Bayona: la fauna del Castillo de Monterreal

Últimamente he hecho algunas fotos de uno de los aspectos menos conocidos del formidable Castillo de Monterreal, en Bayona (Galicia, España): su fauna, que incluye desde las ya comunes gaviotas, gorriones, cuervos y urracas hasta una pequeña colonia de ovejas y cabras, además de varios conejos.

Bayona: el Castillo de Monterreal
Los polluelos se van a dormir

Uno de los puntos más visitados de las murallas de esa gran fortaleza es la zona de la Torre del Príncipe, ya que desde allí se pueden ver unas magníficas puestas de sol sobre el mar. Esta torre, siempre cerrada al público, está tomada por las gaviotas, como podéis ver en la foto que encabeza estas líneas. Desde allí pueden controlar su zona de cría, de la que os hablé el año pasado y que está situada justamente delante de esa parte de la muralla, en el extremo norte de la península en la que está el castillo.

Por supuesto, las gaviotas no son las únicas que frecuentan las almenas del castillo. Sobre estas líneas podéis ver un gorrión común desde su particular atalaya.

Y aquí una paloma torcaz en la muralla occidental del castillo. Estaba mirando al mar, pero en cuanto la enfoqué con mi cámara empezó a mirarme a mí. Seguro que quería salir guapa en la foto.

Aquí tenéis dos conejos negros. Parece que están haciendo un intercambio de señales con las orejas. Los conejos son ya veteranos habitantes del castillo, aunque algunos de ellos tuvieron la mala suerte de caer en las garras de un zorro que se coló hace tiempo en la fortaleza… En la actualidad, estos conejos están en una zona vallada del interior del castillo.

En ese recinto también podéis ver ovejas. Aquí aparece una con su corderito.

En esta foto podéis ver una oveja muy tímida (no se despegó del árbol en todo el rato) y un cuervo que debía estar pensándose si dar un baño.

En este recinto interior también hay cabras y cabritillos. Unos comiendo…

… y otros descansando a la sombra.

De la alimentación de las ovejas y las cabras se encarga el personal del Parador, que les ponen pienso. Los gorriones y las gaviotas son más atrevidos y suelen pasarse por la terraza de la cafetería del Parador. Pero la más atrevida es una golondrina que suele colarse en la cafetería para darse una comilona con lo que los humanos dejan caer de las mesas.

Podéis ver la serie completa de fotos en mi cuenta de Flickr (pulsa aquí).

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.