Incendiario editorial del periódico socialista contra los dos países de Visegrado

El País anima a la UE a usar “todas las armas” contra Polonia y Hungría: ¿como hizo la URSS?

El diario socialista ya había publicado editoriales rastreros y noticias mendaces contra estos dos países miembros del Grupo de Visegrado, pero este miércoles cruzó todos los límites de lo tolerable.

El País censura réplicas de Hungría y Polonia pero sí que admite al dictador de Venezuela
Polonia y Hungría se desmarcan del apoyo de la UE al aborto y la ideología de género en la ONU

Campaña de castigo contra Polonia y Hungría por oponerse a los dictados izquierdistas de Bruselas

En su editorial de este miércoles, titulado “Parar a Polonia”, el diario izquierdista se refiere a la reforma de la Justicia en Polonia, una reforma que ya os detallé aquí. Hay que recordar que este tema no es más que la excusa de Bruselas para arremeter contra una Polonia que se niega a renunciar a sus raíces cristianas y que mantiene su rechazo a la inmigración masiva. Es especialmente curioso ver a países europeos que no respetan la independencia judicial -empezando por Luxemburgo, el país natal de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea- arremetiendo contra Polonia por querer cambiar un sistema judicial que sigue anclado, en muchos aspectos, en el régimen comunista desaparecido en 1989.

El periódico socialista anima a la UE a “utilizar todas las armas a su alcance”

Pero lo más llamativo es lo que dice El País al final de ese editorial. Tras hablar de los “desmanes antidemocráticos de Viktor Orbán” y de “la deriva autoritaria de Polonia”, el periódico izquierdista afirma: “la Unión tiene la legitimidad para utilizar todas las armas a su alcance para frenar cualquier deriva autoritaria”. El País pudo haber usado la expresión “todos los mecanismos legales” o “todas las herramientas jurídicas”, pero no: habla de “utilizar todas las armas”. ¿Igual que hizo la Unión Soviética? Recordemos que la dictadura de Lenin invadió Polonia, como paso intermedio a la expansión del bolchevismo por toda Europa, y contra toda esperanza los polacos frenaron al Ejército rojo en la Batalla de Varsovia de 1920, una victoria histórica que retrasó más de dos décadas el expansionismo comunista en Europa.

La dictadura de Stalin impuso regímenes comunistas en Hungría y Polonia después de la Segunda Guerra Mundial. Una década más tarde, la URSS envió a sus tanques a aplastar la Revolución Húngara de 1956 (en 1968 haría lo mismo con Checoslovaquia). Polacos y húngaros tuvieron que esperar hasta 1989 a que cayese el régimen de terror y opresión que se les impuso tras la guerra, en buena medida con la complicidad de los Aliados occidentales, que se repartieron Europa con Stalin sin consultar ni a polacos, ni a húngaros ni a otros pueblos de la Europa central y oriental, que pasaron del yugo nazi al yugo comunista. Y ahora El País anima a usar “todas las armas” contra esos dos países. Alucinante. ¿Ésta es la Europa que quiere la izquierda, una Europa cada vez más despótica y que -como hacía Stalin- amenace con “las armas” al que discrepe de los amos? Pues sinceramente, como español y como persona que siente cariño por Polonia y por Hungría, yo abomino de esa Europa. Todo mi apoyo para los pueblos de Hungría y Polonia.

Niech żyje Polska! Éljen Magyarország!

(Foto: Página de Facebook de Viktor Orbán. Los primeros ministros de Polonia y Hungría, Mateusz Morawieck y Viktor Orbán, en una visita del gobernante polaco a Budapest el pasado mes de enero)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Vincentius

    También abomino de esta decadente y masónica Europa.
    ¡Bravo Hungría, Bravo Polonia!

  2. Kyle

    Polonia aún tiene mucho que demostrar, están curtidos en estos asuntos hace décadas los pillaron pero una segunda vez… me da a mi que muchos socialdemócratas de chichinabo saldrían llorando 😂

  3. Jose

    Esta semana aparecía una noticia curiosa en varios medios de comunicación del régimen, donde el gran Felipe González decía que Europa necesita 20 millones de inmigrantes musulmanes.
    Ni 5, ni 10, ni 15, el campeón dice que tienen que ser 20 millones.
    Y ni rumanos, ni chinos, ni latinoamericanos, este gran ser humano dice que tienen musulmanes.
    Es probable que este hombre se esté haciendo mayor y le traicione su subconsciente cuando dice estas cosas, pero el español que no se sienta amenazado por lo que nos están haciendo con la inmigración es que no se entera de nada.

  4. Gustavo

    Pues sí que es un shock para nosotros porque Felipe parecía que estaba con los pies en el suelo y, a diferencia del Boborrebote de Zapatero (salió elegido cuando por una pelea de dos grandes socialistas y solo le conocían en Burgos), ahora Felipe olvida (¿interesadamente?) que TODOS los islamitas creen firmemente que el resto de la humanidad o SE CONVIERTEN O DEBEN MORIR

  5. Drociano

    Ese diario europeo El País tiene las ideas bastante confusas y unos directivos muy poco de su país. Por eso cabe esperar que metan las narices en cualquier parte sin criterio ni sentido, tienen necesidad de averiguar de dónde son y qué son.

  6. Fredo

    Muchos políticos coinciden en el tema de la inmigración musulmana, ¡qué casualidad!. ¿Me pregunto si, presuntamente, estarán engordando muchas cuentas en paraísos fiscales? No estaría de más que algún periódico lo investigará.

  7. pacococo

    Cada vez que dicen algo sobre Polonia o Hungría, siento vergüenza de estar en un país con un gobierno sumiso a la gentuza que nos está destrozando y obviamente siento envidia, sana, por supuesto, de esos países coherentes y dignos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.