El Templo Satánico quiere ocultar la verdad sobre el aborto a las madres

Satanistas dicen que la evidencia científica sobre el inicio de la vida viola sus creencias

En el debate del aborto, a menudo los partidarios de negar su derecho a vivir a los hijos por nacer acusan a los provida de imponer sus creencias religiosas. En Misuri (EEUU) ocurre al revés.

Argumentos científicos en contra del aborto
¿Un puñado de células? El aborto mata a un ser humano con hasta 43.000 millones

Los satanistas quieren ocultar la verdad sobre el aborto

Según informa LifeNews, una secta satanista, llamada el Templo Satánico, pretende que la Corte Suprema de ese estado invalide la ley estatal que exige a los abortorios informar previamente a las madres sobre en qué consiste el aborto. Aunque el Templo Satánico ha afirmado lo contrario, en ese estado no se exige la realización de una ecografía para perpetrar un aborto, según señala la Kaiser Family Foundation. Sí que es obligatorio informar a las madres que vayan a abortar que tienen la posibilidad de hacerse esa ecografía. Además, a las madres se les requiere un plazo de reflexión de 72 horas entre su primera visita al abortorio y la realización del aborto, y se requiere un consentimiento informado de la madre para llevarlo a cabo. Para los abortistas esto es un gran problema, pues informar a la madre sobre la realidad del aborto implica revelarle información científica que contradice las falsedades más repetidas por la propaganda abortista.

La ciencia ha corroborado que la vida humana empieza con la concepción

En el caso concreto de Misuri, el consentimiento informado indica lo siguiente: “La vida de cada ser humano comienza en la concepción. El aborto terminará la vida de un ser humano separado, único y vivo.” Se trata de una afirmación respaldada ampliamente por la ciencia. Como ha señalado Nicolás Jouve, Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid y expresidente de la Sociedad Española de Genética, “la realidad es que desde la concepción existe una vida humana y que el embrión –hasta la octava semana– y el feto –a partir de la novena semana– es un ser humano singular, distinto e independiente de la madre, que necesita del claustro materno para su desarrollo.” Precisamente la realización de ecografías es lo que provocó que Bernard Nathanson, uno de los fundadores del lobby abortista NARAL, se hiciese provida tras perpetrar personalmente 5.000 abortos. El visionado de un aborto provocado mediante imágenes de ultrasonido fue el punto de inflexión que le llevó a cambiar su forma de pensar.

El Templo Satánico cree que esa verdad científica choca con sus creencias

Lo más curioso es que el Templo Satánico afirma que esa verdad científica es “un punto de vista religioso y no médico con el que discrepa mucha gente”. En base a ello, consideran que afirmar esa verdad científica choca con su derecho a la libertad religiosa. No es la primera vez que lanzan esta idea. En 2016 una miembro del Templo Satánico, conocida con la identidad falsa de Mary Doe (María Nadie), llevó el caso a un tribunal y perdió. El año pasado recurrió a la Corte de Apelaciones de Misuri, donde Mary Doe alegó que esa verdad científica sobre el inicio de la vida colisiona con sus “creencias religiosas profundamente arraigadas”. Entre esas creencias, la demandante afirmaba que su “tejido fetal” (así se refería a su hijo por nacer, como si fuese un mero trozo de piel) “es parte de su cuerpo y no un ser humano separado, único y vivo”, una afirmación rotundamente anticientífica.

La Corte de Apelaciones echó por tierra las falacias satanistas

En su sentencia del año pasado, la Corte de Apelación comparó la reclamación de Mary Doe con otro caso en el que un demandante afirmó que incluir su ADN en una base de datos violaba sus creencias. También lo comparó con el caso de unos padres nativos que reclamaron que su hija quedase exenta del número de la Seguridad Social porque ese número “robaría su espíritu”. La Corte también echó por tierra otros argumentos de la demandante:

“Ella no estaba obligada a leer la información del Estado. Ella no estaba obligada a ver el ultrasonido. Ella no estaba obligada a escuchar los latidos del corazón. La oferta de información ordenada por el estado simplemente la expuso a un punto de vista diferente.

Así mismo, la Corte señaló que “la Ley promueve los intereses apremiantes del Estado de proteger la vida humana, garantiza que la decisión de abortar sea voluntaria y libre de coacción, y garantiza que la decisión profunda, a menudo desgarradora e irreversible de dar por terminada una vida humana por nacer, sigue un período significativo de reflexión.” La Corte de Apelaciones también señaló que “los tribunales han reconocido reiteradamente el gran interés del Estado en promover y proteger la vida humana, incluidas las vidas de los humanos por nacer.”

(Foto: Meegan M. Reid – Kitsap Sun)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Russell

    Al fin y al cabo son coherentes con lo que dicen y defienden. No son muy astutos, de esa manera no van a conseguir nada. El PP les podría dar unas cuantas lecciones en cuanto a servir al Señor de las Moscas: usas la buena voluntad de los votantes para imponerles algo satánico y luego lo niegas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.