Marlaska aseguró que lo de Cataluña era un mero problema de 'orden público'

La igualdad del PSOE: porras para proteger a la Policía y subfusiles para proteger a Sánchez

Estos últimos días hemos visto la extrema violencia desplegada por el separatismo en Cataluña contra la Policía, unos actos de terrorismo callejero que se han saldado con 288 agentes heridos.

La Policía Nacional paga las consecuencias de la cobardía del PSOE ante el separatismo
El PSOE se acobarda ante el golpismo e impone el estado de excepción a unos pacíficos monjes

Porras y escudos contra cócteles molotov, bolas de acero, ácido y motosierras

Estos días Sánchez no ha dejado de repetir palabras como «proporcionalidad» y «moderación» para justificar su tibia respuesta contra esa ola de violencia separatista. En el marco de esa política de cobardía, el pasado miércoles se supo que Interior emitió órdenes a los policías nacionales de no usar pelotas de goma ni botes de humo para hacer frente a unas agresiones que se estaban llevando a cabo con bolas de acero, piolets, piedras, ácido, cócteles molotov e incluso dos motosierras. El resultado ha sido que hay muchos más policías heridos que delincuentes detenidos. Además, uno de los agentes de la Policía Nacional está en estado grave a causa de una pedrada.

Cuando la Ciudad Condal ya llevaba cuatro noches consecutivas de escenas de violencia, el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dijo que se podía visitar Barcelona con total normalidad, respondiendo así a los avisos de varias embajadas a sus respectivos nacionales sobre los disturbios que estaban teniendo lugar en la ciudad. Las palabras de Marlaska llegaron horas antes de la peor noche de violencia en Barcelona, en la que los separatistas fueron directamente a matar a policías, como han denunciado los sindicatos policiales. A pesar de que los hechos ocurridos revestían todas las características del terrorismo callejero usado con fines golpistas, el domingo Marlaska dijo que era un mero problema de «orden público».

Sánchez visita Barcelona protegido con subfusiles H&K MP-5

Tras conocerse los efectos negativos que está teniendo para el PSOE en las encuestas electorales su cobarde actuación ante la ola de violencia en Cataluña, ayer Sánchez fue a Barcelona a fotografiarse apoyando a los mismos agentes de Policía a los que su Gobierno no permitió defenderse como es debido frente a los violentos, debiendo limitarse en muchos casos al uso de sus escudos y sus defensas (también conocidas como porras). Curiosamente, al salir del Hospital de San Pablo, en el que están hospitalizados varios agentes heridos, uno de los escoltas de Sánchez fue grabado con la ventana abierta y un subfusil Heckler & Koch MP-5 listo para actuar. Se puede ver aquí el vídeo completo:

Alguien puede alegar que estamos en nivel 4 de alerta antiterrorista, y que tratándose del presidente del Gobierno, se trata de unos medios necesarios para asegurar su protección. Eso no lo discuto. Pero esa alerta también está en vigor en lo que respecta a la protección de nuestros policías y a los medios exigibles para hacer frente a manifestaciones muy violentas. ¿Lo «proporcional» y «moderado» es defender a Sánchez con subfusiles después de limitar la protección de los policías nacionales a escudos y porras ante terroristas callejeros? ¿Tan escaso valor otorga este Gobierno a la vida de los agentes de la Policía Nacional, que cuando les atacan a ellos habla de un mero problema de «orden público», pero cuando se trata de Sánchez sus escoltas llevan subfusiles como si se enfrentasen a una amenaza terrorista?

Personal sanitario dando gritos a favor de los golpistas en un hospital

Por otra parte, y durante esa visita de Sánchez al Hospital San Pablo, personal sanitario, con batas blancas y en horario de trabajo, gritó consignas a favor de los golpistas condenados por el Tribunal Supremo en el interior del recinto hospitalario:

¿La salud de nuestros policías está en manos de esta gente? Espero, sinceramente, que les trasladen cuanto antes a hospitales cuyo personal no se dedica a montar algaradas separatistas durante su horario laboral. Dicho sea de paso, ¿la dirección del centro va a tomar medidas disciplinarias contra esos empleados, o manifestarse a gritos en horas de trabajo en el interior de un hospital le parece algo normal? Recordemos que el pasado mes de abril el Gobierno catalán sancionó a un Mozo de Escuadra por mucho menos que esto, concretamente, por el mero hecho de decir «la república no existe, idiota» a un separatista.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    Los radicales anti-sistema y separatistas son demasiados orgullosos para darse cuenta que quizás estén siendo manipulados por grupos poderosos y sin darse cuenta en vez de luchar para darle poder al pueblo lo que hacen es todo lo contrario, que un grupo pequeño el que corta el bacalao.

    Los que sueñan con la independencia deben despertar y abrir los ojos para darse cuenta que no hay verdadera libertad si se acosa al que discrepa, el gobierno nos esclaviza con las deudas y se vive gobernado bajo una cacocracia corrupta e incompetente.

    El PP sufre la fragmentación del voto de la derecha, porque los democristianos no queremos ser manipulados con el chantaje del voto cautivo. Es sorprendente que el PSOE todavía tenga tantos votos a pesar del batacazo que se ha pegado Pedro Sánchez. Se han recuperado demasiado rápido tras el golpe de perder Andalucía, su principal feudo y cantera de votos, y las sospechas de pucherazo son crecientes.

    Nietzsche decía que quien luchara con monstruos que se cuidara de no convertirse en uno. Es lo que pasa a los antifascistas que con sus actos violentos no se dan cuenta que son ellos los que están cada vez más cerca de «caer en el lado oscuro de la Fuerza». Dicen luchar contra la opresión y son ellos los que se están comportando como aspirando a tirano, acosando a todo aquel que no les siga la corriente.

  2. Luna

    A quien argumente que estamos en un nivel de alerta antiterrorista 4 y bla, bla bla:

    Ya llevamos más de dos años con esta declaración, que se dio tras el atentado de las Ramblas en Barcelona y las explosiones mortales de laboratorio terrorista de «la madre de satán», en Alcanar. Mejor no entrar a valorar la gestión del cuerpo de los Mozos de Escuadra o de la Generalidad de Cataluña al respecto, olvidarnos de Ada Colau como alcaldesa y otros detalles, porque en caso de no hacerlo quedamos todos legitimados a llevar un H&K MP-5 en cada mano, un sable en la boca, un cúter en las patillas de las gafas y un mallo de llavero, por si nos atacan.

    Recordarnos el nivel de antiterrorismo tendrá dos efectos lógicos: Que reclamemos que lo suban, puesto que se ha desarticulado recientemente una banda de CDR que manejaba explosivos y estaba en supuesta confabulación, connivencia, sociedad o complicidad con el presidente de la Generalidad, quienes les ha defendido aun en sede parlamentaria autonómica. Por tanto, lo de «nivel 4» queda demasiado flojo. Nivel 5, a fondo escala. Quede bien o quede mal para la propaganda electoral.

    Y el otro efecto es el de tomarse muy en serio la vigilancia y necesaria represión del terrorismo callejero, esa «carrer burroca» que de suyo constituye atentado, eleva el nivel de alerta y supone terrorismo flagrante. Pocos, muy pocos motivos para que se ostente un subfusil dentro de un recinto hospitalario y ante personal sanitario, cuando no se ha permitido sus uso ante las mencionadas motosierras, hachas y ácidos, o las no mencionadas bombonas de butano que se lanzaron desde azoteas.

    Me parece absolutamente infame la cobardía de Pedro Sánchez y no ha dado la talla, a veces hay que bañarse en Palomares, ¿Me entienden?. Para un catalán que está harto de sufrir amenazas y escraches, ver su huida de izquierdita cobarde es un simple cachondeo, unas ganas de gritar «fuera, fuera» o «desvergüenza» a coro con los mismísimos separatistas. Porque los peleles se mantean o sirven sólo para reírse de ellos en las fiestas; y eso es lo que ha hecho: El pelele. ¡Venga Velázquez y lo pinte!

    Pero por otra parte, no se puede bajo ninguno de los conceptos molestar a los pacientes de un centro hospitalario con ningún matiz político, sea el que sea. Permanecen ingresados por necesidad, no pueden salir de allí para librarse de un malestar que no hay derecho a provocarles. Tan sagrado como pueda ser que un hospital militar de campaña recoja y cuide a heridos enemigos, porque son personas. La intimidación que muestran estos lazis hacia el presidente de eso que no funciona se extiende también a la víctima de un homicidio frustrado, quien ha de sufrirla además de las lesiones medulares recibidas tras la rotura de su casco. ¿Qúe república van a conseguir así, la del terror, la del sadismo?

    Creo que se puede redecorar a Marlaska, vamos a ver si conseguimos que cuadre algo que dijo con la foto de portada… «No hay que tener PELOTAS para venir a VISITAR BARCELONA con un subfusil, se puede hacer con total NORMALIDAD y bajo la FIRMEZA de los guardaespaldas. Ante el grave PROBLEMA de ORDEN PÚBLICO que se da entre el terrorismo de fondo del escenario, no te servirán MERO para comer; quizá sardinas de BOTE, pero alguna cortina de HUMO lanzará la prensa para esconder todo esto. El resultado electoral será PROPORCIONAL a lo mal que lo hemos hecho, pero yo ya me tengo mi plan B, que para algo soy sociata». Bueno, ha habido que poner algunas otras para que mantenga el sentido pero sus palabras quedan. Iba a decir que menos da un piedra, pero no está el horno para bollos.

  3. pacococo

    ¿Y qué hubiera pasado si un grupo de separatistas decide atacar la caravana del presidente?

    Es utópico, los separatistas no son tan tontos como para atacar a mejor valedor.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.