El X-47B, primer avión no tripulado catapultado desde un portaaviones

Ayer fue un día histórico para la aviación: por primera vez se catapultó desde un portaaviones un avión no tripulado, concretamente un Northrop Grumman X-47B.

Este aparato es un modelo experimental que forma parte del programa UCAS-D (Unmanned Combat Air System Demonstration, demostración del sistema no tripulado de combate aéreo) de la US Navy. El despegue se hizo desde el portaaviones estadounidense USS George H.W. Bush (CVN-77), de la clase Nimitz. El X-47B es un avión relativamente pequeño en comparación con otros aviones de ala fija embarcados: mide 11,63 metros de largo con una envergadura de 18,92 metros (9,41 con las alas plegadas) y una altura de 3,1 metros. Pesa 6,3 toneladas en vacío.

El rasgo más característico de este avión es su forma angulosa, propia de los aviones stealth, es decir, de tecnología furtiva, diseñados para ofrecer el menor eco de radar posible. A esa finalidad responde también el hecho de que el avión carezca de timón direccional (la aleta vertical que llevan los aviones en la cola). El X-47B tiene un diseño de ala volante muy parecido al del bombardero Northrop Grumman B-2 Spirit, un avión mucho mayor, tripulado y mucho más caro (de hecho, es el avión más caro de la historia). Otra peculiaridad del X-47B, en comparación con otros aviones a reacción actualmente activos en la Armada estadounidense, es que sólo lleva un motor a reacción, concretamente un turbofan Pratt & Whitney F100-220U (para su aviación embarcada la US Navy suele preferir aparatos de dos motores, son más seguros en caso de fallar uno de los reactores). De momento el coste del proyecto ya alcanza los 813 millones de dólares.

El X-47B hizo su primer vuelo el 4 de febrero de 2011. Las pruebas del avión en portaaviones empezaron el 9 de diciembre de 2012, pero hasta ahora no habían incluido el despegue. Obviamente, la US Navy no se ha arriesgado a catapultarlo por primera vez desde la cubierta de un buque: el primer despegue con catapulta del X-47B se hizo el pasado 29 de noviembre desde la base aeronaval de Patuxent River, en Maryland, como se puede ver en el siguiente vídeo:

La US Navy ha colgado en su canal de Youtube el vídeo del lanzamiento de ayer que incluyo al comienzo de esta entrada, y también grabaciones hechas desde otros puntos del CVN-77, como la siguiente hecha desde la isla del portaaviones, en la que se aprecia mucho mejor la silueta poligonal del X-47B:

Un vídeo más muestra el catapultaje desde extremo de proa de la cubierta de vuelo del portaaviones (uno de los lugares de trabajo más peligrosos del mundo, por cierto):

Aquí hay otra toma más en la que vemos el lanzamiento desde atrás:

Como podéis ver en las imágenes, para el carreteo del avión en la cubierta de vuelo y su catapultaje, el personal de cubierta dispone de mandos especiales unidos a la cintura y a la muñeca. Una vez en vuelo el avión se controla desde una sala de operaciones, como el resto de los UAVs de mayor tamaño.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. mclara

    Entiendo que no tomó en el portaaviones?

  2. De momento no. El catapultaje ya es una maniobra complicada, pero el apontaje es la más difícil de todas. Supongo que aún les faltará un poco para llegar a eso.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

La invasión ordenada por Putin e iniciada el 24 de febrero cumple hoy ya tres meses. Un buen momento para hacer un balance de lo ocurrido hasta ahora.

La invasión rusa de Ucrania está siendo el escenario de un uso cada vez más extendido de vehículos aéreos no tripulados (UAV) por parte de ambos bandos.

Este pasado fin de semana se celebró en Francia el “Meeting de l’Air” de la Base Aérea 709 de Cognac-Châteaubernard, que registró un serio incidente.

Estados Unidos es uno de los países que más invierte en defensa, y en su territorio hay multitud de bases militares, algunas de ellas ya abandonadas.

Hay hazañas bélicas que demuestran hasta qué punto es valioso el hecho de tener un comandante hábil y muy motivado frente a una invasión de su país.

Uno de los hechos más sorprendentes de la invasión rusa de Ucrania es la enorme cantidad de vehículos que los ucranianos están capturando a los invasores.