Así están hoy los restos del acorazado que inició la Segunda Guerra Mundial

El año pasado os hablé aquí del SMS Schleswig-Holstein, que a las 4:47h del 1 de septiembre de 1939, abrió fuego con su batería principal contra la fortaleza polaca de Westerplatte.

El Celta de Vigo venció al acorazado alemán que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial
Cuando nazis y soviéticos lucharon y desfilaron juntos en Polonia

Aquel fue el primer disparo de la Segunda Guerra Mundial. Como ya os comenté en aquella entrada, el 18 de diciembre de 1944 tres bombarderos de la RAF británica lo dañaron seriamente en Gotenhafen, dejándolo semihundido. Más tarde los soviéticos capturaron el buque y lo reflotaron, y tras intentar repararlo en Tallinn (Estonia), en 1948 el acorzado encalló frente a la isla de Osmussaar, en el golfo de Finlandia, tras lo cual la Armada soviética lo usó como blanco de artillería. Éste es el aspecto que ofrecía el barco tras soportar años de prácticas de tiro (las últimas se llevaron a cabo en 1966):

Los restos del acorazado fueron visibles en la superficie hasta la década de 1970. Hoy en día lo que queda de este veterano de las dos guerras mundiales (el buque fue botado el 11 de julio de 1904) está bajo el agua. Allí fue grabado el 14 de junio de 2013 el vídeo que podéis ver encabezando esta entrada.

Una heroica defensa polaca frente a una fuerza atacante muy superior

En los siete primeros minutos tras recibir la orden de abrir fuego el 1 de septiembre de 1939 -ayer se cumplieron 75 años-, este acorazado disparó 8 proyectiles de 280 mm, 59 proyectiles de 150 mm y 600 proyectiles de 20 mm con sus cañones antiaéreos C-30 contra la sección suroccidental de la fortaleza de Westerplatte. A las 4:55 detuvo el fuego al observarse varias brechas en la fortaleza polaca. Un minuto después se iniciaba el asalto terrestre a manos de la infantería de Marina alemana. Increíblemente, los defensores aún pudieron responder al fuego: algunos de sus disparos de ametralladora llegaron a pasar sobre el puente del acorazado. Pero la cosa no se quedó ahí: 180 polacos resistieron en Westerplatte durante siete días a un ataque alemán combinado de artillería naval, artillería de campo, 3.500 soldados y bombardeos en picado con bombarderos Stuka. Hoy en día un monumento recuerda a estos héroes en Westerplatte.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.