En mayo se reveló la militancia masónica del entonces presidente del TC

Tribunal Constitucional: El País ataca a Pérez de los Cobos pero no a Pascual Sala

Jue 18·7·2013 · 18:48h 11

En 2008 el diario de PRISA arremetió contra el entonces nuevo presidente del CGPJ, Carlos Dívar, por ser “conservador y caracterizado por su religiosidad”. En 2012 cargó contra el miembro del TC Andrés Ollero por ser provida y “del Opus Dei”. Anoche El País volvía a la carga afirmando que el presidente del Constitucional pagó cuotas de militante del PP, pues perteneció a dicho partido. El propio TC ha señalado que eso no es incompatible con la ley.

El País no tolera a los jueces cristianos
Para El País y el PSOE defender a los no nacidos invalida a un miembro del TC
El ‘pluralismo’ según El País: si defiendes el derecho a la vida, abstente de juzgar

Los miembros del TC no pueden ser dirigentes de partidos, pero sí afiliados

El Art. 159 de la Constitución señala:

“4. La condición de miembro del Tribunal Constitucional es incompatible: con todo mandato representativo; con los cargos políticos o administrativos; con el desempeño de funciones directivas en un partido político o en un sindicato y con el empleo al servicio de los mismos; con el ejercicio de las carreras judicial y fiscal, y con cualquier actividad profesional o mercantil.
En lo demás, los miembros del Tribunal Constitucional tendrán las incompatibilidades propias de los miembros del poder judicial.”

Y el Art. 19 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional dice al respecto:

El cargo de Magistrado del Tribunal Constitucional es incompatible: primero, con el de Defensor del Pueblo; segundo, con el de Diputado y Senador; tercero, con cualquier cargo político o administrativo del Estado, las Comunidades Autónomas, las provincias u otras Entidades locales; cuarto, con el ejercicio de cualquier jurisdicción o actividad propia de la carrera judicial o fiscal; quinto, con empleos de todas clases en los Tribunales y Juzgados de cualquier orden jurisdiccional; sexto, con el desempeño de funciones directivas en los partidos políticos, sindicatos, asociaciones, fundaciones y colegios profesionales y con toda clase de empleo al servicio de los mismos; séptimo, con el desempeño de actividades profesionales o mercantiles. En lo demás, los miembros del Tribunal Constitucional tendrán las incompatibilidades propias de los miembros del Poder Judicial.”

Así pues, conforme a los citados artículos está claro que los miembros del TC pueden ser afiliados o exafiliados de partidos políticos. Lo más curioso es que El País se refirió anoche a los artículos que acabo de mencionar, pero lo hizo para respaldar su noticia basándose en la tesis de que un miembro del TC -que es un órgano político, y no judicial-, por el hecho de serlo, es un juez, un error que por ser muy común no deja de ser un error.

El País esconde en su portada la respuesta del TC que desmonta su noticia

De hecho, El País cita en su favor el Art. 127 de la Constitución, pero no dice que se refiere al Poder Judicial, y no al TC. También cita el Art. 395 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, pero no dice que la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional tiene prioridad sobre ella en lo relativo al TC, como señaló este órgano en el Auto 226/1988:

“La Ley Orgánica de este Tribunal, de aplicación prioritaria respecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial y de la Ley de Enjuiciamiento Civil no impide que los Magistrados de este Tribunal puedan pertenecer a partidos políticos

Es un auto del TC emitido hace 25 años. El País ha tenido cinco lustros para enterarse, pero ni así. El caso es que el propio TC lo ha recordado hoy en una nota informativa que El País enlaza en letra pequeña desde su portada titulando, sin más, “Nota del Tribunal Constitucional (PDF)”, a diferencia de lo que hacen otros medios como El Mundo, Abc, La Razón o La Gaceta. El tratamiento que da el diario de PRISA a esa nota es significativo: el TC echa por tierra una noticia de El País, y éste esconde la nota del TC para que no se note mucho el ridículo que ha hecho ese diario. Una más a añadir al largo historial de maltrato a la verdad en aras de la propaganda y el sectarismo ideológico que viene practicando ese periódico.

El País clamó contra el ‘religioso’ Dívar, pero calló ante el masón Sala

En ese sectarismo ideológico que tanto caracteriza al diario de PRISA hay que enmarcar otro hecho significativo: a finales de junio se destapaba la militancia masónica de Pascual Sala, revelada por el exministro socialista de Justicia Fernando Ledesma -ejerció su cargo durante el mandato de Felipe González- en un acto privado celebrado a mediados de mayo, es decir, un mes antes de cesar Sala como presidente del TC. Es decir, que Sala era miembro del TC y a la vez afiliado a la masonería. ¿Lo sabía El País? Si lo sabía, no dijo nada. De hecho, El País ni siquiera ha dado esa noticia, que sí han reproducido otros medios. En resumen, que al diario de PRISA le molesta que el presidente del CGPJ sea conservador y religioso o que un miembro del TC sea provida, sea miembro del Opus Dei o haya sido afiliado del PP, pero si se descubre que un presidente del TC pertenecía a una sociedad esotérica conocida por su anticatolicismo militante, entonces El País no tiene nada que objetar.

Sala se despidió con una polémica sentencia acorde con su militancia

De hecho, el escándalo de El País y su temor a que la pasada militancia pepera de Pérez de los Cobos condicione su criterio -lo cual da risa teniendo en cuenta que el TC es un órgano político cuyos puestos se reparten el PSOE y el PP como si fuesen cromos-, contrasta con su silencio ante ciertas polémicas decisiones de Sala que sí pudieron estar muy condicionadas por su militancia. Sin ir más lejos, Sala se despidió del TC usando su voto de calidad para imponer una sentencia contraria a los Acuerdos entre España y la Santa Sede. Para colmo, se trataba de resolver un recurso presentado once años antes. ¿Se lo había guardado Sala para rubricar su mandato para gusto y regocijo de sus compañeros de logia? Pero para colmo, el recurso había sido presentado contra una ley de universidades aprobada durante el mandato de Aznar y modificada durante el mandato de Zapatero. La polémica última sentencia impuesta por Sala contó con cinco votos particulares de seis miembros del TC. El numerito ofrecido por Sala para su despedida fue tan descarado y bochornoso que El País ni siquiera dio noticia de esa sentencia.

(Foto: Reuters-Vincent West)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.300

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En 2008 el diario de PRISA arremetió contra el entonces nuevo presidente del CGPJ, Carlos Dívar, por ser “conservador y caracterizado por su religiosidad”. En 2012 cargó contra el miembro del TC Andrés Ollero por ser ……

Comentarios a esta entrada:

  1. Como siempre felicitarte por estar tan bien informado.

  2. Sauron

    De verdad, no puedo soportar el repugnante sectarismo de estos panfletos izquierdosos.

    ¿Por qué no cuentan cuantos ex-altos cargos del PSOE son magistrados del TC?…

    ¿Por qué no cuentan, por ejemplo, que uno de los magistrados más polémicos, el ínclito Lopez Guerra, que ahora está en el Tribunal de Estrasburgo de los Derechos Humanos, fue secretario general del PSOE muchos años y lo denunciaron por parcialidad manifiesta?

    http://www.lexureditorial.com/noticias/0709/10182415.htm

    http://ecodiario.eleconomista.es/interstitial/volver/acierto-julio/legislacion/noticias/818554/10/08/El-Tribunal-Supremo-desestima-el-recurso-contra-la-candidatura-de-Lopez-Guerra-al-TEDH.html

    Dios que asco de ladrones, que cuando roban los otros, ponen el grito en el cielo, pero cuando roban los suyos, callan como putas.

  3. La hipocresía –y peor aún, desinformación brutal, manipulación descarada– de El País (en este caso) llega a tal límite, que es una muestra de lo mal que anda España. Resulta que el diario de referencia, de más tirada, el más influyente y el más leído (o de los dos más leídos) miente con una desfachatez grotesca, al mezclar las incompatibilidades del Poder Judicial con las del Tribunal Constitucional (que aparece en el Título IX de la Constitución, no en el VI, que es el que desarrolla el Poder Judicial). Y ahí sigue. Da la impresión de que pretenden debilitar aún más a las instituciones… por algo acorde a la ley y la Constitución. El mismo diario que ha defendido la sumisión ideológica de los “suyos” y la entrada en el Congreso como diputado de Baltasar Garzón.

    Los miembros del TC son elegidos por PP y PSOE, y por lo general abundan ex-ministros, ex-diputados y ex-fiscales generales obedientes (como Conde-Pumpido). Por tanto, que hayan pagado o paguen cuota de militancia es casi irrelevante. Es lo menos significativo.
    Ojo: si no ando equivocado, pues escribo de memoria, el actual presidente del TC votó hace un año a favor de considerar constitucional el “matrimonio gay”. Es decir: votó contra el recurso del PP, aunque a favor de las tesis de Rajoy.

  4. Por no hablar de la que estos días ha montado Joaquín Almunia, militante del PSOE y Secretario General durante la primera legislatura de Aznar. Candidato del PSOE a Presidente de Gobierno en marzo de 2000.
    También podemos comentar el recorrido de Javier Solana en la OTAN y demás órganos internacionales; otro militante del PSOE y ex-ministro.

  5. Carlitos

    Es una VERGUENZA que un miembro del TC sea AFILIADO a un partido.

  6. Mayor vergüenza es que los miembros del TC sean elegidos por los partidos, ya a través del congreso, del gobierno o del CGPJ, como si sus asientos fuesen un reparto de cromos entre el PSOE y el PP. Presuponer independencia a un TC así resulta de lo más ingenuo.

  7. Ronny

    ¿Y por qué negó su afiliacion al PP el señor Perez de los Cobos cuando fue nombrado presidente del TC?

  8. Pérez de los Cobos estuvo afiliado al PP y pagó la cuota mínima como tal hasta 2011. Fue nombrado presidente del Tribunal Constitucional el mes pasado. ¿Pretendías que este señor afirmara ser algo que ya no es, Ronny?

  9. Como bien dice José María:
    “Los miembros del TC son elegidos por PP y PSOE, y por lo general abundan ex-ministros, ex-diputados y ex-fiscales generales obedientes (como Conde-Pumpido).”

    Creo que la afiliación al partido disipa toda duda sobre su militancia, mientras que el hecho de no pagar cuotas o no tener carnet no supone más que una incógnita.

    Inhabilitar a un miembro del TC por haber estado afiliado en tiempos pretéritos sería levantar la incógnita sobre los políticos tránsfugas. De todos modos, ya hemos visto que la norma no lo impone en absoluto.

    Cosas muy parecidas opino de los jueces y magistrados del Supremo.

  10. Jandro

    Debería ser ilegal. Pero si no es ilegal es porque no se ha evitado por ley, porque la propia fomación y funcionamiento del TC están viciados de raíz. ¿Ahora vemos inmoralidad en este señor? Lo inmoral es el funcionamiento y designación del TC, no la tomemos ahora con este pobre hombre. Escandalizarse porque el presidente haya sido afiliado a un partido sabiendo cómo de designa a los miembros de este órgano es el colmo del cinismo. El TC debe reformularse, pero sería muy hipócrita exigir que dimita su presidente.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal