandamiento incluye el respeto a los superiores, sí, pero también les exige deberes a esos superiores. Y lo siento mucho, pero me cuesta ver en alguien como Setién a un digno sucesor de los Apóstoles.

  8. Maite

    Estoy de acuerdo en todo lo que me respondes, Elentir.
    Ellos tendrán su juicio, ya que Dios no es parcial. Y tú el tuyo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.