Un mensaje de aviso especialmente dirigido a los padres con niños pequeños

El caso de un youtuber español que debería servirnos como lección para estar más alerta

Estos días se ha hablado mucho en las redes sociales y en algunos medios sobre Borja Escalona, al que ayer Youtube le cerro su canal por infringir sus normas.

Algunos consejos para identificar noticias falsas y evitar que un medio te manipule
Técnicas para identificar infundios

Este personaje se ha hecho tristemente famoso a raíz de su visita a un bar de Vigo en el que quiso amedrentar a una empleada para irse sin pagar. Como muchas personas, me sentí indignado el ver la actitud de ese tipo. Como sabéis, yo soy de Vigo, y he pensado mucho si escribir algo sobre ese personaje, porque me da la sensación de que sólo busca notoriedad a cualquier precio. La impresión que da viendo sus vídeos es que carece de escrúpulos, y estoy empezando a pensar que todo lo que hace es para que hablen de él, aunque sea mal. A muchos les costará entender que haya gente así de tóxica, pero sí que la hay. Y creo que este caso debería servirnos para estar más alerta.

Digo esto último no sólo de cara a los contenidos que nos encontramos en las redes sociales, sino también en los medios. Lamentablemente, la basura que uno se encuentra a menudo en las redes sociales no es más que un reflejo de los programas de telebasura que tanto éxito tienen y que apelan a los más bajos instintos. Hay gente a la que le extraña que un tipo como Escalona tuviese tantos seguidores en Youtube, tal vez olvidando que hay programas de éxito en la televisión en los que incluso se registró una violación, de la que el presentador se burló sin más. A este nivel de degradación hemos llegado.

La diferencia entre ese youtuber y los grandes medios de comunicación es que Escalona ha tenido el descaro de confesar abiertamente cómo manipula a sus espectadores y a sus seguidores:

Es pasmoso ver como alguien confiesa a las claras que está manipulando de esta forma, ¿verdad? Pues esto mismo (manipular) lo hacen a diario muchos medios con la basura que dirigen a sus espectadores. Y con lo de "basura" no me estoy refiriendo a que un medio de comunicación emita opiniones o aborde temas que no sean del agrado de uno, mientras lo haga con rigor, seriedad y respeto por su audiencia, incluso aunque lo haga con vehemencia. Un medio puede tener tal o cual línea editorial y ser riguroso. A lo que me refiero es a esos otros medios sensacionalistas que manipulan emocionalmente a sus espectadores y que creen que todo vale para ganar audiencia.

Lo ocurrido con ese youtuber debería servirnos como lección. Debemos ser críticos y sanamente desconfiados. Y sí, por favor, sedlo también con este blog. Si me molesto en argumentar lo que digo (me gusta la lógica), si me esfuerzo por enlazar las fuentes y ser riguroso no sólo es porque tengo un deber moral hacia quienes me leéis, sino también porque me he propuesto promover un sentido crítico a la hora de informarnos. Debemos aprender a ser exigentes a la hora de analizar la información que recibimos y las cosas que vemos y que leemos, sea cual sea la ideología del que nos informa (es más: seamos más exigentes con los afines, porque esa afinidad a menudo nos lleva a bajar la guardia).

Dejo para el final lo más importante: un aviso para los padres. Veréis que en el primer vídeo que he insertado, Escalona comenta cómo se aprovecha de que "cualquier niñato de éstos de 13 años cogerá este extracto del vídeo, lo volverá a subir y me volverán a venir otros 4.000, 5.000, hordas del niños ratas, pensando que pueden llegar a manipularme, cuando en realidad los tengo a todos bailando para mí". Lo que él reconoce con esa desfachatez, otros lo hacen sin confesarlo.

Si ya hay muchas personas adultas que acaban siendo manipuladas, con los niños la cosa es peor. Ellos no tienen la madurez, los conocimientos y la experiencia de un adulto, y hay muchos desaprensivos dispuestos a aprovecharse de eso. El mejor consejo que les puedo dar a los padres es que nunca dejen solos a sus niños cuando se conecten a las redes sociales ni a Internet (tampoco para ver esta web ni nada asociado a ella), de igual forma que no les dejarían cogerse de la mano de cualquiera por la calle. Es mejor no permitirles que se conecten a correr el riesgo de que caigan en manos de ciertas personas sin escrúpulos que circulan por la red. Sed prudentes, por favor.

---

Foto: Jovan EPN.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    es totalmente cierto..

    existen muchos maipuladores y personajes con malas intenciones en este mundo,mucho mas en las redes..hay que tomar nota de ello y descubrir sus trampas,algo que e veces no es facil descubri...

    y este articulo es un sano consejo...del cual estoy completamente de acuerdo...

  2. Lunaa

    La diferencia de conocimientos sobre redes o dispositivos entre mi hija y yo es abismal. La mayoría de las veces no sé ni de qué me está hablando, parece que estos peligros no puedan cubrirse de ninguna manera cuando se da esta circunstancia pero creo que no es así. Lo que tengo muy claro es que no basta con (intentar) controlarles, no sólo porque no va a ser posible si nos dan sopas con ondas sino porque no andamos con esto ni medio camino. Lo que sí podemos hacer es enseñarles a controlarse, lo que además resulta mucho más educativo en todos los aspectos. En lugar de la obediencia ciega podemos conseguir disciplina (eso que ahora llaman "auto" disciplina es exactamente lo mismo pero le sobra el "auto"), espíritu crítico y analítico, autocontrol, empatía, afirmación personal, evitar adicciones...

    Hay un efecto alarmante en esta doble vida real-virtual que no sé cómo se llama en psicología y al que pongo el nombre de "reversión" por referirme a él de alguna manera. Padres, veamos también este peligro: Cuando conectamos el PC tenemos en un principio bien claro que hay un mundo virtual y otro real, que hay nicks, avatares, fotos de perfil fantasiosas. Y como es un mundillo a medida de la evasión de las angustias y los problemas, nos sirve a menudo de refugio contra los males de la vida. En los videojuegos se mata y no pasa nada, lo pausas y te vas a comer el bocata para luego seguir... Por esto se dio aquél caso del niño que mató a sus padres con una escopeta y estuvo cinco días jugando a la play-station. Lo real era inadmisible y hubo de refugiarse en lo virtual, hacerse la trampa de que el mundo real tiene también un pause y que es ficción, que la "realidad de verdad" es el videojuego. TODOS debemos preguntarnos a menudo si no revertimos.

    He puesto un caso extremo porque explica tanto el fenómeno como hasta dónde puede llegar, pero su extensión es casi infinita y todos somos vulnerables: compras compulsivas, trastornos de la personalidad o de la afectividad, friquismo, alteraciones de conducta y morales, de la escala de valores... Y todos los problemas relacionados con la compulsión y la adicción. Creo que lo de los "retos" y otros muchos intentos de viralización van por ahí, porque el pánico a la reversión nos lleva a intentar una vida híbrida.

    Una curiosidad de por dónde van los niños de trece años ahora, a los dos días de celebrar una fiesta en el pueblo mi hija subía este juego, que recrea la escena perfectamente: roblox.com/games/9973952607/fiesta-en-mi-pueblo-molinos-de-papel , por @PBPNUCV (Punichibum).

  3. Lunaa

    Aviso: El juego de mi hija pide descarga de Roblox, por eso no lo he enlazado del todo.

  4. Aguador

    ... o como esos usuarios avispados de RRSS, maestros del clickbait. Afortunadamente (o no), veo muy poca tele. Soy "grouchomarxista": «Nunca agradeceré suficientemente a la televisión lo que ha hecho por mi cultura. La apago y abro un libro».

  5. Aguador

    Ah, se me olvidaba. No sé si alguien conoce la historia de Ben Carson, neurocirujano que llevó a cabo la primera separación de gemelos siameses. Es muy aleccionadora para padres preocupados por el futuro que les espera a sus hijos. Hay libro y película, con el mismo título ambas: «Manos prodigiosas». Vale la pena.

  6. CanCerbero

    La buena noticia es que las canalladas de ese tipo tuvo consecuencias en la vida real, al ya no querersele ni en el gimnasio. Un buen padre al ver la noticia podría usarlo de ejemplo para su hijo para que no haga el cafre, y animandole a ser mejor persona al obligarle a que si hace algo mal que SÍ asuma la responsabilidad y pida genuinamente disculpas.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.