Ecologistas por la extinción humana

Hace poco hablaba aquí sobre el Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria, unos chalados que abogan por “la lenta desaparición de la raza humana a través del cese voluntario de la procreación”, con el propósito de que la biosfera terrestre pueda “recuperar la salud”. Un lector pensó que era una broma. Pues bien, eminentes ecologistas exigen eliminar población y limitar la natalidad para lograr una “economía sostenible”. En resumen: quieren suprimir derechos humanos en aras de su dogmatismo ecologista. ¿Será por eso que Zapatero se obsesiona con el ecologismo mientras promueve la eutanasia, el suicidio asistido y el “derecho a matar” a seres humanos en edad prenatal?

Esto explica, por ejemplo, que una Ministra de Zapatero diga que la reivindicación del derecho a vivir “devalúa” al lince. Y explica también la sistemática negativa del PSOE y del Gobierno a conceder facilidades a las mujeres embarazadas –España es el país europeo donde lo tiene más difícil una mujer embarazada que quiera ser madre-, mientras destinan todo tipo de recursos económicos y jurídicos para empujarlas a abortar.

Vidas que no merecen ser vividas

Esto explica también la insistencia de los socialistas en la idea de que hay vidas que no son dignas de ser vividas, a fin de que determinados grupos sociales opten por la eutanasia y el suicidio asistido, una realidad que en Holanda ya ha llevado a negativas de muchos médicos a atender a ancianos, enfermos terminales e incluso indigentes, por considerarlos prescindibles.

Lo que este fundamentalismo ecologista no nos aclara es cómo pretende llevar a la Humanidad a un “punto de extinción”, como señalaba Luis I. Gómez este lunes. De momento ya han conseguido crear las condiones jurídicas y sociales necesarias para que tener hijos se convierta en una carga económica, fiscal y jurídica. La pregunta ahora es: ¿se conformarán con eso, o irán promoviendo otras medidas todavía más radicales, como por ejemplo la esterilización forzosa de determinados grupos sociales e incluso la prohibición de tener más de un hijo?

Esterilizaciones forzosas en países democráticos

No hay que ir muy lejos para encontrar medidas totalitarias como éstas. Ya comenté aquí en noviembre que entre 1936 y 1996 230.000 personas fueron esterilizadas contra su voluntad en Suecia. Hasta la década de 1970 se dieron prácticas sistemáticas de esterilización forzosa de discapacitados en países democráticos como Estados Unidos, Noruega, Austria y Suiza.

Pero lejos de desaparecer, estas prácticas volvieron con más fuerza. En septiembre de 1992 el Parlamento Europeo aprobó una propuesta de resolución por la que autorizaba la esterilización forzosa no sólo de deficientes mentales, sino también de todos los “incapaces de entender y querer” (como por ejemplo una persona en estado de coma). Ello motivó que la esterilización forzosa de discapacitados mentales fuese despenalizada en Alemania y España. En la década de 1990, el poderoso lobby abortista Population Council defendió sin rodeos un programa por el que fueron esterilizadas contra su voluntad 200.000 mujeres indígenas en Perú. En resumen, que en países democráticos hace ya años que se usan métodos de control de población hoy denominados “progresistas” pero que son propios de los nazis.

En China, por otra parte, ya existe la limitación de la natalidad a un solo hijo. Se podrá decir que es una dictadura, pero ¿qué clase de democracia tenemos cuando admitimos la eliminación masiva e impune de miles de seres humanos inocentes e indefensos y admitimos que el Gobierno decida por nosotros hasta el idioma en el que hemos de hablar? Después de consentir esto, ¿estamos tan lejos acaso de asumir otros aspectos abiertamente contrarios a los derechos humanos, entre ellos el recorte de libertades en aras del alarmismo climático? Conviene meditarlo.

(Foto: ESA)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir, pero que noticia, duro de asimilar esto, ¿a dónde vamos a llegar?
    Me ha impresionado.. (por supuesto que no lo del impresentable)
    Abrazos

  2. nO_nAMe

    ¿Y que contestan cuando se asocia al PSOE en su ultima campaña electoral con imagenes reales de sus atrocidades?

    http://www.pablourbiola.com/2009/03/adoctrinamiento-en-educacion-para-la.html

    http://meneame.net/story/adoctrinamiento-educacion-para-ciudadania-pp-guarda-silencio

  3. Pablo el herrero

    Elentir, Siempre he tenido la duda de si la izquierda, totalitaria al estilo de los imanes de otra ideología religiosa también totalitaria (¿será por eso lo de su perversa alianza de civilizaciones?)… crea, o más bien fascistiza a movimientos sociales en sus inicios loables, o estos últimos son dirigidos desde sus inicios por individuos/as claramente perversos/as. El caso es que más pronto que tarde, nos delatan sus fascistas y totalitarias intenciones.

    Me refiero en concreto a dos ideologías: el ecologismo y el feminismo. Hace unos días se celebró el Dia del padre (bueno lo celebró el Corte Ingles), pues los padres, en tanto en cuanto su derecho a la paternidad, saben hace ya bastantes años que ésta fue abolida por la fascista jurisprudencia feminista (por lo que la mitad del objetivo eco-feminista de la “no-reproducción” humana ya lo tienen ganado). Ahora van ya directamente por la abolición de la libre maternidad (hace unos meses en Holanda una fascista feminista ya planteo en dicho parlamento holandés, la proposición de ley de obligación al aborto para toda mujer que tuviese hijos sin la aprobación del estado).

    A la sazón del Dia del padre, hablaba con una antigua compañera, en otros tiempos muy feminista ella (hasta que su propia ideología la convirtió en victima, al ver como su nuera repudiaba a su hijo de su propia casa, le explotaba económicamente y, de la noche a la mañana le raptaba a los nietos que por razones familiares ella misma había criado)… de los objetivos de reingeniería social del feminismo.

    Al respecto de ello, le afirmaba que el feminismo siempre tuvo como objetivo la destrucción de la paternidad (por aquel hembrista binomio de patriarcado versus paternidad), y eso a las mujeres debería hacerles temer lo peor, pues detrás de la destrucción de la paternidad vendría la destrucción de la maternidad. Una década atrás esta misma mujer me hubiera negado rotundamente que el feminismo quisiera destruir su maternidad… ahora está convencida que ante dicho objetivo de reingeniería social, el feminismo cuenta con fuertes aliados… y tan fascisitizados como él.

    … y es que ya sabemos Elentir, que es más frecuente que menos ver, que en la evolución de las ideas, éstas se fascistizan en paralelo a su consecución del poder. En el caso del feminismo y del ecologismo, la duda es si se fascistizaron posteriormente o ya nacieron fascistas. En cualquier caso sus objetivos de reingeniería social están claros y no pararán hasta que no les paremos, pues las feministas están a favor del aborto libre (eso sí, una vez ellas han nacido), y los ecologistas están a favor del suicidio colectivo (eso sí. de los demás, no de su autosuicidio).

    Recibe un cordial saludo por tu clara denuncia a las actuales ideologías totalitarias.

    Pablo el herrero

  4. Jandro

    Siempre he pensado que, quien cree que somos exclusivamente una especie más de la Naturaleza, no debería preocuparse por nada de lo que haga el hombre. Si el ecosistema es equilibrado por naturaleza y nosotros hemos sido generados por él, todo lo que hagamos seguirá siendo parte de ese equilibrio. O, si no, el sistema igual no es tan bueno.

  5. No me sorprende nada y cada día estoy más convencido de que esto ocurre cuando se pierde la dimensión trascendente del hombre, su papel de criatura y su dignidad por ser imagen y semejanza de Dios. El ser humano pasa a engrosar la lista de seres vivos como las mascotas, las focas o los linces, la dignidad depende del utilitarismo. Pura eugenesia y totalitarismo. De la misma manera, estoy convencido de que mientras haya personas conscientes de su grandeza por ser hijos de Dios el mundo seguirá adelante y volverá el sentido común. Saludos

  6. No es extraño, teniendo en cuenta que Marx quería crear un nuevo orden, destruyendo previamente el anterior. Si creen que sobra gente, podrían dar ejemplo suicidándose. Un saludo.

  7. José Sáez

    ¿Es posible vivir con semejante esquizofrenia? ¿Personas que se matan a luchar por el planeta, por la fauna, por la flora y por todo lo vivo, y que al mismo tiempo defienden y trabajan por la destrucción de vidas humanas? ¿Una causa ecologista tan noble y tan necesaria, nublada y enloquecida por el fanatismo ideológico de la falsa profecía malthusiana, entremezclada con la promoción de la destrucción planificada a gran escala de vidas humanas?

    ¿Así se logra el desarrollo sostenible? ¿Ya no se trata de luchar contra las multinacionales y los poderes fácticos que están machacando el planeta con su indecente afán de riqueza? ¿Ya no se trata de solidaridad, de cooperación al desarrollo, de cargar contra los gobiernos más ricos y explotadores para que se ocupen de una vez por todas de los países más desfavorecidos? ¿Ya no se trata de luchar a brazo partido para erradicar la pobreza?

    Pues no. Ahora resulta que lo más fácil es erradicar a los pobres. Nuestro planeta, correctamente gestionado, posee recursos para proporcionar una vida digna a una cantidad de población muchas veces superior a la actual. Pero, claro, esa batalla contra el sistema es la más difícil. Es mucho más sencillo adoptar una postura reaccionaria, dejar las cosas como están y reducir la población. Ya ves, pura aritmética: cuantos menos seamos, a más tocamos.

    ¡Por Dios y por la Virgen, cómo es posible semejante desatino!

  8. Gordopilo

    Esto ya lo propusieron Siniestro Total en 1992. “Pueblos del mundo, extinguíos”:

    http://www.youtube.com/watch?v=xQCIU9Kp3Vc

  9. carma

    El problema no es la moral particular de cada cual, hay gente que quiere tener hijos y gente que no, cada uno tiene sus preferencias.
    El problema es el demasiado poder que tiene el estado, y los politicos para ser influenciados y tomados por lobbies, ya sean farmacias, taxistas, autoescuelas, la SGAE y eco-feministas.
    EL problema repito no es que haya ‘zumbados’, sino que haya poder (ilegimito y en grandes cantidades) dispuesto a ser vendido a los zumbados, ya quieran prohibirnos comprar productos chinos baratos o imponer la politica china de 1 solo hijo.
    (Aunque no entiendo de que se quejan los de la extincion, con la natalidad europea de < 1.4 y la española < 1.2… deberian estar felices… aunque si tienes razon que ‘asusta’ un poco cuando ves la natalidad de musulmanes (que el resto de inmigrantes, de europa del este y de sudamerica no son ningun problema, pero el dia que se presenten a las elecciones los musulmanes en europa…bufff. es un peligro latente brutal… pero parece que nadie dice nada… y el problema repito no es que ellos tengan morales de la edad media, sino que aqui no hemos avanzado tanto como para blidar seguros los derechos inalienables y limitar por tanto los poderes de los estados…)

  10. Luis Carlos

    Pablo herrero. Una cosa es el sano feminismo y otra el radicalismo feminazi que tu criticas con razón. Una cosa es defender los derechos de las mujeres, ser juzgadas por sus cualidades, capacidades y acciones, y otra entender que defender a la mujer significa despreciar al varón, al padre.

    El sano ecologismo es tomar conciencia de que tenemos la responsabilidad de cuidad del ecosistema por el bien de generaciones futuras, que es un tesoro del mismo modo que los viejos manuscritos o los restos arqueológicos.

    Otra cosas es el ecoterrorismo, malinterpretar el amor a la naturaleza como desprecio a la humanidad…

    Se puede ser feminista y ecologista y a la vez condenar el feminazismo y el ecoterrorismo.

    Y sinceramente no me extraña lo que pasa, porque estos al abandonar nuestras raices cristianas han olvidado lo que significa la verdadera dignidad humana.

  11. Epiro

    No es casualidad que Hitler fuera Nacional-socialista. Ah por cierto, también era un gran amante de la naturaleza…y de reducir población.

  12. Si Hitler despertase sufriría orgasmos al ver a estos ecologistas sandía.

  13. MH

    Me considero ecologista (o, como bien dice Luis Carlos, sano-ecologista). Y mi idea de ecologismo no es matar gente para salvar la Tierra. Lo que realmente tenemos que hacer es no malgastar los bienes que Dios nos ha dado (p. ej ahorrar agua). Así habrá para todos.

    Y me gustaría tener varios hijos, y educarlos en esa idea.
    No creo que debas meter a todos en el mismo saco: hay gente egoista, que quieren tener para ellos solos las riquezas y se proponen eliminar gente (y en muchos casos, ganar pasta con ello) utilizando el ecologismo. Eso es lo que habeis llamado ‘eco-terrorismo’,¿no?

    Por lo demás, está muy bien la entrada. Impactante

  14. H

    Podrían dar ejemplo y empezar a dejar de respirar ellos primero…

  15. Ojo, distingamos las cosas: una cosa es amar la naturaleza -cosa que comparto- y otra muy distinta es ser ecologista. Es como la diferencia que hay entre ser patriota -es decir, amar a tu patria- y ser nacionalista.

    El ecologismo de Hitler, ya que se ha mencionado aquí, bebía del nacionalismo romántico germánico, nacionalismo que tiene muchos aspectos en común con el nacionalismo gallego o el vasco, con sus apelaciones a la naturaleza en un sentido panteísta.

    Lo sorprendente es que hoy en día se haya recuperado ese panteísmo para proponer monumentales salvajadas como éstas que estamos viendo últimamente. Qué poco avanza la Humanidad en algunas cosas, y cuánto retrocede en otras, en fin…

  16. Pablo el herrero

    “Se puede ser feminista y ecologista y a la vez condenar el feminazismo y el ecoterrorismo”.

    Luis Carlos, tu afirmación sería conveniente que la contrastaras con las en su día convencidas feministas y hoy víctimas de su propia ideología… al respecto de lo que piensan del feminismo, no conmigo, que ni soy feminista, ni tampoco (de momento) víctima del fasciofeminismo o feminazismo como tu lo defines. Yo escucho a las víctimas del feminismo, a las otras, sólo las oigo. Eso sí durante varias décadas he analizado sus textos. En estos años yo no he cambiado de opinión al respecto del feminismo y en paralelo en ese tiempo, si he visto a bastantes feministas dejar de serlo.

    Luís Carlos, los valores permanecen, pero las ideologías se embrutecen, y el feminismo no es una excepción. Ahí están las víctimas para corroborarlo: sólo en España, más de dos millones de padres repudiados de sus propias casas, más de un millón de niños huérfanos de padre, cientos de miles de padres explotados económicamente durante décadas por mujeres que en muchos casos ganan más que ellos, miles de hombres estigmatizados como maltratadores a través de denuncias falsas, cientos de padres suicidados en toda Europa ante el rapto de sus hijos y la indefensión jurídica… por supuesto todo ello hábilmente silenciado por el feminismo mediático. Del sufrimiento de las madres de estos hombres, de las hijas de estos hombres, de las segundas esposas de estos hombres… seria conveniente que hablaras con ellas.

    Luís Carlos, los valores permanecen, pero las ideologías se embrutecen. Hace tiempo hablaba con un viejo amigo mío comunista y bellísima persona (a la sazón hasta hace poco alcalde de un pueblo importante del sur de España), al respecto de la repetida historia de la degradación de las ideologías. Insistía mi amigo que a su edad ya no podía renunciar a los valores con los que se identificaba. Le contesté que no debía de dejarlos nunca, pero ya no podía defenderlos en nombre del comunismo; habiendo, como había dejado esta ideología, cien millones de muertos a lo largo del siglo XX y, otros tantos como consecuencia de las políticas de miseria que durante décadas implantaron en decenas de países.

    Un querido profesor mío que tuve en mis tiempos de estudiante universitario de ciencias sociales, me recomendaba que a la hora de analizar las ideologías, lo hiciera no por lo que dicen, sino por lo que silencian.

    Luís Carlos, los valores permanecen, pero las ideologías se embrutecen… el feminismo entre ellas.

    Ha sido un placer dialogar contigo… y gracias por leerme.

    Recibe un cordial saludo.

    Pablo el herrero

  17. nO_nAMe

    ELENTIR, sobre el video del colegio y el desmentido que habeis puesto, que sepas que yo no tengo nada que ver en nada y que lo he hecho de buena fe sin ganas de perjudicaros.

    La verdad es que la idea me ha gustado, y como te puse en otro post, la reaccion de la hipogresia al respecto es llamativa, porque creen que solo ellos pueden hacer politica y jugar con su moral en las clases una vez impuesta la asignatura oblicatoria de EpC.

  18. No te preocupes, ya sé que no tienes nada que ver. Eso sí, el desmentido lo publicó HO. Yo ayer no me conecté hasta las tantas y me enteré de lo ocurrido porque me llamó un amigo para contármelo.

  19. Aitor Tazo

    A MÍ ME PARECE BIEN. ¡¡¡QUE EMPIECEN PRONTO, PO FAVÓ!!!. Y QUE NO DECAIGAN

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.