Denuncian que la nacionalista "nos dijo que nos marchásemos de Galicia"

Dos funcionarias de Lugo son acosadas por no atender a una nacionalista en gallego lusista

A Mesa pola Normalización Lingüística, grupo afín al BNG, publicó el sábado acusaciones de “agresión lingüística” contra dos funcionarias del Servicio de Deportes de la Xunta en Lugo.

Un grupo nacionalista quiere que se prohíba hablar español en el pleno municipal de Vigo
Surrealista: piden sancionar a la Guardia Civil por denunciar una exclusión ilegal del español

Linchan a las funcionarias con informaciones sin contrastar, sin pruebas ni más testimonio que el de la denunciante

Varios medios se han hecho eco de esas acusaciones, difundidas sin aportar ninguna prueba, ni otros testigos y sin contrastar lo ocurrido con las funcionarias, contra las que el citado grupo nacionalista reclama al gobierno gallego una “condena pública” y la apertura de sendos expedientes disciplinarios, basándose exclusivamente en la pintoresca historia de la denunciante. Cualquiera diría que los señores de la Mesa se han creído que estamos en la Rusia de Lenin y aquí se puede defenestrar a alguien sin pruebas ni testigos, simplemente con la palabra de una persona, y sin contar, además, ciertos detalles que arrojan luz sobre lo ocurrido.

Columnista de un medio nacionalista, escribe sus artículos en gallego lusista

Se da la circunstancia de que la denunciante es presidenta de una conocida asociación ecologista afín al nacionalismo. Hace cinco meses firmó un manifiesto en apoyo al proceso separatista catalán. Además, escribe en el Portal Galego da Lingua, una web en la que se usa el llamado gallego reintegracionista o gallego lusista, un invento de sectores nacionalistas que se parece más al portugués que al gallego normativo, hecho con el propósito de diferenciar artificialmente a la lengua gallega de la lengua española. La denunciante también es columnista de Sermos Galiza, uno de los medios que se han unido al linchamiento de esas dos funcionarias. Como puede comprobar cualquiera, la denunciante escribe sus artículos en gallego lusista.

Las funcionarias explican lo ocurrido y critican la actitud de la nacionalista

En una nota enviada hoy a los medios de comunicación por Galicia Bilingüe, las funcionarias señalan que la ciudadana que presentó la queja contra ellas se acercó al Departamento de Deportes fuera del horario de atención al público, buscando información para practicar “rúadas”, para constituir una asociación, y de ese modo, poder ahorrar el seguro de responsabilidad civil, ya que lo pagaría la federación correspondiente. Se le facilitó toda la información verbal y documental relacionada con el asunto“. Las funcionarias señalan, además, lo ocurrido después de haberle dado a esa ciudadana toda la información que había requerido: No fue hasta el final de la consulta, cuando esta ciudadana solicitó ser atendida en gallego, en un tono muy desagradable, que no se correspondía con el empleado hasta ese momento por ninguna de las partes”.

La nacionalista se dirigió a las funcionarias en gallego lusista

En la nota, las funcionarias apuntan que la ciudadana “hablaba en gallego reintegracionista, como el que después empleó en el escrito de queja, y dado que mostraba una actitud hostil, dificultando en gran media su comprensión, se le comentó que nos era difícil atender su petición, ya que nuestro conocimiento de gallego no alcanzaba ese nivel. Ambas somos, además, de origen no gallego. Le dijimos que si quería presentar una queja, estaba en todo su derecho”, añade el comunicado de estas trabajadoras. Curiosamente, Sermos Galiza ha puesto en gallego normativo las declaraciones de esa ciudadana, a pesar de que ella misma escribe en ese medio en gallego lusista, como ya he señalado. ¿Un intento, quizá, de colar al público que en su trato con esas funcionarias usó el gallego normativo, a pesar de que su escrito de queja lo escribió en lusista?

Las funcionarias denuncian que “nos dijo que nos marchásemos de Galicia”

Las funcionarias señalan lo que pasó a continuación: “En ese momento, la ciudadana comenzó a faltarnos al respeto, con comentarios tales como que nos negábamos a hablar gallego porque éramos de la “sección femenina”, o que “queríamos que volviese Franco”. También nos dijo que nos marchásemos de Galicia. Curiosamente, en la queja difundida por la Mesa, la ciudadana ponía esas expresiones en boca de las funcionarias, exagerándolas y llegando a unos extremos que uno se pregunta si oyó eso o quiso caracterizar a las funcionarias como unas odiosas fascistas poco más que salidas de un cómic de “Martínez el Facha”. Por otra parte, no parece que la posibilidad de ser atendida en gallego fuese lo que más le preocupaba a esa ciudadana, a juzgar por lo que apuntan las funcionarias: “Al verla alterada, un compañero se ofreció amablemente a hablar con ella, accediendo a su petición de ser atendida en gallego; algo que ella ya no quiso aceptar“. Las funcionarias señalan, así mismo, que es “totalmente falso que le contestásemos que no nos daba la gana de atenderla en gallego, y que podíamos escoger el idioma de respuesta”.

La Mesa suprimió parte de la versión de la ciudadana: ¿porque no era creíble?

Lo más interesante de todo esto es que la primera versión de lo ocurrido ofrecida por esa nacionalista la publicó en el Portal Galego da Lingua el 27 de febrero. Y curiosamente, esa versión recoge frases que fueron omitidas por la Mesa y que sí que se corresponden con la versión de las funcionarias, como por ejemplo que fue ella la que acusó a las funcionarias de ser herederas de la Sección Femenina. Curiosamente, la nota de la Mesa no incluyó otras acusaciones porque debieron parecerles tan poco creíbles que sabían que no colarían, como la de que una de las funcionarias dijo a gritos “Ojala vuelva Franco!! e Soy facha, facha, facha!!” (cito literalmente lo que pone el artículo de la nacionalista). Sinceramente, si en la Xunta dan crédito a esta denuncia, estarán dando pie a que cualquiera se invente más patrañas para atemorizar a los funcionarios. Estos linchamientos no se pueden consentir.

Las funcionarias han sido acosadas y han presentado denuncia en la Policía

Finalmente, las funcionarias apuntan lo ocurrido después de que la nacionalista publicase sus nombres y apellidos en el citado artículo: “En los siguientes días, y a partir de este incidente, comenzó una campaña de acoso hacia nuestras personas en las redes sociales e incluso telefónicamente, llegando a recibir llamadas de teléfono en nuestro centro de trabajo, con comentarios como “ya eres famosa en internet”, o “por fin le pongo voz a la facha”.” A raíz de estos hechos, las funcionarias presentaron una denuncia ante la Policía Nacional el 2 de marzo. Desde aquí les hago llegar mi apoyo y solidaridad ante esa campaña de acoso. Y desde aquí pregunto también: ¿el gobierno de Feijóo va a defender a estas funcionarias frente al acoso que están sufriendo? ¿O sólo presta oídos a lo que se inventan los nacionalistas?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Blanca

    Hay mucha gente desquiciada… y abunda entre los nacionalistas, curiosamente. Yo creo que pagan todos sus fracasos y frustaciones así, metiéndose con los demás sin motivo.

  2. pacococo

    Parece un caso claro de prepotencia nazionalista. La tipa lo dijo claro, que se fueran.

    Supongo que seguirás el caso, dentro de lo posible, pero seguro que D. Alberto deja a las funcionarias colgadas de la brocha.

    Espero equivocarme.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.