El PSOE pretende saltarse el Artículo 16 de su propia Ley de Memoria Histórica

Profanar tumbas para hacer política: una canallada propia de políticos mediocres

Este jueves el Congreso votará una propuesta del PSOE, apoyada por Ciudadanos, para profanar las tumbas de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera en el Valle de los Caídos.

La izquierda utiliza a Franco como alfombra para ocultar el pucherazo del Frente Popular
Los nombres de los 50 niños asesinados por los comunistas en la masacre de Paracuellos

Quieren profanar dos tumbas situadas en una Basílica católica

Sí, he dicho “profanar las tumbas”. Y es que no hablamos de meros desenterramientos hechos con arreglo a la ley y con el consentimiento de las familias de los sepultados. Lo que pretenden el PSOE y sus portamaletas de C’s es violar dos tumbas situadas en una Basílica, es decir, un templo de la Iglesia Católica. De hecho, los socialistas incluyeron en el Artículo 16.1 de la Ley de Memoria Histórica lo siguiente en relación a ese templo:

El Valle de los Caídos se regirá estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos.”

Así pues, los diputados de esos dos partidos no tienen ningún derecho a remover una tumba en un templo católico. Ya basta de creer que tener un escaño les autoriza a meterse en casa ajena.

Lo que dice el Código Penal sobre el delito de profanación de tumbas

Hay que recordar, además, lo que dice el Artículo 526 del Código Penal:

El que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses.

Sea cual sea el resultado de esa votación, y teniendo en cuenta que se trata de una proposición no de ley (es decir, que no tiene carácter vinculante para el ejecutivo), espero que el gobierno sea consciente de que cometería un delito si hiciese lo que le piden el PSOE y C’s.

¿Todo vale para vivir del reparto de carnets de antifranquista?

Yo no soy franquista. Rechazo todas las dictaduras, sean del color que sean. Eso sí, me parece una grandísima canallada pretender hacer política con cadáveres, profanando tumbas, y todo ello para presumir de antifranquistas 42 años después de la muerte de Franco. El antifranquismo sobrevenido de nuestra clase política ha servido de comodín para todo, desde llamar “fascistas” a los que amamos a España hasta tachar de “retrógrados” a los católicos, pasando por imponer el catalán en los colegios y multar a quien rotula su negocio en español. Parece que en España todo vale para que la izquierda no te señale como “franquista”: ahora también profanar tumbas. Pues no, oigan. Basta ya de repartir carnets de antifranquista como excusa para imponer sus caprichos a la sociedad y ciscarse en todo lo humano y hasta en algo tan sagrado como una tumba. Este comportamiento es propio de políticos mediocres, déspotas y sectarios, como los que firman y apoyan esa proposición no de ley para profanar dos sepulturas.

Nos quieren vender una guerra de buenos y malos: una mentira

Eso sí, se me antoja que con ese afán por ganarle la guerra a Franco después de muerto, algunos políticos demuestran una colosal torpeza. Es un craso error hacer que los españoles recordemos por qué hubo una guerra entre hermanos, porque lo que algunos intentan vendernos como una película de buenos y malos no fue tal: el bando republiano asesinó a miles de personas por motivos políticos y religiosos, niños incluidos, convirtiéndose de facto en el primer episodio de lo que pudo acabar siendo una dictadura soviética, que habría sido mucho peor que la dictadura franquista (basta con ver los genocidios perpetrados por los comunistas en Europa del Este, China, Camboya y otros países). De hecho, ese bando republicano emprendió una bestial persecución anticatólica que se saldó con miles de asesinatos y numerosas violaciones. Y ahora los mismos que quieren desenterrar a Franco pretenden vendernos a los responsables de esos crímenes como “los buenos”. Y da la casualidad de que este nuevo intento de falsificar la historia llega dos meses después de la publicación de los documentos que prueban el pucherazo del Frente Popular en febrero de 1936. A la vista de esos documentos, unos políticos honrados habrían derogado una ley que otorga a ese gobierno izquierdista una legitimidad de la que carecía. En lugar de eso, siguen empeñados en imponer una falsedad histórica, como si cierto números de diputados pudiesen enterrar la verdad pulsando un botón.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Manuel del Castillo

    Volverán a perder.

  2. Carlos

    Quizás, Manuel, pero de momento van ganando.

  3. pacococo

    Todo esto viene a cuento de la incapacidad de ofrecer ideas que entusiasmen. Llevamos cuarenta años mandados, que no gobernados, por mediocres incapaces de tener una idea que mejore la vida del pueblo, de ese pueblo que no se les cae de la boca, pero que cada día está peor. Se trata de ofrecer algo que llene portadas y cree debata para que no piense “el pueblo” en lo inútiles que son.

  4. Ramón Santillán

    El problema es que seguimos cuidándonos de que no nos llamen franquistas a cualquier precio. Franco no era “franquista”. Vivió una época terrible y tomó partido por la parte más débil haciendo posible una España mejor que la que habría llegado a ser si Carrillo, Negrín o Largo Caballero hubieran vencido una guerra. El juicio que se hace hoy por las izquierdas y se acepta por los demás (casi todos) es de un cinismo vomitivo.

  5. Pues sí, Ramón. No estaríamos todavía con estas tonterías si el PP hubiese tenido valentía y hubiese derogado la Ley de Memoria Histórica, a la que se opuso cuando fue aprobada. Pero el PP es así: hoy dice una cosa y mañana otra. Es un partido en el que ya no se puede confiar.

  6. Luna

    Así es la propaganda política de la actualidad. Viendo que el filón del “antifranquismo” da para mucho desde hace más de treinta años lo radicalizan y llevan a extremos histriónicos. En la fachada del cuartel de Policía Nacional de Vía Layetana de Barcelona pretenden colocar una placa que diga que “allí se torturaba”… pero no la pondrán en el de los Mozos de Escuadra de Les Corts, de donde se conservan vídeos de palizas descomunales a una ciudadana rusa.

    Lo del antifranquismo se basa en una doble mentira: Por un lado, en adjudicarse una lucha que bien pocos llevaron en realidad, cogiendo hoy un tren que pasó hace muchos años. (Así tenemos a un PSOE que nada absolutamente hizo en aquellos tiempos y ahora nos viene con estas). Por otro lado, genera un “franquismo” que nunca existió, no es más que un espejismo creado de los ochenta para acá. Hubo unos tiempos de Franco, como tuvimos luego otros de Juan Carlos I y ahora de Felipe V. Pero hablar de “Juancarlismo” o “Felipequintismo” es tanto como construir una entelequia. Por definición, el antifranquismo es falso: No se puede haber luchado contra lo que no existió.

    Aparte de esto, ¿Qué tiene que ver José Antonio Primo de Rivera con Francisco Franco o con su régimen?. Absolutamente nada. Es más: El gobierno de Franco fue un verdadero palimpsesto de la doctrina joseantoniana que se alimentó del nombre e imagen de la Falange para construir algo que no tenía nada que ver con ella. A cada cual su culpa.

    A José Antonio le fusilaron los rojos con un vil pretexto. ¿Por qué no reconocen que fue un asesinato?. En lugar de desenterrar sus restos y hacer escarnio de su cuerpo, bien valdría la pena que recordáramos sus palabras: “Ojalá fuera la mía la última sangre derramada en discordias civiles”.

  7. Blanca

    Es que estas medidas gustan mucho a los votantes de la Izquierda; con ellas no les importa la corrupción que tiene el PSOE encima, por ejemplo, que no es moco de pavo. La envidia y el resentimiento eternos que padece la izquierda en este país, y que no hay forma de descastarla. Encima Zapatero les dió alas. que la cosa estaba un poco amortiguada.
    Pues la basílica de El Valle depende directmente de Roma, no sé si podrán llevarse a cabo los cambios que esta gente quiere.
    Por otra parte, pienso que lo de quitar a Franco de allí es lo de menos, ya que él pidió ser enterrado en El Pardo, con su familia. Pero van a por todas, no solo a desenterrar al Caudillo. Estos quieren llevarse también a los monjes por delante y convertir aquello en Dios sabe qué. Cuando no destruírlo.

  8. Russell

    ¿Legalmente se puede sacar a alguien de su tumba?

  9. Basfi

    Hienas carroñeras, desenterrando cadáveres para intentar morder algún voto y de paso azuzar el odio rojo.

  10. Blanca

    Cuando dije que no era un problema enterrar a Franco con su familia, como él hubiera querido, no me había detenido a pensar en que seguramente alguna bestia carroñera no tardaría en profanar su sepulcro. No es tan sencillo el asunto, saber donde ponerlo como lo saquen de El Valle.

  11. José Antonio Villar

    MENTES ENFERMIZAS LAS DE ESTOS POLITICOS,A LO MEJOR ES QUE EN ESTE PAIS NO HAY NINGUN ASUNTO DE IMPORTANCIA DEL QUE OCUPARSE,CASTA DE SINVERGUENZAS Y PRIVILEGIADOS,QUE ASCO POR DIOS.

  12. Juana de Arco

    No nos dejemos fuera el apoyo explícito del PP/Rajoy a este intento de profanacion, con su voto de aprobación abstencionista. Aqui estan todos enfangados

  13. Sharovarov

    Juana de Arco, hubo un voto del PP en contra de la profanación de tumbas…pero fue por error, claro. Se equivocó de botón la criatura.

  14. Juana de Arco

    El meollo de la cuestion es, si se salen con la suya esos guerracivilistas ¿que será lo próximo?
    Recordad que ya dijeron querer derruir ese monumento para hacer otro invento, pero tampoco creo que vayan por ahí los tiros, sino DESTRUIR EL MONUMENTO POR SER CATOLICO, Y EIMINAR LA GRAN CRUZ.
    Esta patulea de indigentes mentales solo persiguen un fin, hacer desaparecer todo lo que huela a catolicos y la Iglesia.
    Lo del Valle es solo una distraccion, una estrategia, la punta del iceberg

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.