El comunicado policial no distingue entre las amenazas y las críticas legítimas

La Policía británica amenaza a los que apoyan a Alfie Evans en Internet: les está ‘monitoreando’

El caso del niño condenado a morir de hambre por la Justicia británica, que le impide viajar a Roma para ser tratado allí, está demostrando el deterioro de la democracia en el Reino Unido.

Caso Alfie Evans: el progresismo hace del Reino Unido un corredor de la muerte infantil
Charlie Gard, víctima de una ideología que busca sustituir a los padres por los políticos

La Policía de Merseyside avisa: “estos mensajes están siendo monitoreados”

La Policía del condado de Merseyside publicó ayer un comunicado en su página de Facebook amenazando a los internautas que brindan su apoyo al pequeño Alfie:

Hemos emitido la siguiente declaración tras los informes de publicaciones en redes sociales que se hicieron en relación con Alder Hey Hospital y la situación actual con Alfie Evans:
El inspector jefe Chris Gibson dijo: “La Policía de Merseyside ha sido informada de varias publicaciones en redes sociales que se han hecho con referencia al Hospital Alder Hey y la situación actual que involucra a Alfie Evans.
“Me gustaría advertir a la gente que estos mensajes están siendo monitoreados y recordarles a los usuarios de las redes sociales que cualquier delito, incluidas las comunicaciones maliciosas y el comportamiento amenazante, será investigado y, cuando sea necesario, se tomará una decisión al respecto”.

La Policía británica no distingue entre críticas y amenazas

Desde EEUU, The Dailywire ha denunciado que en el Reino Unido el gobierno no sólo puede despojarte de tus derechos parentales y retener a tus hijos como rehenes mientras mueren de hambre, sino que también puede amenazarte con mensajes si intentas hablar de tales injusticias. En el artículo, Paul Bois comenta: “Lo espeluznante de la declaración es que la policía no define “comunicaciones maliciosas” o “comportamiento amenazante”. En lugar de simplemente dar algo concreto como “no se tolerarán los llamamientos a la violencia”, emiten una declaración general en la que cualquier cosa, desde llamar un grupo de fascistas a los burócratas que quieren que Alfie Evans muera a hasta llamar a una yihad contra el hospital podría ser visto como “comunicaciones maliciosas”. Bois denuncia la incapacidad de la Policía británica para distinguir la libertad de expresión de las amenazas, y acusa al gobierno británico de estar matando de hambre al pequeño.

¿Dedican más energías a vigilar a internautas que a perseguir a pederastas?

El exceso de celo de la Policía británica a la hora de vigilar las redes en relación al caso de Alfie Evans contrasta con su desidia a la hora de vigilar crímenes cometidos precisamente contra menores de edad. En 2014 se descubrió que 1.400 niñas sufrieron abusos sexuales durante 16 años en Rotherham, en el norte de Inglaterra, sin que las autoridades hiciesen nada, por temor a ser tachadas de racistas, ya que los agresores eran inmigrantes musulmanes. Las últimas investigaciones han elevado el número de víctimas a más de 1.500. Ni siquiera es un hecho aislado de esa ciudad: casos parecidos se descubrieron en Oxford en 2013 y en Rochdale en 2016, también con bandas de violadores musulmanes. El más reciente de los casos, conocido el mes pasado, reveló que en Telford bandas de pakistaníes violaron, prostituyeron y vendieron a un millar de niñas sin que la Policía hiciese nada, para no ser tachada de racista. Como en el caso de los pequeños Charlie Gard y Alfie Evans, la mentalidad progresista está teniendo efectos dramáticos entre los niños británicos, ya sea como parte de las políticas a favor de la eutanasia o del silencio impuesto por la corrección política. Sería de agradecer que la Policía británica dedique a proteger a los niños los esfuerzos que dedica a vigilar a los internautas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alberto

    Es indignante, asqueroso y patético ver, como un servicio judicial, un servicio policial y un servicio judicial y hasta un servicio medico, todos ellos, se inclinan hacia la mas digna desfachatez, idiotez y corrupción nauseabunda. Quitar la autoridad al padre y madre biológicos de su hijo, para decidir ellos sobre si debe o no debe vivir el hijo de estos, es ya el colmo de los colmos. Pero señores, si ustedes investigan un poco y miran quien es el juez que dictamino la sentencia, en cree este hombre y a donde pertenece, entonces ya todos entenderemos el porque de este sin sentido. Espero de corazón, que estos papas puedan llevarse al hijo a su casa legitima, porque es que ni eso pueden hacer, rozando ya el colmo de los colmos. Es un secuestro en toda regla. Y ENCIMA LOS ANIMO A QUE UNA VEZ CONSIGAN SALIR DEL HOSPITAL DONDE TIENEN SECUESTRADO A SU HIJO, VIAJEN HASTA ROMA, YA SEA, POR AIRE Y POR SUELO, ESCAPANDO DE LA DICTADURA DEL JUEZ Y DE ESE TERRORISMO CONTRA LA FAMILIA. ANIMO FAMILIA.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.