Asqueroso acto de amedrentamiento en un pueblo donde hay miedo a opinar

La Sexta se lanza a acosar a votantes de Vox en un pueblo de alcalde comunista

El canal de televisión más afín a Podemos ha demostrado este domingo que no conoce límites en su odio ideológico contra todos aquellos que no coincidimos con su ultraizquierdista línea editorial.

Así se columpia La Sexta para evitar hablar sobre la corrupción del PSOE, Podemos e IU
Cinco chicas dan una paliza a otra chica: La Sexta manipula y las llama ‘agresores’

Quieren echar a los votantes de Vox de un pueblo de mayoría podemita

En su programa “Liarla parda”, dirigido por Cristina Pardo, (se puede ver completo aquí, a partir del segundo 1:46:40), La Sexta ha ido a Marinaleda (Sevilla), un pueblo gobernado desde 1979 por el comunista Juan Manuel Sánchez Gordillo y en el que la coalición Adelante Andalucía (formada por los comunistas de Podemos y de Izquierda Unida) obtuvo un 68,7% de los votos en las elecciones andaluzas. Hace unos días un digital anunció que los izquierdistas están buscando a los 44 vecinos que votaron a Vox para echarlos del pueblo, y la propia esposa del alcalde invitó a marcharse a un votante de ese partido. Una forma de pisotear el pluralismo político tan propia de dictaduras comunistas como impropia de una democracia.

“Aquí podría vivir un votante de Vox”, dice la reportera señalando a una casa

Pues bien: en vez de censurar ese rechazo al pluralismo, el programa de La Sexta se ha ido a buscar a los votantes de Vox de Marinaleda a sus casas, tal vez para facilitarle la labor al alcalde comunista. La reportera del canal de ultraizquierda se ha dedicado a preguntar a varios vecinos cuál era su opinión sobre esos vecinos y cómo podía localizarles. En el segundo 1:48:16 se escucha a la reportera afirmando lo siguiente: “sí, les conocen, conseguimos que un vecino nos dé una dirección”, y a continuación se escucha a una vecina: “Donde están aquellos niños, allí”. Se ve a la reportera de La Sexta dirigiéndose hacia la casa señalada mientras comenta: “aquí podría vivir un votante de Vox”, como si hablase de un terrorista o un pederasta. Las cámaras enfocan la ventana de la casa, la calle, un coche y finalmente la fachada de la casa. En un pueblo de 2.700 habitantes es suficiente para identificar a cualquiera. El vecino no quiere contestar al canal ultraizquierdista. “¿Por qué no quieren hablar? ¿Temen sufrir represalias?”, comenta cínicamente la reportera.

Una vecina dice que si no votas a la izquierda “te tienes que ir del pueblo”

A continuación la reportera entrevista a otra vecina. No se ve su cara, pero se ve perfectamente su casa. La vecina comenta: “Aquí hay que votar a la izquierda”. La reportera alega: ¿Y si no vota usted a la izquierda que pasa?” Y la vecina dice: “Pues nada… Tiene que ser oculto o te tienes que ir del pueblo”. Bienvenidos a Corea del Norte. Pero a la chica de La Sexta no le escandaliza esa falta de libertad. Ella ha salido a cazar a los votantes de Vox e insiste: “¿Usted a quién ha votado?” La respuesta llega con una voz atemorizada: “No lo sé”. Podéis ver el momento en cuestión aquí:

Paco Marhuenda considera “intolerable” que Vox vete a La Sexta pero no lo que hace ese canal

Acto seguido conectan con el estudio. El primer tertuliano en hablar es Francisco Marhuenda, director de La Razón, el diario más afín al PP. Unos minutos antes había tachado de “intolerable” que Vox no dejase entrar a La Sexta en sus mítines, pero no hace ni una crítica al programa por ese señalamiento puramente mafioso. Cabe suponer que para este señor lo que acababa de ver entraba dentro de lo admisible en el ámbito del periodismo. Me pregunto qué diría si se lo hiciesen a él o a los votantes de su partido favorito.

El Estatuto de Andalucía señala que el voto es “secreto”

Por lo que parece, La Sexta no se ha leído el Artículo 101 de la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía: “El Parlamento estará compuesto por un mínimo de 109 Diputados y Diputadas, elegidos por sufragio universal, igual, libre, directo y secreto. ¿El canal de ultraizquierda no conoce el significado de la palabra “secreto”? Estaría bien que Vox se lo recordase por medio de una querella, porque lo que ha hecho La Sexta en ese programa recuerda más a las prácticas mafiosas que a la ética periodística. Es intolerable que un medio de comunicación se dedique a acosar de esta forma a los votantes de un partido político, y más en un pueblo en el que hay miedo a discrepar de un alcalde cuya ideología es muy próxima precisamente a la de ese canal de televisión.

Vox advierte a La Sexta: “Junto con Iglesias serán responsables de lo que les pueda ocurrir”

Las reacciones no se han hecho esperar. A través de su cuenta oficial de Twitter, Vox ha publicado un mensaje declarando: Esto es lo más repugnante que un canal de tv ha hecho en España. La Sexta sobrepasa todos los límites democráticos y los códigos deontológico del periodismo señalando dónde viven los votantes de VOX. Junto con Iglesias serán responsables de lo que les pueda ocurrir. También han llovido las críticas desde el ámbito de la comunicación:

El programa y la presentadora piden disculpas ante la avalancha de críticas

+ ACTUALIZADO 17:14h: Hoy tanto Cristina Pardo como su programa y La Sexta han recibido una avalancha de críticas por el señalamiento de los votantes de Vox en Marinaleda. Se da la circunstancia, además, de que La Sexta y el programa podrían enfrentarse a problemas judiciales, ya que la LOREG tipifica como delito el hecho de utilizar la intimidación para presionar a los electores a fin de que descubran el secreto de voto (Art. 146). A las 11:42h, Cristina Pardo publicaba en su Twitter un mensaje afirmando: “Ayer nos equivocamos. El reportaje de Marinaleda fue desafortunado. Y por eso, mis disculpas”. A pesar de ello, la lluvia de críticas ha continuado. En estos momentos el mensaje lleva unas 7.000 contestaciones.

A su vez, el programa Liarla Pardo ha publicado un hilo de Twitter en el que señala que “queremos pedir disculpas por el reportaje emitido ayer acerca de los votantes de VOX en Marinaleda”. Y añade: “La intención del programa no era en ningún momento poder perjudicar a nadie, sino mostrar cómo y por qué había crecido dicha formación en una localidad tradicionalmente de izquierda. Visto el resultado, está claro que este reportaje nunca debió emitirse. Reiteramos nuestras más sinceras disculpas a todas aquellas personas que se han podido sentir ofendidas. No volverá a pasar.. Me parece muy bien que se disculpen, pero ¿acaso no se daban cuenta de la gravedad de lo que estaban haciendo? ¿Tan ciegos están? Lo peor es que el daño ya está hecho. ¿Quién repara ahora el daño hecho a los vecinos de Marinaleda cuyas casas -e incluso un coche- fueron mostradas ante multitud de espectadores?

(Foto: Roberto Garver / La Sexta)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    Pues anda que yo me voy a amilanar ni lo más mínimo si sale el tema de Vox. Ya, la semana pasada, me encontré a una conocida y me dice, al tiempo que mira el móvil, que se estaba riendo de las propuestas de Vox, y que los de Vox eran peores que Franco. Yo le dije: “¿querer que la inmigración sea ordenada es ultraderecha?, ¿querer bajar los impuestos, e incluso quitar alguno para que no se les roben las herencias a la gente es ultraderecha?” Me respondió que ésas dos cosas sí estaban bien. Yo añadí: “yo, en cambio, me reí anoche de todos los analfabetos que salieron en Granada para luchar contra el fascismo”.

  2. juan

    Los señalados en este programa deberian denunciar a la sexta, por un delito de revelar el secreto de voto y por un claro delito de incitacion al odio por motivo politico, ya que solo han ido por los votantes de vox.
    Me pregunto que pasaria si otro canal, como interconomia hiciese lo mismo en Ejido revelando a los votantes de podemos, o a homosexuales, seguro que pedian el cierre del canal otra vez.
    Espero que les caiga una buena multa.

  3. Fuensanta Santos de la Rubia

    Pero esto es denunciable, no se puede ser mas ruin, espero que la señora que la quiere liar parda, se la lien a ella y asì aprende lo que es vivir asustada, parece mentira que una profesional señale a unos vecinos por ejercer su derecho democràtico sin dar cuentas a nadie.

  4. Jandro

    En esta casa podría encontrarse un votante de VOX. ¡Linchémosle al grito de “fascista”!

    Con tu permiso, Elentir, pongo exactamente el momento en el que el equipo del programa llega a Marinaleda:
    https://vimeo.com/86741537

  5. Oscar84

    Para aquellos a quienes les pareció bien el programa, la propia Pardo ha pedido disculpas:

    https://twitter.com/cristina_pardo/status/1072079111688990720

  6. Carlos J. Muñoz

    No sé como va a acabar ésto. Desde luego, muy bien, no. Están desatados y además jaleados por el oligopolio televisivo. Vamos a tener que empezar a pensar seriamente en que va a haber más que palabras.

  7. Long John

    Esto se parece mucho a las dianas que pintaba ETA en algunos pueblos sobre los nombres de los que querían amedrentar o asesinar. También a las estrellas de lo Judíos en la Alemania nazi.

  8. Antonio

    Me haría ilusión que la Sexta viniera a mi casa, no tengo ningún problema, es más, soy uno de los 400.000 “CERDOS” que según Buenafuente, ha votado a Vox.

  9. Jandro

    Bueno, hay que acoger positivamente las disculpas de esta mujer en twitter que trae Oscar84. No deberian nunca llegar a ocurrir cosas como este reportaje-acoso, pero admitir el error y pedir perdón es mejor que nada, sea cuál sea la razón que le haya hecho rectificar.

  10. pacococo

    Yo lo veo muy claro, que los vecinos señalados lleven a los tribunales a la secta y con el dinero de la indemnización se vayan a otro pueblo donde puedan vivir. Que tiene que ser una tortura vivir como en Cuba.

    Y como ninguna autoridad superior hace nada por poner orden en el municipio, al contrario les dan mucho dinero, pues lo mejor es irse.

    Porque el régimen de Marinaleda se basa en montones de dinero que reciben de la Unta y del gobierno. Por eso están desatados, se les va a acabar la subvención. O eso esperamos, que con los maricomplejines nunca se sabe.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.