Normandía: el veterano y el caído

Este señor se llama Leslie Palmer Cruise Jr. y tiene ahora 89 años. Le vemos saludando ante la tumba de su compañero Richard Vargas, enterrado en el Cementerio Americano de Saint-Avold, en Lorena, el 2 de junio. Ambos participaron en el asalto aerotransportado que tuvo lugar durante el Desembarco de Normandía. Servían en el 505º Regimiento de Infantería Paracaidista de la 82ª División Aerotransportada del US Army, popularmente conocida como “All American” por reunir -a diferencia de lo que era común en otras unidades- a soldados de distintos estados de EEUU.

Al día siguiente del desembarco, cuanto intentaban asegurar un control de carretera, Vargas resultó herido en la pierna derecha por un proyectil de mortero. Cruise estaba a unos centímetros de él cuando el proyectil estalló, pero resultó ileso. Cruise movió a Vargas para cubrir y cuidar a su compañero caído hasta que llegó un médico. “Le di la vuelta hacia arriba. Su lado derecho entero desde el muslo hasta el tobillo estaba cubierto de sangre. Traté de vendar”, recuerda Cruise.

Al final del día, Cruise se enteró de que Vargas había muerto en ruta hacia el puesto de socorro. “Él me salvó por estar allí. A día de hoy, no me olvido de eso”, dice Cruise. “Es un momento aleccionador y contemplativo para muchos de nosotros. Es también un momento de agradecimiento personal”, añade. Me uno a ese agradecimiento a todos los que se lucharon y cayeron ese día en las playas de Normandía y en las operaciones aerotransportadas tierra adentro, luchando por la libertad en Europa. Qué Dios les tenga en la gloria. (Foto de Brandon Beach, DVIDS).

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.