Se saltan los principios democráticos para imponer una mordaza a Vox

El PSOE regresa a la ultraizquierda: lo deja claro su nuevo pacto con Bildu y contra Vox

Hubo una época en la que el Partido Socialista pudo merecer el adjetivo de constitucionalista, cuando su líder en el País Vasco era Nicolás Redondo Terreros.

El origen golpista, totalitario y violento del PSOE: un pasado que hoy intenta blanquear
Esto es lo que hizo el PSOE cuando Europa quiso condenar los crímenes del comunismo

El PSOE pacta con PNV, Podemos y Bildu para amordazar a Vox en el Parlamento Vasco

Los tiempos han cambiado, y el PSOE ya no tiene reparos en pactar no sólo con los recogenueces del PNV y los comunistas de Podemos, sino también con EH Bildu, el infame partido que no condena los tiros en la nuca ni las bombas con las que ETA ha asesinado a cientos de españoles, niños incluidos. El Mundo señaló ayer que el PSOE, el PNV, Bildu y Podemos han pactado una mordaza contra Vox en el Parlamento Vasco, que reducirá drásticamente las intervenciones parlamentarias, las proposiciones y las preguntas que tenía derecho a hacer el grupo mixto, en el que está encuadrada la única diputada de Vox en esa cámara, Amaia Martínez.

Un claro atentado contra los principios democráticos

El Mundo señala lo siguiente sobre ese escandaloso pacto: “El acuerdo suscrito por todos los partidos, a excepción del PP y Ciudadanos y, lógicamente, de Vox, incorpora por primera vez en los 40 años de historia del Parlamento vasco un criterio discriminatorio hacia el Grupo Mixto respecto al utilizado para el resto de grupos”. Se trata de un criterio que no se aplicó en la legislatura de 2012 a 2016, cuando Gorka Maneiro, de UPyD, fue el único diputado del grupo mixto. Sólo Vox, PP y Cs han rechazado ese pacto, que atenta contra los principios democráticos, al cambiar las reglas del juego simplemente para discriminar a un partido porque tiene la osadía de discrepar del consenso progre.

Vox apunta un posible recurso al Tribunal Constitucional

Desde Vox han dejado claro que no se van quedar de brazos cruzados ante este atropello antidemocrático, como tampoco lo han hecho ante otros. Ayer su diputada Macarena Olona ya apuntaba un posible recurso ante el Tribunal Constitucional. Por lo que respecta a este blog, y a pesar de no ser un gran medio de comunicación, obvia decir que ya que el PSOE y sus aliados de mordaza quieren silenciar a Amaia Martínez, Contando Estrelas pondrá un especial empeño en dar voz a la amordazada. Esta web no es equidistante ni neutral ante quienes atentan contra los principios democráticos, como lo hacen el PSOE, el PNV, Podemos y Bildu con ese pacto.

Los orígenes del PSOE en la izquierda más extrema

Hay que decir que ese desprecio por los principios democráticos no es algo extraño en la historia del PSOE. Su fundador, Pablo Iglesias Posse, del que el PSOE nunca ha renegado, dijo el 7 de julio de 1910 en las Cortes: “este partido no ha cambiado de opinión respecto a este particular; estará en la legalidad mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad, como han estado todos los partidos, cuando ella no le permita realizar sus aspiraciones”. Un discurso puramente golpista.

Entonces el PSOE era un partido marxista que reclamaba la supresión de la Magistratura, de la Iglesia y del Ejército, como también dijo Pablo Iglesias en aquel discurso, en el que además amenazó al diputado conservador Antonio Maura con un atentado si volvía a presidir el Consejo de Ministros: “hemos llegado al extremo de considerar que antes que Su Señoría suba al poder debemos llegar al atentado personal”.

En la Segunda República el PSOE abogó abiertamente por una «dictadura socialista»

Esa retórica extremista continuó durante la Segunda República. El 23 de julio de 1933 el entonces presidente del PSOE, Francisco Largo Caballero, pronunció un discurso que fue recogido dos días más tarde en el número 7.634 del periódico del partido, “El Socialista” (ver PDF). El discurso incluía la siguiente declaración: “Que conste bien: el Partido Socialista va a la conquista del Poder, y va a la conquista, como digo, legalmente si puede ser. Nosotros deseamos que pueda ser legalmente, con arreglo a la Constitución, y si no, como podamos“. En ese mismo discurso, Largo Caballero -del que tampoco reniega hoy el PSOE- abogó abiertamente por una “dictadura socialista”.

El PSOE ha tenido muchos años para renegar de ese pasado y para pedir perdón por sus errores, y nunca lo ha hecho. Hoy el PSOE, de la mano de Pedro Sánchez, parece empeñado en dinamitar el pacto constitucional de 1978 y en apartarse de los principios democráticos, ya sea por ser fiel a sus propios orígenes o por la influencia de sus aliados comunistas de Podemos. Lo que está claro es que éste ya no es el PSOE de Julián Besteiro, de Nicolás Redondo Terreros o de Francisco Vázquez. Se parece cada vez más al partido marxista y extremista que fue en sus orígenes y que nunca ha dejado de reivindicar. A ver si se enteran de una vez algunos llamados centristas que siguen empeñados en alcanzar acuerdos con ese PSOE, un afán que justifican con la idea de que se trata de un partido constitucionalista, mientras el PSOE no tiene reparos en aliarse con todos los que quieren reducir a cenizas el pacto constitucional de 1978.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ivan

    Los socialistas, comunistas, terroristas y el supremacismo vasco unidos para eliminar a quien no piense igual. Verguenza de sociedad vasca

  2. Jandro

    Mucha gente, cada vez más, conocen el pasado del PSOE. El auténtico engaño consiste en haber hecho creer a millones que se han apartado alguna vez de ese camino. Recordemos que no lo hemos soñado: hemos visto a Sánchez cantar la internacional puño en alto.

    El pacto contra Vox, obvia decirlo, es una muestra bochornosa más de la enfermedad de la sociedad vasca.

  3. wladimir

    Asi como un tigre nunca podria ser vegetariano…

    no se puede esperar que un notorio movimiento marxista…ahora se vuelva democratico y ese es precisamene el PSOE…si sus origenes fueron comunistas radicales y promovia la lucha de clases y la revolucion marxista…de ellos no se puede esperar otra cosa..

    definitivamente..ellos se pusieron muchos y vistosos disfraces “democraticos”…pero para quienes los conocen desde sus inicios saben perfectamente que eso es pura “facahada” para ahcer creer a los demas lo democraricos que eran…ahora resulta que…

    con la nueva ola socialista.progre minorista-inclusiva salieron del closet politico y WaoW..sorprendentemente ahora ya no son socialsitas…son comunistas puros y duros (bueno en sus corazones y almas nunca dejaron de serlo),y con esa clase de amigazos que se cargan ahora…

    si entre esos amiguetes que tienen hay sujetos como la delcy,la vice de maduro, pablo iglesiss y sus secuaces de podemos,don evo morales,el nacionalismo vasco y los esbirros de Eh Bildu,,con amigos asi deben estar muy felices…

  4. Luis Carlos

    Si Vox se convierte en 2ª fuerza política es el fin definitivo del PSOE. Es una amenaza para este régimen, pero porque este se comporta como el turnismo de Cánovas y Sagasta, una alternancia pactada a costa de pucherazos cuando hiciera falta.

    Vox tiene una infantería preparada para la guerra cultural, y si llega a gobernar tendrá a su disposición una buena artillería para bombardear a la maquinaria propagandística enemiga, aparte de cerrar unos cuantos grifos.

    Esto es como un trabajador tóxico en una empresa que quiere hacerle la vida imposible a un compañero porque este le puede quitar el ascenso al que aspira.

    Lo que me preocupa es que parece que la gente que no se informa por internet no se entera, ven a Vox como una amenaza y no ven que Falconetti se está comportando como un aspirante a dictador pero no lo hace ya porque la Casa Real todavía le frena.

  5. Luis A. Recinos

    De acuerdo al así llamado “Décalogo de Lenín”, el punto 5 dice: “Hable siempre de Democracia y Estado de Derecho,pero en cuanto se presente la oportunidad, asuma el Poder sin ningún escrúpulo.” Ciero o falso el dicho Decálogo, es más que evidente que esa ha sido y sigue siendo la filosofía de los partidos ahora en el poder. Ah sí,y sin olvidar el primer principio: “Corrompa a la juventud y déle libertad sexual”. Cualquier similitud con la imposición de la “ideología de género”, no parece ser pura coincidencia.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.