La ultraizquierda acusa de nazis a los alemanes y se olvida de Amanecer Dorado

La extrema izquierda sale en apoyo de Syriza desatando una ola de xenofobia antialemana

Tras llevar a Grecia a un corralito y ponerla al borde de la salida del euro, a Syriza y a sus fans se les agotan los argumentos serios y optan por repartir carnets de nazi a mansalva.

Podemos iguala a Grecia con la Polonia de 1939, invadida por un pacto nazicomunista
Monedero minimiza la SGM: “el terrorismo financiero causa más dolor que el nazismo”

La técnica bolivariana de acusar falsamente al enemigo de “golpismo”

Ayer en España, los podemitas salían a apoyar la etiqueta de Twitter #ThisIsACoup, que acusa a la Unión Europea de perpetrar un golpe de Estado en Grecia por exigir garantías para otorgar un rescate de 84.000 millones de euros a Grecia. Es decir, que según estos lumbreras, si Europa no dejar caer una lluvia de decenas de miles de millones sobre Grecia para resolver lo que los propios gobiernos griegos han hecho con décadas de despilfarros -unas políticas hechas con el apoyo de los votantes griegos-, entonces es que la UE es golpista. La monda. Definitivamente, Syriza y su grupo de animadores nos toman a todos los europeos por unos imbéciles, a los que pueden gorronear a base de insultos y de calumnias tan graves como las citadas.

No es la primera vez que la ultraizquierda recurre a falsas acusaciones de golpismo para imponer sus dictados: en el régimen venezolano, al que asesoraron Pablo Iglesias y otros dirigentes de Podemos, están presos dirigentes de la oposición acusados de golpismo sin ninguna prueba. Es un atentado contra los derechos humanos que Podemos se ha negado a condenar. Ayer mismo el mandamás de Podemos se unía a las voces que lanzan ahora esa acusación contra la UE, dirigiendo contra los demás países de la Unión el mote de “mafiosos”:

Estamos ante un ejercicio de política-basura muy típico entre los partidos populistas. Hay que decir que de mafiosos y de golpistas sabe bastante este personaje, pues trabajó para el gobierno de un golpista llamado Hugo Chávez, autor de un intento violento y criminal de derrocar a un gobierno democrático en 1992, intento que se saldó con 14 muertos según las cifras oficiales. Imaginaos que Tejero se hubiese cargado a 14 personas en su asalto del Congreso y cinco años después se hubiese presentado a las elecciones y se hubiese convertido en presidente del gobierno: pues para alguien así trabajó don Pablo, que ahora acusa a la UE de golpista. De mafiosos también pueden presumir los sátrapas bolivarianos para los que trabajó Pablo Iglesias enseñándoles cómo dirigir su guerra sucia contra la oposición democrática, aconsejando al régimen infiltrar a policías entre la oposición y utilizar a médicos para tachar de locos a los opositores.

La ultraizquierda española desata una ola de xenofobia antialemana

Pero el colmo de los colmos en la citada etiqueta de Twitter fue el amplio despliegue de xenofobia antialemana desplegada por la ultraizquierda. Docenas de mensajes se afanaban en intentar concentrar en Alemania las reticencias de tantos países europeos a confiar en un Estado griego que se ha burlado de todo el continente hasta alcanzar la quiebra. Es un recurso típico de la propaganda: es más fácil usar a los alemanes como chivos expiatorios que afrontar la dura realidad de una UE que ya se ha hartado, en bloque, de las tomaduras de pelo de los sucesivos gobiernos griegos. Sin ningún pudor, los ultraizquierdistas españoles se han lanzado a tachar a los alemanes de nazis, de amenazar a Europa con su sed de dominación y otras burradas por el estilo. Uno de los países más duros en la negociación ha sido Finlandia, pero de los finlandeses ni pío. En su profunda ignorancia sobre la economía, compensada a base de tópicos bobalicones, la ultraizquierda española no da para más que acusarte de nazi si eres alemán. Y gente capaz de estas simplezas es la que nos quiere gobernar…

En Grecia un partido nazi es tercera fuerza: en Alemania sería ilegal

Pero el reparto xenófobo y miserable de carnets de nazis se da de bruces, además, con una paradoja: los partidos totalitarios -tanto nazis como comunistas- están prohibidos en Alemania… pero no en Grecia. De hecho, en la República helénica dos de los tres principales partidos beben, precisamente, de las dos fuentes tóxicas más conocidas del totalitarismo. Por un lado Syriza es una coalición de partidos comunistas, desde maoístas a trotskistas. Que un país de la Unión Europea y de la OTAN esté gobernado por gente así es ya motivo de alarma, pero en el caso de Grecia no es el único motivo para asustarse. En Grecia -no en Alemania- la tercera fuerza es un partido nazi: Amanecer Dorado. En Alemania un partido así habría sido ilegalizado hace tiempo. No sólo es un partido violento, antisemita e implicado en actividades delictivas, sino que además no oculta su ascendiente ideológico. El año pasado se produjo un escándalo cuando un diputado de Amanecer Dorado enseñaba a niños a gritar “Heil Hitler”, un grito de alabanza al genocida que invadió y ocupó Grecia durante la Segunda Guerra Mundial. Insisto: en la Grecia que tanto adora nuestra ultraizquierda, Amanecer Dorado es legal. La ley alemana no tolera tal cosa.

Amanecer Dorado y los antisemitas de ANEL, únicos apoyos de Syriza

Pero las paradojas no se acaban ahí. Y es que en las elecciones griegas del pasado enero, esos nazis pedían el impago de la deuda pública griega. ¿Y qué decía Syriza? Pues que “la deuda objetivamente no puede ser pagada”. Es la misma monserga que viene repitiendo la ultraizquierda española, a la que no parece importarle que España pierda los más de 26.000 millones de euros que le debe Grecia. Así mismo, Amanecer Dorado apoyó el “no”, igual que Syriza, en el referéndum convocado por Tsipras a comienzos de este mes. Alguno podrá decirme: bah, seguro que el resto de partidos griegos también apoyaron la celebración de esa consulta. Pues la realidad es que esa consulta sólo la apoyaron Syriza, los citados neonazis y ANEL, los socios ultraderechistas de Tsipras, un partido que hizo campaña recurriendo al antisemitismo (un sentimiento de rechazo a los judíos más fuerte en Grecia -un 69% de los griegos sostienen prejuicios contra los hebreos- que en Irán, que tiene un 56% de judeófobos). Entre tanto, en Alemania encabezan la postura de firmeza frente a Grecia tanto democristianos como socialdemócratas (los segundos incluso más duros que los primeros), y ambos están viendo como aumenta su apoyo entre los alemanes por algo tan simple y elemental como no ceder ante un Estado insolvente y moroso como el heleno. Y es que lo que la ultraizquierda española y griega llama “golpismo” consiste, simplemente, en decir: yo te doy dinero si tú me das garantías de que me lo devolverás. Y en este escenario no es el gobierno alemán quien recibe el apoyo de un partido nazi, sino el gobierno griego. Y sus hinchas aún tienen la tremenda jeta de acusar de nazi, sin más, a Alemania: el colmo de la cara dura.

(Foto: Yannis Kolesidis-AP. Simpatizantes de Amanecer Dorado durante una manifestación de ese partido nazi en Atenas)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Se llama lanzar balones fuera y por desgracia parece que les funciona.

  2. Elentir. Tú ultima frase es el quid. La UE, encabezada por EL PUEBLO ALEMAN, esta preparada en aportar con sus impuestos al rescate de Grecia PERO NO LE TIENEN CONFIANZA A LOS GRIEGOS de cumplir con el acuerdo. Ya fallaron 2 veces. Eso es la verdad de la milanesa como dicen los argentinos.

  3. ¡Ojo con Putin! ¿Grecia: otra Ucrania?

  4. ARC

    Asombroso… si los nazis, en todo caso y por sus planteamientos, filias y fobias son ellos…
    Desde luego, dime de qué presumes y te diré de qué careces.
    O bien, arrojo mierda a todos para que no se note lo mal que huelo

  5. Anónimo

    Alguna prueba más, de las tantas que han existido, para demostrar que la extrema izquierda y la extrema derecha (más allá de los discursos) en la practica terminan funcionando de la misma manera?

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.