En 2013 el jefe de Podemos evidenció su rechazo a la libertad de información

Una confesión antidemocrática de Pablo Iglesias que explica su ataque a los medios

Esta semana el jefe de Podemos ha reanudado una vez más sus ataques a la libertad de información, exigiendo un “control democrático de los medios”.

Podemos… taparte la boca: así sería España con la censura que se impone en Venezuela
Las opiniones que quiso censurar Podemos, el mismo que pide ‘libertad’ para insultar a España

Pablo Iglesias quiere controlar de qué temas pueden hablar los medios

Concretamente, Iglesias se ha quejado en el Congreso de que los medios hablen mucho de ciertos temas (como ETA y Venezuela) y no de otros temas que le parece más interesantes a él. También ha afirmado que los medios tienen más poder que él como vicepresidente del Gobierno, lo cual es rotundamente falso, además de ser una manifestación de cínica demagogia por parte de alguien que precisamente está entre las personas más poderosas de España.

El jefe de Podemos y su alarmante sed de poder

Para empezar, ningún medio tiene poder para arrebatarnos parte de nuestros bienes (como hace Hacienda, controlada por el Gobierno al que pertenece Pablo Iglesias) o para suspender nuestros derechos y libertades e incluso imponernos toques de queda (como hace el ejecutivo del que es vicepresidente el jefe de Podemos, pasándose la Constitución por el arco del triunfo). Las Fuerzas de Seguridad y los Ejércitos están a las órdenes del Gobierno, y no de los medios.

Con todo este poder a sus pies, que el jefe de Podemos se queje de que no le llega da pie para preguntarse: ¿el sueño que tenía Pablo Iglesias en política era ejercer de dictador con poderes ilimitados como sus colegas de Irán y Venezuela? Teniendo en cuenta que este señor es comunista, la respuesta es fácil de adivinar. También basta con ver su trayectoria: precisamente las instituciones a las que más ha atacado Pablo Iglesias desde que llegó al Gobierno son aquellas cuyo fin es fiscalizar al poder e impedir sus abusos, desde la oposición política a la Justicia pasando por los medios de comunicación.

El chavismo ya apeló al «control democrático» para censurar a los medios

La elección de la cínica expresión “control democrático de los medios” por parte de Podemos tampoco es casual: es la misma expresión a la que apeló el régimen de Hugo Chávez un año después de su llegada al poder para emprender una campaña de censura sin precedentes. Precisamente ese régimen dictatorial que Podemos ha venido apoyando desde hace años tiene el dudoso honor de haber convertido a Venezuela en uno de los países con menos libertad de prensa de toda América, ocupando el puesto 147 de 180 países en la clasificación mundial de libertad de prensa de RSF en 2020.

En 2013 Iglesias arremetió contra la existencia misma de medios privados

Como todos los comunistas, Pablo Iglesias es partidario de que el Estado monopolice la información, como ocurre en Cuba. De hecho, en una entrevista concedida en noviembre de 2013 a Galiza Ano Cero (sólo unos meses antes de fundar Podemos), Pablo Iglesias afirmó que la mera existencia de medios privados “ataca la libertad de expresión”, como podéis ver en el siguiente vídeo:

Lo que quiere Pablo Iglesias tienen un nombre: dictadura

Da la casualidad de que los países donde hay más libertad de expresión son aquellos que disfrutan de medios privados libres, sometidos a las leyes como las demás empresas y como todos los ciudadanos, pero que en el ejercicio de su libertad de información no están obligados a rendir cuentas a los políticos por lo que publican, una obligación que parece querer imponer el jefe de Podemos aunque sea radicalmente inaceptable en una democracia. El Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es muy claro al respecto:

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Cuando un político quiere limitar ese derecho, incluso arremetiendo contra la propia existencia de medios privados -es decir, de medios libres-, lo que ese político pretende no es mejorar nuestra democracia, sino erosionarla hasta que ya no se distinga de una dictadura, que es precisamente lo que ha hecho el chavismo -tan admirado por Pablo Iglesias- con Venezuela.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.