En la tumba descansan 153 militares españoles que fallecieron en la ciudad

Ponen una bandera de España en el mausoleo de los repatriados de Cuba y Filipinas en Vigo

Como cada año por estas fechas, mi familia tiene una cita en el cementerio de Pereiró, el más grande de la ciudad de Vigo, pues es allí donde descansan los restos de mis abuelos maternos.

Pereiró, ciudad de difuntos
Emocionante homenaje en Filipinas a los soldados españoles que defendieron Baler

En la entrada del cementerio, a la izquierda, hay un mausoleo con la imagen de un soldado moribundo aferrado a la bandera de España. Al pie de este sencillo monumento hay una lápida con esta inscripción: “La Cruz Roja de Vigo a los soldados repatriados de Cuba y Filipinas que fallecieron en esta ciudad. 1898”, como se ve en esta foto que hice hace unos años.

Muchos vigueses ya no recuerdan aquellos hechos, pues ocurrieron hace más de un siglo y es una de esas historias que no se suelen contar, pero esta ciudad recibió a más de 7.000 militares que lucharon en las guerras de Cuba y Filipinas en 1898, llegados hasta nuestra Ría en varios vapores. Los repatriados venían en su mayoría en un estado deplorable, muchos heridos y enfermos de anemia, disentería o paludismo. Los vigueses se volcaron en auxiliar a los soldados, ganándose la ciudad el título de “Siempre Benéfica” que hoy luce su escudo.

De aquellos miles de soldados que recibieron el auxilio de los vigueses, 153 murieron en esta ciudad. Muchos de los fallecidos ni siquiera pudieron ser identificados. En un principio se les sepultó en nichos y enterramientos individuales, hasta que en 1913 la Cruz Roja de Vigo erigió este mausoleo para acoger sus restos. El traslado solemne se hizo el 8 de junio de ese año. Ante el mausoleo formaron tropas de Infantería y Artillería y miembros del Cuerpo de Carabineros y de la Guardia Civil, que rindieron honores a los caídos, como contaba La Voz de Galicia hace siete años.

Hoy, al salir del cementerio, he visto que alguien había puesto una bandera de España en este mausoleo. Incluso ha tenido el detalle de poner la bandera a media asta en su pequeño mástil blanco. No sé quién o quiénes son las personas que han tenido este detalle hacia los caídos de Cuba y Filipinas, pero como vigués quiero dar las gracias a quien haya hecho este pequeño gesto de homenaje hacia los 153 compatriotas que allí descansan.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]