¿Por qué hay que esperar 24 horas para combatir la comisión de un delito?

Si el Estado no quiere defender mi hogar de los okupas, al menos deje que lo defienda yo

Una de los más claros ejemplos del alejamiento que existe entre nuestra clase política y los ciudadanos de a pie es el tratamiento a la ocupación ilegal de viviendas, la llamada “okupación”.

Además de robar, la ‘okupación’ también mata: así es como está arriesgando multitud de vidas
Miles de polacos aplauden la actuación de la Policía española contra los violentos ‘okupas’

Allanamiento de morada y usurpación de vivienda

En España este fenómeno se ha convertido en un gran problema social, y no sólo con las viviendas vacías, sino también con las que son residencia habitual. El Código Penal tiene dos tipos penales distintos: por un lado está el allanamiento de morada (Artículo 202), que castiga al intruso con pena de prisión de seis meses a dos años (o de uno a cuatro años si el allanamiento se lleva a cabo con violencia o intimidación). Por otra parte está el delito de usurpación (Artículo 245), que condena a una simple pena de multa de tres a seis meses al que entre en vivienda ajena que no sea morada o se mantenga en ella contra la voluntad de su titular.

Los okupas ya se están colando en residencias habituales

Habitualmente los okupas suelen meterse en viviendas que no son residencia habitual, pero hay ya muchos casos en los que la okupación se dirige contra residencias habituales. En 2017, por ejemplo, una mujer de Barcelona se fue diez días de vacaciones y al regresar se encontró su casa ocupada por un hombre que se negó a abandonarla. Ella se tuvo que ir a vivir a casa de su hermano, porque el okupa se negó a abandonar la vivienda. Ese mismo año también se conoció otro caso en una localidad de Tarragona en el que los legítimos propietarios de una vivienda fueron desalojados de ella tras ser denunciados por unos okupas. En Palma, la propietaria de una vivienda fue detenida tras intentar sacar a los okupas que se habían colado ilegalmente en ella.

¿Por qué muchos políticos no se preocupan de este problema?

Casos así son cada vez más frecuentes en España, a causa de una legislación que tiene muy poco respeto por la propiedad privada. Que ya no te puedas ir tranquilo de vacaciones es algo gravísimo, pero que no afecta a muchos políticos que viven en chalets con seguridad privada (y en algún caso muy conocido, con seguridad proporcionada por la Guardia Civil y pagada por todos los españoles). De ahí que algunos partidos se hayan despreocupado por completo de las víctimas de los okupas (algunas formaciones de ultraizquierda incluso apoyan a esos delincuentes). Los procedimientos judiciales para echar a los okupas oscilan entre los nueve meses y los dos años, y durante ese tiempo los dueños de la vivienda se ven en la absurda situación de tener que pagarles el agua y la luz a los delincuentes que se han colado en sus viviendas. A eso hay que añadir los gastos que generan los desperfectos ocasionados por los intrusos en las viviendas.

La propuesta del PP contra la okupación: desalojo en 24 horas

Ante esta situación, el Partido Popular anunció este jueves una Proposición de Ley para combatir la ocupación ilegal de viviendas “que garantice el derecho de propiedad, la seguridad de personas y bienes y la convivencia social”. Según señala la web del PP, “la Policía podrá desalojar la vivienda ocupada ilegalmente en un plazo express de 24 horas, sin necesidad de esperar varios meses como hasta ahora”. Además, esta propuesta “refuerza el delito de usurpación pasando de una multa a pena de privación de libertad de uno a tres años”. La propuesta me parece bien intencionada, pero la pregunta que me asalta es: si el PP modificó el Código Penal en 2015, ¿por qué no incluyó entonces esta medida? Por otra parte, teniendo en cuenta que el Estado dispone de nuestra información censal y Hacienda tiene los datos catastrales de nuestra vivienda (se indican en el IRPF), ¿por qué hemos de esperar 24 horas a recuperar nuestro hogar si un okupa se cuela en él? En 24 horas cualquier delincuente puede desvalijar una casa, destruyendo el modo de vida de una familia. ¿Cómo se justifica que en los tiempos de la informática e Internet haya que esperar 24 horas para combatir la comisión de un delito, con los efectos que eso conlleva?

Una propuesta alternativa: legítima defensa y desalojo inmediato

Frente a esa propuesta del PP, prefiero que nos permitan a los españoles defender nuestro hogar por nuestros propios medios, como ocurre en EEUU. Si el Estado no está dispuesto a proteger nuestros hogares, al menos que nos deje defenderlos a nosotros como es debido. Esto incluiría, por supuesto, una legislación mucho más razonable que la actual sobre la posesión legal de armas. No puede ser que los delincuentes tengan acceso al mercado negro de venta de armas, y mientras tanto el Estado nos ponga a los ciudadanos todo tipo de dificultades para poder tener legalmente una para nuestra propia defensa. Yo no le pido al Estado que vigile mi hogar como lo hace con el de Pedro Sánchez o el de Pablo Iglesias: sólo le pido que me deje defenderlo a mí.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. bilbaino

    Ni de los criminales en general. Hace unos meses condenaron a prisión a un anciano de 83 años por defenderse del delincuente que había allanado su casa, estaba torturando a su mujer, y les apuntaba con un arma (luego se supo que era un arma simulada). Y lo peor es que en este caso fue un jurado popular quien condenó a la víctima.

  2. bilbaino

    tener que pagarles el agua y la luz a los delincuentes que se han colado en sus viviendas

    Y si el propietario de la vivienda se le ocurre cortar la electricidad se puede enfrentar a una denuncia por coacciones interpuesta por el delincuente.

    Y mientras tanto el propietario a seguir pagando el IBI religiosamente, din, din, din,…

    y en algún caso muy conocido, con seguridad proporcionada por la Guardia Civil y pagada por todos los españoles

    Una diputada del mismo partido que ese caso muy conocido, desahució al inquilino de su ático por impago.

    Por otra parte, teniendo en cuenta que el Estado dispone de nuestra información censal y Hacienda tiene los datos catastrales de nuestra vivienda (se indican en el IRPF), ¿por qué hemos de esperar 24 horas a recuperar nuestro hogar si un okupa se cuela en él?

    Y no olvidemos, con la obligación de registrar los contratos de arrendamiento.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.