Dos medios nacionalistas animan a usar ese insulto para promover el gallego

Medios psicópatas: jalean a un niño gallego que insultó a otro niño por hablar en español

Las campañas institucionales contra el acoso escolar sirven de muy poco cuando los medios se dedican a aplaudir el insulto contra otro por hablar una determinada lengua.

Para un programa de la Televisión de Galicia es peor hablar en español que acosar a una mujer
Reprenden a una concursante de la TVG por hablar en español en un programa de cocina

Un niño insulta a otro (en español) por hablar en español

Un ejemplo de ello lo tenemos estos días. El pasado domingo, una tuitera publicó un vídeo de un programa de la Televisión de Galicia en el que un niño contestaba a una pregunta de un reportero de ese canal. Empezaba a contestar en español, cuando otro niño apareció en el encuadre y le dijo: “en gallego, gilipollas”.

La anécdota ocurrió en Cerceda, una localidad de la provincia de La Coruña. Significativamente, los dos niños gallegos hablaban en español, pero incluso así uno de ellos consideró un “gilipollas” al otro por contestar a la TVG en una de las dos lenguas oficiales de Galicia. La chiquillada no tiene intencionalidad política (son críos y no hay que sacar de quicio la cosa, más allá de que esto pueda ser el resultado de años de adoctrinamiento escolar en una Galicia gobernada por el PP), pero algunos medios se la han querido dar y de una forma bochornosa.

Los bochornosos comentarios de algunos medios sobre esta noticia

En el diario catalán La Vanguardia, antaño franquista y hoy uno de los órganos de propaganda del nacionalismo, tachan de “divertido” que un niño insulte a otro por hablar en español (aunque el insulto sea también en esta lengua) e incluso comentan: “En redes sociales no han dudado en asegurar que esta expresión podría ser, perfectamente, el próximo eslogan para la promoción y uso del gallego”. No dice quién ha propuesto tal cosa, pero al diario catalán parece no disgustarle la idea de promover un idioma insultando a los niños que no lo hablan. Toma libertad, toma tolerancia.

El diario nacionalista catalán Elnacional.cat comenta así el insulto del segundo niño: “Frase digna de una nueva campaña para la normalización lingüística en Galicia”. Es decir, que la idea que este medio tiene de “normalizar” el gallego es insultar a los que hablan en español, niños incluidos.

El panfleto ultraizquierdista Público va más allá y llama “héroe nacional” al niño que lanza el insulto. La falta de respeto, la intolerancia lingüística y el insulto convertidos en heroísmo. El mundo al revés, como en todo lo que toca la extrema izquierda. ¿Público diría lo mismo si un crío hubiera dicho “en español, gilipollas” a otro niño que hubiese contestado en gallego?

Medios psicópatas, incapaces de demostrar empatía con los insultados

Son sólo tres ejemplos de la clase de personas que te puedes encontrar en algunas redacciones y que se dedican a ejercer el papel de orientadores de la opinión pública. Deberíamos empezar a señalar a ciertos medios como psicópatas, pues ese adjetivo es el que mejor define a quienes sufren un trastorno antisocial caracterizado por su falta de empatía: son incapaces de ponerse en el lugar del insultado, tal vez porque consideran legítimo el insulto contra el que no se ajusta a su forma de pensar o de ver la vida. Dicho sea de paso, a ver con qué cara vienen luego criticando la homofobia, la xenofobia o el racismo, o diciendo que los piropos son violencia, mientras ellos se dedican a jalear insultos contra los hispanohablantes.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. In aqua veritas

    Muchos se escandalizan hoy de que en “aquellos tiempos” a quien hablaba en gallego (o catalán, o vascuence) a veces se le reprendía diciéndole: “Habla en cristiano”. Sin embargo, cosas como este “En gallego, gili…s” les parecen admirables. La ley del embudo es la que los “progres” aplican con más diligencia.
    Lo más gracioso/grotesco es que el niño que reprende a su amigo por no hablar en gallego lo hace en perfecto castellano. “¡Manda car…o!”

  2. JuanM

    Los nazionalistas catalanes aún siguen usando entre sollozos de víctima y excusa para acusar a “España” de intolerante aquello de “Pujol, enano, habla castellano”.
    Yo creo que el Instituto Cervantes lo debería de usar como eslogan para promocionar su actividad.

    No sé si La Vanguardia (la antaño franquista y ahora racista), o Público, considerarán divertido o de héroe nacional a los que canturreen la frase por las playas de Salou, La Pineda o de la mismísima Barcelona.

    ¡Venga, héroes nacionales, conmigo: PUJOL, ENANO, HABLA CASTELLANO!

    Al que sí habría que decirle que hablara en gallego es a Feijóo, porque un servidor sin ser gallego reconoce que esa mamarrachada que habla ese señor no es ni gallego ni español. Al menos por decoro que hable una de las dos lenguas, pero no una mezcolanza ridícula de las dos.

  3. Luna

    En sus tiempos de afección al ínclito Régimen del Caudillo y Generalísimo Franco llevaban el titular de “La vanguardia española”. Pero por lo visto ahora son más partidarios de cambiarlo por “la vanguardia gilipollas”, teniendo en cuenta que su tirada en castellano es de las mayores de España. No sé, tomarse tanto trabajo en ser absurdos y ¿para qué, si sería mejor un periódico coherente?

    La palabra “gilipollas” es marcadamente machista por no presentar la forma en femenino “gilipollesa” (¿o “gilipollasa”?). Y con la intención de evitar la discriminación de la mujer propongo esta voz a la Real Academia, así como el estudio de una posible declinación que contemple la procedencia racial de los foráneos migrantes (que vaya usté a saber por qué, nos olvidamos de los foráneos turistas cuando reclamamos estas cosas). Algunos dirán que lo de aplicar insultos no es forma políticamente correcta de aplicar el feminismo, pero como en sus filas se reprime todo piropo y expresión cortés o galante, doy un paso más porque dicen que la reivindicación siempre ha de avanzar. Bueno, y porque me echaron de la RAE entre carcajadas cuando dije de masculinizar los piropos…

    ¿Que a qué viene todo esto cuando estamos hablando de los que hablan de hablar en gallego? Sencillo, elemental: En nombre de lo políticamente de moda podrás insultar hasta lo más gordo y voy preparando el terreno para disipar la actual incógnita que el hetero y blancopatriarcado han impuesto a la sociedad desde que el mundo es mundo. Y como ya sabemos que el otro lado de la balanza requiere un tratamiento completamente distinto, propongo “ultragilipollas” y “fascista megagilipollas” para obtener el necesario equilibrio. A quien no entienda la ironía que se contiene en todo esto, es un intento de reflejar esa filosofía del doble rasero que permite todo cuando se adopta un molde social y absolutamente nada cuando se habla en crítica de otro que se haya impuesto como intocable. (Si son de izquierdas son “acertados”, es una excepción). Si esta palabra se hubiera dirigido a un transexual, veríamos años de cárcel y multas estratosféricas. pero como se aplica a un castellanoparlante, es super gracioso y encomiable. ¿sería hispanófobo en un caso y homófobo en otro?, ¿cómo se lo habrían tomado si el niño dijera en gallego “en español, gilipollas”?

    Lo de decir en castellano que hable en gallego me ha recordado a la típica manifa separatista en Cataluña, en donde vemos pancartas de “en català a tot arréu” y “parla catalá”, entre otras que emergen con el texto “Catalònia [sic] is an opressed nation”, incluso “keep calm and speak català, please”.

  4. Luna

    Se ve que mi hermano ha leído este comentario cuando estaba en mi PC por publicar y le ha hecho gracia la “femenización” de la palabra “gilipollas” porque ha recordado una supuesta etimología, que encontramos aquí: http://origenlenguaje.blogspot.com/2011/09/origen-de-la-plabra-gilipollas.html ¡Resulta que esas “pollas” son mujeres!. Dicho sea de paso, etimología de lo más isidoriano y cuestionable, pero curiosa como pocas.

    Otros la hacen venir del caló por empezar con “gilí” (algo así como “atontao” o “lelo” entre gitanos). Tiene su aquél que se emplee un tercer idioma en el insulto.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.