Pretenden zanjar un caso alimentado por una declaración de Pablo Iglesias

El informe policial sobre la tarjeta SD del Caso Dina: lo que callan medios afines al Gobierno

Ayer tuvimos un nuevo ejemplo de como una misma información se puede dar de formas muy distintas en función del interés o la afinidad política de cada medio.

El escándalo de Pablo Iglesias que Podemos pretende ocultar atacando a un periodista
Podemos es imputado y ataca a la Justicia: esto decía cuando eran imputados sus rivales

Lo que dice el informe policial publicado por El Español este martes

Este martes, el diario El Español publicó una información con este título: “La Policía Científica no da al juez elementos para imputar a Iglesias por los daños en la tarjeta de Dina”. Según ese informe de la Policía Científica, el daño físico en la tarjeta SD de la exasesora de Pablo Iglesias es “compatible con un intento de recuperación del contenido de la memoria una vez que se ha detectado un fallo en la controladora de la tarjeta que impide su normal funcionamiento”. La noticia también señala que el citado informe apunta que “al no poder realizarse la lectura del contenido de la memoria no se puede determinar si existían daños previos a la discontinuidad encontrada en la tarjeta, qué partes están afectadas por los mismos ni el momento en que se produjeron”.

Los medios que han destacado que el informe no descarta daños previos

Ayer Europa Press publicó esa información. Sólo he encontrado dos medios que destacasen la parte final del párrafo anterior: El Confidencial (que titula así: “La Policía Científica no logra determinar si Iglesias dañó la tarjeta de Dina”) e Infolibre (que titula así: “La policía concluye que no es posible saber si la tarjeta del ‘caso Dina’ tenía daños previos a los que muestra en la actualidad”). El segundo medio publica que fuentes de Unidas Podemos consideran que ese informe “aleja las sospechas de que Pablo Iglesias sea el causante de los daños de la tarjeta”.

Medios afines a Podemos y al PSOE se apresuran a favorecer a Iglesias

Sin embargo, el diario Público, afín a Podemos, ha optado por este titular: “La Policía Científica desvincula a Iglesias de los daños en la tarjeta SIM de Dina Bousselham”. También se apresura a afirmar lo siguiente: “El informe pincha el globo del enésimo caso Podemos”. Otro medio afín a Podemos, Eldiario.es, pone sin más en su titular la versión ofrecida a Infolibre por fuentes de ese partido, pero sin referirse a ellas en su noticia: “Un informe policial aleja las sospechas sobre Pablo Iglesias como causante de los “daños” en la tarjeta de su excolaboradora Dina Bousselham”. Finalmente, El País, diario afín al PSOE, afirma que el informe “refuerza a Iglesias en el ‘caso Dina’”.

¿Quién dice la verdad? A juzgar por lo que ha publicado El Español, la versión de El Confidencial y de Infolibre es la más veraz. Por el contrario, Público, Eldiario.es y El País se han pasado de frenada. Y es que, como bien señala la información original de El Español, el informe policial no descarta la existencia de daños previos, ni cómo pudieron afectar a la tarjeta, ni cuándo se pudieron causar. De hecho, el informe policial no puede ocultar un hecho evidente: si la tarjeta no estaba dañada, ¿para qué fue enviada a una empresa de recuperación?

Iglesias reconoció que vio el contenido de esa tarjeta SD…

Recordemos, por otra parte, que en enero de 2016 el editor del Grupo Zeta Antonio Asensio entregó esa tarjeta a Pablo Iglesias. El 3 de julio, en una entrevista en Radio Nacional de España, el propio Pablo Iglesias afirmó que en la tarjeta había “fotografías íntimas” de Dina Bousselham. Aquí se puede ver el vídeo del momento de la entrevista en el que el jefe de Podemos hizo esa afirmación:

… pero Bousselham declaró que Iglesias le devolvió dañada la tarjeta

Así pues, Iglesias pudo acceder al contenido de esa tarjeta. Sin embargo, el pasado mes de junio, el juez Manuel García Castellón señaló en un auto judicial que “Iglesias devolvió dañada su tarjeta de memoria a Bousselham”. Por supuesto, esta afirmación no es una mera invención del magistrado: así lo declaró la propia exasesora de Iglesias hasta en una veintena de ocasiones. Así pues, lo que no ha logrado determinar la Policía Científica es cómo esa tarjeta pudo quedar inaccesible. Pero la sucesión de los hechos en torno a esa tarjeta está clara a la luz de las propias declaraciones del jefe de Podemos y de su exasesora: él pudo ver el contenido de la tarjeta, pero cuando se la devolvió a ella ya no funcionaba.

El otro posible delito cometido por Iglesias: retuvo seis meses la tarjeta

Por otra parte, en la propia noticia de Eldiario.es se lee lo siguiente: “El magistrado ha atribuido dos posibles delitos a Iglesias —revelación de secretos y/o daños informáticos— por la retención injustificada del contenido del móvil durante al menos seis meses y el supuesto daño al dispositivo, que ahora queda cuestionado por el informe pericial, fechado el 12 de agosto”. He señalado en negrita otro posible delito cometido por Iglesias que no se ve afectado para nada por el citado informe policial. En el vídeo que he puesto más arriba se escucha a Iglesias justificar que no devolviese inmediatamente la tarjeta a Bousselham para no someterla a más “presión”. Una excusa que no justifica el posible delito cometido por Iglesias al conservar esa tarjeta durante seis meses.

El jefe de Podemos también dice que eso lo declaró hace un año y nadie se extrañó, pero la realidad es que el juez reprochó a Iglesias que no devolviese la tarjeta a su exasesora: “recibió la tarjeta y no le dijo nada a Dina Bousselham pese a saber que contenía información personal e íntima de su titular, y que además la tarjeta había sido obtenida de forma ilícita”, afirma el auto judicial por el que el vicepresidente quedó excluido como perjudicado en ese caso.

Un auto judicial echó por tierra el montaje de Podemos sobre las «cloacas»

Ese auto judicial también señaló que Iglesias “tuvo en su poder la tarjeta de Dina Bousselham antes de que se crearan los archivos hallados en poder de José Manuel Villarejo”, lo cual “debilita notablemente el presunto vínculo, sustentado por Iglesias, entre Villarejo y la sustracción del teléfono móvil a Dina Bousselham”, pues “aunque no puede descartarse totalmente que la fuente del medio OK Diario fuese Villarejo, los nuevos datos recopilados amplían considerablemente el círculo de personas que podrían haber facilitado al medio de comunicación las imágenes publicadas”.

Dicho sea de otra forma: estos hechos desmontan la teoría de las “cloacas” inventada por Podemos para usar este caso con fines electorales. El auto también afirmaba: “La omisión de Pablo Iglesias Turrión tuvo influencia en la investigación de los hechos que Dina Bousselham pretendía esclarecer”, algo que coincide con las acusaciones de simulación de delito, falso testimonio y estafa procesal presentadas anteayer por Vox en su querella contra Pablo Iglesias por este caso. Es una tosca manipulación que medios afines al Gobierno intenten zanjar todo esto apelando a un informe policial no concluyente sobre el posible origen del fallo de esa tarjeta.

Foto: Podemos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. wladimir

    la pregunta es….

    Porque este personaje,Pablo Iglesias,alias “El Marques de Galapagar” tenia tanto interes en esa tarjeta?…acaso esta tenia material comprometedor para el o su partido…y porque Iglesias se la quedo por tanto tiempo?….sera porque quiso borrar el material comprometedor

    ademas…porque Dina Bousselhan se preocupo por esa tarjeta? acaso no era amiga de Iglesias…y encima el le devuelve la tarjeta dañada…ademas ella es particularmente suspechosa por otros asuntos anteriormente mencionados..y las versiones de ambos parecen contradictorias…

    entonces en su rescate acudieron los medios de la izquierda progre…pero su salvamento fue inutil…

    y si su partido pretendio “cubrir” a su jefe con unas “Cloacas” casuales…pues bien del cielo les cayo la plomeria entera….

    y sus “Cloacas” tan llenas de falsedades e inmundicias politicas,simplemente acabaron estallando otra vez, haciendose trizas en el aire y cayendoles todo su repugnante contenido sobre ellos mismos…

    al final ellos son Socialistas y entre ellos se entienden…

  2. Luna

    Aquí tenemos el típico caso en que el Poder periodístico conquista al Poder Judicial y aprovecha para sentenciar por su cuenta, olvidando al hacerlo que existe un procedimiento y una fase probatoria.

    El contenido de los informes policiales goza de un crédito de honestidad por ser elaborados por agentes de la Ley, pero no de infalibilidad absoluta, ni mucho menos pericial. Es al Juez a quien corresponde decidir si los extremos que da por definitivos la prensa son ciertos, si quedan o no probados. Pero lo están haciendo los periodistas, lo que ya es insana costumbre (suya de redactar y nuestra de tragarnos sus inferencias extraterrestres).

    Otra cosa de la que no se ha hablado es de todo aquello que la tecnología puede probar con respecto al uso de la tarjeta, que no es precisamente poco. Aspectos como la ubicación d ela misma justo cuando fue destruída nos pueden arrojar muchas luces sobre todo esto, y se pueden averiguar. ¿Pues no te digo que ya hace años que se espió una reunión secreta de la maffia italiana, cuando tenían todos los teléfonos apagados?.

    Ha habido casos realmente difíciles que se han esclarecido por el estudio del uso de un ordenador, como el de un criminal que usó como coartada que estaba jugando online, pero se vio que había un cuarto de hora en que no le daba a los mandos, y era precisamente cuando había salido a matar a su víctima. Pese a que estaba conectado, le pillaron y lo pudieron probar.

    Y dejando de lado la destrucción intencionada, avería o vicio de funcionamiento de la tarjeta, aún falta explicar un poquito mejor cómo Iglesias sacó toda la retórica de las “cloacas del Estado” y no dijo nunca que la tenía él, ni siquiera a su propietaria. Y tendría que explicarlo muy pero que muy bien, porque se sirvió de todo este contexto para sacar votos en unas elecciones. Que no pasa nada, que le escuchamos, pero que nos explique cómo no es el fraude que todos vemos sino otra cosa que lo parece.

    Que presumimos su inocencia hasta que se demuestre lo contrario, o si no se demuestra, que somos güenos (pero no tontos).

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.