El TSJC señala que esa propaganda "supone la privatización del espacio público"

Vox anima a denunciar la colocación ilegal de propaganda separatista en espacios públicos

El 5 de julio, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dictó una sentencia declarando que colocar banderas separatistas en lugares públicos contraviene el principio de neutralidad institucional.

Rollo de apelación nº 767/2016 de la Sentencia nº 579/2018 del TSJC
El abogado de Puigdemont propone al Gobierno “desactivar a Vox” para detener la causa judicial

El TSJC condena la colocación de propaganda separatista en espacios públicos

El citado Tribunal recuerda que esa exigencia de neutralidad “es incompatible con actuaciones institucionales ‘partidistas’, alineadas con las pretensiones de un grupo de ciudadanos con inevitable exclusión del resto”. En su sentencia, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña recuerda que es notorio que la bandera ‘estelada’ constituye un símbolo de la reivindicación independentista de una parte de los ciudadanos catalanes representados por una parte de los partidos políticos, y sistemáticamente empleado por aquellas fuerzas políticas que defienden esa opción independentista, pero carece de reconocimiento legal válido como símbolo oficial de ninguna Administración territorial, por lo que resulta obvio que su uso y exhibición por un poder público -en este caso de nivel municipal- solo puede ser calificado de partidista en cuanto asociado a una parte -por importante o relevante que sea- de la ciudadanía identificada con una determinada opción ideológica (aunque esta sea compartida por varios partidos o fuerzas electorales), pero no representativa del resto de los ciudadanos que no se alinean con esa opción, ni por consiguiente, con sus símbolos”.

Esa propaganda “supone la privatización del espacio público”

La sentencia en cuestión se refiere a un mástil instalado por el Ayuntamiento de San Cugat del Vallés en una plaza pública, mástil en el que se izó la bandera “estelada” separatista. Según el TSJC, una acción como ésta supone la privatización del espacio público, de uso común, mediante su ocupación permanente por un elemento que representa una opción partidista, con vulneración de los principios de objetividad y neutralidad institucional”. Esto es de sentido común, ese sentido que se esfuma allí donde el separatismo impone sus dictados. Lo que ocurre en Cataluña es tan disparatado como si un Ayuntamiento izase en una plaza pública la bandera del partido político gobernante. Para los que consideran normal algo así -de hecho, muchos separatistas se han escandalizado por esta sentencia, como si el TSJC hubiese cometido un ataque a la democracia-, hay que recordar que eso es precisamente lo que hicieron regímenes totalitarios como la URSS y el Tercer Reich: imponer a todos los símbolos partidistas de una parte de la población. Y es que Cataluña, bajo el dominio del separatismo, está recorriendo un peligroso camino hacia el totalitarismo.

Vox: “fuera esteladas y propaganda separatista de los espacios públicos”

Desde Vox se ha valorado positivamente la mencionada sentencia del TSJC: La justicia nos da la razón: fuera esteladas y propaganda separatista de los espacios públicos. Esta sentencia supone una gran victoria para el constitucionalismo en Cataluña. Los independentistas se han creído que Cataluña es su cortijo particular y que pueden pisotear a los catalanes que se sienten españoles. VOX seguirá plantándoles cara sin ningún tipo de miedo”. Vox ha publicado en su web un formulario de denuncia para requerir la retirada de esteladas y de propaganda golpista en espacios públicos (pulsa aquí). En la web de este partido explican los pasos a seguir para presentar esos escritos en los ayuntamientos, remitiendo a Vox una copia. Esos requerimientos pueden servir para la presentación de la correspondiente denuncia por parte de Vox.

El PP quiere cambiar ahora una ley que no tocó cuando tenía mayoría absoluta

Hay que decir que este no es un problema nuevo, aunque se ha incrementado a raíz del golpe separatista del pasado mes de octubre en Cataluña, sobre todo en las zonas más rurales. En esa región, las banderas separatistas abundan en edificios públicos, incluso en comisarías de Policía Local y Autonómica. También es muy frecuente el incumplimiento de la Ley de Banderas, de tal forma que muchos ayuntamientos catalanes no izan, como es preceptivo, la bandera de España. El anterior Gobierno denunció a algunos ayuntamientos por estas ilegalidades, pero en casos puntuales. En su momento, el PP dirigió peticiones para que se cumpliera la ley, pero sin presentar denuncia ante la Justicia, lo mismo que ha ocurrido con los golpistas, que están en prisión preventiva gracias a la acusación popular emprendida por Vox. Ahora el PP dice que quiere cambiar la ley para garantizar que no se exhiban banderas separatistas en lugares públicos. Pero ¿no tuvo tiempo de hacerlo cuando disponía de una mayoría absoluta?

(Foto: Enfo / Wikimedia. Bandera separatista en la Casa Consistorial de Berga, Barcelona)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JFM

    EL PP no toma decisones. Las toman sus dirigentes y el que tomo ea decisoision era un tal Rajoy.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.