El PP cuenta con dos grandes corporaciones: la CRTVG y La Voz de Galicia

Así es el chiringuito mediático de Feijóo y así apoya su estrategia nacionalista frente a Vox

Estos últimos días se está produciendo una situación dentro del periodismo gallego que podría calificar como divertida, por cuanto pone en evidencia el servilismo de ciertos medios hacia la Xunta.

El PP apoya a los socios gallegos de Bildu para avanzar en la desaparición del Estado en Galicia
Si Vox “no tiene cabida en Galicia”, ¿cómo encajamos esto que dicen las estadísticas?

La CRTVG nos cuesta 97,2 millones al año a los gallegos

Hay que decir que el gobierno regional de Feijóo controla directamente un medio público, la Corporación Radio e Televisión de Galicia (CRTVG), formada por la Televisión de Galicia (con cuatro canales: (TVG, TVG2, Galicia TV Europa y Galicia TV América) y Radio Galega (que tiene tres emisoras: Radio Galega, Radio Galega Música y Son Galicia Radio). El presupuesto de la CRTVG para este año es de 107 millones de euros: de ellos, 97,2 millones salen de los bolsillos de los contribuyentes. En 2018 su presupuesto fue de 106,9 millones, lo que venía a representar la décima parte del gasto total en televisiones públicas autonómicas en España.

Las manipulaciones de la Televisión de Galicia contra Vox

La independencia y objetividad de la TVG ha sido cuestionada por muchos. En el tema que nos ocupa, bastará con señalar que el canal público gallego viene tachando a Vox como “extrema dereita” y “ultradereita” en sus noticias, y eso sin haber llamado nunca “ultraesquerda” a Podemos. Hay que decir que tanto la TVG como la Radio Galega tienen unos buenos índices de audiencia en la comunidad. Lo que cabe preguntarse, como con los demás medios públicos, es cómo se justifica ese gasto en un entorno mediático plagado con medios privados. La eterna excusa de los políticos es la necesidad de un medio público en gallego. Pero si ese medio tiene buena audiencia, ¿por qué no privatizarlo y ahorrarles a los contribuyentes ese dispendio? Claro que en el caso de Galicia, eso ni siquiera garantizaría ahorrar un gasto público, a la vista de las ayudas que concede la Xunta a los medios privados, tanto en forma de subvenciones como en publicidad institucional.

Los vaivenes ideológicos de La Voz de Galicia desde sus inicios

Me referiré a uno en concreto: La Voz de Galicia. Fundado en La Coruña en 1882 como un periódico republicano, a día de hoy es el diario con más audiencia de Galicia y está integrado en el principal grupo de comunicación de la región, la Corporación Voz de Galicia. Durante la Segunda República mantuvo su línea ideológica de izquierdas (por entonces el Faro de Vigo, La Región -de Orense- y Diario de Pontevedra eran medios afines a la derecha). En los primeros años del franquismo podían leerse en La Voz titulares elogiosos hacia Francisco Franco, como pasó en muchos medios españoles, en gran medida por las propias consignas de los servicios de propaganda del régimen. Con el paso de los años y el relajamiento de los dictados del régimen a los medios, La Voz fue adoptando una línea más neutral, sin publicar editoriales. Finalmente, en los años 60 empezaron los problemas con el régimen, acumulando varias sanciones que llevaron al cese como director de Pedro de Llano en 1968. Su sucesor fue Francisco Pillado Rivadulla, persona de izquierdas próxima a Tierno Galván, que acababa de fundar el Partido Socialista Popular, más tarde integrado en el PSOE.

Antes afín al PSOE de Vázquez, La Voz se pasó al PP de Feijóo

Durante al mandato del socialista Francisco Vázquez como alcalde de La Coruña (1983-2006), La Voz de convirtió en su gran valedora. Vázquez incluso tenía un programa fijo en la emisora del grupo, Radio Voz. En 2006 La Voz fue precisamente la que adelantó la noticia del nombramiento de Vázquez como embajador de España en el Vaticano. Las relaciones entre La Voz y el PSOE se rompieron durante el gobierno bipartito PSOE-BNG (2005-2009), cuando los nacionalistas del Bloque apoyaron el lanzamiento de un diario afín, Xornal de Galicia, lanzado por el Grupo San José. La Voz cogió un gran rebote y empezó a dirigir su artillería informativa contra el gobierno de Touriño y Quintana. En 2009, La Voz se decantó por el PP de Feijóo, ayudando de forma decisiva a la campaña que le llegó al gobierno autonómico. Esta servidumbre mediática primero al PSOE y luego al PP han hecho que La Voz tenga fama de ser un medio afín al gobierno de turno.

Feijóo ha regado a La Voz con más de 7 millones de euros en ayudas

Ese apoyo de La Voz al PP ha continuado hasta hoy, a cambio de unas grandes cantidades en subvenciones. De hecho, desde hace años La Voz de Galicia recibe la mayor parte de las subvenciones a medios concedidas por la Xunta, lo que ha creado una enorme dependencia de esas ayudas por parte del diario en un escenario en el que los diarios de papel están atravesando una grave crisis ante la irrupción de Internet. Éstas son las ayudas directas que ha recibido La Voz de la Xunta en los últimos años:

Es decir, que en los diez años que lleva gobernando Feijóo, La Voz ha recibido 7.365.553,66 euros en subvenciones de la Xunta. Pero ésas no han sido las únicas ayudas de comunicación recibidas por el grupo de comunicación de ese diario. La emisora del grupo, Voz de Galicia Radio, S.L.U. (Radio Voz), ha recibido estas ayudas:

En total, 222,756 euros. Y todo esto sin contar contratos de publicidad institucional. Paradojas de la vida, en 2014 La Voz se quejó del favoritismo de Abel Caballero hacia Faro de Vigo, el medio favorito del alcalde socialista y el más leído en esa ciudad. Pero de las ayudas que recibe el diario coruñés por parte de la Xunta, ni pío.

La Voz sale en apoyo de la estrategia nacionalista de Feijóo

Teniendo en cuenta estos datos, a nadie puede extrañar leer las siguientes cosas publicadas en la sección de noticias de La Voz después de la votación parlamentaria en la que el PP apoyó una moción de los separatistas del BNG pidiendo más competencias para Galicia:

Hay que señalar que con esta campaña, La Voz no sólo ayuda a Feijóo a marcar distancias con Vox, sino también con Pablo Casado, de cuya línea se muestra cada vez más distante el presidente gallego, a pesar de que el actual líder del PP haga como si oyese llover.

Si Feijóo convoca elecciones en 2020, tendrá que afrontar la irrupción de Vox

Cabe preguntarse si Feijóo las tiene todas consigo en esta estrategia. Entre las elecciones gallegas de 2009 y las de 2016, el PP se dejó más de 100.000 votos por el camino. Y entre las elecciones generales de 2011 -que se saldaron con una mayoría absoluta de Rajoy- y las de 2016, el PP perdió en Galicia más de 200.000 votos. Hasta ahora, la división y la ineptitud de la izquierda gallega ha favorecido enormemente al PP. Sin embargo, ¿cómo reaccionarán muchos votantes del PP ante la deriva nacionalista y progre de Feijóo, ahora que tienen una alternativa con posibilidades como Vox? Es algo que está por ver, y que actualmente es una incógnita. En todo caso, si se cumplen los plazos, las próximas elecciones gallegas de 2020 vendrían precedidas por la irrupción de Vox en las europeas, las municipales y regionales y tal vez unas generales. El partido de Abascal podría concurrir a esas elecciones gallegas el año que viene con una inercia nada beneficiosa para la apuesta nacionalista del PP en esta región.

(Foto: PP de Galicia. Alberto Núñez Feijóo tomando la palabra en una reunión de la junta directiva del PP de Galicia el 18 de junio de 2018)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir. Solo hay que comparar el programa de Podemos con el de Vox para diferenciar en donde existe el extremismo mas rancio de este pais. En estos momentos no existe un centro 100%. Si el PP volviera a la base de ‘conservador’ y el PSOE de social/democrata estariamos en el tipo de democracia estilo anglo-sajon. Esto no quiere decir que es perfecto pero como dijo Bill Clinton hace muchos años, ‘imperfecto pero es lo mejor que hay.’

  2. En cuanto a Galicia. Estoy de acuerdo. Poco a poco nos hemos cargado el articulo 5.3 de los estatutos de esta autonomia. Se esta aplicando a raja tabla el 5.1. que los nacionalistas han usurpado el idioma gallego a ser de ‘propia’ a ‘impuesta’.

  3. Yo lo he sufrido con mis novelas (todos con temas de Galicia) que he escrito en ingles, castellano y con traduccion al gallego pero los estatutos de las editoriales IMPONEN al gallego como obligatorio.

  4. Este pais ya no tienen ni la mas remota semejanza a lo que se acordo durante la transición.

  5. Solo escuchar al discurso ayer de la Vice Presidenta lo confirma

  6. Extremismo de izquierda puro y duro

  7. Jandro

    Uno de los mayores aliados de VOX es la ceguera ensimismante de los barones del PP, siendo Feijóo su prototipo más notable. Mientras la gente quiere más igualdad entre los ciudadanos de todos los territorios, acabar con chiringuitos y que no traten de hacerles comulgar con ruedas de molino, algunas personas en el PP lo han entendido y adoptan la estrategia inteligente de sintonizar con esa sentir. Pero otros, como Feijóo, adoptan la contraria, la de cerrarse, buscar más autogobierno, ser más progre y hacer como que no se enteran. Veremos quién gana ese pulso, porque, si lo ganan los barones embobados, la caída del PP va a ser antológica.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.