Quiso ocupar por la cara el sitio de Errejón, víctima de un 'pioletazo' mediático

El vídeo que la SER pudo mostrar a la novia de Pablo Iglesias para rechazar su autoinvitación

Ayer tuvo lugar un esperpéntico episodio que retrata, a la perfección, el escaso respeto que tiene Podemos por la libertad de los medios privados para elegir sus contenidos y a sus invitados.

Iglesias exige el control de TVE tras definir el periodismo como ‘un arma para disparar’
El diputado de Podemos que pidió acosar a dos periodistas anuncia ‘medios plurales’

‘Pioletazo’ mediático de Pablo Iglesias a su examigo Errejón

Ayer el diputado podemita Íñigo Errejón comunicó a la Cadena SER que su partido había decidido que no siguiese siendo tertuliano en el programa Hora 25. El dirigente del ala crítica Podemos, que llevaba participando en ese espacio radiofónico desde hace tres años, está siendo apartado por su partido de todos los medios en una clara represalia de Pablo Iglesias por llevarle la contraria. Es un pioletazo mediático en toda regla, si hacemos un símil con la forma en la que Stalin eliminó a su rival León Trotski en 1940, utilizando a un sicario: el más famoso episodio de venganza personal entre seguidores del comunismo, la ideología que comparten tanto Pablo Iglesias como Errejón.

La SER recuerda lo obvio: es la emisora la que elige a sus tertulianos

Ayer la emisora explicó lo que debería saber cualquiera: «La dirección de la Cadena SER y los directores de sus programas son quienes deciden a quién invitan a cada espacio.» Como medio privado que es, está en su derecho. De hecho, hay que recordar que en su «Tramabús» Podemos puso la cara de Juan Luis Cebrián, el mandamás de la SER, presentándole como parte de una mafia. ¿Cuánto duraría en «La Tuerka» un tertuliano que atacase así a su presentador, que es Pablo Iglesias? No hace falta tener mucha imaginación, como veremos más abajo.

La novia de Pablo Iglesias se autoinvitó a la SER sin que la hubiesen llamado

El caso es que ayer por la tarde la diputada podemita Irene Montero -novia de Pablo Iglesias- se presentó en la SER para ocupar el sitio de Errejón, sin consultar a la cadena y dando por hecho que tenía el puesto asegurado simplemente por ser quien es. Pero en la SER le dijeron que no. Y ella, sin el menor pudor, se hizo la víctima y dijo que la habían «vetado», curioso participio para que se lo arroge una persona que se autoinvita a un sitio al que no ha sido invitada. El novio de Montero tiró también de victimismo, diciendo: «Nos quieren ‘correctos’ o calladitos».

La política de Pablo Iglesias en ‘La Tuerka’: «aquí mandamos nosotros»

Es posible que Pablo Iglesias haya olvidado lo que él mismo dijo en noviembre de 2013 al digital Galiza Ano Cero en una entrevista de la cual he sacado el siguiente extracto:

En este vídeo Pablo Iglesias decía que a su programa «La Tuerka» invita a los tertulianos que él quiere: «aquí mandamos nosotros». Por supuesto, está en su derecho a invitar como tertuliano a quien le dé la gana. Y la Cadena SER también. El problema, por lo que parece, es que Pablo Iglesias concibe ciertos derechos fundamentales como si fuesen un privilegio exclusivo reservado para él y sus colegas. Sólo así se entiende que ayer montase una rabieta victimista contra la SER por hacer lo mismo que él en «La Tuerka»: invitar a su programa a quienes les da la real gana.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. atraval

    ¿Se creyó que todo el monte es orégano?…¡Pobre muchacho!

  2. Sharovarov

    Como comenté hace algún tiempo, un señor de Podemos con el que he hablado cuatro o cinco veces -si bien me conoce desde mediados de los ochenta, mis abuelos vivían a sólo dos casas de la suya-, me dijo que los medios privados no eran democráticos. Supongo que el hecho de que la SER «vete» a Montero será un clarísimo ejemplo para él de la antidemocracia de los medios privados…

    Por cierto, hablando de antidemocracia y de medios en general, terrorífico lo del capítulo de «Cuéntame» de la semana pasada: incluyeron en el argumento la catástrofe de Chernobil; el alcalde comunista del pueblo natal del matrimonio Alcántara, a favor de la construcción en el pueblo de un cementerio nuclear y en contra de un activista de Greenpeace; y, para colmo, a doña Herminia y al cura les toca la primitiva habiendo puesto números relacionados con la Biblia. ¡Capítulo completamente fascista y antidemocrático!

  3. MIRANDA

    Nadie puede sorprenderse de conductas totalitarias y autoritarias en formaciones autoritarias y totalitarias. Y el que se mueve, no sale en la foto ni en las tertulias radiofónicas.

    A la vista de la radicalización galopante de Iglesias, sus tics despóticos y su prepotencia, Errejón y alguno más le pidieron que abandonase ya los golpes de efecto y dejara de ser el enfant terrible de la política española. Que acabase con la actitud negativa y el choque frontal, si pretendían gobernar el pais algun dia.
    «Podemos está perdiendo un tiempo precioso al no aprovechar la crisis existencial del PSOE para formar una nueva mayoría en nuestro país»
    » Podemos debe ser «útil» en el Congreso para dar «certezas» a quienes dudan si apoyar al partido morado y también disolver así los «miedos» de los que desconfían».

    La «traición» de Errejón, al atreverse a corregir a su Amado Líder, se encontró con la soberbia del pupilo de Chavez, que inmediatamente lo apeó de la cúpula y lo mandó al gallinero junto con su antigua novia y otros desechos de derribo. Y lo retiró de su tertulia radiofónica, no sea que diga inconvenientes.

    Si es que no lo puede evitar. Lleva la soberbia en el ADN autoritario del ultracomunismo más viejuno. No se pueden pedir peras a Luis del Olmo. No se puede pedir respeto a los medios privados, cuando ellos dan vueltas de tuerka virulenta a todo cuanto se mueve fuera de sus círculos morados.

    En suma, nadie puede escandalizarse con las arroutadas violentas y despóticas del homiño de la coleta que ha criado de lo que mamó.

    Lo que sí me parece escandaloso es que más de cinco millones de españoles los hayan puesto en jugosa nómina político-parlamentaria, para que los chavistas abran sucursal en España y nuestras familias vivan como cubanos y venezolanos.
    Eso si que tiene delito, meus.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.