Fue torturado y encarcelado por los comunistas, pero no cedió ante el mal

Tadeusz Bieńkowicz: adiós a un héroe polaco que luchó contra el nazismo y el comunismo

El pasado fin de semana fue enterrado un hombre que afrontó enormes sufrimientos en la lucha por la defensa de Polonia y de la Libertad frente a los dos grandes totalitarismos del siglo XX.

Pilecki: el hombre que desveló el Holocausto y acabó siendo ejecutado por los comunistas
Adiós a Kazimierz Piechowski, el polaco que protagonizó la más veloz fuga de Auschwitz

Una lucha que empezó cuando tenía 16 años y era un explorador

Tadeusz Bieńkowicz nació en la ciudad de Lida (entonces parte de Polonia, hoy parte de Bielorrusia) el 15 de abril de 1923. Hijo de Stanisław y Alicja Bieńkowicz, cuando Alemania y la URSS invadieron Polonia en septiembre de 1939, Tadeusz tenía sólo 16 años. Su localidad natal estaba situada en la zona de Polonia que fue invadida por el Ejército Rojo el 17 de septiembre de ese año. Como muchos otros jóvenes polacos, aunque Tadeusz aún no estaba en edad militar, se sumó a la lucha contra la invasión soviética de su tierra natal, siendo comandante de un grupo de exploradores en Lida. Cuando Alemania ocupó la Polonia oriental en 1941, durante su campaña para invadir la URSS, el patriotismo de Tadeusz le llevó a combatir también contra los alemanes.

La acción por la que recibió la más alta condecoración militar de Polonia

Apodado “Rączy” (Rápido), Tadeusz fue jefe de pelotón en el II Batallón del 77º Regimiento de Infantería del Armia Krajowa (Ejército Nacional, la principal organización de la resistencia polaca) en la zona de Novgorod. Participó en diversas operaciones militares contra los alemanes, incluyendo la liberación de decenas de prisioneros polacos de la prisión de Lida el 18 de enero de 1944, una valiente acción por la que fue condecorado con la Cruz de Plata de la Orden Virtuti Militari, la más alta condecoración militar de Polonia. Ese mismo año también participó en acciones contra el NKVD soviético, la brutal policía política de Stalin, ejecutora de la masacre de prisioneros polacos en Katyn en 1940. Después de la disolución del Armia Krajowa en enero de 1945 y el final de la Segunda Guerra Mundial, Tadeusz continuó la lucha contra la ocupación soviética de Polonia en la zona de Novgorod y en Polonia Central. Además, organizó un refugio para personas perseguidas la ciudad de Gdańsk, donde llegó a ocultar hasta 14 personas a la vez.

Torturado durante siete meses y encarcelado durante seis años por los comunistas

Perseguido por la Urząd Bezpieczeństwa (UB, Oficina de Seguridad, la policía política del régimen comunista instaurado por Stalin en la Polonia), tuvo que huir a Cracovia. Fue arrestado en 1950 y sometido a torturas durante siete meses, pero no le doblegaron. Sometido a juicio por el régimen comunista, el fiscal pidió para él la pena de muerte, pero finalmente fue condenado a cadena perpetua, sin que él reconociese ninguno de los cargos presentados contra él. En prisión se dedicó a apoyar a otros reclusos. Finalmente, fue excarcelado en mayo de 1956, como consecuencia de una amnistía. Ya en la calle, aprovechando su pertenencia a la Unión de Combatientes por la Libertad y la Democracia (la asociación de veteranos polacos de guerra, controlada por el Estado), se dedicó a difundir entre los jóvenes la verdad sobre el Armia Krajowa y sobre la masacre de Katyn (la dictadura comunista polaca mantuvo durante décadas una mentira oficial que negaba la autoría soviética de esa matanza y culpaba de ella a los alemanes, y difamó incesantemente al AK y a otros grupos de la resistencia polaca que fueron fieles al Gobierno de Polonia en el exilio).

Fue rehabilitado y ascendido a general tras la caída del comunismo en Polonia

Tras la llegada de la democracia a Polonia en 1989, Tadeusz fue rehabilitado por el Estado y fue cofundador de la Unión de Prisioneros del Período Estalinista y presidente de la Asociación Polaca de Prisioneros del Comunismo en Cracovia, además de secretario del Consejo de Veteranos y Víctimas de la Opresión de Małopolska, miembro de la Fundación del Museo del Armia Krajowa y presidente de la rama de Nowa Huta en la Unión de Inválidos de Guerra de la República de Polonia. El 24 de abril de 2018, el Presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda, ascendió a Tadeusz al rango de General de Brigada, a petición del Ministro de Defensa Nacional. Tadeusz fue condecorado con la Cruz del Valor, la Cruz de Comandante de la Orden de Polonia Restituta, la Cruz de la Campaña de Septiembre, la Cruz con Espadas de Prisionero del Comunismo y la Medalla del Centenario de la Recuperación de la Independencia, esta última otorgada recientemente por el Primer Ministro Mateusz Morawiecki.

Enterrado con los honores que merece un héroe de guerra

Tadeusz falleció el 13 de diciembre en Cracovia, a los 96 años de edad, siendo un hombre admirado en su país. Su entierro se celebró en Cracovia el pasado sábado día 21, siendo un acto multitudinario y con todos los honores que se merece un héroe de guerra, con la asistencia de familiares, amigos, veteranos, militares del Ejército Polaco y el Presidente de la República de Polonia. La vida de Tadeusz fue una lucha incesante por Polonia y por la Libertad, sin ceder nunca ante el mal y la opresión: un ejemplo para todos los que, como él, sentimos repulsa por los totalitarismos, ya sea el nazi o el comunista. Sirva esta entrada como un homenaje desde España a este héroe y patriota polaco. Descanse en paz.

Cześć i chwała bohaterom!
¡Honor y gloria a los héroes!

Fotos: Instytut Pamięci Narodowej.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Roman

    Honor y gloria a todos los héroes que intentaron defender al mundo contra el comunismo.
    Gloria a los campesinos de Vendee, Rusos blancos del ejército de Deniken, Polacos de 1920, Españoles al general Franco, soldados forestales polacos de 1945 a 1963, insurgentes Húngaros de 1956, gloria a Checos y Eslovacos de 1968, disidentes rusos.
    Y también la memoria eterna de decenas de millones de víctimas del socialismo criminal nacional e internacional.

  2. jose antonio miquel calatayud

    He leido la biografia de este hombre, y me ha llenado de emocion. Su vida ha estado repleta de vicisitudes, pero El ha sabido sortearlas y tambien sufrir. Su biografia es fascinante. Dios le tenga en la gloria.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.