La unidad aún toca la Marcha de Granaderos, que dio origen al Himno de España

El Regimiento de Patricios: los soldados de Argentina que aún lucen el Aspa de Borgoña

El Aspa o Cruz de Borgoña, símbolo del Imperio Español, es todavía hoy el emblema tradicional que lucen en sus banderas muchas unidades militares españolas, y también una del Ejército Argentino.

Cruz de Borgoña: origen e historia de la más longeva de las banderas de España
Fuerte Mosé: negros de Estados Unidos recuerdan con orgullo su pasado español

Una unidad creada para defender Buenos Aires de los ataques británicos

En 1804 España entró en guerra una vez más contra el Reino Unido. En enero de 1806, los británicos empezaron una serie de ataques contra el Virreinato del Río de la Plata, una región española que abarcaba los actuales territorios de Argentina, Uruguay, Bolivia y parte de Chile. Como consecuencia de estos ataques, el 15 de septiembre de 1806 se formó un cuerpo de milicias en la ciudad de Buenos Aires, capital del citado Virreinato. La unidad recién creada, de tipo regimiento y denominada Legión de Patricios de Buenos Aires, se dividía en tres batallones y un total de 23 compañías de infantería, con más de 1.300 hombres en total. Como era habitual en aquella época, las unidades de milicias tenían por bandera el Aspa de Borgoña de color rojo en fondo blanco, con el escudo de la ciudad correspondiente en las esquinas (ya os mostré aquí la de Vigo).

Soldados del Regimiento de Patricios con sus uniformes históricos y con la bandera del Aspa de Borgoña característica de las unidades de milicias de comienzos del siglo XIX (Foto: Regimiento Infantería 1 Patricios).

El bautismo de fuego de los Patricios, una exhibición de audacia y valor

El primer combate en el que participaron varias compañías de la Legión de Patricios tuvo lugar el 7 de junio de 1807 contra los británicos en el llamado Combate de San Pedro, en la conocida entonces como Banda Oriental (hoy Uruguay), cuando los soldados españoles acudían a auxiliar a la ciudad de Montevideo, sitiada por los ingleses. Aquel primer combate acabó en victoria británica. A pesar de ello, el bautismo de fuego de la Legión de Patricios como tal llegó el 4 de julio de 1807, cuando los británicos atacaron Buenos Aires. En aquella ocasión los Patricios hicieron una gran exhibición de audacia y valor y obteniendo la victoria frente a los invasores.

Una recreación histórica del Regimiento de Patricios (Foto: Regimiento Infantería 1 Patricios).

Fue la primera unidad que lució la Bandera de Argentina

La Guerra de Independencia de España provocó una situación próxima a la guerra civil en el Virreinato del Río de la Plata, pues el entonces virrey, Santiago Antonio María de Liniers y Bremond, era original de Francia, aunque llevaba décadas sirviendo en la Armada Española. La Legión de Patricios permaneció fiel al virrey durante la llamada Asonada de Álzaga de 1809. El vacío de poder provocado en España por las Abdicaciones de Bayona de 1808 acabó dando lugar a la Revolución de Mayo de 1810, que se produjo en el Virreinato con el propósito de no aceptar más órdenes de la metrópoli que las emanadas del Rey Fernando VII, entonces preso de los franceses. Entonces la Legión de Patricios se desdobló en dos Regimientos de Patricios, el nº1 y el nº2. Esta Revolución fue el primer paso hacia la independencia de Argentina, declarada en 1816, tras la conclusión de la Guerra de Independencia de España. Se dio la circunstancia de que los Patricios fueron la primera unidad que lucieron la Bandera argentina el 27 de febrero de 1812.

Distintas compañías del Regimiento de Patricios siguen luciendo el Aspa de Borgoña del Imperio Español en sus banderas (Foto: Regimiento Infantería 1 Patricios).

Hoy es la unidad militar más antigua de Argentina y de Hispanoamérica

Desde entonces, los Patricios han estado presente en las distintas contiendas que ha librado Argentina: la Guerra Argentino-Brasileña (1825-1828), el Bloqueo Francés (1838-1840), el Bloqueo Anglofrancés (1845-1850), la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), la Guerra de Corea (1950-1953) y la Guerra de las Malvinas (1982). A día de hoy, el Regimiento de Infantería 1 «Patricios» (RI 1), como es denominado actualmente, es la unidad militar más antigua de Argentina y de toda Hispanoamérica. Y junto a la Bandera de Argentina sigue luciendo la enseña que recibió originalmente como milicia española, con el Aspa de San Andrés, emblema que lucen también las banderas de varias de sus compañías.

Además de la bandera con el Aspa de Borgoña, el Regimiento de Patricios también conserva la Marcha de Granaderos, origen del actual Himno de España, entre sus tradiciones (Foto: Regimiento Infantería 1 Patricios).

Todavía hace sonar la Marcha de Granaderos en sus paradas militares

Actualmente, los Patricios usan los mismos uniformes de faena que el resto del Ejército Argentino, pero en las paradas militares y otros actos ceremoniales todavía utilizan sus uniformes históricos originales, una tradición que recuperaron a mediados del siglo pasado. Este uniforme histórico está compuesto por una casaca azul, pantalón blanco, botas altas, un sombrero de copa (conocido como “galera” en Argentina) con una pluma blanca, bandoleras blancas y un moño rojo. En el cuello llevan como emblema una granada, puesto que se consideran una unidad de granaderos, que era la élite de la infantería. De hecho, esa condición da lugar a otro elemento español en sus tradiciones: el uso de la Marcha de Granaderos (origen del actual Himno de España) en sus paradas militares, como podéis escuchar en este vídeo):

Los Patricios interpretando el pasodoble “Soldadito Español”

El Regimiento de Patricios también ha tenido otros bonitos guiños hacia España. El año pasado, con motivo del 93° aniversario del viaje transatlántico del avión “Plus Ultra”, la Banda Militar “Tambor de Tacuarí” del Regimiento interpretó el pasodoble “Soldadito español” en el acto conmemorativo celebrado en la Embajada de España en Argentina:

¿Cómo no emocionarse escuchando esto? ¡Muchas gracias, hermanos de Argentina!

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.400

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ciro

    La unidad militar más antigua de Argentina y de Hispanoamérica es el actual Regimiento de Caballería de Tanques 6 “Blandengues”, herederos del CUERPO DE BLANDENGUES DE LA FRONTERA DE BUENOS AYRES, creado por en 1751 a instancias del Cabildo de Buenos Aires y el Gobernador José de Andonaegui (Buenos Aires aún no ers Virreynato) como una unidad de caballería ligera para resguardar la zona fronteriza con los aborígenes. Si bien tuvo más subunidades, en su inicio estaba compuesta por 3 compañías de caballería: LA VALEROSA, LA INVENCIBLE y LA ATREVIDA. Participaron en diversos hechos de armas en las provincias de Buenos Aires, la Banda Oriental (hoy Uruguay) y las Misiones Orientales (hoy Río Grande del Sur, Brasil). Mediante la Real Orden del 3 de julio de 1784 fueron reconocidas como fuerzas veteranas, siendo así la única unidad integrada por criollos que obtuvo dicha distinción en el Virreinato del Río de la Plata. Participaron en la defensa y recuperación de Buenos Aires de la invasión británica de 1806 y nuevamente en 1807. Algunas compañías también participaron en la defensa de Montevideo sufriendo una derrota por lo que la mayoría de esos blandengues fueron tomados prisioneros para luego ser liberados en 1808 y entregados a España en La Coruña en momentos en que el ejército francés invadía ese país conformando en los primeros días de junio de 1808 el Batallón de Buenos Aires (también Regimiento de Buenos Aires o Regimiento Buenos Aires) e incorporado al Ejército de Galicia. Fueron también llamados los “Colorados” debido al color de los uniformes que les entregaron los británicos, y también conocidos como los “Blandengues”. Luego de la derrota española en la Batalla de Moclín, cerca de Medina de Rioseco, el 14 de julio de 1808, en donde el batallón tuvo 32 bajas, el jefe de estado mayor español, general Joaquín Blake, ordenó que unos 200 soldados robustos y oficiales de caballería de los regimientos de Dragones de Buenos Aires, Blandengues de Buenos Aires y Blandengues de Montevideo, formaran un cuerpo denominado Dragones del General del Ejército de la Izquierda, situándose en San Juan, cerca de Astorga y recibiendo unos 500 caballos desde Galicia. Unos 300 soldados de infantería de 6 cuerpos diferentes, se situaron como Batallón de Infantería Ligera de Buenos Aires en León con la misión de instruir conscriptos. Los Dragones del General acompañaron a Blake en la Batalla de Tamames el 18 de octubre de 1809. El 9 de octubre de 1809 unos 60 blandengues participaron en la defensa de Astorga, atacada por el francés Carrier.

    Los Dragones del General permanecieron en Astorga hasta el 23 de febrero de 1810, partiendo entonces a Villafranca del Bierzo, en donde se hallaban el 28 de febrero. Algunos de estos soldados fueron destinados a otros cuerpos, como al de los Lanceros de Castilla y Voluntarios de Ciudad Rodrigo, interviniendo en la defensa de Ciudad Rodrigo, en la Batalla de las Fuentes de San Esteban y en la Batalla de La Albuera, la de Foncebadón y la de Manzanales. En julio de 1810 el Consejo de Regencia de España e Indias dio orden de que los oficiales americanos, o los destinados en América, se dirigieran a La Coruña o Cádiz para retornar a las Indias.

    Mientras esto ocurría en la Península, el cuerpo de Blandengues continuó siendo la principal unidad de caballería veterana de Buenos Aires. Luego de la Revolución de Mayo de 1810 y la deposición del Virrey Cisneros fue renombrado REGIMIENTO DE VOMUNTARIOS DE LA PATRIA. Parte de sus efectivos junto a otros de húsares y dragones pasó a conformar el REGIMIENTO DE DRAGONES DE LA PATRIA combatiendo en diversas campañas por la Independencia. En 1816 se vuelve a cambiar el nombre a REGIMIENTO DE CABALLERÍA DE LA FRONTERA permaneciendo en la gente la costumbre de llamarlos “Blandengues”. Dispersos por diferentes lugares a raíz de la guerra el cuerpo fue absorbido por los Húsares de Buenos Aires en 1820, siendo recreados en 1822. El 10 de julio de 1826, por decreto del presidente Bernardino Rivadavia, el cuerpo militar de los Blandengues pasó a llamarse Regimiento de Caballería de Línea n.º 6 y continuó sirviendo a la Nación Argentina en diferentes conflictos y situaciones hasta el día de hoy. Su uniforme histórico según el reglamento dictado por el Virrey Vértiz en 1780 expresó: “… conduce igualmente a la buena disciplina, el vestido uniforme y consiguientemente se habrá de precisar a todas las Compañías de Blandengues de la Frontera a que lo costeen según actualmente lo usa la del fuerte de Chascomús (…) sombrero negro con galón blanco, casaca corta y ancha color azul, collarín, solapa, vuelta, chupetín y calzón rojo …” Actualmente el Regimiento luce en toda formación, además de la Bandera Nacional de Guerra, una Bandera de Regimiento recreada a partir de las utilizadas por los cuerpos militares creados en 1807 en razón de las invasiones británicas y que tienen a la vista motivos relacionados con el Reino de España.

    http://banderasargentinas.blogspot.com/2019/04/estandarte-historico-de-los-blandengues.html?m=1

  2. antonio gomez

    Un Regimiento con historia. Un Regimiento Argentino histórico que conserva raíces españolas desde tiempos inmemoriales. Curioso e interesante a su vez esta exhibición castrense donde nos ponen los pelos de punta con las dos interpretaciones, brillantemente ejecutadas por la banda del Regimiento de Patricios. Un “orgullooo” para los españoles de bien ver y oír un acto castrense histórico. Con mucha historia a sus espalda. Enhorabuena.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.