Usando a Franco contra los controladores

Ayer tuve dudas de si Libertad Digital estaría gastándose una inocentada con retraso al dar esta noticia servida por Efe, en la que explica que la Fiscalía de Madrid ha presentado denuncia por un delito de sedición contra los controladores “en general”. Lo de que el ministerio público denuncie a todo un colectivo por un delito tan grave, sin distinguir a los ATC que hicieron huelga de los que no, me parecía algo tan increíble que me fui a El País para contrastarlo. ¡Y resulta que el diario de PRISA dice lo mismo! Flipante. Pero ¿por qué no denunciar a todos los controladores morenos, o a los bajitos, a los calvos o a los que llevan gafas? Parecerá absurdo, pero incluso así no se estaría cometiendo un atropello tan enorme como es denunciar a todo un colectivo profesional por lo que ha hecho sólo una parte.

Pero además del disparate de esa acusación indiscriminada, hoy me dio por comprobar si el ejecutivo y sus tentáculos judiciales están exagerando o no al acusar a los ATC de un delito de sedición. Esto es lo que dice el Artículo 544 del Código Penal:

“Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales.”

El texto en negrita lo he marcado yo a propósito, porque lo que significa es que para que haya delito de sedición tiene que haber un alzamiento público y con tumultos, es decir, un alboroto o un motín. A los huelguistas del 3 de diciembre se les podrá acusar de una huelga ilegal encubierta, incluso de incumplir sus deberes profesionales al ausentarse de sus puestos de trabajo apelando a bajas fingidas. Pero ¿causar baja sin estar enfermo es un motín? ¿Es eso un alzamiento público y tumultuoso, acaso? No sé, a lo mejor ahora resulta que por alzamiento ya no se entiende un motín, sino el mero hecho de levantarse de una silla. Cosas más disparatadas nos han soltado ya este gobierno y sus apéndices.

El caso es que leyendo la web de la BBC me encuentro con estas declaraciones de Cándico Conde-Pumpido que, por lo visto, respaldan esta insólita actuación de la Fiscalía de Madrid:

“El abandono colectivo de un aeropuerto, con la paralización del tráfico aéreo es un delito muy grave penado en la ley de navegación aérea con una sanción de prisión de entre tres y ocho años.”

Nuevamente, la negrita la he marcado yo. A lo que se refiere el Fiscal General es a la Ley 48/1960 de 21 de julio, sobre Navegación Aérea. Como indica el título, es una ley promulgada en 1960 y por tanto, preconstitucional. El 9 de diciembre, El País publicó un artículo de Alfonso Villagómez Cebrián, magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, denunciando el carácter inconstitucional de dicha ley, que según el juez “puede haber quedado fuera del ordenamiento juridico democrático”. Para encontrar el texto de esa norma he ido a Google y me he encontrado con una referencia en la web de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, dependiente del Ministerio de Fomento que dirige José Blanco. Allí hay un enlace a un PDF que contiene esa ley, que termina exactamente de la siguiente forma (mayúsculas incluidas):

“Dada en el Palacio de El Pardo a veitiuno de julio de mil novecientos sesenta.
FRANCISCO FRANCO”

No deja de ser irónico ver utilizando sin reparo leyes de la dictadura a un gobierno que ha presumido de un facilón antifranquismo postfranquista, que ha apelado a la “memoria histórica” para retirar insignias de la dictadura en todo tipo de edificios, que ha renombrado calles y que incluso ha hecho algo tan abusivo como ordenar el cierre de una basílica católica por el mero hecho de estar allí enterrado el anterior Jefe del Estado. Empiezo a pensar que lo que le molesta a este gobierno del anterior régimen es su simbología y otros elementos accesorios, pero no su forma de entender el poder y de tratar las libertades.

Artículos relacionados:

¿Es inconstitucional la ley de Navegación Aerea?, por Alfonso Villagómez Cebrián, magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Galicia
Por la cancelación inmediata del estado de alarma ilegal, por Luis del Pino
Crisis aérea: las pruebas de la ilegalidad, por Elentir

Grupo en Facebook:

Por la cancelación inmediata del estado de alarma ilegal

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. aris

    no estoy de acuerdo con lo que comentas, porque la huelga encubierta fue secundada por todos ¿algún controlador mostró su disposición a trabajar? ¿algún controlador ha mostrado públicamente o en privado su disconformidad a parte de Fco Capella?

    pero a parte de eso, o la ley está mal hecha o se ha quedado desfasada porque para “impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales” no hace falta hacerlo de manera tumultuosa.

    saludos

  2. Espectador

    Nada más autoritario y dictatorial que un progre cuando llega al poder. En seguida superan con creces cuaquier abuso que haya podido cometer la derecha, y que ellos se han desgañitado condenando. Imaginen por un momento que durante la huelga de conductores del Metro que pretendían “reventar Madrid” hubiera habido un gobierno del PP y hubiera tomado estas medidas contra los huelguistas, que por cierto, añadieron a los crímenes de los controladores aereos el sabotear las instalaciones y agredir a sus compañeros que querían trabajar.

    ¿Se imaginan los alaridos de indignación de toda la progresía, los de la ceja, las “fuerzas de la cultura”, los sindicatos de clase, etc?, Pero como son ellos, tienen bula para todo. Como para condenar el alzamiento del 36 pero no la sublevación del 34 contra la misma Segunda República. O para erigirse en defensores de los obreros y campesinos, pero ordenar “tiros a la barriga” cuando se salen del guion como en Casas Viejas. O para liquidar al POUM y torturar a a Nin con una saña que ni el peor fascista igualó.

    Como ya dijo su fundador Pablo Iglesias, el PSOE está dispuesto a respetar la legalidad mientras les beneficie, y a abandonarla en cuanto les perjudique.

  3. Juana de Arco

    Elentir. Lo de los controladores no ha sido más que otra estrategia del plan zapateril para instaurar la dictadura de las peores que se han conocido en el mundo, y todo ello con la falta de razonamiento y sensatez de muchos.

    Que a estas alturas aún quede quien defienda ese acto radicalmente tiránico del gobierno, nos dice cómo andan todavía cientos de mentes adormecidas que no son capaces de pensar por sí mismas, y se posicionan dependiendo del medio de comunicación que más les guste, y en esto de los controladores por desgracia, han perorado muchos comunicadores sin pensar lo que largaban a sus oyentes porque la idea era llenar el espacio del dia, sin importar lo que vertieran en las mentes débiles, ni en sus consecuencias.

    Ha habido muchisimos controladores que han querido ir al trabajo y no les dejaron entrar los del sindicato, pero claro, eso no lo propaga la prensa porque no conviene decir la verdad y quedar mal después de haber defendido lo contrario.

    Todos los controladores que no pudieron entrar a trabajar, NO pueden hablar porque si lo hacen, las consecuencias son indeseables para ellos y sus familias. Yo quisiera ver a esos valentones que tanto critican, en el pellejo de esos controladores, o si en sus trabajos el gobierno ejerciera la misma tiranía que con esos profesionales, quisiera verles y oirles. Se guardarian su lenguita para no quedarse en la calle si tienen familia, y si hablasen seguro que nadie depende de ellos, o son del bando progre, o sindicalistas, o tienen su puesto asegurado por medios ilegales.

    Defender la medida tiránica de militarización del grupo de trabajadores que sea trae graves consecuencias, y Zapatero al ver que esa extrema medida le funciona hasta en lo que siempre habia sido oposición, lo que hace es envalentonarle más para seguir implantando su plan de años de premeditación.

  4. Belén

    El problema con la ley penal es que no se puede aplicar de forma analógica (a un caso, que no esté contemplado específicamente en la legislación, no se le puede aplicar la solución que se le aplica a un caso sí específicamente contemplado en ella). Y, en este caso, se le puede plantear al Gobierno el problema, no a los controladores, si sólo atendemos al Código Penal.

    De todos modos, Elentir, permíteme una puntualización. Aunque no impide que el razonamiento que mantienes lo mantengan bastantes juristas, no es aplicable la Ley de 1960, sino la de 1964 (Ley 209/1964, de 24 de diciembre, penal y procesal de la Navegación Aérea), en su artículo 20, párrafo 2º:

    “Con la misma pena serán castigados los miembros de la tripulación de aeronaves o empleados de aeropuertos que, en número suficiente para perturbar el servicio, abandonen colectivamente sus funciones en la aeronave o el aeropuerto, en actitud de protesta, desobediencia coactiva o represalia contra el Comandante o Jefe respectivo.”

    La pena prevista era de prisión menor, que, según la Disposición Transitoria Undécima del Código Penal, se sustituye por la de prisión de seis meses a tres años.

    Supongo que a eso se referirá el FGE, que, dicho sea de paso no es santo de mi devoción. Pero, por desgracia, la ley sigue vigente como ley especial (no se aplica en general, sino a personas que se encuentren en una situación especial -como empleados de aeropuertos, por ejemplo). Repito que esto no quita para que se pueda discutir, como de hecho se hace, si es constitucional o no. En todo caso, los controladores no lo van a pasar bien (lo que ya han pasado va a parecerles un camino fácil, me temo), y, sabiendo que la justicia es más lenta que el caballo del malo en este país, para cuando llegue al TC (si llega) muchos de ellos estarán al pie de la jubilación. 🙁

  5. Juana de Arco

    Esto de los controladores no ha sido más que una estrategia debidamente premeditada, y llevada a la practica por los sindicalistas que hacen el trabajo sucio al gobierno de Zapatero.

    Esto no es más que otro golpe de estado ante la consabida derrota del PSOE. Sabian perfectamente que no podian militarizar a ningún otro colectivo, así que se valieron de estos profesionales para iniciar otro asalto a la sociedad, y Zapatero y sus secuaces deben estar frotándose las manos a la vista de que tienen tantos defensores a ultranza y dudosos en todos los bandos.

    Pues ¡que bien!. Que nadie intente ver más lejos de las narices, que ya les caerá la losa encima.

  6. Muy bueno. Que metan a todos los controladores en la cárcel y a ver quién se ocupa de los aeropuertos españoles. Están chalados…

  7. etrusk

    “Empiezo a pensar que lo que le molesta a este gobierno del anterior régimen es su simbología y otros elementos accesorios, pero no su forma de entender el poder y de tratar las libertades.”

    Asi es, exactamente eso!

    http://etrusk.blogspot.com/2008/04/test-del-autentico-sociata.html

    http://etrusk.blogspot.com/2009/06/algunas-sectas-socialistas.html

  8. Aris: porque la huelga encubierta fue secundada por todos ¿algún controlador mostró su disposición a trabajar? ¿algún controlador ha mostrado públicamente o en privado su disconformidad a parte de Fco Capella?

    Ya lo dije aquí el 7 de diciembre: AENA abrió expedientes a 442 controladores por la huelga, es decir, una quinta parte del colectivo, que lo forman unos 2.400 ATC. En resumen: que la huelga encubierta no la secundaron todos, ni de lejos. Por otra parte, ¿me estás diciendo que si un controlador no critica en público o en privado la huelga es justo acusarlo de sedición? ¿Desde cuándo es delito no criticar una huelga? En fin…

    Belén: no es aplicable la Ley de 1960, sino la de 1964 (Ley 209/1964, de 24 de diciembre, penal y procesal de la Navegación Aérea)

    Gracias por el apunte. 😉 En todo caso, por el año de esa ley deduzco lo mismo que de la anterior: es una ley promulgada durante el franquismo y por tanto preconstitucional. Lo significativo es que a la hora de mencionar la ley el propio Fiscal General mencione la LNA, y no la LPPNA… Está visto que Conde-Pumpido está hecho un gran jurista.

  9. Alvaro

    El Sr Capella NO es un controlador en activo. No pasó la habilitación para el Centro de Control de Madrid, tiene abiertas varias denuncias por difamación y desde hace tiempo tiene una empresa que presta servicios específicos a AENA.

  10. maria

    A ARIS
    Soy controladora. Me enteré de lo que estaba ocurriendo bastante tarde.. seguramente más tarde que tú.
    Cuando hay una baja la empresa la cubre. No llamó a nadie para cubrir esos puestos. A mí no.
    A otros tampoco… ¿…? Extraño…

  11. Espectador

    Probablemenbte el Sr. Capella tiene con el sindicato de controladores las mismas relaciones que Marlon Brando con el sindicato de cargadores portuarios de “La Ley del Silencio”; instituciones mafiosas ambas donde la disidencia cuesta muy cara.

    Y en ambos casos, el primer paso debe ser el mismo; aniquilar las mafias, y enviar a la carcel a los cabecillas.

    Y que nadie piense que soy un fan de este Gobierno. Una de las razones por las que más me molesta la actitud de los controladores es por haber hecho el juego a los maquiavelos de PSOE, cayendo tan torpemente en su trampa y dándoles bazas ante la opinión pública, en unos momentos en los que se encuentran en situación agónica y sin ningún apoyo, excepto en este tema del castigo a los sediciosos.

    Lástima que el código penal no castigue la estupidez extrema. Si lo hiciera, a las penas económicas y de carcel a las que se han hecho merecedores por su actitud, habría que sumar una bastante fuerte por su idiotez.

  12. Las disposiciones de las pagas extraordinarias de Navidad, y del 18 de julio (ahora, de verano), también tienen la firma de Francisco Franco Bahamonde. Es decir, hay muchas cosas con su firma que siguen vigentes, y es lógico que asi sea.
    Lo que es cuestionable es que se apliquen por este gobierno (especialmente, pero en general por cualquier gobierno democrático), aquellos aspectos más dudosos de las leyes de entonces que no hayan sido expresamente derogados, y que, como el que comentas, sean, cuanto menos, cuestionables.

    Yo ya apunté en mi diario lo curioso que resultaba la dificultad extrema para que se presentasen controladores en las torres (sin saber, sólo intuir, lo que comenta más arriba María), obligando a recurrir al Ejército en vez de als Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

    Y ahora, esto. En resumen, que allá van leyes…

    Sobre LD seguimos igual que hace un mes. Salvo cuatro o cinco firmas, la línea editorial es firma como una roca, y sólo se le oponen la inmensa mayoría de los comentarios de las noticias (publicados con una demora preocupante). Y sobre Francisco Capella, la comparación entre agosto y ahora no tiene color: en esta ocasión ha estado mucho menos contundente y mucho más callado que entonces.

    Finalmente, un Feliz Año Nuevo, que esperemos que, tal y como se presente, se pase volando y llegue antes el 2012.
    Un saludo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.