Su partido, el PSOE, está gobernando sin haber ganado las últimas elecciones

Calvo descarta convocar elecciones porque son “alharacas” y “contar votos nada más”

Hoy la vicepresidenta Carmen Calvo estuvo en Santiago de Compostela dando un mitin para dirigentes gallegos del PSOE. Allí dijo cosas que provocan risa y otras que ponen los pelos de punta.

El PSOE niega que el Senado represente a los españoles: esto es lo que dice la Constitución
Golpe izquierdista a la democracia en España: van a anular el control del Senado por decreto

En PSOE prometió convocar elecciones en “unos meses” y una vez en el poder se desdijo

Me he tomado la molestia (o más bien el suplicio) de escuchar la intervención de Carmen Calvo en el vídeo del mitin publicado por Europa Press (pulsa aquí). La vicepresidenta se ha mostrado claramente incómoda con las insistentes peticiones que se están lanzando, y no sólo desde la esfera política, a favor de convocar elecciones. Recordemos que a finales de mayo el PSOE dijo que su moción de censura era para convocar elecciones en “unos meses”. Sin embargo, unas semanas después, una vez instalado en La Moncloa y disfrutando de los lujos del poder, Pedro Sánchez cambió de idea y dijo que agotaría la legislatura. No había pasado ni un mes, lo cual demuestra la rápida caducidad de la palabra del actual presidente del Gobierno.

Carmen Calvo dice ahora que las elecciones son “alharacas”

Gobernar con sólo 84 diputados y habiendo traicionado su palabra de convocar elecciones ha llevado al PSOE a adoptar un discurso sobre la democracia que deslegitima abiertamente las elecciones: “o la democracia es Estado de Bienestar o estamos hablando de contar votos nada más. Estamos en ese peligro ahora, donde algunos piensan que la democracia es sólo un procedimiento para ir a elecciones y contar votos como sea y ganarlo yo“. Calvo no se quedó ahí: En la democracia se pelea por el Estado del Bienestar y todo lo demás son alharacas, alharacas políticas, inventos políticos“. ¿Las elecciones son “alharacas”? ¿Convocar a los ciudadanos a las urnas para que decidamos quién nos debe gobernar son “inventos políticos”? Desde luego, hace falta tener muy poca vergüenza para decir eso mientras se gobierna habiendo perdido las elecciones.

Dice que a los españoles no nos conviene que haya elecciones

Pero en su discurso, a Calvo se le fue aún más la pinza: Algunos dijeron: no, por Dios, elecciones ya mañana que me convienen a mí. Pero no les convienen a los ciudadanos y a las ciudadanas que llevan siete años aguantando lo que no está en los escritos. Y si usted quiere llegar al poder y no tiene, porque todavía no tiene experiencia como sí tenemos los socialistas, es su problema”. Por si alguien no se ha dado cuenta de qué va esto, se lo resumo: una señora de un partido que perdió las elecciones ha decidido que a los españoles no nos conviene acudir a las urnas. Con un par. Por lo visto, según Calvo, lo que le conviene al PSOE es lo que le conviene al pueblo, y si al PSOE no le conviene convocar elecciones, pues los españoles nos fastidiamos y ya está. Así es como empieza una dictadura: cuando gobierna alguien que perdió las elecciones y aún tiene la jeta de dar a entender que las elecciones no son necesarias.

Un partido con casi 600 imputados y que presume de lucha contra la corrupción

Por lo demás, el discurso de Calvo tuvo momentos que habría provocado el pitorreo general si el público no se hubiese limitado a dirigentes del PSOE. Un ejemplo: los socialistas, que somos avezados y sabemos aguantar -no hace faltar decirlo- entendimos sólo una cosa: la democracia es incompatible con la corrupción. No, no se trata de ninguna broma, ni me lo he inventado yo: podéis escuchar a Calvo diciendo estas palabras literales en el minuto 47:13 del vídeo. Eso lo ha dicho una señora cuyo partido tiene en Andalucía, la tierra natal de Calvo, casi 600 imputados por corrupción. Ya sólo en esa región, el PSOE se ha visto salpicado por escándalos tan colosales como el caso de los EREs (más de 1.200 millones de euros defraudados) y el caso de los cursos de formación (unos 3.000 millones defraudados). Pero la corrupción del PSOE no se acaba ahí. Debemos recordar que abusar del poder también es corrupción, y ahora mismo los socialistas están empeñados en saltarse ilegalmente el control del Senado y en gobernar por decreto violando abiertamente la Constitución. ¿Y en el PSOE aún se atreven a hablar de corrupción?

Presume de patriotismo tras llegar al poder aupado por separatistas y proetarras

Pues no sólo eso, sino que además Calvo incluso habló de patriotismo: nosotros somos unos patriotas de izquierdas oye, por España, por Galicia… Lo dice en el minuto 56:27 del vídeo. Sí: lo dice una señora que ha llegado al poder gracias a una moción de censura apoyada por separatistas, golpistas y proetarras, que se han tirado estos últimos meses reclamando a Sánchez el pago por su apoyo a su investidura. Unos pagos que ya estamos viendo en la tibieza del Gobierno ante el separatismo catalán y también en cesiones al PNV para beneficio de los presos etarras. Escuchar al PSOE presumiendo de patriotismo suena tan falso como escuchar a un comunista presumiendo de demócrata.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos Bustos Marín

    Rajoy fue tachado de ser un maricomplejines con demasiado miedo al voto de castigo, pero estos son todo lo contrario. O una de dos:

    O estan completamentes desconectados de la verdad y se creen que el pueblo los aclama como líderes

    O son conscientes de su impopularidad pero tienen preparada algún chanchullo o jugarreta para las próximas elecciones generales. Y esto me da mucho miedo.

  2. Oscar84

    «o la democracia es Estado de Bienestar o estamos hablando de contar votos nada más».

    O sea, que Cuba es una democracia (1) pero el PP y Cs no son partidos democráticos. ¡Manda huevos!

    (1) O no es un Estado de Bienestar.

  3. Felipe

    A esta chica Calva (en femenino) le ha debido de dar un aire que se ha llevado las pocas neuronas de lo que tiene debajo del pelo, a sus compañeros de carrera se les tiene que caer la cara de verguenza y quizás por ello están todos callados. Si esta es la formación que imparten en la Universidad de Derecho, “QUE DIOS NOS PILLE CONFESADOS” , Lo del okupa de la Moncloa es un mal menor .

  4. pacococo

    El subconsciente está ahí, las personas inteligentes no dejan que aflore, pero las demás no lo saben controlar y sale cuando menos lo esperan. Esta señora ha soltado lo que le viene a la cabeza constantemente, que no es un invento de ella, es lo que piensan todos los marxistas. Los otros disimulan, ella lo ha soltado.

    El problema es que hay parte importante de la sociedad que piensa como ella y que aceptarían la dictadura del proletariado si alguien la monta.

    Quién piense que han renunciado a la tiranía es un iluso que cree en los cuentos. Lo malo es que la población se divide en dos grupos: los que desean la tiranía marxista y los que creen que eso es cosa del pasado.

  5. JSBV

    Buenos días.
    He tenido, al igual que Elentir, el valor de escuchar la intervención de la ministra.
    Hacía muchos, muchos años que no escuchaba tal cantidad de memeces, mentiras, falsedades, manipulaciones y barbaridades históricas como en esa intervención. Un absoluto despropósito acompañado de desmemoria histórica y aderezado con un populismo barato que entristece e hiere la inteligencia y a la verdad.
    Así nos va y lamentablemente creo que nos irá.
    Una verdadera pena que nadie pudiera rebatir tal cantidad de falsedades e inexactitudes. No creo que se repita tal momento. ¿O sí?
    :verguenza:

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.