¿Cuánto tardarán en asumir sus ocurrencias algunos que hoy se ríen de ellas?

Lo que les espera a quienes ceden poco a poco ante la izquierda: “comer animales es fascista”

Esta semana se han hecho virales en España algunos vídeos de un grupo animalista denominado Almas Veganas que posee un “santuario animal”. Y muchos se han reído de sus ocurrencias.

Hoy van a por los toreros, y mañana irán a por los que beben leche y comen carne
El animalismo y el marxismo cultural: una muy interesante entrevista a Álex Lachhein

Gallos violadores y gallinas violadas: las ocurrencias del animalismo

En concreto, ha tenido mucha difusión un vídeo que dicho grupo difundió el 25 de mayo, en el que dicen que tuvieron que separar a las gallinas de los gallos porque “porque no queríamos que les violaran, aunque fuera su naturaleza”. Podéis verlo vosotros mismos:

Por lo visto, han pasado por alto que una violación es tener un acceso carnal con una persona sin su consentimiento. Para empezar, las gallinas no son personas: son animales. Por otra parte, las gallinas no pueden otorgar su consentimiento ya que carecen de voluntad y no pueden hablar. Veremos cuánto tardan en criminalizar al que diga cosas que son de sentido común, como ya está ocurriendo en otras cuestiones en las que algunos intentan prohibir toda discrepancia.

Dicen que hay sociedades con tres y cinco géneros pero no dicen dónde

Este miércoles, Almas Veganas publicó en su canal Youtube un vídeo que es un compendio de todas sus ocurrencias ideológicas:

Dicen, por ejemplo, que usan el “lenguaje inclusivo”, hablando con la e, “porque sabemos que el género es mentira, es una construcción social”. Para respaldar esta afirmación, que comparte ya mucha gente que se ha tragado los disparates de la ideología de género, afirman que “depende de en qué sociedades pues aquí hay un binomio, en otras sociedades hay tres géneros, cinco, etcétera”, pero no dicen dónde. Esto es pasar del disparate a la mentira: no hay ninguna sociedad en ningún lugar de la tierra donde exista algo distinto a la diferencia sexual entre hombre y mujer. Y es que nuestra realidad biológica condiciona nuestra realidad cultural: hombres y mujeres somos biológicamente distintos y tenemos gustos y deseos diferentes por motivos fundamentados en gran medida por nuestras diferencias genéticas y hormonales.

Defienden el “comunismo libertario” y afirman que “comer animales es fascista”

Por otra parte, en el vídeo una de las integrantes de Almas Veganas afirma: nosotres somos un colectivo antiespecista, transfeminista, libertario y ecologista que lucha por la liberación animal y del planeta”. Así mismo, afirma queel especismo es la discriminación por especie, de ahí que conviertan a animales en productos, recursos y propiedades que no necesitamos”. En su declaración, echa la culpa al capitalismo de los huracanes y los tsunamis. Se le olvida decir que en su web ese grupo defiende el “comunismo libertario”. En resumen, que el capitalismo es malísimo porque provoca huracanes y tsunamis (y seguro que hasta fue el causante del meteorito que acabó con los dinosaurios), y la solución es una franquicia de una ideología que ha matado a más de 100 millones de seres humanos en el último siglo. Pero lo mejor del vídeo viene al final: siguiendo la vieja tradición comunista de estigmatizar con esa palabreja a todo el que discrepa, la activista de Almas Veganas afirma: “comer animales es fascista”.

Otros disparates izquierdistas ya han sido asumidos por una parte de la derecha

Es inevitable reírse al escuchar tal cantidad de chorradas. Lo que ya no resulta tan gracioso es pensar que la izquierda lleva décadas imponiendo en las leyes y en las escuelas disparates tan absurdos como esos. Las tonterías que dicen Almas Veganas sobre el género no dejan de ser las consecuencias lógicas de aplicar las tesis de las comunistas Simone de Beauvoir (1908-1986) y Shulamith Firestone (1944-2012). Unas tesis que hasta hace unos años eran tachadas de “feminismo radical”, pero que poco a poco han acabado convirtiéndose en “feminismo” a secas, al ser asumidas no sólo por la izquierda, sino también por partidos que dicen ser “centristas” o incluso de “centro-derecha”. En España, y con el apoyo de partidos del PSOE y de Podemos pero también del PP y de Ciudadanos, ya tenemos una serie de leyes totalitarias que imponen esas tesis a toda la sociedad, violando derechos tan elementales como la libertad de expresión, la libertad de educación, la libertad de educación e incluso la presunción de inocencia, y utilizando fondos públicos para promover el odio al varón.

¿Cuántos años tardarán en asumir sus ideas algunos que hoy se ríen de esas animalistas?

Hasta ahora, el empeño de la derecha por ceder ante las tesis de la izquierda sólo ha servido para que la izquierda se sienta cada vez más crecida, cada vez más radicalizada y cada vez más obsesionada con imponer sus disparates ideológicos a todos. La cobardía y la tibieza de la derecha nos están saliendo muy caras en términos de libertades. Lo que cabe preguntarse ahora es cuánto tardará esa derecha cobarde en asumir tonterías como las que se lanzan en los vídeos de Almas Veganas. ¿Cuántos que se ríen ahora de los vídeos de ese grupo animalista acabarán asumiendo sus tesis dentro de 5, 10 o 15 años para que no les señalen los censores ideológicos de la izquierda? Ya ha pasado lo mismo con el aborto, con la ideología de género, con el movimiento LGTB y con muchas de las tesis del movimiento ecologista, y en breve podría repetirse la cosa con la eutanasia. Algunos no se están riendo sólo de tres animalistas radicales: se ríen de su propia cobardía de dentro de unos años. Ojalá esos disparates abran los ojos a muchos y les animen a reaccionar de una vez por todas contra la ola de majaderías que nos está imponiendo la izquierda.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Maqui

    A esas mismas tipejas las vi ayer en Espejo Público. Son demasiado aburridas e impresentables.

  2. Maqui

    Ah, y son las mismas que separan a las gallinas de los gallos para evitar que sean “violadas”, según sus disparatadas mentes retorcidas y perversas.

  3. Sharovarov

    Chiques del santuario, las gallinas también sufren cuando ponen los huevos. ¿Qué podríamos hacer para evitarles ese sufrimiento?

  4. Luna

    ¿Por qué tenemos que imponernos la doctrina de esta secta que a buen seguro dice “buscarse a sí mismos”? Cuando se encuentren ya nos explicarán si no resultó que entre todas estas extravagancias había personas normales en estadío larvario de niñatos que un día descubrieron que todos estos disparates se debían a que nunca se habían planteado la vida con la debida seriedad, que no habían trabajado anteriormente en el campo, ni habían visto estos animales en otra forma que dentro de un envase o lata.

    Todas estas barbaridades no se les pasaban por la cabeza a nuestros padres o abuelos con el hambre de la guerra y entre la necesidad de reconstrucción y de paz, son producto de la comodidad de vida y del consentimiento actual, son los niños mimados que creen que se ha de valorar su inteligencia al encontrar defectos de las formas más sutiles, cuando no aportan nada.

    Pero lo más grave es que en parte forman un reflejo lamentable de nosotros mismos, no ya de lo que podemos llegar a ser si seguimos aceptando imposiciones (y para esto no es necesario ser de la derechita cobarde, de la derechita valiente o de la izquierda mentirosa). No, este vídeo es un espejo en donde podemos vernos tal como somos en la actualidad. Quizá a escala magnificada, tal vez como aquellos curvos que alargan o engordan las imágenes pero el sujeto reflejado somos todos nosotros.

    De generación en generación se va ampliando una laxitud producida por la satisfacción de tenerlo todo que ya encontrábamos en los años setenta y cada década va aumentando. Y el efecto más alarmante que encuentro es que las miras humanas se convierten en utopías sin sentido como esta, donde no importan ya las personas ni el sujeto que las vive sino un resultado antinatural al que habrá que sacrificar la civilización. Por supuesto que esto nos da una idea de lo mal valorada que tenemos a esta misma civilización, del mal encaje que tiene nuestra propia persona en nosotros mismos y en nuestro prójimo cuando queremos jugar a los santones de la India en lugar de afrontar la realidad cotidiana, deconstruirla en lugar de sobrellevarla o construir.

    ¿Es el marxismo cultural quien tiene la culpa? En pequeña medida, pero no olvidemos la medida grande: Nuestra propia cabeza cuando acepta todo esto o aunque sólo sea una muestra. Porque un disparate es un disparate y una verdad es una verdad, lo digan el sabio o el barquero.

    Hay otra visión escalofriante ante este espejo: La de personas que intentan “autoconstruirse” como pueden, faltas de una buena educación a la que entregar un afán y en la sospecha de que muy bien lo podrían haber cumplido porque es innegable su esfuerzo y renuncia. Mucho de lo que llamamos anticultural es producto de falta de educación, simplemente. Y sin embargo está la otra sombra, la de lo vulgar y pagano. Paganos eran los componentes degenerados por absoluto rusticismo de la antigua Roma [pagus=campo], gentes temidas por las cultas de las ciudades ya que estaban enrarecidos como estos que aquí vemos.

    Existe lo vulgar, lo bajo, lo ruin lo soez y lo indeseable. Nuestro respeto no se puede convertir en transigencia hacia todo eso porque el siguiente paso es la asimilación; no podemos envilecernos sino que debemos ennoblecer a nuestro prójimo.

  5. bilbaino

    En resumen, que es otro grupo de taradas diciendo taradeces.

    Si comer carne es fascista, ¿Comer verde es ultraizquierdista, ocupa, feminista, y proetarra?

  6. bilbaino

    Comunismo libertario… oxímoron

  7. bilbaino

    Sharovarov: ¿Qué podríamos hacer para evitarles ese sufrimiento?

    ¡Lo que los comunistas saben hacen muy bien!: Gulags y exterminio.

  8. Luna

    Tienes razón, Bilbaíno. Pero ¿Qué harán los veganos para evitar el sufrimiento de las plantas? El respeto a la vegetación fue el primer paradigma ecologista, no entiendo por qué las desprecian ahora y establecen que los animales son superiores a ellas.

    A ver, que tampoco entiendo muy bien qué comerán los bichos cuando los humanos hayamos terminado con su régimen alimenticio, ni por qué si usamos coches diessel se mueren las plantas y se acaba el mundo, pero si nos las comemos todas no sucede pero eso es porque soy obtuso, no porque no tengan razón.

  9. Luis Carlos

    Tengo las sospechas de que todo esto tiene que ver con la carne sintética, aquella creada en un laboratorio a partir de células madres, y no de animales criados en granja. Los avances en esta técnica han sido considerables, y ya sólo hace falta que sea competitivo a nivel de precio y velocidad de producción.

    Si mis sospechas tuvieran algo de verdad, podría ser el fin de la ganadería y de la industria cárnica tal y como nosotros la conocemos.

    También los avances permiten producir alimentos a partir del reciclaje de residuos biológicos, por decirlo suavemente, y que se conoce coloquialmente como “cacaburger”.

    Bueno, al menos no es soylan green, que también serían capaces.

  10. Alonso Quijano

    Yo vivo en un barrio de un pueblo de la comunidad de Madrid que tiene u gran lago artificial y, también se de una alimentador a (mujer de estas que se dedica a echar comida a los pájaros, palomas, gatos ratas..) por todo el barrio menos por la zona de su casa, de ir y avisar a una asociación animalista del ayuntamiento, de la psoe claro, para que detengan al pato violador, que no hace más que volar a las patas.

  11. bilbaino

    Luna: “A ver, que tampoco entiendo muy bien qué comerán los bichos cuando los humanos hayamos terminado con su régimen alimenticio”

    Ahora no es lo que importa. Lo importante es acabar con la dieta contrarebolucionaria y capitalista de los animales. Hay que reeducarlos. Los leones deben comer tofu.

  12. Sharovarov

    Mi anterior comentario era irónico, por supuesto.
    No seré yo quien recomiende a nadie que lea La Razón, pero, por una vez, les invito a que vean, a que vean sólo, ¿eh?, la imagen que ilustra la noticia: “Feminismo antiespecista: cuando aparearse, comer huevos o beber leche es machista”. Hay que reconocer que es muy buena y que tiene mucha gracia.

  13. Luna

    Lo que ya no tiene tanta gracia es que llamen “santuario” a su zoológico de juguete, que les sirve para reemplazar aquél en que podrían tener verdadera devoción y espiritualidad. Cambiar a Dios por un conejo de mascota es un acto pueril que nos da idea de los perdidos que están. Lo mismo digo a los grinpis y a tantos ecolojetas: Las ballenas a la cazuela y Dios a su Santuario.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.