Linchamientos y montajes contra dos personajes críticos con Podemos

El soviet morado va a la caza del ‘maricón’: burdo ciberacoso al más puro estilo chavista

Recientemente un paisano y convecino mío, Moncho Borrajo, dirigió a Pablo Iglesias una carta muy crítica: «algunos avanzamos y dejamos atrás lo que ya no puede arreglar el presente ni el futuro, como los dictadores y el comunismo de Lenin», decía. «Si me coge usted con veinte años sería un loco fans de sus ideas, pero ya conozco al lobo con piel de cordero y tienen un tufo muy peculiar.»

IU, ICV y Podemos votan contra una condena de la represión en Venezuela
Podemos defiende al castrismo y culpa a EEUU de que no haya elecciones en Cuba
La ‘democracia’ de Podemos: en 2013 Pablo Iglesias dijo tener a Cuba como ‘referencia’

Si un homosexual critica a Podemos, entonces es un ‘maricón’

El humorista gallego afirmaba, además: «Ya me han cerrado muchos teatros, no se preocupe, si llega al poder contaré con ello, porque veo que las críticas no le sientan bien del todo, pero no me marcharé como otros artistas que en vez de luchar en su patria se marchan a quejarse fuera pagados por el altruismo que usted conoce bien.» Escribir esa carta le ha acarreado a Moncho Borrajo una lluvia de insultos. Al principio él se lo tomó con la típica retranca gallega, pidiendo a los insultones que fuesen más originales: «lo de maricón, facha , mal nacido, prepotente, ignorante, rojo de mierda, mentiroso, falso, pedante de mierda… ya lo tengo superado. ¡Que pesados, si no me ofendéis!» Borrajo, que es homosexual, comentaba anteayer por dónde van los insultos contra él:

Borrajo denuncia un montaje contra él e insultos contra su madre

Una hora después Borrajo avisaba de que se estaba difundiendo una versión manipulada de su carta para desprestigiarle. A medida que pasaban las horas el acoso fue a más. A las 16:28 del lunes el humorista protestaba en su Facebook:

«¿Puedo hacer chiste de los dirigentes de Podemos como he hecho con los demás y con Franco, o tengo que pedir permiso? Porque a este paso me veo en Siberia.»

Un rato después comentaba: «a este paso me veo con guardaespaldas», y llamaba «intolerantes» a quienes le acosan. Esos intolerantes no se conformaron con llamarle «maricón» y otras cosas a él, sino que también se han puesto a insultar a su difunta madre, ante lo cual el lunes Borrajo ya dirigía una petición a Podemos: «Al igual que personas de Podemos me piden que no consienta que insulten a su líder en mi muro, yo les pido que no consientan que gente que dice ser de Podemos me insulte a mi y a mi madre Unas horas más tarde, las palabras de Borrajo iban ya dirigidas no a evitar ya que le insulten, sino a defender su libertad de expresión: «Si alguien se cree que porque me ataquen voy a cerrar mi muro o no escribir en Twitter, lo tiene claro. Si no me callé con Franco, menos ahora.« Curiosamente, Pablo Iglesias, que invocó el humor para defender a un miserable que se mofó de las víctimas del terrorismo, que incitó a quemar iglesias y que se burló de disidentes cubanos detenidos, estos días no ha abierto la boca en defensa de Borrajo. Por lo visto, para el mesías de Podemos el humor sólo deja de ser tolerable si se dirige en clave de crítica a su persona.

Lluvia de insultos y amenazas por una falsa crítica a Podemos

Lo que le ha ocurrido a Moncho Borrajo, desgraciadamente, no es un incidente aislado. Ayer un periodista muy crítico con Podemos, Alfonso Merlos, era víctima de un delito por el que ha presentado denuncia ante la Guardia Civil. Él mismo explicaba anoche en 13TV lo ocurrido:

El propio Merlos señala en el vídeo que ayer por la mañana se encontró con una lluvia de insultos y amenazas a raíz de un tuiteo que él no escribió, en el que el usurpador de su cuenta atacaba a un baloncestista por apoyar a Podemos.

Un montaje para destruir la reputación de un periodista molesto

Que te pirateen una cuenta de Twitter para usurpar tu identidad y desprestigiarte es algo muy grave. Como cita el informe de la Fiscalía que leyó anoche Merlos en el citado canal, esos delitos son cada vez más frecuentes y provocan mucho daño, pues lo que buscan es destruir la reputación de sus víctimas. Coincido totalmente con lo que apuntaba ayer Isaac Jiménez: el hackeo de la cuenta de Merlos ha sido algo muy estudiado. No es la típica obra de algún niñato aburrido que busca un mero entretenimiento hackeando una cuenta de Twitter. El aprovechamiento del delito lo confirma. Y es que tras sufrir ese delito, Merlos recibió una catarata de insultos y mofas, llamándole «maricón» y otras lindezas homófobas. Su nombre acabó siendo trending topic en Twitter durante todo el día, y todo porque el hacker marcó una imagen obscena como favorito con la cuenta del periodista. ¿Tan pendientes están algunos de los favoritos de un periodista, o quizá habían sido avisados? En una jornada en la que se conocieron los datos del paro y la muerte -quemado vivo- de un piloto secuestrado por el ISIS, lo que centró la atención de muchos internautas fue que en la cuenta de un periodista se había marcado un favorito obsceno. Ayer muchos se esforzaron, conscientemente o no, en ayudar a los delincuentes a completar su intento de destruir la reputación de su víctima, demostrando su nula empatía hacia alguien que sufre un delito por el mero hecho de que no opina como ellos: el colmo del fanatismo y de la intolerancia.

Tras ser asesorado por los hoy dirigentes de Podemos, el chavismo empezó a llamar «maricón» a Capriles

Ayer no pude evitar recordar una información publicada el pasado mes de diciembre: que en septiembre de 2011 la fundación de los dirigentes de Podemos guió la guerra sucia del régimen chavista venezolano contra la oposición democrática, y lo hizo -y cito la información- sugiriendo «erosionar su credibilidad e intentar reputarles de locos». Y mirad por dónde, una de las técnicas usadas por el chavismo para minar la reputación del líder opositor Henrique Capriles fue insinuar que es homosexual o llamárselo directamente. Unos meses más tarde, en abril de 2012, dos ministros de Chávez llamaban «maricón» a Capriles. Uno de esos ministros era el por entonces responsable de Exteriores, Nicolás Maduro:

La campaña de insultos homófobos ha seguido desde entonces. Y ahora en España, oh casualidad, usan la misma técnica denigratoria los seguidores de los antiguos asesores del régimen venezolano. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Desde aquí manifiesto toda mi solidaridad y apoyo a Moncho y a Alfonso. No permitáis que nadie os imponga su mordaza.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ioannes

    Por suerte, Podemos o/y afines no pueden disimular su mala índole. Así, la gente mínimamente inteligente se hará consciente de lo que Podemos realmente es, si aún no lo sabían. Hay que enfrentarse a este encanallamiento repulsivo de la vida pública ¡ya! Y desde una postura civilizada y constructiva, no descendiendo al mismo bajísimo nivel que ellos…

  2. Russell

    ioannes,
    el problema es que no se dirigen a votantes mínimamente inteligentes. Buscan una masa que se trague lo que sea, que participen en el linchamiento del disidente y que no hagan preguntas cuando les pongan la mordaza. En el fondo sus «tic, tac», sus «podemos» no se diferencian en nada del clásico «vivan las caenas».

  3. Afrikaner

    La forma más eficiente de combatir a la banda de Podemos es recordar constantemente
    sus orígenes comunistas.
    La palabra «populismo» no asusta a nadie, pero la palabra «comunismo» debería
    aterrorizar a todos.
    El PP, Vox y Ciudadanos (el Psoe nunca lo haría) deberían financiar la nueva
    edición en castellano del «Libro Negro del Comunismo» y asegurar su divulgación
    más extensa posible.
    Es también imprescindible recordar de forma permanente la ruina económica
    de los países donde gobernaron y gobiernan los comunistas.

  4. Así que ellos están por encima de lo políticamente correcto. Vaya gentuza.

  5. Sres. Borrajo y Merlos qque van a esperar de esta gentuza dirigidos por unos intelctuateles manipuladores de masas.Hacen bien con denunciarlos judicialmente y ante el puwblo español.Estoy con ustedes.

  6. jeremias

    …»que un profesor tan culto en política no sepa que estamos manejados por altas esferas que posiblemente cuenten con usted para seguir con este proceso mundial de desestabilización que corre como la pólvora.»
    Como reconoce Borrajo al final de la carta, el es mas de Podemos que Pablo Iglesias.
    Aunque apuesto a que esa carta de Borrajo tiene mas que ver con la promocion de «yo, quevedo» que con alguna motivacion politica real.
    Otra cosa es que si esperais que algun colectivo de gays abajofirmantes vaya a salir en su defensa, podeis esperar sentados.

  7. JFM

    Elentir. Creo que te interesara leer este texto sobre las preguntas que los medios deberian hacer a los dirigentes de Podemos y que son bastante mas incisivas que las que hacen.

    Por ejemplo: porque diablos para «disenyar su moneda» iria un pais a contratar y por cuatrocientos mil eurazos a un tipo que sabe de economia lo que yo de vulcanologia?

  8. MRA

    Lo desastroso de internet y del gran descubrimiento de los medios de comunicacion es la abundancia del anónimo , de la mentira y de todo lo que le hace al hombre el ser más despreciable de la naturaleza

  9. Espectador

    Ioanis:

    Su premisa mayor falla, al asumir que los votantes de Podemos tienen un discurso mínimamente inteligente. Son gente movida por la envidia, el resentimiento y el odio, y son impermeables a cualquier razonamiento lógico o a cualquier demostración empírica.

    Por otro lado, ¿se han fijado en la guardia pretoriana rodeando a los líderes de Podemos, cada vez más parecida a las «Secciones de Asalto» (Sturmabteilung), y en el ataque de sus fanáticos seguidores a todos los que no piensan como ellos, llegando al extremo de llamarles «maricones», la palabra que el «pensamiento correcto» se ha esforzado en hacer desaparecer durante años?

    ¿Se imaginan que esto lo hubiera dicho un facha del PP? ¿Como pueden aceptarlo sus votantes sedicentemente de izquierdas? Aunque claro, si aceptan las subvenciones del régimen Iraní, que ahorca en una grúa a los homosexuales sin decir esta boca es mía, que van hacer? Y que no digan que es un movimiento transversal en el que conviven múltiples sensibilidades; la exhibición de banderas en el aquelarre de la Puerta del Sol lo dice todo. Por cierto, había una bandera arco iris; ¿como se sentirán los que la llevaban a darse cuenta de lo que sus compañeros piensan realmente de ellos?

  10. Muy serio la cosa de Podemos. El tiempo lo dirá.

  11. No había leído el artículo de Juanma del Álamo que enlaza JFM en su comentario. Excelente artículo, os animo a leerlo:
    http://reinformacion.com/lo-que-deberia-preocuparnos-de-podemos/

  12. pacococo

    Es bueno conocer esas cosas, en general es bueno conocer, cuanto más se conoce más sabio debería ser uno.

    Pero aquí no hablamos de racionalidad. La gente no va a votar a podemos porque después de un profundo análisis de la situación y después de haber sopesado cuidadosamente todas las variables… Nada de eso, la gente votará a podemos por odio a la casta y el odio es irracional e impulsivo. Y la gente va a votar a la casta, especialmente al pp, por miedo, que también es irracional e impusivo.

    Así que nada de lo que se diga va a quitar votos a podemos.

    ¿Debemos dejar de decir cosas?

    Por supuesto que no. La verdad, además de hacernos libres, no hace madurar y por tanto es necesario conocer los entresijos, de podemos y de la casta, que curiosamente, son opacos y tal vez la gente piense que bueno, que los de podemos son unos tales y unos cuales, pero que los de la casta son lo mismo, sólo que lo llevan haciendo 30 años.

  13. Alfonso

    ¿Moncho Borrajo es convecino tuyo? A mi siempre me parecio un gran humorista.

  14. Pues sí, vive en Vigo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.