Compara a Vox, sin citarlo, con un partido antisemita, traidor y filonazi

Sobre Vox y el arzobispo de Granada: ¿qué ejemplo da un prelado que dice estas cosas?

Como saben los lectores de Contando Estrelas, yo soy católico. Sin duda un católico lleno de defectos, pero convencido de mis creencias y con una cierta formación religiosa.

Las dos trampas que le hizo Cristina López Schlichting a Santiago Abascal en la COPE
El mundo al revés: la emisora católica COPE se inclina por la anticatólica Hillary Clinton

Un artículo que genera confusión en los medios

Mis creencias han sido puestas a prueba muchas veces. Una de estas pruebas la viví hoy mismo. El arzobispo de Granada, Monseñor Javier Martínez, ha publicado en su web un artículo con este título: “Trágica confusión en el pueblo cristiano”. El artículo hace algo que me choca mucho en un prelado: arremete contra un partido político sin citarlo, pero dando las suficientes referencias para que se sepa de qué partido se trata. El Abc de Sevilla ya ha señalado a Vox, y lo mismo ha hecho la web progre Religión Digital. Sin embargo, el digital socialista El Plural cree que el partido criticado es el PP. Es cuanto menos curioso que un artículo escrito por un arzobispo genere esta confusión.

Dice que votar a una cierta ‘derecha’ es votar a una cierta ‘izquierda’

¿Qué es lo que dice el artículo en cuestión? Monseñor Martínez arroja algo de luz al comienzo del segundo párrafo cuando dice lo siguiente: “en los últimos meses, he venido oyendo, con sorpresa y tengo que decir, con una preocupación creciente, y en ambientes que se consideran verdaderamente católicos, que en las próximas elecciones van a votar a una opción política que ellos ven como la más cercana a “la visión cristiana del mundo”. Por desgracia, en las circunstancias actuales de la Iglesia y de la sociedad, lo que eso revela sobre todo es que una parte muy considerable de quienes nos decimos católicos ya no sabemos lo que es el cristianismo”. Sin duda, la parte más reveladora -y también más triste de leer- viene en el tercer párrafo:

La miopía de ese catolicismo es tal que ni siquiera se da cuenta de que quién tiene más interés en el crecimiento y el (relativo) éxito de esas propuestas de las que hablo, y que coquetean con él, son precisamente los grupos dispuestos a todo con tal de fracturar al pueblo español y desarraigarlo total y definitivamente de su tradición cristiana. Por muy paradójico que parezca, votar a una cierta “derecha” es votar a una cierta “izquierda”, hasta el punto de que esa “derecha” parece a veces casi subvencionada.

Así pues, de lo que habla Monseñor Martínez es de un partido de derecha cuyo crecimiento beneficia a la izquierda. Así a primeras, a mí me ha dado por pensar que se refiere al PP, un partido que pide el voto para frenar a la izquierda pero luego deja intactas las leyes aprobadas por el PSOE. Cuando dice también que quienes están interesados en el crecimiento de ese partido son los que quieren romper España y descristianizarla, me pregunto si se refiere a un PP que no ha tenido inconveniente en aliarse con los separatistas de CiU y del PNV, y que ahora se muestra sumiso a planteamientos abiertamente anticristianos como la aceptación del aborto o la ideología de género.

Unas cada vez más inexplicable simpatías hacia el PP

Por supuesto, no nací ayer. No se me escapa el hecho de que las palabras de Monseñor Martínez parecen inspiradas por la campaña de los medios afines al PP para intentar convencernos de que votar a Vox es votar al PSOE, una campaña sucia que demuestra hasta qué punto ciertos medios están dispuestos a poner a prueba la inteligencia y la paciencia de sus lectores con tal de favorecer al PP. Por otra parte, Monseñor Martínez es un obispo ligado al movimiento de Comunión y Liberación, al que también están vinculados periodistas de la Cadena COPE como Cristina López Schlichting y Fernando de Haro, que se han mostrado muy críticos con Vox, lo cual me parece respetable (ejercen su libertad de expresión, igual que lo hace el arzobispo de Granada).

Lo que no consigo entender es que la propia COPE parezca un órgano de propaganda del PP, igual que el canal de televisión Trece (también propiedad de la Conferencia Episcopal). El PP es un partido que defiende el aborto y la ideología de género, pero el malo es Vox, que se opone a esos planteamientos anticristianos. Tampoco entiendo que Páginas Digital, un portal ligado Comunión y Liberación, un día critique a Vox y lo compare con Podemos, y otro día publique una amable entrevista a Andrea Levy, del ala progre del PP, sin hacerle ni una sola pregunta incómoda sobre las cosas que defiende su partido que chocan abiertamente con el pensamiento cristiano.

¿Los cristianos españoles no necesitamos a un partido ni un gobierno que nos apoye?

Volviendo al artículo de Monseñor Martínez, sorprende leerle estas palabras: No necesitamos ni un partido ni un gobierno que “apoye” a los cristianos. No es el pueblo cristiano el que tiene necesidad de que los políticos apoyen su visión del mundo, son más bien un cierto tipo de políticos los que buscan ansiosamente el apoyo del pueblo cristiano, y tratan a toda costa de hacernos creer que es al revés”. Estas palabras me dejan atónito. Es decir, que con un gobierno del PSOE, un partido que se ha hartado de atacar a los católicos, dice don Javier que los cristianos no necesitamos políticos que nos apoyen, porque por lo visto él considera que son apoyos interesados que vienen a aprovecharse de nosotros. Pero al afirmar esto, Monseñor Martínez hace un peligroso juicio de intenciones, en el que se reflejan sus prejuicios más que la realidad. Por otra parte, hay que recordar que Comunión y Liberación ha tenido una muy buena relación con la Democracia Cristiana en Italia y con el Partido Popular en España. Si nos ponemos en el mismo plan que Monseñor Martínez, cabría preguntarse si el arzobispo se pone tan agresivo contra Vox para proteger a sus indefensos fieles de supuestas influencias perversas, o para evitar que abandonen el redil del PP.

¿La ‘familia tradicional’ es ‘burguesa’ y ‘machista’?

Dicho sea de paso, en el artículo de Monseñor Martínez hay una afirmación que me llena de estupor: “la concepción cristiana de la familia, la familia cristiana, no es para nada lo mismo que lo que feministas “progres” y otros ideólogos suelen llamar la familia tradicional; eso que ellos llaman “la familia tradicional” no es más que la familia burguesa, por lo general machista, con un pedigrí que no va más allá del amor cortesano del siglo XIII, ya influido por el islam; y es esta concepción de familia la que hoy se descompone sin remedio”. ¿Pero qué dice usted, don Javier? Las feministas progres llaman “familia tradicional”, con desdén, a la fundada en el matrimonio como unión de hombre y mujer abierta a la procreación. Lo de la “familia burguesa” y “machista” esperaba leerlo en un panfleto de Podemos o del PSOE, pero no en un artículo de un arzobispo católico.

Monseñor Martínez compara a Vox con un partido antisemita y filonazi

Lo más rastrero del artículo del arzobispo de Granada viene al final. Lo transcribo:

“Por cierto, a comienzos del siglo pasado, en Francia, sucedió una historia parecida. No era el contexto de hoy, lo sé. El partido se llamaba entonces L’Action Française. Quería restaurar la cultura cristiana, pero sin la fe cristiana, sin Cristo. El supuesto restaurador, Charles Maurras, no era creyente. Muchos católicos lo apoyaron, de todos los niveles culturales y de todas las clases sociales. En el año 1926, la Santa Sede condenó a Maurras y prohibió a los católicos votarle. No todos siguieron la indicación de la Santa Sede. Pero la mayoría de quienes no lo hicieron terminaron echándose en los brazos de Hitler y de Mussolini“.

Es decir, que Monseñor Martínez escribe un artículo atacando veladamente a Vox, y acaba comparándolo con Action Française, un partido fascista y antisemita (recordemos que Vox ha apoyado abiertamente al Estado de Israel y es, propiamente hablando, un partido liberal-conservador). A esto hay que añadir que Action Française apoyó a un gobierno abiertamente traidor a su propio país, el del colaboracionista Mariscal Pétain, que actuó como un títere del Tercer Reich. De la ruin comparación que hace Monseñor Martínez se deduce que si uno vota a Vox, poco más que va a acabar abrazando el nazismo y traicionando a su Patria. Me parece algo infame y calumnioso. Sinceramente, ver a un señor arzobispo cayendo así de bajo es realmente bochornoso. Como señalé al comienzo, cosas como éstas hacen que las creencias de uno sean puestas a prueba, porque ¿qué clase de ejemplo da como católico un arzobispo que recurre a semejantes insidias? Permítame Monseñor Martínez añadir una cosa más: en el archivo de artículos de su web no hay nada publicado entre el 15 de septiembre de 2010 y el 9 de junio de 2016. En ese lapso de tiempo vimos en España cosas como la traición del Gobierno de Rajoy a su compromiso sobre el aborto. He buscado en Google alguna declaración de Monseñor Martínez sobre ese hecho y no la he encontrado. ¿Estaba reservándose para algo más “peligroso”, como por ejemplo Vox?

(Foto: Archidiócesis de Granada)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Francisco

    Un arzobispo desbarrando de política. En estos tiempos locos ya nada sorprende.

  2. Miguel

    Hace muchos años perdí la fe y desde entonces mi postura podría situarse en un ateismo respetuoso. Respeto a quienes desde la fe y la sinceridad se sienten cristianos. Con la cúpula o la jerarquía católica ya me cuesta más mantener ese respeto. Empezando por el Papa Rojo y descendiendo por la pirámide de poder sólo veo cinismo. VOX es un antídoto y una esperanza para aquellos que no nos resignamos a ser reeducados y reprogramados para tragar con toda la basura progre y la destrucción de nuestras raices. Está claro que miserables como este sujeto ya están en nómina de Soros y sus abducidos.

  3. Paco Pepe

    Están vaciando las iglesias, escupiendo e insultando a los creyentes y los partidos como VOX, qué son respetuosos con la fé católica y sin embargo callan ante la izmierda que es claramente anticlerical.
    Estos anticristos van contra la iglesia.

  4. Lorenzo

    Con estas cosas tenemos que bregar los católicos, Elentir. Hace tiempo que distingo entre fe y jerarquía de la Iglesia. De esta forma cada vez me afectan menos las insensateces de los cardenales, obispos y las de algunos curas que hablan más como sindicalistas que como sacerdotes.

  5. Gustavo

    Sigo reforzando mi personal opinión sobre la Iglesia: NO SOY PARTIDARIO DE MITRAS, CASULLAS, SAGRARIOS, CÁLICES DE ORO, CARDENALES Y SECRETARIOS A GOGÓ, TESOROS VATICANOS DE TODAS CLASES SIN DARLES USO ENTRE LA GENTE HAMBRIENTA, ODIO LOS CURAS PEDERASTAS… estoy con los misioneros de todo el mundo, los que atienden leproserías, los que están lejos de sus familias, creo que el celibato DEBERÍA SER OPCIONAL. Por supuesto, soy cristiano no practicante

  6. Ramón Santillán

    Muy lamentable el alegato de monseñor Martínez, que él denomina”carta pastoral”. No es una carta, sino propaganda política mendaz e insidiosa. No es pastoral, sino que promueve la absoluta confusión entre los fieles. Es el colmo que su celo se avive cuando, por primera vez, sale una opción votable para un católico que está en contra de abominaciones como el aborto y la ideología de género. No hay un solo punto en que la posición de Vox vaya contra la doctrina social de la Iglesia.En cambio, el partido al que él llama del “voto útil” ha incumplido todas sus promesas, ha laminado a los cristianos consecuentes que quedaban y ha asumido los postulados de la izquierda, manteniendo secuestrado el voto de ocho millones de españoles durante años a la mayor gloria de esa izquierda sobre la que el prelado no ha dicho ni pío durante decenios.

  7. ♑Felipe

    Coño con Martínez,pensará lo mismo de sus colegas pederastas?

  8. Jandro

    Ahora parece ser que el PP no quiere nuestro voto; somos nosotros los que necesitamos dárselo.

    Estupor y tristeza la carta de Monseñor Martínez.

  9. Marcial

    Contreras explica muy bien en LD el asunto… no digo más.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.