La pandemia ha matado a 45.000 personas en España: es un hecho, no una ilusión

En defensa de Iker Jiménez y su respuesta a los que creen en la teoría de la «Plandemia»

Vengo leyendo en las últimas semanas ciertos comentarios sobre la pandemia que me llenan de perplejidad, y que no comenté hasta ahora porque me provocan pereza.

¿Nadie lo vio venir? Lo que se habló en el programa de Iker Jiménez el 20 de febrero
Iker Jiménez habla sin tapujos de las consignas que circularon para trivializar el coronavirus

Ataques contra Iker Jiménez por discrepar de los que creen en una «Plandemia»

Ayer Iker Jiménez dedicó un hilo de Twitter a hablar de la llamada “Plandemia”. Como ya dije a finales de marzo, este periodista fue uno de los pocos que se anticipó en España a lo que se nos venía encima, y lo hizo recurriendo a expertos, no a chamanes o a futurólogos, por mucho que algunos -que parece que nunca han visto su programa- se dediquen a ridiculizarle a base de tópicos.

Pues bien: justamente por el mero hecho de no estar de acuerdo con ellos, Iker está sufriendo ahora las descalificaciones de los partidarios de teorías conspirativas muy variadas sobre esta pandemia: “esto no es broma y que por desgracia la pandemia es real y bastante incontrolable. Está en juego nuestro futuro a corto plazo. El de nuestros hijos. Yo solo puedo informar de lo que sé”, ha dicho Iker en ese hilo. “Algo he debido hacer mal para que me consideren pagado, traidor, esparcidor del miedo”, ha añadido.

Las teorías conspirativas sobre la pandemia de COVID-19

Las teorías conspirativas en torno a la pandemia son variadas. Algunas personas afirman, sin más, que la pandemia no existe, y que todo es un intento de controlarnos por parte de una élite poderosa. También están los que consideran que la posible vacuna tendría esa misma finalidad. Otros creen que la epidemia existe y que en realidad ha sido provocada para infundir el miedo entre la gente, con la misma finalidad de control. Y así podríamos seguir enunciando teorías.

Yo suelo ser escéptico ante las teorías conspirativas. Creo que ha habido y hay conspiraciones, pero no creo que todo sea una conspiración. Aquí nunca me veréis usando términos como “Nuevo Orden Mundial” o sus siglas “NOM”. Creo que existe un pensamiento dominante en Occidente de tipo progresista -como antaño fue dominante el Cristianismo-, y ciertamente hay organismos internacionales cada vez más dominados por gente de esa ideología, pero la idea de que haya una conspiración mundial, como algunos afirman, me genera muchas dudas. De hecho, creo que a veces la creencia en que todo es una conspiración acaba haciéndote perder el sentido de la realidad.

Los hechos que no cuadran con esas teorías

Ciertamente, la pandemia de coronavirus que estamos padeciendo es una situación totalmente nueva para todos nosotros. No se había vivido algo así desde la gripe de 1918. Algunos gobiernos han gestionado bien la situación, y otros, como el español, la han gestionado muy mal. Además de eso, algunos gobiernos han lesionado derechos y libertades fundamentales. Es algo que denuncié aquí en abril. Pero que algunos aprovechen una enfermedad como excusa para abusar de los ciudadanos no significa que hayan provocado la enfermedad para controlarnos.

Si fuese realidad la teoría conspirativa de la “Plandemia”, habríamos visto una gestión mucho más homogénea de los distintos gobiernos -sobre todo de los ideológicamente afines-, y no ha sido así. Por ejemplo, en Portugal, con un gobierno socialista, la gestión de la pandemia ha sido mejor que en España, también con un gobierno socialista. Y en el Reino Unido, con un gobierno conservador, la gestión ha sido mucho peor que en Polonia o Hungría, también con gobiernos conservadores.

Creo que algunas personas se empeñan en simplificar el mundo, buscando respuestas fáciles a problemas complejos. Las cosas que ocurren en nuestra sociedad a menudo responden a diversos factores que hay que tener en cuenta. Pero hay gente que prefiere culpar al capitalismo, al NOM o a qué sé yo, tal vez porque eso le da más seguridad. Ciertamente, no tener una respuesta sencilla para todos los problemas es algo que a uno le puede inspirar incertidumbre y miedo, pero el mundo es complejo. Para conocer cómo funciona o las causas de las cosas que nos ocurren hay que pasarse años estudiando historia, economía, geografía y otras materias, e incluso alcanzando un alto grado de conocimiento en todos esos ámbitos, nunca tendrás una respuesta para todo. Cuanto más aprendes, más cuenta te das de tu ignorancia.

Es un hecho que la pandemia ha matado a 45.000 personas en España

Lo que sí hay que tener en cuenta a la hora de valorar lo que ocurre son los hechos. Yo no tengo pruebas de que haya una conspiración mundial, pero de lo que sí tengo pruebas es de que tenemos un grave problema en forma de pandemia: sólo en España ha matado a 45.000 personas. Depende en buena medida de la propia sociedad y de nuestra responsabilidad individual conseguir minimizar los riesgos de esta pandemia, especialmente para las personas más vulnerables (algo que podemos aplicar a cualquier enfermedad). Hacer como si una enfermedad no existiese no significa que sus efectos desaparezcan. Y actuar de forma incívica puede poner en riesgo a mucha gente. Que tengamos gobernantes torpes, ineptos e irresponsables ya es una desgracia, pero al menos no contribuyamos nosotros a empeorar las cosas.

Discernir entre críticas constructivas y ataques personales

Me parece injusto atacar -como algunos lo hacen- a un periodista que se ha esforzado por saber la verdad y avisar a tiempo a su audiencia. Si decir algo así hace que algunos me llamen masón, iluminati, judío o miembro de alguna conspiración mundial, sinceramente, me trae sin cuidado. Lo que sí quiero hacer es animar a Iker a seguir buscando la verdad, aunque a veces nos lleve a caminos distintos, sin que le preocupe demasiado el qué dirán. Si algo me han demostrado los 16 años que llevo escribiendo este blog es que debes aprender a discernir: las críticas constructivas hay que tenerlas en cuenta porque te ayudan a mejorar, pero de los ataques personales hay que pasar olímpicamente, porque lo que digas o hagas nunca será del gusto de todo el mundo, y eso no te puede quitar el sueño.

Foto: Enfermeria21.com / Annaïs Pascual.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. José

    Siempre es positivo escuchar todas las versiones y sacar tus propias conclusiones.
    Antológica la entrevista que le ha hecho TVE al doctor Luis de Benito

  2. JuanM

    Iker Jiménez tiene su opinión, muy respetable. Pero acabamos de leer una entrevista a uno de los supuestos instigadores del NOM, Soros, y sus palabras textuales son a colación de la pandemia: “es una oportunidad para una verdadera revolución”. Bien, no es fácil demostrar que el virus sea fabricado o natural, para el caso es igual, pero si nuestro reto es un problema de salud a cuento de qué una revolución? El cáncer mata cada año más personas que lo que llevamos de pandemia y no es motivo de revolución ninguna.
    Hay cosas demasiado oscuras en todo esto. Y no hace falta que todos los países vayan al unísono para asegurar una conspiración. La Revolución Francesa fue suficiente para subvertir todo un orden mundial y no fue fortuita.

    En fin, que Iker Jiménez tiene una opinión muy respetable y comedida, pero yo no veo nada claro todo esto.

  3. Luis Carlos

    Creo que el origen fue accidental, y quizás una fuga en un laboratorio chino, y que China es responsable de intentar ocultarlo el máximo tiempo posible hasta que se hizo inevitable.

    También veo razonable la sospecha de que algunos intentan sacar tajada en lo que consideran un negocio potencial, y aquí puede entrar el interés de farmacéuticas que intenten vender una vacuna. Si se descubre que ya ha medicamentos que son eficaces y más baratos, se les desmonta el chiringuito.

    Y también no hace falta ser ningún conspiranóico para decir que este gobierno no sólo ha metido la pata, sino que además también ha aprovechado para dar un pelotazo, como comprar material sanitario de menor calidad pero a mayor precio, o requisarlas las que habían sido donadas para luego venderlas a mayor precio a Bolivia.

    ¿Cómo explicarlo? Este me recuerda a las compañías madereras que quieren extraer restos de incendios, independientemente de que hayan sido provocados intencionalmente o por causas fortuitas como un rayo durante una tormenta.

  4. Sharovarov

    Es la primera vez que veo el palabro “Plandemia”.

  5. wladimir

    es cierto…

    que en el ambiente este de la Pandemia del Coronaviris…hayan surgido todo tipo de teorias conspiranoicas que promueven el nuevo orden mundial y cosas parecidas…

    son tantas y tan surtidas..que hay para todos los gustos y colores…”los buenos muchachos,” “Grupo Bildelberg”,”Dragon Blanco”,”Los Rockefeller”,”los Iluminati” ,”Reptilodies”y un largo etc…ah con estas cosas ya uno no sabe que creer…

    en fin me atengo a la realidad y no a las fantasias conspiranoicas del nuevo orden mundial…

  6. JuanM

    Wladimir,

    Te equivocas, sí tienes algo en lo que creer y de hecho crees: en la versión oficial. Porque de la realidad sabes un pimiento. Lo que tú sabes es lo que los medios de comunicación te cuentan y éstos, los de mayor difusión, reciben suculentas subvenciones del Gobierno.

    Ya ves cómo es la “realidad” para el gobierno que hasta se permite el lujo de promulgar una versión de la historia a través de una Ley a la que quieren llevar hasta el código penal. ¡Todo un baño de “realidad” para los españolitos!

  7. Ignacio

    Yo no se si ha sido un plan o no, lo que se es que hay cosas que hay que tener en cuenta e investigar sobre ellas.
    El virus salio de china, eso no se puede dudar, no sabemos ni probablemente vayamos a saber nunca si fue creado o no, pero hay investigadores importantes, gente con premios nobel que hablan de virus creado y de cadenas genéticas de otros otros virus como el del sida.
    Que muchos gobiernos e instituciones por todo el mundo están aprovechando esta situación para recortar libertades, hacernos dudar y tenernos callados y temerosos.

    Que el test del covid fue creado antes de que el virus fuera aislado y se están produciendo muchos falsos positivos porque detectan cosas que no siempre son covid.

    Que se han contado muertes como muertes por covid a muertes que no eran del covid, sino que son debidas a que muchas enfermedades se han agravado porque la gente tenia miedo a acudir al hospital y morian de enfermedades que no les hubieran matado en otras situaciones (infartos que no se trataban, ictus….). Es cierto que los accidentes de trafico habrán sido menores y a lo mejor también las muertes violentas o por drogas… pero hasta que punto el exceso de mortalidad es debido al covid no esta nada claro, y a mi modo de ver muchas de ellas tienen mas que ver con la falta de información y el pánico producido por un gobierno mentiroso. La incertidumbre y el miedo tienen efectos muy dañiños.

    Que la peligrosidad del virus es muy inferior a la que se nos quiere hacer creer. hay países en los que la gente no lleva mascarilla y apenas tienen restricciones sociales y sin embargo están mejor que la media.

    Que esta situación a pesar de nacer en china, ha castigado mucho mas al resto del mundo y ahora mismo China esta sacando un provecho muy sospechoso de este virus. Es cierto que el apego de los chinos por la vida humana es casi inexistente y pueden seguir produciendo sin preocuparse del costo humano mientras en el resto del mundo la vida humana tienen bastante mas valor.

    Yo respeto a Iker Jimenez, y desde luego no le critico por no creer en la plandemia, pero creo que es ingenuo no pensar que la política y los intereses, desde las farmacéuticas a los políticos, no están haciendo esto mucho mas serio de lo que es.

  8. Luna

    Quizá sean estos y otros peores los resultados de la falta de responsabilidad y veracidad con que se ha tratado toda la información relativa a contagios y fallecimientos. Hemos visto casi a diario las fosas que cavan en Brasil para enterrar a los muertos y hasta cadáveres en las calles de otros países, pero se nos ocultaban nuestros ataúdes y hasta nuestros entierros. Cada caso que hayan tratado los informativos ha sido politizado hasta el rendimiento electoral, pero nunca hemos tenido una buena formación sanitaria. Hemos visto cómo se daba pábilo a la controversia pero muy poco que tuviera intención divulgativa. ¿Cómo vamos a creer que de verdad hay una enfermedad muy contagiosa, que ha matado a más de 40.000 personas en España y que tenemos una responsabilidad PERSONAL y DIRECTA sobre ella, cuando todo son culpas que se echan unos sobre otros, excusas, pretextos o mentiras flagrantes?

    Tenemos una enfermedad que ha llegado a existir sólo a medias para muchos de nosotros: Hemos llegado a concluir que en personas sanas y jóvenes no tiene importancia, por lo que estamos asumiendo el contagio como algo que “nos pasará y pasaremos” sin más, rebajando todas las precauciones y sin tener la consciencia de que esto no es así, que lo mismo que nos contagiamos, podemos contagiar a otros, que es así como se transmite y como llega a los grupos de riesgo. No podemos decidir por los demás y lo hemos olvidado ya.

    “Azardemia” es el palabro que me invento para buscar las causas de la transmisión actual porque si para muchos, el plan es el “antiazar” y creo que ahora mismo tenemos un “antiplan” para combatirla. Tras unos meses de gestión fatídica con resultados lamentables, ante la imposibilidad de obtener más prórrogas del estado de alarma, el Gobierno cambió de estrategia y decidió traspasar el problema a las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, justo en el momento en que decidió que “la curva” famosa ya nos tenía más que hartos, por lo que bajó el listón de víctimas, reseteó las estadísticas y fijó que a partir de entonces, lo demás “son rebrotes”. Falso: Si no ha dejado de brotar en ningún momento es mera continuidad.

    Falta menos de un mes para que empiece el curso escolar y no tengo ningún tipo de noticia sobre el mismo, no culpo al colegio sino al Gobierno. ¿Cómo puede ser que no se haya requerido ya a las CCAA que remitan memorias al respecto que han de elaborar las Consejerías de Enseñanza? Eso es el antiplan, que se extiende a lo largo y a lo ancho de todas nuestras actividades entre la cortina de humo -nunca mejor dicho- de la prohibición de fumar, como si esa medida fuera la única, incluso como si fuera necesaria. ¿Qué pasa, vamos a improvisar o a planificar sobre la marcha?.

    Las medidas supuestamente preventivas saltan de una Comunidad a otra en cuanto una la promulga, esto se debe a una falta de unidad que se basa en un sistema político que para nada tiene en cuenta lo que no son órganos de gobierno, una constelación de parlamentos como única visión pol´çitica. Pero vamos a ver, ¿Es que no pueden comunicarse los técnicos de todos estos órganos sus visiones y decisiones para ver qué es lo que más conviene, sin necesidad de que se vote?. Así tenemos a Castilla la Mancha, que se acaba de gastar un dineral (que no tiene) en una app para que se registren los chavales que salgan de noche a unas discotecas que estarán cerradas… porque a los dos días de comprar la App se ha prohibido el ocio nocturno en toda España.

    Tenemos “rastreadores” y nos faltan “copiadores”. Si este fenómeno se da a nivel mundial y en todos los países se toman medidas, viendo que unas fracasan y otras son acertadas, ¿Por qué no tenemos observadores de todo esto para poder copiarnos de lo que esté funcionando?. Al fin y al cabo, el mundo entero se copió de Madrid y su idea de IFEMA.

  9. wladimir

    Gracias…JuanM,al contrario

    estoy de acuerdo contigo en algo…es cierto que vivimos en una “realidad” en que lo real no es lo que parece…en este mundo existe mucha manipulacion de la verdad …mas aun de los medios de la Izquierda como algunos de la derecha extrema …que les favorece las “ficciones divertidas y confusas” a fin de confundir al publico..

    sabes eso que mencione…es verdad pero, es la verdad de ellos…los grandes medios del Nuevo Orden…y al final…quien dice la verdad…quien tiene la verdad?

    la respuesta podria ser….todos tienen un pedazo de la verdad…

    como dice cierto medio de izquierda…Los hechos son los hechos..ahora falta ver quien te filtra (o deforma) los sucesos para presentarte la informacion ya procesada y digerida a su gusto (el de ellos)

    Para que uno opine al gusto de quien la difunde…

  10. Luna

    Discrepo, Wladimir. Como máximo podré llegar a estar contigo en que todos tienen un pedazo de la realidad -aunque eso habría que verlo- pero no de la verdad si lo emplean de forma mendaz y como estrategia de engaño. Ya es faltar a la verdad ocultar parte de ella.

  11. JuanM

    Wladimir,

    Pues estamos de acuerdo. Es decir, sobre la mesa se han de poner todas las hipótesis, incluidas las aparentemente descabelladas porque no respondan a nuestra convicción.

    Sí la idea que tiene Iker Jiménez de “conspiración” es la de un grupo de 15 magnates desalmados reunidos en una mansión fraguando acciones truculentas, pues bien, seguramente estaría de acuerdo. O, en ultima quedaría como una hipótesis “débil”, pero ni tan siquiera descartable mientras los hechos no la refutaran.

    Una conspiración no es más que un acuerdo para subvertir un orden establecido, puede ser secreto o público. Que un señor como Soros, por ejemplo, diga que Polonia o Hungría con gobiernos elegidos democráticamente sean enemigos de los valores de la UE. Una UE que en sus estatutos ha borrado toda referencia al pilar fundamental de Europa, el cristianismo, pues qué quieres que te diga.
    Que una UE condicione ayudas económicas a sus miembros para que implanten políticas eugenésicas, abortistas o la eutanasia en sus respectivos territorios. Que una UE aliente actitudes permisivas para traer inmigrantes penalizando la natalidad autóctona. O, que se organice unas conferencias sobre el supuesto cambio climático y ningún ponente discrepe de la tesis oficial (eso y expulsar de sus cátedras a los disidentes del cambio climático o la ideología de género). Si todo ello no son indicios suficientes para sostener que hay una intención de subvertir el orden que hemos conocido, pues…vale.

    ¿Y qué papel juega el bicho que ha provocado el COVID-19? Pues puede que su aparición sea casual, pero como ha dicho el tal Soros, es una buena oportunidad (¿Buena?), para llevar a cabo una Revolución.

    Suficiente para sopesar que hay personas, grupos de personas o Estados, interesados en aprovechar esta “pandemia” para acelerar sus intereses e intensiones.

    Por cierto, de la realidad un servidor tampoco sabe de la misa la mitad. Nos movemos todos entre indicios y algunos hechos consumados.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.