En bicicleta por Salvatierra

Esta tarde he ido con mis amigos a Salvatierra de Miño, a dar una vuelta en bicicleta por los jardines que se acaban de inaugurar en el municipio. Hace muchísimos años que no me montaba en una bicicleta, así que el reinicio ha sido más bien cómico. Me lo he pasado muy bien, he desconectado bastante de la rutina diaria y he hecho deporte (que falta me hacía), he respirado aire fresco y sin contaminar y, lo mejor, he pasado buenos ratos con mis amigos.

A la naturaleza y las bicicletas les ha sucedido una buena cena en “A Calustra”, una vieja casa rehabilitada y convertida en restaurante de tapas, en plan tradicional, cerca de Salceda de Caselas. Quien no conozca uno de estos sitios, que hay por doquier en Galicia, se hará una idea si le digo que se trata de ambientes con una decoración tradicional y muy “enxebre”, como decimos aquí, y en ellos se come (o cena) fenomenalmente, con productos de la tierra y a cambio de un módico precio. Me pasma pensar lo que cobrarían por una cena así en Madrid en cualquier restaurante gallego… aquí es baratísimo.

Después, hemos ido a tomar unos cafés e infusiones (en mi caso un Colacao, poco original que es uno) a “The Shamrock”, una taberna irlandesa en el casco urbano de la propia Salceda. Y de allí, vuelta a casa disfrutando por el camino -con una buena compañía- de un precioso cielo que estaba plagado de estrellas y de una luna grande como un queso. En fin, lo único malo, como siempre, es el sabor amargo que dejan las despedidas…

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Schwan

    No hace tanto tiempo en casa salíamos los cuatro de excursión en bici casi a diario.

    Era un rato de lo más agradable y toda la familia junta (y casi siempre algún agregado más), volvíamos a casa relajados y con la alegria de no tener que despedirnos 😉

    Pero ¿sabes? es mejor pasar un buen dia y quedarse con el recuerdo agradable, a pesar de la despedida; que no tener la oportunidad de esa despedida, ni del recuerdo, ni del buen día.

  2. Pues sí, tienes razón. 😉

  3. eos

    Esta bien lo de los paseos por el parque en bicicleta. Además hoy hacía un sol estupendo por lo menos aquí.

    Por aqui anduvimos de celebración. Aliria que ya tiene 15 años 😉 Y yo complejo de no tan joven

  4. Vaya, 15 añitos ya, ahora me paso a felicitarla por su blog. 😉

    Aquí estamos teniendo unas temperaturas típicamente primaverales (por fin). 20 graditos, ni mucho calor ni frío. Ojalá se quedase así el termómetro todo el año…

  5. Adoro montar en bici. Que vien que me sentaba. Además luego me compraba un heladito Magnun. Después de hacer deporte esas calorías pesaban bastante menos 😛

    Me uno a la felicitaciones a Aliria, pasaré ahora por su blog.

  6. Vaya, qué casualidad: mis amigas hicieron ayer lo mismo que tú. Primero bici, y luego Magnum. Si ya digo yo que a las chicas os hacen con molde… :mrgreen:

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La construcción de túneles ha sido históricamente una tarea peligrosa y que ha registrado muchos accidentes con víctimas mortales.

Estados Unidos es uno de los países que más invierte en defensa, y en su territorio hay multitud de bases militares, algunas de ellas ya abandonadas.

Siempre digo que España es un país lleno de sitios interesantes y en el que compensa hacer el llamado turismo alternativo. Hoy veremos aquí otro ejemplo.

En la primera mitad de siglo XX, México vivió una ola de furibundo anticatolicismo promovido por el llamado Partido Nacional Revolucionario (PNR).

En el mundo hay muchos cementerios de coches, pero ninguno es como éste que se puede ver cerca de la ciudad de Düsseldorf, en el oeste de Alemania.

Hay muchos museos militares estatales en el mundo, pero también se pueden encontrar museos privados con contenidos muy interesantes.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.