El 2 de enero viajó a Bolivia a investigar la relación de Podemos con Evo Morales

El verdadero motivo de la cacería comunista contra el diputado de Vox Hermann Tertsch

El nuevo gobierno de coalición entre socialistas y comunistas en España no sólo ha empezado a atacar la libertad de educación: ahora también quiere enviar a prisión a un diputado de la oposición.

Los comunistas inician la caza al disidente en España: el caso del diputado Hermann Tertsch
La entrevista a Hermann Tertsch publicada por la revista polaca Do Rzeczy, en español

Dos partidos en el poder quieren meter en prisión a un diputado de la oposición

Hoy los comunistas de Izquierda Unida (IU) han anunciado en su web la presentación, por parte de IU y del partido de ultraizquierda Podemos -socios de Gobierno del Partido Socialista-, de una querella contra el eurodiputado Hermann Tertsch, del partido liberal-conservador Vox, al que acusan de “provocación para la rebelión armada”. Toda la acusación se limita a un mensaje de Twitter publicado por Tertsch el 2 de enero:

El Artículo 8 de la Constitución, invocado por el eurodiputado, encomienda a las Fuerzas Armadas la misión de «garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional». Se trata de un artículo que precisamente asigna a los militares españoles el deber de impedir que un golpe de Estado altere nuestro ordenamiento jurídico. Es insólito que dos partidos actualmente en el poder consideren que invocar un artículo de la Constitución sea “provocación para la rebelión armada” y quieran meter en prisión a un diputado de la oposición por ello.

El verdadero motivo de esta querella: el viaje de Tertsch para investigar los vínculos de Podemos con Evo Morales

Es evidente que esta persecución de la extrema izquierda contra el diputado de Vox responde a motivos políticos. El auténtico motivo de esta cacería comunista contra Tertsch es que él fue uno de los dirigentes de Vox que viajó a Bolivia hace unas semanas a investigar el incidente protagonizado por personal de la Embajada de España junto a la Embajada de México, donde están refugiados ministros del gobierno de Evo Morales que están actualmente acusados de sedición y terrorismo en Bolivia. Recordemos que en la rueda de prensa celebrada el 2 de enero por los dirigentes de Vox que viajaron a Bolivia, Tertsch preguntó qué relación hay entre Podemos y esos ministros de Evo Morales. Cinco días más tarde, la extrema izquierda empezaba su cacería contra el diputado de Vox.

Un intento de silenciar el escándalo que le ha estallado a Podemos en Bolivia

Por lo que hemos sabido después, Tertsch no estaba equivocado con sus sospechas. Unos días después de esa rueda de prensa, la Fiscalía de Bolivia citó a declarar a Pablo Iglesias, presidente de Podemos, por sus vínculos con Evo Morales. El 12 de enero, el diario español El Mundo publicaba: “Evo Morales pagó 1,3 millones ‘a dedo’ a la consultora de Podemos por 169 ‘mini vídeos’ para las redes sociales”. El 15 de enero, Tertsch publicaba en su Twitter una noticia de OK Diario señalando que el Banco de Bolivia había descubierto 300.000 $ pagados por Morales a la consultora de Podemos. Al día siguiente, Vox denunciaba a Podemos ante la Fiscalía Anticorrupción “por financiación irregular”. Así pues, la querella presentada hoy contra Tertsch tiene todos los visos de ser un intento de silenciar las denuncias de ese diputado de Vox y sus intentos por destapar los vínculos de Podemos con el gobierno de Evo Morales, unos vínculos que podrían dar lugar a un grave escándalo político.

Las barbaridades de los extremistas de izquierda que quieren enviar a Tertsch a prisión

Por otra parte, con esta querella los comunistas demuestran un enorme grado de cinismo. Recordemos que en noviembre de 2017, y con motivo del centenario del golpe bolchevique encabezado por Lenin con el que se destruyó la recién nacida democracia rusa, el comunista Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida y actual ministro de Consumo, publicó un mensaje en Twitter ensalzando ese golpe de Estado que llevó a los comunistas al poder en Rusia, un golpe que sirvió para instaurar una bruta dictadura que dejó millones de muertos y duró más de 70 años:

Así mismo, en septiembre de 2011 Garzón publicó otro polémico mensaje afirmando: “Vivimos en una dictadura y es moralmente obligatorio actuar para derrocarla”. Un mensaje en primera persona y con el que, por tanto, hacía referencia a España, que es una democracia en la que hay elecciones libres.

Así mismo, en abril de 2012 los comunistas de Izquierda Unida publicaron este amenazante mensaje en el que anunciaban: “Nuestros recortes serán con Guillotina”, mostrando una imagen del instrumento de ejecución utilizado por el Terror Jacobino en Francia para asesinar a decenas de miles de personas por motivos políticos:

A lo anterior habría que sumar los mensajes de Alberto Garzón apoyando a extremistas de izquierda condenados por ensalzar el terrorismo e incluso por proferir amenazas de muerte, unos hechos que el dirigente comunista obvió invocando la libertad de expresión, como si este derecho amparase delitos como los citados. Así mismo, recordemos que en septiembre de 2013, siendo ya diputado, Garzón acusó falsamente de terrorismo a la Armada Española. Que extremistas como Garzón lleven a juicio a un demócrata por invocar la Constitución es el colmo del cinismo.

Quieren excarcelar a golpistas y meter en prisión a Tertsch por invocar la Constitución

Pero además de eso, se da la circunstancia de que en octubre de 2019, Podemos pidió la amnistía para los condenados por su participación en el golpe separatista del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, unos delincuentes que están actualmente en prisión por sedición, entre otros delitos. Ese mismo mes, Pablo Iglesias, presidente de Podemos y actual vicepresidente del Gobierno, apoyó la concesión de indultos a esos golpistas. Por esas mismas fechas, Podemos incluso pidió la reforma del Código Penal para liberar a esos delincuentes, una escandalosa amnistía encubierta que ahora está estudiando aplicar el gobierno socialista-comunista que encabeza Pedro Sánchez. Paradójicamente, los mismos que quieren excarcelar a unos golpistas son los que quieren meter en prisión a un diputado de Vox por invocar la Constitución. Con este gobierno, España empieza a parecerse peligrosamente a la Venezuela de Nicolás Maduro.

Por supuesto, desde aquí manifiesto todo mi apoyo a Hermann Tertsch ante esa cacería comunista contra él.

Foto: Vox.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. José

    Apoyo total a Hermann Tretsch

  2. Jandro

    Mi apoyo a Hermann Tertsch. La cacería tiene su origen en el asunto de Bolivia,, no me cabe duda.

  3. Alvaro

    Mi total apoyo a Hermann Tertsch.

    Todo este montaje acabará en algo?

    Se atreverán?

    Que dice el Partido Popular y Ciudadanos, están de perfil como siempre?

    Es la enésima cortina de humo?

    Gran artículo, que bien hilvanado, gracias, Elentir.

  4. Luis Carlos

    A Vox le tienen miedo y con razón, porque saben que no buscan el poder ni a coger cacho, para eso ya estarían en otros partidos en vez de tener que empezar desde cero. El objetivo de Vox es pasar a la Historia como los que lograron que recuperáramos nuestro orgullo, la victoria en la guerra cultural demoliendo la maquinaria propagandística, y ajustarles las cuentas a los del estado profundo, las cloacas del estado, que pretenden convertirlo en su feudo satélite al servicio de las élites globales.

  5. Mi apoyo a Hermann Tersch frente a los que sólo desean ocultar la verdad y destruir.

  6. Está claro que el extremismo y el peligro y la desmembración de España pasa por la izquierda radical y no tan radical, de algunos de sus máximos dirigentes.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.