Podemos, PSOE e IU quieren privilegiar a los sindicalistas en caso de huelga

La izquierda quiere barra libre para que los piquetes coaccionen a todos los trabajadores

Prisión de un año y nueve meses hasta tres años o pena de multa de dieciocho meses a veinticuatro meses. Ésa es la sanción que contempla el Código Penal para las coacciones en las huelgas.

Este sindicalismo se tiene que acabar
Ni ‘Ley Mordaza’ ni huelga como delito: las mentiras izquierdistas sobre ‘los 8 de Airbus’

Una agresión a los derechos de todos los trabajadores

El Artículo 315 del Código Penal castiga en su punto 2 las coacciones que impidan o limiten el ejercicio de la libertad sindical o el derecho de huelga. El punto 3 castiga a los que “actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga”. Ahora la izquierda quiere privilegiar a los sindicatos y otorgar total impunidad para que los piquetes violentos coaccionen a todos los trabajadores. Algo radicalmente antidemocrático.

Hace unos días Podemos anunciaba la presentación de proposiciones no de ley en la Asamblea de Madrid y en el Parlamento de Andalucía “pidiendo la derogación del artículo 315.3 del Código Penal, que castiga el derecho a huelga”. El grupo parlamentario de Podemos ha presentado también la iniciativa en el Congreso de los Diputados, en lo que constituye una ofensiva en toda regla para violar el derecho a trabajar y privilegiar a los piquetes sindicales. Pero Podemos no está solo en ese ataque contra los derechos de quienes no nos sumamos a las convocatorias de los sindicatos. El PSOE e Izquierda Unida también se han mostrado de acuerdo con la iniciativa.

Reclaman una lluvia de privilegios para los piqueteros

Según informaba ayer Europa Press, la citada iniciativa de Podemos, que contaría con el apoyo de los socialistas y de IU, además de dar barra libre para los piquetes, reclama endurecer las penas por impedir el derecho de huelga, es decir, que quieren una lluvia de privilegios para los piqueteros y maniatar a todo trabajador que les haga frente para defender su derecho a trabajar. No conformes con ello, reclaman el sobreseimiento de todas las causas judiciales actualmente abiertas contra piquetes violentos, que se anulen con rapidez -en un máximo de 15 días- todas las condenas ya dictadas, e incluso reclaman que el Estado indemnice a todos los piquetes que han sido condenados en aplicación de la ley por haber coaccionado a otros trabajadores.

La Policía sería obligada a actuar contra todo ciudadano que se defendiese

Esta iniciativa de la izquierda, propia de quienes no admiten más norma de convivencia que la ley del embudo, abre la puerta a una situación social tremendamente grave. Para empezar, lo que se propone la izquierda supondría abrir la puerta a la consolidación de una mafia sindical con permiso legal para pisotear, por medio de la violencia, a todos los trabajadores, empresarios y autónomos. Si se aprueba esta reforma, la Policía tendría que cruzarse de brazos ante cualquier piquete que esté coaccionando o agrediendo a un ciudadano. Es más: los agentes del orden estarían obligados a forzar a los ciudadanos a someterse a las imposiciones mafiosas de los piqueteros, en caso de que los demás trabajadores se resistiesen a sus coacciones.

Quieren cambiar la convivencia democrática por la ley de la selva

La izquierda ha dicho muchas veces, con absoluto cinismo, que un Estado liberal se basa en la ley del más fuerte, olvidando que el liberalismo implica el imperio del Derecho para todos y el amparo de los derechos de las minorías frente a los potenciales abusos de la mayoría, sin que puedan prevalecer privilegios de unos sobre otros. Esa concepción del Derecho, basada en la justicia y en la igualdad ante la ley, es la que desanima a todo ciudadano a tomarse la justicia por su mano, algo innecesario cuando el Estado ampara tus derechos sin discriminaciones. Esa iniciativa izquierdista implica sustituir la concepción del Derecho propia de una democracia liberal por las normas arbitrarias de un régimen bananero al estilo de la Venezuela chavista. Si lo que pretenden es destruir nuestra convivencia democrática, sustituyendo la igualdad por el privilegio y el amparo de las minorías por la dictadura de la mayoría, muchos españoles tendremos que replantearnos si el régimen resultante merece nuestro respeto y nuestra fidelidad, porque eso que pretende establecer la ultraizquierda con el apoyo del PSOE se parece poco o nada a una democracia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Es el principio del fin. Son actitudes del pasado que ya no corren en este mundo globalizado e informatizado. Puestos de trabajo son como perlas.

  2. Gonzalo

    Buen título y buena entrada. Resulta increíble como todos estos partidos de izquierda se han lanzado enseguida a llenar las redes de consignas tipo “HuelganoesDelito” ahora que se está celebrando el juicio contra los sindicalistas de Airbus. Cierto, Huelga no es delito, lo que es delito son las coacciones y la violencia que estos mismos sindicalistas ejercieron.

    Pero lo que más increíble me resulta es que el otro día había gente de CCOO y Podemos diciendo que el artículo 315.3 del Código Penal era una herencia de la dictadura. O sea, que defender la libertad de los trabajadores a no hacer huelga es una actitud fascista. Lo verdaderamente democrático y progresista es coaccionar y amenazar a estos mismos trabajadores. Entiendo. Que Izquierda tan penosa tenemos en España.

  3. Francisco Barxa Iglesias

    Que los violentos descontrolados son de izquierdas lo sabemos casi todos menos ellos mismos. Un día me atacó, hace años estando yo en los chalés de la desembocadura del Lagares, un grupo de huelguistas de la construcción. Eran compañeros míos de los días anteriores. Me insultaron, me tiraron piedras, incluso una botella con gasolina y una mecha, que se apagó y no hizo nada malo. En venganza corté la electricidad general de la urbanización. Al día siguiente vinieron casi todos a trabajar y no pudieron hacer nada hasta mi llegada, ya que era el electricista que tenía las llaves. Protestaron con insultos y me dispuse a marcharme otra vez… Ante la insistencia del encargado me puse farruco y los obligué a arrodillarse, a pedir perdón y a prometer que me cubrirían los tubos con masa según les indicase…
    Con esto sólo quiero decir: hay que utilizar sus mismas armas. Si son violentos… palo que te crió. Son cobardes. Sólo se envalentonan cuando son muchos. Si les hacemos frente acaban huyendo como ratas. Deberíamos estar siempre alertados y a la más mínima atacar con más virulencia que ellos. No me gusta la violencia; pero tampoco que abusen de los débiles..

  4. A los dirigentes de Podemos y a sus consentidores del P-S.O.E..- Es inaudito y además debería de ser inaguantable. ¿ Como estos señores impresentables pueden querer que se autoricen semejantes barbaridades ?. Ya se que segun demuestran, no les importa tirar piedras a tejado propio ; por que ESPAÑA para ciertos individuos, no es su PATRIA. Y lo que es peor, han convencido a muchos ESPAÑOLES con comentarios insidiosos y con mentiras disimuladas, ofreciendo el oro y moro, sin pensar en las consecuencias; pero con muy mala leche. Lo malo de estos casos es cuando llega la cruda realidad. Pintan la mona ayudando a que no se colabore, a promover lios de todo tipo y a creer en no se que futuro .Siempre que han podido echaron por tierra todos los esfuerzos de anteriores generaciones que se habían esforzado por lograr mejoras para ellos y para los suyos. Que Dios nos pille en buena hora si estos ineptos llegan a gobernar.

  5. Jose57

    Son siempre fachas de izquierdas..imponen sus malas ideas con fuerza. No tienen cultura para rebatir.Los puestos de trabajo se defienden todos los dias haciéndolo bien y si es posible ayudando…elevando la cultura de los de alrededor, no pueden obligar a ir a una huelga.
    Abrazos.

  6. Sharovarov

    ¿El PSOE también? No hombre, ¡pero si anoche mismo dijeron en 13TV que es un partido moderado!

  7. sanabria

    Derecho a protestar a quejarse ,claro,pero violencia ,cero. Y quien tiene que llevarlo a la practica ,EL LEGISLADOR .Es decir los llamados politicos que gobiernan y proponen leyes. Que utopia.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.