El efecto de la mentira masiva usada por la izquierda contra los que discrepan

Pedro y el lobo nazi: así ha ayudado la izquierda a trivializar algo muy peligroso

No sé si ahora se sigue haciendo, pero cuando yo era un niño pequeño me contaron un cuento muy didáctico: el de Pedro y el lobo, sobre el riesgo que conllevan las mentiras.

El autor del señalamiento del disidente como ‘fascista’ y su contribución al auge del nazismo
Comunismo, el maestro del nazismo: así inspiró el terror rojo a la dictadura nazi

Pedro y el lobo: los efectos que tienen las mentiras

El cuento habla de un niño, Pedro, que es pastor y se aburre mientras cuida su rebaño en el monte, así que decide gastar una broma a los de su pueblo: empieza a gritar “¡qué viene el lobo!”, y todo el pueblo se alarma. El chico se burla de ellos y les dice que se han tragado una broma. Unos días después vuelve a hacerlo, sus vecinos vuelven a picar y él se vuelve a reír de que hayan sido tan ilusos. Un buen día, Pedro ve a un lobo. Corre a alertar a sus vecinos, pero ya nadie le cree. La moraleja es que si dices mentiras, corres el riesgo de que nadie te crea cuando digas la verdad.

El efecto de mentir masivamente llamando «fascistas» y «nazis» a quienes no lo son

Igual que el pastor del cuento, la izquierda política y mediática lleva años acusando falsamente de “fascistas” e incluso de “nazis” a muchas personas que no lo son, a sabiendas de que no lo son y con el propósito de amedrentarles y callarles. Es una forma muy burda de demonizar a todo el que discrepa de la izquierda, recurriendo sistemáticamente a la mentira. Providas, conservadores, liberales, democristianos, católicos, judíos, defensores de la libre elección de idioma… Multitud de colectivos que nada tienen que ver con el fascismo, y que incluso sienten repulsión hacia cualquier forma de totalitarismo, han sido blancos de esa mentira masiva.

El caso es que esa mentira ha llegado a ser tan repetitiva que cada vez surte menos efecto. Cuando te llaman “fascista” una y otra vez por amar a tu país, por lucir su bandera o simplemente por no ser de izquierdas, llega un momento en que te importa un bledo. En este sentido, la izquierda se ha hecho un flaco favor a sí misma mintiendo con tanto descaro y reiteración. El problema es que, al mismo tiempo, con esas mentiras la izquierda ha trivializado una amenaza que es real. El fascismo y el nazismo son ideologías que impulsaron dictaduras criminales en el siglo pasado, entre ellas una tan monstruosa como el Tercer Reich, que perpetró uno de los peores genocidios de la historia. Aunque sean marginales, aún hoy existen grupos fascistas y nazis que reivindican a esas dictaduras criminales.

Comunismo y nazismo: dos ideologías igual de perversas

El problema de abusar tanto de la acusación de “fascista” o “nazi” lanzándola, además, en abierto desprecio por la verdad, es que mucha gente ha llegado a percibir que si según la izquierda todo el mundo es fascista (menos la izquierda), en realidad nadie lo es. Al mismo tiempo, el hecho de que esa acusación salga a menudo de las filas comunistas, otra ideología totalitaria que compitió con el nazismo en maldad e instinto criminal, lleva a alguna gente de derechas a asumir la idea de que -por simple oposición- el fascismo no debe ser tan malo. Y el caso es que el fascismo y el nazismo surgieron de las filas socialistas. Al igual que el comunismo, son ideologías abiertamente anticristianas, antiliberales, anticapitalistas y antidemocráticas.

Como cristiano católico, como demócrata y como liberal-conservador, siento el mismo rechazo por el comunismo, el fascismo y el nazismo. Me repugna de igual forma que una ideología sea capaz de demonizar y asesinar a una multitud de personas por su clase social o su religión, a que lo haga por razón de su raza, su nacionalidad o su orientación sexual. No entiendo que alguien que se considere cristiano, conservador o de derechas -y ya no digamos liberal- pueda sentir ni la más mínima simpatía o indulgencia hacia el fascismo y el nazismo. Menos aún si -como es mi caso- hablamos de personas que sienten un cariño especial por Polonia, un pueblo heroico que se vio masacrado con igual saña tanto por los comunistas como por los nazis.

La izquierda ha sido muy irresponsable: que no lo sea la derecha

Creo que es justo decir que la izquierda ha sido una grandísima irresponsable al contribuir a trivializar el nazismo como lo ha hecho, incluso llegando a un extremo de bajeza tal como el de señalar como “nazi” al Estado de Israel, formado precisamente por los supervivientes del Holocausto perpetrado por Hitler y su banda de criminales antisemitas. De esa trivialización se están aprovechando los auténticos nazis (que todavía quedan). A estas alturas, me pregunto si servirá de algo pedirle a la izquierda que tenga una pizca de sentido común. Tal vez los más moderados entren en razón…

Lo que sí pido a la gente de derechas es que no caiga en ese juego: el nazismo es tan odioso como el comunismo. Quienes creemos en la libertad y en los valores cristianos no podemos albergar ninguna afinidad por ningún totalitarismo, por mucho que alguno trate de utilizar como engañosos reclamos cosas tan nobles como el patriotismo, pervirtiéndolo. Si la izquierda es una irresponsable, allá ella: demostremos nosotros, al menos, la responsabilidad de la que ella carece.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Es lo que se conoce como falacia ad moderatio o del falso punto medio: tachar de extremista radical o de fanático intransigente a todo aquel que no acepte determinado planteamientos.

    ¿Cómo reconocer a un verdadero fascista?

    – Te quiere vender el cuento de que el estado será el hada madrina que resuelva todos tus problemas gracias a sus superpoderes.

    – Su estrategia para solucionar las cosas es más control por parte del estado, más normas, regulaciones y protocolos porque no confía en que el ciudadano por su propia voluntad actúe de forma correcta, honrada y responsablemente, cuando le explicas el porqué.

    – La forma más fácil de ponerse en evidencia es su forma de reaccionar cuando alguien osa llevarles la contraria. Un verdadero intelectual librepensador ni insulta ni presume de lo listo que es, sino que intenta disfrutar de un buen debate como un desafío intelectual, aprovechar para mostrar, compartir, transmitir sus conocimientos, aunque a veces quede como un maldito repelente, intenta lanzar a modo de desafío preguntas incómodas que hagan pensar y provocar dudas. En cambio las personas tóxicas tratan de humillar al otro como una forma de castigo, y así forzar a que le den la razón y le sigan la corriente. Se ponen nerviosos y agresivos cuando le plantan cara, y tratan de manipular emocionalmente apelando a la culpa y la vergüenza, exigiendo a los otros una autocrítica que no se aplica a si mismo.

    Nietzsche avisó de que quien luchara con monstruos que se cuidara de no convertirse en uno de ellos, y es lo que pasa cuando se olvida el respeto a la dignidad humana.

  2. wladimir

    Partiendo del hecho que…

    “el fascismo y el nazismo surgieron de las filas socialistas.al igual que el comunismo ,son ideologías abiertamente anticristianas, antiliberales, anticapitalistas y antidemocráticas”…

    al final todos ellos son la misma cosa dado que los facha don del polo derecho y los comunistas son del polo izquierdo….

    me parece que los “cerebros” que estan detras de esa persistente mentira y falacia de señalar de facha o fascistas a todo el que piense diferente a ellos y al mismo tiempo esten engañando a los jovenes incautos..que ellos estan jugando con fuego…

    y al mismo tiempo les estan haciendo el trabajo (y juego) a los verdaderos Neo-fascistas y Neo-nazis que estan agazapados en las cuevas…esperando que la democracia se vaya corrompiendo y deshaciendo,gracias al trabajo socialista -progre..

    para asi salir como…vencedores y aprovechar los frutos de las confusiones y divisiones causadas por los socialistas….

    Reitero…el que juega con un fuego de esta clase se quema y arrastrar a todos los demas que no pidieron estar ahi….

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.