800º aniversario de la victoria hispana sobre los musulmanes almohades

Las Navas de Tolosa: cuando los españoles, unidos, lograron lo que parecía imposible

Hoy es un día muy especial por dos razones. La primera la celebramos cada año: el día de la Virgen del Carmen, patrona de la Armada Española (mi felicitación a todos sus miembros y a todas las gentes del mar). La segunda viene en forma de centenario: tal día como hoy hace 800 años los ejércitos cristianos vencían en batalla a los musulmanes almohades en Las Navas de Tolosa, en la actual provincia de Jaén. Aquel fue uno de los hechos más trascendentales de todos los ocurridos durante la Reconquista de España al Islam.

Para que nos hagamos una idea de como fueron las cosas tenemos que remontarnos a finales del siglo XII, en pleno apogeo del imperio fundamentalista islámico de los almohades, que se extendía por todo el Norte de África y el Sur de la Península Ibérica. En el año 1195 las fuerzas de los almohades se enfrentan en Alarcos (Ciudad Real) a las tropas del Rey Alfonso VIII de Castilla. Los castellanos acuden en solitario a una contienda contra un enemigo muy superior en número, y la cosa acaba en desastre para los cristianos. La batalla frena en seco la Reconquista durante casi dos décadas y agrava la ya seria amenaza almohade no sólo para los reinos cristianos de la Península Ibérica, sino también para los del Sur de Europa.

Como en otros momentos de nuestra historia, los enemigos no se conforman con ganar en los campos de batalla. La acción de los almohades se dirige también a promover los enfrentamientos entre reinos cristianos, firmando un tratado de paz con León -fruto del temor del Rey Alfonso IX a verse invadido por los fanáticos mahometanos- que le lleva a la guerra con Portugal y Castilla. En la primera década del siglo XIII los reinos cristianos de la antigua Hispania romana presentan un aspecto lamentable de división y enfrentamientos que es propicio a una nueva ofensiva musulmana. Los almohades lo saben y empiezan los preparativos para un ataque que les puede abrir las puertas de Europa. La amenaza lleva al Rey castellano -que aún tenía muy presente la derrota de Alarcos- a proponer una alianza con los demás reyes cristianos. Pedro II de Aragón acepta, y Sancho VII de Navarra también, aunque a regañadientes. El Rey leonés, enemigo del castellano, y Alfonso II de Portugal no irán a la batalla, pero permitirán a sus súbditos acudir al llamamiento de cruzada apoyado por el Papa Inocencio III.

La imagen de unidad que forma el ejército hispano es una de las más admirables de toda la Reconquista. Además de caballeros de las órdenes militares de Santiago y Calatrava, junto a lazaristas, templarios y hospitalarios, están allí las tropas castellanas, tanto las reales y nobiliarias como las milicias de diversos concejos: forman el grueso del ejército y llevan como comandante a un vasco, Diego López II de Haro, Señor de Vizcaya. Están también los aragoneses con sus valerosos almogávares. Aunque sin sus respectivos reyes, también están allí miles de portugueses y muchos súbditos leoneses, asturianos y gallegos de Alfonso IX de León. De Navarra acude una mesnada pequeña, con su Rey a la cabeza. Además llega a España una gran mesnada de caballeros europeos, conocidos como “ultramontanos” por venir de más allá de los Pirineos. En mayo de 1212 estas tropas europeas, en su mayoría francesas, asaltan la judería de Toledo. Muchos caballeros españoles, así como la población toledana, las autoridades eclesiásticas castellanas y el mismo Alfonso VIII salen en defensa de los judíos y a causa de ello la práctica totalidad de los ultramontanos, enfadados, abandonan la cruzada y se vuelven a sus países, dejando a la hueste hispana en un serio apuro.

Los cristianos se enfrentan a un enemigo numéricamente muy superior y la victoria parece casi imposible. El terreno da ventaja táctica a los musulmanes y el comienzo de la batalla es desastroso para los hispanos: con la primera línea rodeada por los almohades, sufren fuertes bajas y todo parece apuntar a que se repetirá el desastre de Alarcos pero con una mayor magnitud. La segunda línea cristiana también se ve superada y empieza la desbandada de sus tropas. La última línea entra en acción, con los monarcas a la cabeza, en una de las cargas más desesperadas de toda la historia militar española. Los reyes cristianos y sus caballeros hacen una galopada furiosa hacia una muerte probable o una victoria insegura. Su valor da ánimos a unos combatientes españoles que ya se daban por vencidos, y la batalla cambia de signo. La pequeña tropa navarra irrumpe como un torbellino hasta el real del Miramamolín, rompiendo el Rey Sancho la línea de esclavos encadenados que rodeaban, a modo de guardia personal, al caudillo musulmán. La carnicería es terrible y el Miramamolín huye. Su ejército se desintegra.

La Batalla de Las Navas de Tolosa supone el comienzo del fin para los almohades y el inicio de la decadencia del dominio musulmán en la Península Ibérica. A partir de entonces, plaza tras plaza, los cristianos van arrinconando a los reinos mahometanos hasta que en 1492 se completa la Reconquista. La victoria de 1212 es tan relevante para España y para Europa como lo fue en su momento para Grecia la heroica resistencia de Leónidas y sus 300 en la Batalla de las Termópilas. A pesar de ello, las práctica totalidad de las autoridades españolas han preferido ignorar este aniversario, que tan buena referencia moral supone para los españoles en momentos de dificultad como los que vivimos. Y es que la victoria de Las Navas demostró que los españoles, unidos, somos capaces de cualquier cosa, incluso de las que rozan lo imposible. La clave de aquella victoria está en la unidad que lograron entonces los ejércitos hispanos y en el espíritu de sacrificio que demostraron aquellos monarcas, nobles y caballeros en esa carga desesperada hacia la victoria o la muerte: estuvieron dispuestos a entregar sus vidas para impedir que su pueblo fuese sojuzgado y esclavizado, y con ello animaron a quienes ya se pensaban derrotados. Quién tuviera señores así hoy en día.

(Foto: Navarra.es. Fragmento del tapiz de la batalla de Las Navas de Tolosa que se conserva en el despacho presidencial del Palacio de Navarra. La imagen muestra el momento en el que el Rey Sancho VII de Navarra rompe la zona de seguridad formada en torno al real del Miramamolín por esclavos encadenados)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.700

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hoy día las voluntades y las conciencias están las primeras anuladas, y las segundas aplastadas bajo capas y capas de cemento. Con excepción de muchos ciudadanos de a pie, no tenemos dirigentes que sean verdaderos hombres y mujeres, sino meros instrumentos al servicio del poder que solo adoran al dios dinero y la popularidad.

    El “estado de bienestar” ha conseguido implantar en cada célula de los españoles un hedonismo brutal.

    Un ejemplo son TODOS los medios de comunicación sin excepción, denuncian y crean morbo lagrimoso, pero los responsables de conducir programas o dirigir cadenas de TV o radio, esos no mueven un dedo porque no quieren ver más lejos de sus ombligos, les importan más sus sueldos y su popularidad que su dignidad, y esa actitud la trasladan a los ciudadanos en masa que piensan ¿y porqué tú además de criticar no te mueves y te pones al lado de los que sufren?, si tú no te mueves ¿porqué quieres que yo lo haga?

    Antes no tenian medios de prensa que les manipularan, eran personas rectas, limpias de contaminación, y se regian por la rectitud y la honestidad. Así que llego a la conclusión de que a pesar de que nosotros tenemos más medios a nuestro alcance, lo destrozamos todo y además dejamos que otros arrasen con todos los valores y decencia del pueblo español.

    Creo que hacía falta esta situación para despertar conciencias, y que las masas adormecidas se muevan y tomen las decisiones que han ido dejando en manos ajenas en lugar de asumir responsabilidades.

  2. JAPR

    Un dato mas, el pendón de las navas de Tolosa se encuentra en Burgos, Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas. http://www.monasteriodelashuelgas.org/

    Un saludo

  3. Luis Carlos

    Hoy en día parece que incluso deberíamos avergonzarnos de esto.

    Por cierto…¿Has oído del tornafuye, la estrategia practicada por los ejércitos musulmanes? Se trata de una falsa retirada para que el perseguidor sea rodeado.

  4. Marcial

    Sin olvidar que sólo unos años más tarde tuvimos al mejor rey de todos los tiempos: Fernando III de Castilla y de León, San Fernando. Gracias a él, la Reconquista (ya sé que este término no gusta a muchos) llegó hasta lo que sería el Reino de Granada. Hicieron falta más años y una reina como Isabel para que se acabara con la pesadilla islámica.

  5. La última carga, con la caballería pesada reservada para ello, fue una decisión táctica adoptada tras lo aprendido en la derrota en Alarcos, que, afortunadamente, salió bien. La masificación que se generó en el combate impidió a los arqueros árabes actuar adecuadamente, posibilitándose el triunfo cristiano.

    Sobre lo que denuncias en el último párrafo, me hago la ilusión de que un día me llegará una contestación.

    Nota: Por cierto, leí el otro día no sé dónde que en su momento fue muy criticado Alfonso VIII por otros reyes españoles diciendo que la importancia de la batalla era propaganda y exageración suya. Resulta curioso que quien ‘personifica’ la batalla, Sancho el Fuerte de Navarra, casi llegara tarde y sólo con un millar de soldados (entre infantes y caballeros). En esta cruzada (como fue proclamada por S.S. Inocencio III), empezó una de las costumbres españolas: la mayoría del gasto lo sufragó Castilla, y la fama se la llevaron otros.

    Un correcto saludo, señor ‘políticamente incorrecto’.

  6. Nota al margen: sugiero a alguien que invente una aplicación que elimine la palabra “España” o sus derivadas de cualquier página web en los navegadores. Así podrán conectarse los progres sin ponerse como la niña de “El Exorcista”… Lo digo por como se han puesto algunos con esta entrada.

  7. Luna

    Elentir:
    Ya hubo “álguien” que se adelantó a esta sugerencia: La Generalidad de Cataluña, quien se gastó una fortuna impresionante en el dominio “.cat” aun cuando mejor hubiera sido emplear este dispendio en que hubiera pc en las aulas o internet en las escuelas. (Cuando lo hicieron, no lo había).

    Sobre el Pendón de las Navas: Hará un par de años o tres que visité las Huelgas y no se encontraba en este Monasterio, había sido trasladado bajo excusa de una “mejor conservación”. Desconozco ahora su paradero, pero quede claro que pertenece a las Huelgas, en donde ha de ser expuesto y custodiado.

    Una anécdota: Como sabréis, la IIª Republica (bananera) modificó la bandera nacional de España, cambiando el color “púrpura” de abajo por el morado. Resulta que este viene precisamente del color dominante en este Pendón de las Navas, improvisado con la puerta de una tienda de campaña militar.
    Siempre se había sospechado, hasta que se hizo un estudio y se concluyó que esta tela había sido teñida con púrpura (¡Oh, la franja que cambiaron! y que su color originario era rojo (¡Oh, el color que cambiaron!), derivando al morado por oxidación. Como oxidada quedó España por este régimen funesto.

  8. pacococo

    Es natural que ponga de los nervios a los progres ya que este es fin de la Reconquista, en realidad después de la batalla se avanza casi sin oposición a expensas de la cantidad de población que puede colonizar las tierras conquistadas. Hay un parón debido a la peste y así nos metemos en 1492, pero desde 1212 la cosa está lista.

    Y como el fin de la Reconquista supone la desaparición de las autonosuyas y la creación de un Estado capaz de dominar al mundo durante dos siglos, pues les los siete mil ataques.

    Además esto demuestra que al integrismo islámico se le puede derrotar y eso para los progres…

    Malos tiempos nos ha tocado vivir. Espero que en 2112, se celebre convenientemente.

  9. José Jacinto Verde Colinas

    Creo que el último párrafo de este artículo, que voy a intentar leer próximamente con más calma, nos da, a menos en parte, la clave del por qué no se le ha querido dar a esta batalla la importancia que merece en la Historia.

    Afirmas en el artículo que “la práctica totalidad de las autoridades españolas han preferido ignorar este aniversario, que tan buena referencia moral supone para los españoles en momentos de dificultad como los que vivimos.” Efectivamente, Elentir, creo que la clave está en la referencia moral.

    Porque creo que una de las preguntas que hemos de hacernos es la siguiente: ¿por qué les iba a interesar a las autoridades nacionales, autonómicas o locales conmemorar una batalla en la que se exaltan los valores cristianos (católicos), las virtudes morales del cristianismo, y la unidad nacional entre todos o gran parte de los reinos cristianos de la época en su lucha contra el enemigo común de la época (los musulmanes almohades), cuando cualquiera que tenga un poco de sentido común sabe perfectamente que vivimos en una sociedad que, a efectos prácticos, ha renegado de dichos valores y virtudes (por lo que éstos han dejado de ser, en muchos casos, una referencia moral para muchas personas), y se está fomentando, en la práctica, el separatismo político entre las CC.AA. y, probablemente, también entre algunas localidades?

    Además, tampoco debemos olvidar que, al menos hasta hace poco, el Gobierno español ha estado favoreciendo la llamada “alianza de las civilizaciones” (no sé si sigue haciéndolo ahora), cuando en realidad esta alianza ya la realizó, a efectos prácticos, N. S. Jesucristo hace alrededor de 2000 años. Porque ¿acaso no lograríamos la verdadera “alianza de las civilizaciones” si pusiéramos realmente en práctica, principalmente, el mandamiento “Amarás a Dios sobre todas y al prójimo como a ti mismo”?

    No hay más que echar la vista atrás para darse cuenta de que se han estado aprobando (y temo que se seguirá haciendo hasta el fin de los tiempos) leyes anti-cristianas y anti-católicas que fomentan, entre otras cosas, el relativismo moral, la ideología de género, el liberalismo a ultranza, el materialismo, el hedonismo, el pansexualismo, el laicismo, etc., lo que a efectos prácticos supone la eliminación real de la libertad religiosa en España, porque se prohibe o se dificulta cada vez más que la gente pueda ejercer su derecho a la objeción de conciencia, obligando a quien quiera realmente ser un católico coherente a la insumisión o a la desobediencia civil, con las consecuencias legales y sociales que ello trae o puede traer consigo.

    También se han estado aprobando otras leyes o disposiciones legales que fomentan el separatismo político, como la llamada “inmersión lingüística” de Cataluña.

    De hecho, este caso es muy similar al silencio de que, según parece, se esté realizando de la persecución a los cristianos en diversos países musulmanes. ¿Cómo iban las autoridades competentes y las televisiones subvencionadas y paniaguadas por las mismas a hablar de dichas persecuciones, cuando en la práctica se pretende arrinconar a los cristianos en el ámbito privado y en las sacristías?

    Ante tales hechos, no hemos de llevarnos las manos a la cabeza ni escandalizarnos porque las autoridades hayan preferido silenciar la conmemoración de la insigne batalla de las Navas de Tolosa. Lo sorprendente habría sido lo contrario.

  10. El Tíol Bastón

    ¡Oh! ¡Qué casualidad! Ayer, los titulares de prensa no se refirieron a esta batalla, pero sí fueron ocupados por una exigencia de Marruecos con respecto a no sé qué armas químicas utilizadas por España en la guerra de África.

  11. Almodovar

    Por su atencion;

    El nuevo Atlas de Historia de Espana

    AD 1212 = EC 1406 = 608/609 H.

    800 ANIVERSARIO = en realidad 606 anos…

    http://www.hungariancalendar.eu/El_nuevo_atlas.pdf

    http://www.hungariancalendar.eu/sp.html

    http://www.hungariancalendar.eu/

    Chronology of Islam;

    http://www.hungariancalendar.eu/harun.pdf

    http://www.seleucidcode.com/

    gracias por su atencion

  12. Ya… Los hay que también dicen que el viaje a la Luna fue un montaje. En fin…

  13. Korth

    Hay un museo de la batalla de las Navas de Tolosa en Jaén. No sé si habrá cambiado mucho desde la vez que estuve, allá por 2010, pero recuerdo que tenía poco que ver con la batalla en sí, y el museo era una excusa para poner vídeos de propaganda en favor del multiculturalismo y la alianza de civilizaciones. Un espectáculo bochornoso.

  14. Luis Orlando

    Excelente artículo Elentir. Gracias y felicidades.

  15. MR (Monárquico y Republicano)

    Lo de los atlas que nos trae Almodóvar son completamente falsos, no sé si por ignorancia o por ganas de manipular. No se puede negar el hecho histórico de que Sevilla fue conquistada por Fernando III a mediados del s. XIII, mientras en esos mapas figura en poder musulmán bien entrado el s. XV. No cabe duda de que no son mapas mudos, porque mienten. Mucho y descaradamente. Y eso queno he dicho nada de los reinos cristianos del norte, sobre lo cual habría también mucho que hablar.

  16. MR (Monárquico y Republicano)

    ¿Era común? ¿Què carajo es eso, que es la orimera vez que lo oigo y ni siquiera coincide con la Era cristiana? ¿Cuál es el Año Cero de esa época? ¿O es que lo único que busca es confundir?

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]