Sobre la polémica entre Roberto Blanco Valdés (La Voz) y Mario Conde (SCD)

Entre descalificaciones y saneamientos

Hoy Roberto Blanco Valdés publica un penoso artículo en La Voz de Galicia dedicado a Mario Conde, al que critica porque “pretenda presentarse como la cara genuina del regeneracionismo” tras pasar por la cárcel por causas de sobra conocidas. Lo que más me ha chocado del señor Blanco, a quien le he leído muy buenos y bien argumentados artículos, es leerle lo siguiente: Conde sabe de Galicia que Tui está en la provincia de Pontevedra y poco más, de lo que cabe deducir su nulo grado de interés por el futuro de nuestra comunidad”.

El catedrático insiste en esta idea: “nadie puede impedir a Conde presentarse a los comicios, aunque Galicia no le importe ni un pimiento“. En fin, de un catedrático habitualmente tan lúcido como Blanco Valdés yo esperaba opiniones más consistentes que meras afirmaciones gratuitas sobre lo que Mario Conde sabe de Galicia o sobre lo que le importa esta tierra. Choca además leer tales valoraciones a quien critica al exbanquero diciendo que “practica el viejo oficio de la charlatanería”, oficio en el que precisamente encajan -desde luego mucho más que en el oficio de catedrático- acusaciones como las señaladas. Creo que ya nos llega con que los políticos se enfanguen hasta la coronilla durante la campaña electoral como para que alguien de la talla intelectual del columnista de La Voz se decida a chapotear en plan mitinero.

Hay que decir que Mario Conde ya ha publicado una réplica a Roberto Blanco, en la que menciona al catedrático en el titular y afirma lo siguiente: “existen periodistas que pueden percibir remuneraciones directas o indirectas desde el poder o desde sus terminales en los partidos políticos”. El candidato de Sociedad Civil y Democracia añade:

Un saneamiento de la libertad de información pasa por traer a la luz ciertos comportamientos. Me refiero a conocer qué personas que escriben y hablan, sea en la dirección que sea, lo hacen por sus ideas, convicciones, opiniones puras, y cuales son solo empleados del poder, sea cual sea su careta, que arriendan su pluma y su dignidad. No será fácil, pero no es imposible.”

Mario Conde insiste en esta idea: Estamos en las puertas de un saneamiento de la sociedad muy profundo. Llegará. De eso estoy seguro. Es demasiada la basura acumulada. (…) si queremos construir un futuro en paz tendremos que limpiar ciertas zonas, aunque no nos guste. Por eso hablo de auditoria de la libertades: Justicia, Administración Pública, Medios de Comunicacion, Partidos…Pero de eso se encargarán especialistas.”

No es la primera vez que leo una propuesta así en el partido de Mario Conde. En su web hay unas “conclusiones del 1º congreso de SCD” en las que se puede leer lo siguiente:

“22. Sin censura previa, se reclama una ley que regule la actividad de los medios de comunicación y que establezca responsabilidades civiles y penales capaces de disuadir de la utilización torticera de su poder, especialmente cuando se usa en calidad de terminal mediática de los partidos políticos.”

En fin, me parece muy bien que se aprueben leyes que impidan que el poder se dedique a meter las narices en los medios y a pisotear la libertad de información. Me parece fenomenal que se acabe con las subvenciones públicas a medios de comunicación. Lo que me alarma es que el candidato de un partido político hable de sanear medios privados y auditarlos para comprobar de qué modo ejercen sus libertades. Eso me suena fatal. Por supuesto, hay medios que actúan como auténticas terminales de ciertos partidos políticos. Lo que procede es criticarlo, pero me parece absurdo y liberticida querer prohibir que los partidos puedan influir en los medios, mientras lo hagan con su dinero. Si un periodista quiere venderse a unas siglas partidistas, o incluso rendir su pluma a su servicio a cambio de nada, es muy libre de hacerlo y de comprometer con ello su prestigio, pero no veo a cuento de qué hay que tipificar eso en una ley. En fin, conozco a buenas y muy sensatas personas en las filas de SCD y confío en que su buen sentido anime a Mario Conde a reconsiderar este tipo de ocurrencias.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Disconforme

    Que los partidos influyan sobre ciertos medios está bien siempre que lo hagan con su dinero. De acuerdo, pero el problema es que no lo hacen con su dinero, sino con el nuestro. Con el mío. Y por ahí no paso.

  2. Estoy de acuerdo contigo, Disconforme. Pero esa cuestión no se resuelve interviniendo aún más los medios, sino eliminando las subvenciones a los partidos políticos, como ya defendí aquí:

    https://www.outono.net/elentir/2012/01/02/firma-no-mas-subvenciones-para-partidos-sindicatos-y-patronal/

  3. Olé a la entrada y a la apostilla en el comentario.

  4. marina

    Me pareció horroroso el ensañamiento de este hombre con Mario Conde, parece mentira que el libro de estilo de La Voz permita publicar algo así. Hace tiempo que veo a Blanco Valdés bastante vendidito al PP pero lo de hoy es de bochorno,. Si quería ayudar el PP podría haber recurrido a algo más elegante, con algo así solo ha conseguido desprestigiarse a sí mismo.

  5. Alfonso

    “1. Reforma constitucional que reconozca y potencie la Iniciativa legislativa popular, con: Reducción del número de firmas acreditadas necesarias; extensión de la iniciativa a materias propias de ley orgánica y de reforma constitucional; simplificación del procedimiento de presentación y de tramitación parlamentaria de la iniciativa popular; y finalmente, reconocer la iniciativa legislativa popular revocatoria de leyes aprobadas por el Parlamento.”
    Mario Conde ha dado en el clavo, necesitamos instrumentos de democracia directa.

    Sabeis el motivo porque en España no existe la democracia directa defendida por Manuel Fraga, al contrario que en paises como Suiza, Baviera, California, Italia y Uruguay? UCD y el psoe estaban aterrados por un referendum italiano que en 1978 estuvo a punto de prohibir la financiación pública de los partidos politicos.

    “Fueron la izquierda, los centristas y los nacionalistas quienes lograron restringir esa iniciativa popular, por entender -a la vista de lo ocurrido particularmente en Italia- que la derecha pretendía contrarrestar o anular desde la calle las normas progresistas que emanarían de las cámaras legislativas. Pero además de Fraga y los suyos, también defendieron una iniciativa popular parecida a lo que hoy reclama el 15-M el diputado republicano Heribert Barrera y el senador independiente Lluís María Xirinacs, ambos catalanes, ya fallecidos. Este último, que había propugnado la participación ciudadana “mediante referéndum, asambleas, manifestaciones…”, puso el dedo en la llaga cuando dijo -como auténtico precursor en 1978 de los indignados de hoy- que “los partidos tienen miedo al pueblo y lo quieren amordazar”.

    Xirinacs calificó la democracia directa de tema maldito, porque “después de 40 años de prohibición de la democracia representativa, en la que los protagonistas son los partidos, estas asociaciones políticas tan importantes, e incluso, a mi juicio -precisó-, imprescindibles, han salido de sus jaulas como fieras hambrientas por causa del prolongado ayuno”. Y añadió: “Están crispados, son devoradores, especialmente los partidos de izquierda, por ser los más reprimidos”.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Autocritica/democracia/elpepiopi/20111105elpepiopi_5/Tes

  6. Alfonso

    Elentir, hay un aspecto que me gusta de Conde: la democracia directa como metodo de fortalecer la sociedad civil.
    De 32 referendos sobre el matrimonio gay en EE UU, el matrimonio natural gana en 32.Por otro lado el gran déficit democratico español es la inexistencia de la posibilidad de un referéndum por iniciativa ciudadana. Suiza, Baviera, Uruguay, California, Florida…permiten esta forma de democracia directa.

  7. El problema de la Democracia directa es que la opción más sensata (aunque no se sepa qué quiere decir) no suele figurar en las papeletas: “Depende”. Llevar a referéndum ciertos temas sólo con ‘Sí’ o ‘No’ como respuesta puede suponer que en un plazo corto de tiempo, por no decir simultáneamente (sólo cambiando la formulación de la pregunta), se apruebe una cosa y la contraria.

    Sobre lo de los medios de comunicación, el argumento que acaba estando siempre bajo todas estas propuestas es que lo hacen por nuestro bien, y para que estemos bien informados. Naturalmente, estas bondades son ellos quienes deciden cuáles sean.

    un saludo.

  8. Alfonso

    posodo, tus temores son infundados: La democracia directa en Estados Unidos
    http://exteriores.libertaddigital.com/la-democracia-directa-en-estados-unidos-1276232542.html

  9. Espectador

    Sobre la regulación por ley de los medios (al estilo de Cataluña o la URSS), al final la cabra tira al monte, y la aversión a la Libertad acaba quitándose la careta.

    Unos exigen obediencia a un partido, otros a una religión o una secta, otros a una logia,… En este país hay muy pocos liberales: yo ya he perdido la Esperanza.

  10. Pelayo

    Leí el artículo de Blanco Valdés esta mañana y me pareció deleznable, a diferencia de lo que suele ser habitual. Mario Conde está poniendo demasiado nervioso a Feijóo y se nota. Por cierto, que me parece mucho más racional la respuesta de Mario Conde, por mucho que este haya sido un presidiario. Pero de charlatán tiene poco.

  11. Alfonso: gracias por el enlace. Aunque viendo que se somete a referéndum cuestiones en las que no se tiene la competencia, mis temores aún siguen 😉

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.