El sindicato calumnia a la ONG que más ayuda a los necesitados en España

Cáritas abre un economato para familias necesitadas y CCOO lo compara con la mafia

¿Creías que la izquierda española tenía difícil batir nuevas marcas de estupidez después del ataque de Lucía Etxebarría a Amancio Ortega por donar 20 millones de euros a Cáritas? Pues no ha tardado ni una semana. Esta vez el pretexto de la izquierda para calumpiarse es que Cáritas ha abierto en Córdoba un economato para familias necesitadas: todo producto que adquieran sólo les costará el 20% de su valor, el resto lo paga la ONG católica.

CCOO calumnia a una ONG que está ayudando a muchísimos necesitados

Para evitar que se aprovechen de ese servicio quienes no lo necesitan, Cáritas ofrecerá a las familias necesitadas una tarjeta para acceder a ese economato. Esto ha debido molestar mucho a Rafael Rodríguez, secretario provincial de Comisiones Obreras en Córdoba, pues ha comparado esta iniciativa con la mafia. Este individuo ha acusado a la ONG católica de “atender a las personas necesitadas para hacerlas adictas o adeptas”, una repugnante mentira que puede desmontar cualquier persona, sea católica o no, que haya acudido a pedir ayuda a cualquier centro de Cáritas. Lo que hace CCOO es la vieja táctica propagandística del calumnia que algo queda, tantas veces usada por la izquierda. Lo más despreciable es que esta vez la usan para desprestigiar a una institución caritativa gracias a la cual muchos españoles tienen algo que comer y un techo bajo el que cobijarse. Es más: la eficacia de Cáritas buscando trabajo a parados ya es seis veces mayor que la de los servicios públicos de empleo. Me gustaría saber qué eficacia tiene CCOO empleando a parados, si es que alguna vez ha conseguido colocar a alguno.

Los curiosos fines de las ayudas públicas para ‘cooperación’ que recibe CCOO

Por si alguien aún lo duda, ese sindicato comunista no tiene economatos, ni comedores sociales ni albergues para los necesitados, a pesar de la millonada que recibe en subvenciones. Como muestra de las prioridades de CCOO, podemos repasar las suculentas subvenciones publicadas por la Junta de Andalucía en abril con el reclamo de la “cooperación internacional”. Las asignadas a CCOO, que se pueden ver aquí, van para fines como éstos:

  • “Transversalización e institucionalización de la equidad de género en la municipalidad de Ayuntuxtepeque” en El Salvador. 38.970,14 euros (6,4 millones de pesetas)
  • “Incorporación de la equidad a la acción sindical en salud laboral en Centroamérica. El caso de las máquinas y las bananeras” en El Salvador. 229.154,58 euros (38,1 millones de pesetas).
  • “Fortalecimiento de las estructuras de las centrales pertenecientes a la coordinación de centrales sindicales andinas para la afiliación y cotización” en varios países de Hispanoamérica. 220.369,72 euros (36,6 millones de pesetas).
  • “La cooperación internacional para el desarrollo: un reto sindical. Campaña de sensibilización para la defensa de los derechos laborales y sindicales en los países del sur” en Andalucía. 109.998,05 euros (18,3 millones de pesetas).

Al sindicato comunista no le debe gustar que la ONG católica dedique sus recursos a cosas más prácticas en lo relativo a los más necesitados que la “transversalización e institucionalización de la equidad de género”, el “fortalecimiento de las estructuras de las centrales pertenecientes a la coordinación de centrales sindicales” o el caso de “las máquinas y las bananeras”. De ahí, deduzco, las calumnias del mandamás cordobés del sindicato comunista.

Cáritas de Córdoba pone en su sitio a CCOO mostrando sus cifras

Cáritas Diocesana de Córdoba ha replicado las calumnias de CCOO mediante un comunicado en el que señala que la ONG católica cuenta “con cerca de 900 voluntarios, personas sencillas que dedican su tiempo y energías en las Cáritas parroquiales”, una acción social que “cubre más del 90% de los barrios y localidades de nuestra provincia” (para CCOO esto seguro que no es tan meritorio como institucionalizar la equidad de género en El Salvador, claro). Además, Cáritas recuerda que sus fondos asistenciales a nivel andaluz “provienen en un 62% de aportaciones privadas de los fieles de las parroquias”. Esta cifra debe ser muy dolorosa para CCOO, porque según el propio sindicato comunista, sólo el 25,9% de sus ingresos procede de las cuotas de sus afiliados, y no es que use esos ingresos, precisamente, para socorrer a los hambrientos.

Así mismo, Cáritas recuerda una vez más lo que saben todos los españoles, tengan el credo que tengan, que acuden a pedir ayuda a esa ONG: “en ningún caso y bajo ningún pretexto se les pregunta por su fe o se solicita su adhesión a la Iglesia Católica. Ni para la asistencia ordinaria, ni para acceder al Economato Social., ni en cualquiera de sus proyectos”. Por mi parte, me pregunto a cuento de qué tengo yo que pagar con mis impuestos a un sindicato como CCOO, cuyas tesis ideológicas rechazo y que ahora, además, se dedica a calumniar a los que ayudan desinteresadamente a los más necesitados. Muchos españoles ya hemos firmado una petición para poner fin a esta vergüenza. Si tú no lo has hecho todavía, te animo a firmar esta campaña.

Entradas relacionadas:

(Foto: Abc)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Es vergonzoso. Ya no saben qué inventarse.

  2. Lo que opino de esta gentuza me lo callo por educación, respeto al autor del blog y sus lectores…

  3. Yo lo que me pide el cuerpo que diga sobre este tipo de CCOO me lo callo por educación, por respeto a los lectores y porque me sabe mal poner tacos por escrito.

  4. Sospechoso

    Caritas es uno de los granos en el culo que tiene la izquierda española “defensora de los pobres y de los más necesitados”, ya que ellos mismos al considerarse con superioridad moral, no pueden aceptar el hecho de que exista una ONG vinculada a la “malvada” iglesia católica capaz de realizar una labor social superior a la que hacen ellos.

    Lo que realmente les fastidia es que los pobres vayan a las iglesias y no a sus sedes.

  5. atroma

    Comisiones sólo dicen lo que ellos son. Ellos sí emplean el dinero, mayor parte público, para convertir a la sociedad en lo que ellos creen y piensan. Cualquier obrero que tiene un problema puntual con una empresa, y te acercas a estos paniaguados, lo primero que te dicen es que debes estar sindicado. Si no, para ellos, no eres un obrero explotado. Eso sí es mafia.

    Lo que me extraña es que no los haya calificado como “mafias y mafios” estos son de los que suelen decir; trabajadores y trabajadoras, ciudadanos y ciudadanas, y masculinos y masculonas.

  6. Anticlimacus

    Como decían Les Luthiers y usando la neolengua que tanto les encanta a estos engendros: este hombre es un hijo de mujer [Editado: dejemos en paz a la madre de este individuo, que bastante desgracia tiene con que le haya salido un hijo así]

  7. Debería caerseles la cara de vergüenza. Claro que ellos nunca tendrán que acudir a Cáritas porque viven de las subvenciones.

  8. Felice

    ¿Por qué callarse que ese tío es una mezcla de necio y malvado?

  9. Anticlimacus

    ¡Qué mal pensado! Cuatro letras tiene mamá

  10. Pero no es “mamá” la palabra que se corresponde con el significado que habías escrito. Dejémoslo aquí, por favor.

  11. Poseidon

    Yo fui voluntario de Cáritas durante un año (área Personas Mayores) y allí nadie escudriñaba en las creencias de nadie y ni muchos menos nos dedicábamos a “hacer adeptos”. Señor Rafael Rodriguez, o está usted muy mal informado o tiene usted muy poca verguenza.

    Lo de las subveciones a las bananas y a la equidad sindical andina mejor no lo comento que me pongo muy de mala leche…..

  12. Resulta irónico que CCOO, con su participación en los ERE, en los cursillos de “formación”, las negociaciones “colectivas”, las subvenciones y un largo etcétera pecuniario, acuse a Cáritas de “mafia”.

  13. El tiol Baston

    Este individuo habla con toda la autoridad que le da el ser mandachin en una entidad cuya ingente y titanica obra en pro de los necesitados conocemos todos muy bien.

  14. Julio Molet

    La mafia sindical.

    Mafiosos son los que en caso de huelga te obligan a secundarla.
    Mafiosos son los que no respetan los servicios mínimos.
    Mafiosos son los que pretenden paralizar todo un país, no por motivos sindicales, sino por motivos políticos.
    Mafiosos son los que se arrogan la representación de todos los trabajadores, cuando sólo defienden – de aquella manera – a los funcionarios y a los trabajadores de las grandes empresas.
    Mafiosos son los que rompen la cristalera de un negocio que tuvo la malhadada ocurrencia de abrir en día de huelga.
    Mafiosos son los que agreden a los que ellos llaman esquiroles.
    Mafiosos son los que en plena crisis realizan un crucero por las repúblicas bálticas.
    Mafiosos son los que viviendo en un país con más de cinco millones de parados comen en los más exclusivos restaurantes del hotel Villamagna.

    Sindicalistas de todo pelaje y condición, no busquéis a Al Capone en los economatos de Cáritas; la mafia sois vosotros.

  15. halcón

    Se trata de una obra de misericordia: dar de comer al hambriento. Lo cual repugna tanto al marxismo ateo, a cuya estirpe pertenece el elemento éste de comisiones obreras, como a los partidarios del liberalismo económico, del libre mercado, para los cuales cualquier forma de precio subsidiado, aunque afecte sólo a un segmento de la población como en este caso, supone un atentado a la libre concurrencia de la oferta y la demanda que, según ellos, es la forma más eficiente de asignar recursos y obtener una óptima distribución de rentas y bienes mediante la mano invisible que guía al mercado. Dirán que se está produciendo una competencia desleal respecto a las superficies comerciales de distribución de alimentos que no podrán competir con esos precios subvencionados. Da igual, cuando el libre funcionamiento del mercado no es capaz de evitar situaciones de necesidad extrema es lícito que intervengan o los cuerpos intermedios, como lo es Caritas en este caso, o el Estado mismo para poner remedio a esas penurias. Y si tiene que ser con productos subvencionados pues que lo sea, y al librecambismo que le den por saco si no quita el hambre de las gentes.

  16. Halcón, estás muy confundido. A los partidarios del libre mercado lo que nos molesta es que se confunda la caridad, que implica un acto libre y voluntario, con la coacción estatal. Yo soy liberal y la labor que hace Cáritas me parece digna de todos los elogios.

    Lo que sí me sorprende es que en una noticia de un izquierdista que calumnia a Cáritas, dediques el 90% de tu comentario no a criticar a la izquierda, sino a los liberales. Si buscabas alguna excusa para atacar a los liberales, podrías haber buscado una menos forzada, ¿no?

  17. ISRAEL

    Julio Molet, no te equivoques, soy funcionario y los sindicatos tampoco nos representan. Seguramente el día 14 (Huelga ¿General?), encuentres al 90% de los funcionarios en su lugar de trabajo. A pesar de que, sin comerlo ni beberlo (porque la crisis es culpa de empresas privadas, como los Bancos), nos encontramos pagando las consecuencias (5% de recorte en los salarios, la extra de Navidad a tomar por saco…)somos lo suficientemente mayorcitos (excepto unos cuantos descerebrados) para saber que si la empresa va mal, nos toca aguantarnos. Pero, aun así, la mayoría lo entendemos. Sin embargo tenemos que aguantar que los mismos que hace seis años nos decían “Tanto estudiar para un sueldo de mierda”, nos digan ahora “Es injusto tener un puesto de trabajo de por vida”. En fin …..

  18. ISRAEL

    P.D. Elentir, soy consciente de que el comentario no tiene mucho que ver con el post, pero espero que, al menos, como “derecho de réplica”, me lo admitas .

  19. Luna

    A ver si lo entiendo, porque estoy un poquitín perplejo. Para CECEOO, Cáritas se dedica a generar adictos a recibir ayudas gratuítamente, lo que le convierte en una mafia… Pero es la primera que se dedica a perder en su actividam, en lugar de lucrarse.
    Jamás se me habría ocurrido una mafia de regalar cosas en vez de pisparlas.
    ¡Jolín, cuánto saben los comisionistas de los obreros y qué bien piensan!. Visto desde este punto, Comisiones no es ninguna mafia, porque nunca he tenido noticia de que diera nada (Excepto problemas, claro está).

  20. Israel: “la crisis es culpa de empresas privadas, como los Bancos”

    ¿Los bancos centrales son empresas privadas? ¿Lo son las cajas de ahorros controladas por políticos y sindicalistas? Los gobiernos autonómicos, los ayuntamientos y el gobierno central, que han acumulado deudas astronómicas y que ahora pretenden compensar sus despilfarros subiendo los impuestos a los contribuyentes, ¿son empresas privadas?

    Por favor, Israel, a otro con ese cuento…

  21. halcón

    Lo que hace este economato de Caritas es vender mercancías por debajo de su precio de mercado o incluso por debajo de su costo. En teoría económica se denomina dumping a tal práctica. Y es unánimemente aborrecida por los economistas liberales por cuanto atenta a la libre formación de precios en el mercado que es, según su dogma teórico, lo que garantiza una óptima asignación de recursos. De hecho eso ha llegado incluso a tener reflejo legislativo en las normativas antidumping. Los liberales son, por principio, antiintervencionistas y contrarios al asistencialismo. En la ayuda al desarrollo y al tercer mundo también están en contra: afirman que eso contribuye a deteriorar los mercados locales y los libres flujos de mercancías y servicios. Por contra los cristianos apoyamos la eficacia de las ayudas a quien haya menester de las mismas, y así procuramos aportar, en la medida de las posibilidades de cada cual, a Caritas, Manos Unidas, el Domund…

    No conozco ningún economista de la escuela liberal que acepte una manipulación de los precios en el mercado, sea por una asociación particular como lo es Caritas, o sea por el Estado. No admiten la fijación de precios por otro mecanismo que no sea la libre concurrencia de la oferta y la demanda.

    Para meterme con el pájaro ése de comisiones obreras me vienen a la mente expresiones demasiado gruesas para dejarlas por escrito. No quiero implicaciones penales para mí ni para el dueño del blog.

  22. Halcón: “Los liberales son, por principio, antiintervencionistas y contrarios al asistencialismo.”

    Al asistencialismo… estatal. Ningún reparo, sin embargo, a que la propia sociedad ayude a los más necesitados a través de iniciativas como Cáritas.

    Halcón: “Por contra los cristianos apoyamos la eficacia de las ayudas a quien haya menester de las mismas, y así procuramos aportar, en la medida de las posibilidades de cada cual, a Caritas, Manos Unidas, el Domund…”

    Mira qué casualidad: justo lo mismo que hacemos muchos liberales, entre ellos un servidor. Y también soy católico, por cierto.

    Dicho esto, ya te he dado la oportunidad de exponer tus opiniones, aunque se salían abiertamente del tema. Si quieres seguir aprovechando esta noticia, que va sobre CCOO y Cáritas, para hacer alegatos contra el liberalismo, desde luego no te lo voy a impedir… mientras lo hagas en otro blog. Lo digo bien claro en las Condiciones de Participación: “No garantizo la publicación de comentarios que no tengan relación alguna con el tema de la entrada correspondiente.”

  23. Luna

    Halcón:

    Creo que en las grandes superficies anda mucho liberal, tanto en la dirección general como en la de cada planta concreta. Pues la mayoría de estos dan alimentos a Caritas, Cruz Roja o quien sea para no tirarlos, por estar caducados o próximos a la fecha d ecaducidad.
    Hasta yo -que soy un mindundi en la beneficiencia- recojo de Carrefour una furgoneta al mes de este tipo de alimentos para mi asociación de “rescates”.
    Decir que liberalismo de mercado e insolidaridad son equivalentes supone un agravio gratuito e infundado.

    Pero es que no te has parado a contemplar lo que sucede si aplicamos otros criterios, como el de precio fijo obligado: La donación sin cobrar supone también un teórico obstáculo al lucro. Pues naturalmente, como se supone en cualquier otro sistema en que pueda haberlo. Y quizá el que más se quejaría fuera el comunista.

    Pero la realidad puede verse desde otra perspectiva que le da completo sentido: Quizá no se beneficie en mayor cantidad de dinero una persona o empresa, pero lo hace una persona o colectivo que lo necesita más y sobrevive gracias a esto.

    Imagínate que en la Rusia comunista apareciera algo semejante a Cáritas repartiendo alimentos a los necesitados en una crisis peor que la nuestra (Que se dió). No tardarían en aparecer agraviados y victimistas reclamando igualdad en el reparto… Pero no querrían igualdad en la miseria, como es de suponer. A la media hora, deportaban a Siberia a quienes hicieran el reparto por el flagrante delito de suponer que algo no funciona y que álguien puede pasar hambre.

    En fin, que no hay doctrina económica a la que convenga o deje de convenir la beneficiencia, que se rije más por moral, ética y valores humanos que por otros principios meramente técnicos.

  24. halcón

    Ah, no, tranquilo, tú marcas las líneas de discusión, ésta es tu casa. Si dejas sin publicar algún comentario o incluso lo borras después de publicado por mí no hay problema, no me va la vida en ello, no soy un troll.

    Luna, por lo que cuentas creo que respondes a la acepción clásica de liberal en castellano: persona desprendida y generosa. Me temo que dicha definición no siempre se corresponda con los adeptos a la doctrina política del mismo nombre, especialmente entre los teóricos de la misma. Aquí lo dejo.

  25. Yo era afiliado de CCOO (léase; ce,ce,o,o -D) durante mas de 7 años. Iba pagando las cuotas tanto de mi esposa como la mía. Incluso mi esposa se quedo en el paro tiempo hace y al cabo de 3 años nos comentan que no tenían que cobrarle esa cuota. A día de hoy, aún esperamos esa devolución de la cuota. Ni llamar para cursos ni nada.
    Llega la fatídica situación en el que despiden a mi esposa y vamos al sindicato para calcular el finiquito y a ver si se puede demandar a la empresa. La respuesta de este “sindicato” fue que los abogados estaban ocupados y no podían hacer más. O sea, me toco contratar a un abogado privado. Y no deseo alargarme más (igual ni se publica mi comentario ;-)) Por eso y mas cosas que paso conmigo al realizar la primera huelga general nos damos de baja ya que no estamos de acuerdo el realizar una huelga ahora y no en 8 años antes. O sea, les quitan las ayudas. Nos preguntaron el por qué, a lo que les escribo mi indignación con ellos y el robo de dinero a nosotros.

    Ahora los que nos han ayudado durante meses ha sido CÁRITAS sin preguntar si practicas una religión, si eres ateo o lo que sea. Les damos las gracias por todo lo que han hecho por nosotros, tanto que cuando salgamos de esto donaremos a esa ong que sin discriminar tanto hacen por los más necesitados.
    Ahora CÁRITAS será una mafia y este sindicato será una ONG. Deberían estar los sindicatos como en muchos países nórdicos sin salario, siendo voluntarios y por vocación que eso mueve mucho más a las personas y si no que se lo cuenten los voluntarios de CÁRITAS.

  26. Muchas gracias por la experiencia que nos cuentas en tu comentario, Keyfas. Lamento la mala experiencia que has tenido con ese sindicato, pero desgraciadamente no eres la primera persona a la que le ha pasado, ya he visto casos parecidos.

  27. mayka

    es vergonzososo,, como esta gente de comisiones manipulan alas personas,, tan ciegos estan que no os dais cuenta,, que ellos miran por ellos y po nadie mas eso no es un sindicato es una mafia,, este govierno lo que deveria es cortar el grifo,y que se mantengan currando ,, como todas las personas obreras . pero no ellos son manipuladores y falsos..las personas que van por derecho les molesta,, llevamos 6 años en crisis ,, donde han estado comisiones,, escondido y calladito,, ahora ,, cuando te recortan las subvecines te molesta ,, COMISIONES FUERA ,, NO VALEIS NADA SOLO PARA HACER DAÑO.

  28. palmera

    La izquierda utiliza todos los medios que tiene para adoctrinar, por ello ataca a Cáritas creyendo que tiene sus mismos fines. En sus cabezas no entra la idea de que existan personas solidarias con el necesitado. Recalcan la misma idea con que se hicieron los movimientos sociales en el siglo XIX, sin razonar que hemos avanzado en nuestros días y que no existen aquellos problemas. Se han estancado, sabiendo a priori que están caducos. Y lo peor es que esa palabrería que tienen ya no encuentran eco, nada más que en sus liberados y en ellos mismos, los cuales han vivido con esos cuentos, trabajando muy poco y cogiendo mucho dinero para darse la gran vida.
    Pienso también que el gobierno ya ha tenido tiempo suficiente para quitarle todas las prebendas y subvenciones y que ese dinero lo inviertan en una sociedad que lo está pasando demasiado mal.

  29. leto

    joer habeis visto la cara de malvado y ganster que tiene el menda de la foto de ccoo? hay quien d ijo que la cara es el espejo del alma y en este caso no cabe de duda de tal afirmación, los sindicatos hace muchos años que sabemos l oque son, que defienden el trabajo si, pero el suyo que son los mas mafiosos y repugnantes que existen..afortunadamente la gente de la calle lo sabe y estos gritos desesperados que atacan a la gente de buena fé y dignidad se ahogan en el olvido y en la marginalidad….SINDICATOS NI SERVÍS, NI SERVIREÍS..SABEMOS QUIENES SOIS Y ESO RECIBIREIS..BYE

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]