En Francia se castiga con dos años de prisión y una multa de hasta 30.000 euros

Mordaza abortista: quieren copiar en España la ley francesa que prohíbe las webs provida

La izquierda y sus grupos de presión están desplegando una ofensiva contra la libertad de expresión en todos los frentes. Tras la mordaza LGTBetc, ahora el lobby del aborto quiere la suya.

Argumentos científicos en contra del aborto
Francia: la nueva ‘Ley Mordaza’ de la izquierda iguala criticar el aborto con incendiar bosques

El diario de Escolar llama ‘antielección’ a los defensores de la vida

Ayer el diario de ultraizquierda que dirige Ignacio Escolar publicaba una noticia quejándose del “acoso de los grupos antielección”. No se refiere a los separatistas que se dedican a acosar a las familias que reclaman para sus hijos el derecho a escolarizarlos en español. Nada de eso. De hecho, el diario de Escolar ha apoyado abiertamente la imposición lingüística en Cataluña. Antes bien, ese digital de extrema izquierda se refiere a las madres que acuden a un abortorio para deshacerse de sus hijos por nacer. Ese digital disfraza como “elección” la muerte provocada de un ser humano, si nos atenemos a términos estrictamente científicos.

Un lobby que se sirve de la mentira para disfrazar su monstruosa actividad

No es la primera vez que ese lobby del aborto intenta criminalizar a los grupos provida, que ofrecen información y alternativas a las madres que van a abortar, y que a menudo las convencen de que no lo hagan y salvan las vidas de muchos pequeños inocentes. Por cada niño salvado, los abortorios pierden una clienta, y eso sienta muy mal a un lobby que se ha convertido en un negocio millonario, que en el caso de España -además- se beneficia de que los abortos estén subvencionados por el Estado con el dinero de nuestros impuestos. A ese lobby no le queda otra que mentir para librarse de las críticas. ¿Cómo, si no es mintiendo, se puede justificar ante la sociedad una “actividad profesional” que consiste en acabar con vidas humanas? Lo que quieren es que nadie diga la verdad sobre esas atrocidades, que nadie ofrezca ayuda a esas madres, que nadie les facilite una alternativa. ¿Y ésos son los que dicen ser “pro elección”?

Quieren copiar una ley francesa que castiga con la cárcel a los provida

Según indica el diario de Escolar, ese lobby ya no se conforma con intentar desprestigiar a quienes defendemos el derecho a vivir desde la concepción. Además quiere taparnos la boca. Según ese digital, el lobby quiere que el Congreso apruebe una ley “a imagen de la normativa francesa, que sanciona estas acciones en el marco de un delito “de obstaculización” al aborto”. Es decir, que quieren que matar a inocentes sea un “derecho” y que defender esas vidas y ofrecer información y ayuda a sus madres sea un delito: algo grotesco y totalitario. Lo más llamativo es que al citar la normativa francesa, el digital de Escolar incluye un enlace a una noticia del año pasado con este título: “Francia aprueba una ley que prohíbe las páginas web antiabortistas”. Según el diario de Escolar, esa ley “prohíbe las páginas de internet que ofrezcan informaciones falsas o sesgadas sobre el aborto”, castigando a sus autores con “dos años de cárcel y 30.000 euros de multa”. Por supuesto, para los políticos abortistas que aprobaron esa ley mordaza, la “falsedad” consiste en afirmar lo que la ciencia demuestra sobre el aborto. Es una forma de imponer la mentira.

Un brutal atentado contra la libertad de expresión

Si el Gobierno y sus aliados izquierdistas aceptasen la propuesta del lobby del aborto -siempre se han mostrado muy receptivos e incluso obedientes a sus peticiones-, nos veríamos en una situación injusta e indignante. Por tener un blog provida como éste, yo podría ser enviado a prisión por el mismo Estado que me obliga a pagar con mis impuestos la matanza de inocentes en el vientre materno. Lo que quiere con ello el lobby del aborto es que el Estado use sus medios de coacción para amedrentar y reprimir a los que no compartimos las ideas abortistas. Sería un brutal atentado contra la libertad de expresión. Con todo, esta forma totalitaria de actuar ya no debe extrañarnos. Llevo años advirtiendo que si se liquida el derecho a vivir de los más inocentes e indefensos, todos los demás derechos humanos quedan amenazados. Por mi parte, lo tengo claro: si aprueban esa ley injusta y totalitaria me negaré a acatarla. No voy a cambiar ni un ápice mi posición sobre el aborto y seguiré manifestándola alta y clara. ¡No me van a callar!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Jose

    El plan globalista para destruir Europa y a los europeos sigue avanzando sin pausa. Eso sí, antes lo disimulaban más. Ahora se han venido arriba y van como un elefante por una cacharrería. Con el aborto de los niños de origen europeo van a saco. Por una parte están obsesionados porque no nazcan niños de origen europeo y tampoco se cortan a la hora de utilizar todos los medios a su alcance para llenar Europa de inmigrantes ilegales. Cuentan con la ventaja de que muchos europeos que han sido atontados y adoctrinados desde pequeñitos, se muestran complacientes ante su propia destrucción.

  2. Sharovarov

    Me pongo verdaderamente enfermo cuando leo comentarios que siguen relacionando a los antiabortistas con el PP. ¡Que el PP es otro partido abortista, idiotas!

  3. Jandro

    La verdad es que no sería malo que se prohibiesen “las páginas de internet que ofrezcan informaciones falsas o sesgadas sobre el aborto”. El País, por ejemplo, o el propio panfleto de Escolar tendrían que desparecer. Y también las webs de los sitios como Dátor o Isadora deberían ser borradas, con lo que eso supondría de merma para este negocio.

    Una pena que por “informaciones falsas o sesgadas” quieran referirse a “informaciones que no sean falsas o sesgadas”. Son unos auténticos luchadores contra la ciencia y el sentido común.

    Espero que si algo así se propone, la gente salga a la calle y se los meriende.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.