La chatarrería del Museo del Aire

Uno de los rincones más tristes del Museo del Aire de Cuatro Vientos es el que podéis ver en esta foto. Está detrás de la sección de helicópteros que se halla nada más entrar, a la derecha, junto al Hangar 1. Aquí se acumulan aparatos desmontados y piezas sueltas de distintos aviones.

En la imagen se pueden ver los siguientes elementos:

  • Fuselaje de un Agusta Bell AB.204AS, no sé si el HA.8A-2 o el HA.8A-4, que sirvieron en el Arma Aérea de la Armada Española. La Armada los cedió a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), de ahí la pintura verde de este aparato. Está sin rotores ni puertas.
  • Una avioneta Dornier Do-27 B-5, la U.9-76 (407-72), procedente del 407 Escuadrón del Ejército del Aire con base en Tablada (Sevilla). Delante de ella hay parte de un ala de un aparato del mismo modelo. Además, a la derecha de esa Do-27 hay otro aparato del mismo tipo, sin alas, timón de profundidad, motor ni puertas, con el fuselaje en un color gris claro. No he podido encontrar su número de matrícula.
  • El fuselaje metalizado, sin cola ni cúpula de la carlinga, de un entrenador Lockheed T-33A Shooting Star, junto a la Do-27. Posiblemente la cola con la escarapela española que está situada entre el AB.204AS y el Do-27 sea de este T-33. El Museo del Aire tiene guardados tres ejemplares de este modelo, todos procedentes del Ejército del Aire: los E.15-17, E.15-21 y E.15-38. Un cuarto, el E-15.51, está expuesto en el Hangar nº5 del Museo.
  • Un contenedor cilíndrico usado para transportar el motor J-47 de los cazas F-86 Sabre.
  • Parte del fuselaje -sin motor ni hélice- y la cola roja de una avioneta Beechcraft F-33C Bonanza, la E.24A-30 (42-28), que sirvió en el 42 Grupo de Fuérzas Aéreas del Ejército del Aire, con base en Getafe.
  • Al fondo, el fuselaje y el timón de cola -con la Cruz de San Andrés- de un helicóptero Agusta Bell AB.206. El Museo tiene almacenados dos: el HR.12A-4 y el HR.12A-5. Ambos aparatos proceden de las FAMET.
  • La cola azul -con los timones rojos- de un viejo helicóptero Westland-Bell OH-13H Sioux, el HE.7A-41 (78-10). Sirvió en el Ala 78 del Ejército del Aire, con base en Armilla (Granada) hasta 1990.
  • Dos alas completas de Lockheed T-33A Shooting Star, si no me equivoco.

En esta foto de Flickr he puesto etiquetas con la localización de cada cosa.

Entradas relacionadas:

Museo del Aire. Los cazas
Museo del Aire. Aviones de ataque
Museo del Aire. El Capricornio
Museo del Aire. Entrenadores
RF-4C Phantom II

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Da un poco de pena, pero ¡Menudo sitio para jugar! Con 10 años hubiese matado por dos horas con mis amigos allí. Me apunto tu blog. Un saludo

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

La invasión ordenada por Putin e iniciada el 24 de febrero cumple hoy ya tres meses. Un buen momento para hacer un balance de lo ocurrido hasta ahora.

La invasión rusa de Ucrania está siendo el escenario de un uso cada vez más extendido de vehículos aéreos no tripulados (UAV) por parte de ambos bandos.

Este pasado fin de semana se celebró en Francia el “Meeting de l’Air” de la Base Aérea 709 de Cognac-Châteaubernard, que registró un serio incidente.

Estados Unidos es uno de los países que más invierte en defensa, y en su territorio hay multitud de bases militares, algunas de ellas ya abandonadas.

Hay hazañas bélicas que demuestran hasta qué punto es valioso el hecho de tener un comandante hábil y muy motivado frente a una invasión de su país.

Uno de los hechos más sorprendentes de la invasión rusa de Ucrania es la enorme cantidad de vehículos que los ucranianos están capturando a los invasores.